Las Capitanas Universo contra el Capitán Gorrino: El día en que Frank Miller salvó Marvel (XV)

Lo del Capitán Universo siempre me pareció una chapuza tremenda, ¿hay algo más tramposo que el que haya una fuerza pseudomágica que le da poderes a cualquiera según los necesite? Quiero decir, la existencia de esa fuerza hace posible que una historia en la que Dormmammu está a punto de reventar a un vendedor de seguros pegue un vuelco cuando le vengan los poderes al vendedor y de repente pueda arrearle puñetazos al Temible, porque para colmo de males los poderes del Capitán en cuestión son una de las cosas más sobradas que uno pueda echarse a la cara. Pero no me quejo, ¿eh? Ditko siempre es bien, que puñetas.

¡Mary Jane Watson contra la mafia!

Pues aquí tenemos a dos Capitanas Universo por el precio de una, y encima enfrentadas a un tipo con la cara naranja que debe de ser el Capitán Gorrino o algo parecido. En la siguiente página hay una vista de un juicio y una señora de larga melena pelirroja parece muy enfrentada a unos señores con corbata bastante sórdidos, que seguramente sean mafiosos. Ella se enfrenta a ellos y se lleva bien con un pelirrojo low cost -el pelo es naranja, no rojo- pero luego resulta que el del pelo naranja va también con los mafiosos, así que debe de estar jugándosela. Cuando la pelirroja vuelve a casa, se encuentra que otra pelirroja y dos niños están siendo secuestrados por mafiosos a punta de pistola, con lo que la presumible madre de los niños (la otra pelirroja, que debe ser madre porque lleva el pelo recogido) está tremendamente cabreada. Para cuando va a entrar la pelirroja de larga melena -¿son hermanas?- en la casa, abre mucho los ojos y decide entrar en la casa con la pistola en la mano.

Ésto es, sin lugar a dudas, la MIRADA DITKO.

Y al final ni puerta ni nada, entra saltando por la ventana y se lía a tiros con los hampones -me encanta esa palabra-. Consigue que su hermana se vaya con los niños y se parapeta detrás de un sofá, pero la mala madre decide dejar a los niños plantados para ayudar a su hermana y al coger un tubo de insecticida de repente se transforma ella -y su hermana- en las capitanas universo, ¡muérete de envida Carol Danvers! Enseguida reducen a los pillos y se lían a interrogarlos, dejando a los matones para la policía y, de paso, arreglando la ventana que la melenuda se cargó. Así, las dos van hasta un gimnasio a interrogar más matones, hasta que consiguen localizarlos en un cine y les joden la reunión con el Capitán Gorrino, que se escapa mientras las capitanas dan buena cuenta de sus esbirros.

Era llamarlo Capitán Gorrino o Capitán BDSM, tú eliges.

Se da entonces una persecución en la que una de las capitanas va tras él mientras la otra sigue con los matones, con la mala suerte de que la que persigue al malo se queda encerrada en una trampa de agua y, como la señora no le da a la anaerobia, pues como que se ahoga un poco. Cosa que, si lo piensas, es un poco rara, porque al final el Capitán Universo debería poder viajar por el espacio sin problemas, así que ya me dirás tú cómo puede ser un obstáculo para ella el quedarse sin aire.

Que también me recuerda a cuando Mar-Vell le decía a Rick Jones aquello de «¡chaval, para ya de hacerte el chulo y déjame salir, que el que le pega a los pillos soy yo!».

Y claro, cuando la moza se queda sin agua le manda un grito psíquico o algo a la hermana y ella va corriendo donde ella, rompiendo la trampa de agua y ahogando de paso a los esbirros. Las dos escapan detrás del Capitán Gorrino, que escapa en un coche y acaba siendo atrapado por ambas, que lo desenmascaran y acaban encontrándose con que el tipo en cuestión es alguien que conocen pero no caigo en quién es. Y así es como lo reducen, se lo dejan a la policía y se vuelven con los niños, que debían de estar muy a gustito ellos solitos después del pedazo de susto que se han pegado con las pistolas y los tiroteos. Y fin del cómic, porque no hay más y así me he quedado.
Obviamente me he limitado a leer el cómic solo a través de las imágenes, porque al final Ditko es bueno y se puede leer así. Si nos leemos el texto, nos encontramos que el Capitán Gorrino en realidad era el tipo pelirrojo low cost del principio del tebeo, solo que en la última página algun merluzo debió de ponerlo moreno en vez de Jimmy Olsen, con lo que el fallo del colorista (Ben Sean) hace que la revelación final del tebeo quede pocha. Y poco más que decir, que viva Steve Ditko y lo bien que nos lo hemos pasado. Y no, no voy a decir quién es el guionista que si no alguno se me enfada y hace mucho calor para calentarse.

Que encima si te lees el texto el tebeo empeora, porque te mienten directamente con esta escena en la que «lo obligan» a irse con los tíos mafias. Por supuesto, los matones no saben que en realidad «Némesis» (alias Capitán Gorrino) es el propio Edward (alias Pelirrojo light).

La semana que viene tenemos… ¡El Hombre Cosa! ¡De Chris Claremont! ¡El Karma me está compensando por todo lo que he sufrido y lo bien que me he portado, claro que sí! ¡Viva la pachamama!

¡Una historia de piratas! ¡Yay!
Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

22 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Roger
Roger
9 meses han pasado desde que se escribió esto

No creo que el Capitán Universo sea tan mala idea. Permite hacer historias muy distintas cada vez con personas radicalmente diferentes.
Hubo una historia de Astro City en el que una especie de Capitán Universo daba poderes a manifestantes que iban a ser atacados por la policía. Algo así haría mucha falta en el mundo real.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
9 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

En Aniquilación no le iba bien al pobre.?

Roger
Roger
9 meses han pasado desde que se escribió esto

Y en Spider-verse tampoco… En Spider-Geddon tuvo su revancha.
Y una vez «poseyó» a Bruce Banner y le permitió zurrar a Hulk (algo que sin duda llevaba años queriendo hacer).

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
9 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

La supuesta gracia (como Dial H for Hero de la DC …con otro clásico: Carmine Infantino) era que se podían contar historias distintas, habitualmente con la excusa de que gente por lo general normal y corriente conseguía poderes durante unos momentos (en el caso del Capitán Universo gracias a la Fuerza Enigma/Uni-Poder …en el de la DC gracias a un misterioso cacharro que daba distintos poderes y uniformes locos de forma bastante aleatoria)…el caso es que el concepto no se solía aprovechar y las historias eran medio así (y siendo generosos, coño …pero en la narrativa se veían los galones de la veteranía). Lo de la Fuerza Enigma venía de la serie del Microverso (otra de Mantlo), donde «poseía» a Arcturus Rann. …Al final el concepto se acabó usando poco y mal para historias superheroicas todavía más convencionales, con el poder visitando a personajes como Doctor Extraño, Bruce Banner o Spider-Man, lo que no tiene demasiado sentido.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
9 meses han pasado desde que se escribió esto

La versión de Pfeiffer (la única que me gustó) es la más ambiciosa, desde luego (y los que se pasean por allí la mayoría poco tienen de heroico, sí podrían disimularse de gente «normal», la mayoría con sus miserias). Es además probablemente mi serie favorita (al menos con algo medio superheroico) de Pfeiffer (y aún así no la conservo, tras la segunda lectura decidí que total no iba a querer releerla más en el futuro), por encima de su Catwoman y su Aquaman (que aún tienen a su favor la valentía de romper el status quo de la serie).

Stravinkay Modelarus
9 meses han pasado desde que se escribió esto

De esa habilidad de Ditko como narrador (así como de la de Kirby) se valía Stan Lee para revolucionar la forma de contar historias en cómics. Cuando todas las acciones están contadas tan a la perfección; se crea espacio para una caracterización más cuidada y compleja, libertad para hacer del narrador un personaje más, muchísima más facilidad para hacer historias con continuidad.
Junto a esa claridad hay también un cuidado en el movimiento de la página, hay una formula detrás pero consigue que la historia no solo se entienda sino que fluya sin impedimento alguno. Además de los constantes detalles de los físicos y el movimiento que se hicieron indispensables y es notorio cuando se ve la producción de cómics que preceden e incluso son contemporáneas a la era Marvel; la expresividad facial, el estilo de las poses con la tensión de los músculos y los detalles de la reacción de la ropa (u otros elementos inertes) al movimiento.
Y su habilidad para el diseño, para generar personajes (fueran protagonistas o secundarios) instantáneamente reconocibles e inevitablemente memorables que es simplemente inigualable.
Todo solo hace más evidente lo criminal que es lo poco que se aprovecha su trabajo sin Stan Lee: tanto en Charlton como en DC como en estos trabajos para la Marvel de Shooter no se le ofrece la profundidad que un personaje como Peter Parker posee o siquiera un Tony Stark o un Stephen Strange. Porque Stan prestaba una similar atención a la creación de sus personajes a la que Ditko ponía en los detalles de su dibujo; los orígenes de Stan Lee enmarcaban a toda la tarea de Ditko de manera perfecta y ofrecían un trasfondo y una calidad de personajes abrumadora; porque desde un primer momento son seres humanos que crecen y cambian, se contradicen y dudan, fallan y perseveran y triunfan ante lo imposible no solo porque batallan por el bien sino por quienes son como personas (y como esa idea incluso afecta el mundo en el que existen). Y la selección de elementos por parte de Lee para relatar estas ideas es infinitamente inspirada durante esos primeros años de Marvel.
Pocas historias que sepan resonar emocionalmente con el lector de la forma en que la Marvel primigenia lo hacían se pueden hallar en el catalogo de Ditko; el peso dramático de sus historias (no su narración) pasa a ser inexistente salvo a través de formulas, cuando no sus trabajos más personales son de repelente filosofía. Y así, mucho de su trabajo se vuelve decepcionante, desigual; excelente en lo visual y secuencial pero vacío de contenido en comparación a las tramas y el texto.

Marvel Spotlight duró 11 números. Además de Ditko; Marvel Spotlight sería el hogar de lo que supongo habían sido historias producidas para la cancelada serie del Capitán Marvel (una de ellas dibujada por Frank Miller) y el Star-Lord original de los ’70.
La editaron Roger Stern; quien dejaría la serie a su asistente Jim Salicrup; quien heredara todo lo que Stern editara e, incapaz de manejar la carga de trabajo de su predecesor, dejó varias series a otros editores; X-Men a Louise Jones, Spider-Woman y Ghost Rider a Denny O’Neil y esta Marvel Spotlight a Al Milgrom. Todo bajo la firma de Jim Shooter como flamante Editor-in-Chief; quien en los años ’60 y con 14 años se estudiaba e imitaba los cómics de Marvel y Ditko para poder ganar dinero ofreciendo sus historias a DC (full circle, o algo, xD).

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
9 meses han pasado desde que se escribió esto

Ditko con Eric Stanton???

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
9 meses han pasado desde que se escribió esto

Es la mirada Randiana.?

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
9 meses han pasado desde que se escribió esto

Pues ya estabas tardando con él Man-Thing de Claremont.?

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
9 meses han pasado desde que se escribió esto

El tal Némesis era el Cráneo Naranja (con el permiso de Trump) de Hacendado.?

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
9 meses han pasado desde que se escribió esto

El Capitán Universo era un personaje cuyos poderes subían y bajaban (a conveniencia del escriba de turno) más que los del místico de guardia (Espectro, Doctor Fate, Sargon, Zatara, Doctor Extraño, Doctor Druida, Hijo de Satán,…)

Stravinkay Modelarus
9 meses han pasado desde que se escribió esto

¿Nombre genérico? Sí. ¿Poderes genéricos? Sí. ¿Concepto/Gimmick desperdiciado? Sí. ¿Falta total de personalidad? Por supuesto. Y a eso se le agrega que es esencialmente un Deus-ex-Machina, una idea que tan fácilmente puede ser usada mal y que pide un abordaje fuera de lo común a las historias que, por supuesto, no se le provee.
La originalidad es un tema discutible (no hay malos personajes y esas cosas), pero Capitán Universo ya estaría rozando el límite, xD.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
9 meses han pasado desde que se escribió esto

Eso lo demostró Morrison con Animal Man (y el hoy políticamente incorrecto Bwana Beast!). (Pena que DC no le dejó a Moore hacer en los ochenta un revival de los Metal Men)

Stravinkay Modelarus
9 meses han pasado desde que se escribió esto

Metal Men (y el Suicide Squad original) es Kanigher/Andru/Esposito demostrando que el estilo Marvel era más que historias continuadas y personajes con personalidades distintas que discuten. Aunque estaban más cerca del Doom Patrol de Drake y Premiani que los Challengers of the Unknown que demostraban que el estilo Marvel era más que solo Kirby (por más que Jack Kirby sea esencial).
Aunque el potencial de Metal Men no es poco al igual que la idea de los Challengers of the Unknown viviendo en tiempo prestado que desconozco si se ha explorado (crisis existenciales y YOLO Lifestyle tampoco parecería ir demasiado con un grupo llamado los Challengers of the Unknown, xD).

Manolin
Manolin
9 meses han pasado desde que se escribió esto

El 28 de septiembre nuevo tomaco de El Capitán Torrezno, que vuelve a cambiar de editorial, a Astiberri.

Por aqui se dijo de escribir un articulo sobre él pronto , iguañ es el momento.

Zatannasay
Zatannasay
9 meses han pasado desde que se escribió esto

El Capitan Universo era literalmente un no personaje.
Cualquiera podía ser imbuido de un poder superhumamo envestido aleatoriamente.
¿Porque a unos sí y a otros no?

Ese es el verdadero handicap del concepto.

Se pueden hacer historias tirando del la mezcla humor o de reflexiones sociales.
Pero no se hicieron.

Spiderman, en Actos de Venganza, fue lo más largo que protagonizó el Capitán Universo.

Eso sí. Ditko le daba a las Historias del Capitan Universo un rollo muy especial.
Hay una, de una pareja yuppie que vive en los suburbios, que invoca demonios con una ceremonia sacada de la Metropolitan o revista simila. ¡Para no pagar servicio doméstico!
Los demonios, conscientes de lo idiota de la situación, se desmandan, y agigantados, se ponen a arrasar Leonia… ¡perdon, el suburbio que fuese!
El poder del Capitán Universo recae en un bebe de cuna que convierte a sus juguetes en Godzilla y King Kong para vapulearlos. Al final. Los yuppies estan arreglando su casa en una conversación de besugos que los define.

Así sí. Ditko parodiando la sociedad de los 80/90.

Roger
Roger
9 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

Curiosas historias.

Manolin
Manolin
9 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

Jopé ¡¡¡ yo quiero leer eso!!!
Aunque lo que hubiera molado es un Capitan Universo de Gerber. Con el Hombre-Cosa ya demostró que se podia usar un personaje que ni tan siquiera hablaba como vehiculo -excusa para contar las historias de otros . Aqui vehiculo y personajes irisn juntos .

Zatannasay
Zatannasay
9 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Manolin

Salió en algun especial Verano o similar de Spiderman de la época.
Relleno puro.

Gerber prepararía el duelo con el Hombre-Nabo. Sería un clásico instantaneo.

Y es eso. Un no personaje para contar historias de otros.