Star Trek: Picard – ¿A la tercera (temporada) va la vencida?

La semana pasada se estreno la tercera temporada de Star Trek: Picard, una serie que era esperada por muchos pero cuyo desarrollo en las dos temporadas anteriores, siendo generosos, dejo algo que desear. Pero con la llegada de esta tercera y ultima temporada parece que han querido darlo todo, y aunque es pronto para asegurar nada tengo que reconocer que visto lo visto es posible que si, que esta temporada sea la buena y la que nos haga olvidar todos esos problemas del pasado reciente. Así que sin mas rodeos vamos a ver que nos ofrece esta ultima entrega de la saga de Jean-Luc Picard, y como diría el mismo… Engage!

Crucemos los dedos para que esta vez si valga la pena

Cuando Jean-Luc Picard estaba a punto de empezar a disfrutar de una nueva etapa de su vida y ganarse un mas que merecido descanso una petición de ayuda surgida de su pasado le obliga a posponer sus planes y volver a la acción. Pero cuando esa petición de ayuda resulta ser mas complicada de lo que parecía en un principio y con la Flota Estelar al mismo tiempo bajo sospecha y bajo amenaza, el Almirante Picard no podrá hacer frente en solitario a tantos frentes y tendrá que reunir a unos cuantos viejos amigos para salvar a la galaxia una vez mas como en los viejos tiempos…

Este hombre no va a poder descansar nunca

Pese a que nunca he sido un gran fan de la Nueva Generación (he visto las películas y poco mas) yo era de los que esperaba con ganas la serie de Picard y que acabo un tanto decepcionado con el desarrollo de sus dos primeras temporadas. Ambas habían empezado de forma prometedora, intentando llevar a los personajes por nuevos rumbos, pero a la larga dio la sensación de que en ninguno de los dos casos tenían del todo claro cual debía ser ese rumbo y que las historias que quisieron contar probablemente hubiesen quedado mejor en una película o miniserie de tres o cuatro episodios que en temporadas de diez.

La serie podría haber sido algo grande, pero se quedo a medio gas

Problemas a los que se añadió que en su segunda temporada parecía que se habían gastado buena parte de su presupuesto en el primer episodio y para el resto tuvimos que conformarnos con una especie de remake encubierto de Star Trek IV: Misión Salvar la Tierra, en el que había unas cuantas ideas interesantes que se perdían en una trama estiradísima que no estaba del todo a la altura de su premisa.

No me veo con prisas para revisionar esta temporada a corto o largo plazo

Pero con esta tercera y ultima temporada prometían que todo eso iba a cambiar. Buena parte de los nuevos personajes introducidos en la serie para acompañar a Picard iban a dar un paso atrás para dar paso a los viejos conocidos de la ya no tan Nueva Generación, tratando con esta reunión de la vieja tripulación de la USS Enterprise-D tirar de la nostalgia el máximo posible y con ello tratar de recuperar la confianza de los fans. Algo que como ya digo a mi no me afecta especialmente, ya que no he visto la serie aun y no tengo esa conexión con los personajes que tienen los mas devotos de la serie. Aunque gracias a eso puedo ser un poco mas objetivo y tengo que reconocer que esta tercera temporada no ha empezado nada mal.

Como no he visto la serie no se si esta es nostalgia de la buena o de la mala

Es cierto que el comienzo de la temporada casi parece de chiste, con Picard de nuevo tranquilamente en su chateau dispuesto a disfrutar por fin de su retiro, cuando una vez mas se le requiere para ponerse en acción. porque un peligro ominoso acecha en el horizonte. Pero pese a esa sensación de deja vu de momento la historia no pinta mal (que cuesta creérselo porque las dos veces anteriores parecía lo mismo) con dos tramas paralelas que sin duda están mucho mas interconectadas de lo que parece en un principio y una puesta en escena que casi nos hace pensar que se han gastado aquí todo el presupuesto que no se gastaron en la temporada anterior (a no ser que nos la líen de nuevo y en los nueve episodios restantes se gasten cuatro duros)

Al menos el CGI les ha quedado bonito

Pero el principal gancho de esta temporada es como era obvio la nostalgia, una que incluso a mi me ha arrastrado un poco. Y es que siempre he sentido debilidad por las historias en las que un grupo de héroes tienen que volver a reunirse de nuevo, por lo que aunque mi conexión con estos personajes es un tanto tenue no he podido evitar emocionarme un poco cuando Picard y Riker se ponen de nuevo en acción. y esperamos con anticipación su reunión con el resto de sus viejos compañeros. Una nostalgia que tira de mas fuentes, con el equipo de la serie tomando prestados elementos de Star Trek II: Ira de Khan y Star Trek III: En Busca de Spock y trayendo de nuevo a Seven of Nine en una nueva faceta, algo lógico y esperado ya que aunque ella venia de Voyager y no de la Nueva Generación se ha ganado a pulso estar aquí y Jeri Ryan es una actriz muy buena como para desaprovecharla.

Yo espero que la próxima serie de Star Trek este dedicada a ella

Es posible que esto acabe siendo el tercer comienzo prometedor que se desinfla a medida que avanza la temporada. Pero quiero pensar que tras el merecidísimo éxito de Strange New Worlds, los responsables de esta serie han aprendido la lección y nos van a dar, ahora si, la despedida que Jean-Luc Picard y sus camaradas se merecían. Así que tocara cruzar los dedos y esperar a que efectivamente se cumpla el refrán de que a la tercera va la vencida.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Payton Wynn
Payton Wynn
1 año han pasado desde que se escribió esto

La primera temporada de «Picard» me pareció algo tremendamente pedante y que acababa resolviendo todas sus tramas rápido y mal porque parecía estar más interesada en darle a los fans un final a Data que fuera mejor que el que le dieron en «Nemesis» (lo que significa que los fans llevaban casi un par de décadas [«Nemesis» es del 2002] sin haberlo podido digerir).

La segunda temporada estaba todo el rato cambiando de episodio al que estaba «homenajeando» (ahora somos «Yesterday’s Enterprise», ahora somos «Tapestry», ahora somos «Future’s End»…). Por suerte, la parte «aventuras de unos señores del futuro en nuestra época actual» siempre ha sido entretenidísima tanto en las series como en las películas, y este caso no es una excepción. Por desgracia, la subtrama con los padres del Picard me pareció atroz (¿es así cómo tratan la salud mental en la «sociedad utópica» del siglo XXIV?).

El primer episodio de la tercera temporada me ha parecido mucho mejor que los primeros episodios de las temporadas anteriores, aunque el festival de referencias que contiene (ya la primera escena, con ese «En el siglo XXV» es una referencia al principio de una de las películas, creo que «La Ira de Khan», que empieza con «En el siglo XXIII») me da la sensación de «confort food», pero al menos es «confort food» bien hecha.

Yo hasta hace relativamente poco (allá por el 2018) de Star Trek en general sólo conocía bien las películas, porque de las series había visto como una veintena de episodios salteados de «La Serie Original», «La Nueva Generación» y «Voyager» cuando los habían emitido por la televisión autonómica catalana., pero aprovechando que estaba la franquicia entera en Netflix, me vi todas las series entre mediados del 2018 y principios del 2021. Encontré «La Serie Original» y «La Nueva Generación» tremendamente disfrutables si se hace el esfuerzo mental de intentar verlas como si no supieras absolutamente nada de ellas y fueras un espectador de 1966 o 1987 que está entrando en contacto con la franquicia por primera vez, porque la percepción popular que se tiene de ambas (especialmente «La Serie Original») ha sufrido un proceso de «flanderización» notable.

Last edited 1 año han pasado desde que se escribió esto by Payton Wynn
José Manuel
José Manuel
1 año han pasado desde que se escribió esto

Yo me tragué la primera temporada y de ahí no pasé. Reconozco que la Nueva Generación no me hizo nunca gracia, así que estos reencuentros me dejan bastante igual. Pero es que la primera temporada tenía un argumento muy parecido al comic Descender, y encima Picard se dedicaba a visitar a sus amigos y tomarse té con ellos en episodios interminables y aburridísimos.
Además, Patrick Stewart es muy grande, pero ya está muy mayor para convertirlo en el protagonista de una serie, y es que lo veías que casi no podía ni andar y le metían un doble para los escasos momentos de carrera y movimiento (no ya acción) que tenía. Me creía menos que el personaje era ese doble que toda la trama de ciencia ficción de la serie entera.
Resumiendo, que me pareció un coñazo.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
1 año han pasado desde que se escribió esto

Algo con Jeri Ryan de prota podría estar bien (pero capaces son de darnos una serie de Will?).

Stravinkay Modelarus
1 año han pasado desde que se escribió esto

No tengo relación con Star Trek más allá de ver una temporada o dos de la serie original, la peli co-escrita por Simon Pegg y leerme un cómic de Claremont que me recomendaron aquí.
De Picard solo he visto el piloto de la serie; como mucho llegaba a tener un par de momentos mediocres, era un rejuntado de escenas que no tenías por donde agarrarlo y no funcionaba como primer episodio de la serie porque en realidad quería ser el primer acto de una película. Era un muy mal guion como para ir a producción mucho más como para ser el piloto de una serie. Me recordó en momentos a Garth Marenghi’s Darkplace, pero incluso esa serie creo que hace una mejor aproximación a una estructura conocida de unidad del formato serializado que Picard, ¡y eso que Darkplace está hecha mal (perfectamente) a propósito!
Y lo que me hizo dejar la serie ahí fue justamente que era evidente que no sabían que rumbo iban a tomar en la falta de foco e interés que delataba el capítulo mientras intentaba acercarse a temas durísimos con la misma sutilidad que lo haría una película de acción de hace tres décadas (pero sin ninguno de sus encantos). Sumado a unos personajes que no te sabía presentar (a no ser que ya los conocieras) y un mundo de ficción desorganizado en el que las reglas que se sientan son para crear o salir de aprietos del guion (a lo poder del anillo de Linterna Verde en la Era de Plata).
Si te detenías a pensar cada escena y cada paso que daba el guion, se volvía alarmante la falta de cuidado y atención que había detrás de estas cosas fuera de los valores de producción (que tampoco eran suficientes para cubrir las deficiencias narrativas).
Y eso era el piloto, el primer episodio! Si la carta de presentación de la serie era una cosa tan descuidada y poco trabajada en la parte más básica que era la historia; el resto de la serie probablemente sufriría exactamente de esos mismos problemas, de cometer los mismo errores básicos. Y, me atrevo a decir efectivamente, las señas tanto de Picard como de Discovery reseteando la serie al completo con cada nueva temporada me suena a mi a una producción que en vez de centrarse en mejorar su forma de contar algo prefieren cambiarla al completo en busqueda de una combinación exitosa que no encontrarán si siguen teniendo tan malos fundamentos narrativos.

Pero lo mismo me sucedió con Wandavision (aunque Wandavision sí la vi entera) y a mucha gente le gusta esa serie por razones que yo desconozco.

Majestic
Majestic
1 año han pasado desde que se escribió esto

Lamentablemente para mí esta temporada debería ser oficialmente la Octava temporada de Star Trek TNG y no esto que nos tratan de vender. Es un timo. Y eso no le quita mérito a qué pueda ser una buena temporada pero Star Trek Picard, no es.

Y digo que es un timo porque a pesar de que sus dos anteriores temporadas son irregulares, era un concepto. Nos trataban de mostrar un «Next Next Generation» o cómo decirlo de otra forma: El personaje de Picard para entender un universo para el que ya estaba desfasado. Y en el que se nos presentaba una terna de nuevos personajes (y alguno de las series anteriores que podrían tener más recorrido) para recoger la antorcha.

Nunca tuvimos la oportunidad de tener una serie en condiciones con los elementos que tenía a su disposición y que sobre la mesa podían dar posibilidades.

Para mayor tragedia: el showrunner actual se carga al mejor nuevo personaje (Chris Ríos) en la temporada anterior en lo que podría denominarse el mayor autogol realizado dentro de la franquicia. El futuro era una serie del Stargazer con Ríos cómo capitán junto a otro spin off de Siete de Nueve con sus Rangers. Nadie se explicó cómo era posible no tan solo quitarse el personaje de Ríos sino también inutilizarlo, teniendo un personaje carismático y que daba para explorar aristas nuevas en la franquicia.

Eso me pasa con esta serie en su «tercera temporada». Llega a tal el ridículo que hasta la maquetación de sus créditos rinde tributo a TNG. Es una tomadura de pelo, completamente.