The Last Annihilation: Wiccan & Hulkling – Anthony Oliveira y Jan Bazaldua exprimen al maximo el evento de turno

A la hora de realizar un tie-in para algún evento superheroico suele haber dos formas de hacer esto, limitarse a contar alguna anécdota irrelevante para el desarrollo del evento, como sacar a algún héroe pegándose con los “minions” del villano y así salir del paso o aprovechar la oportunidad de utilizar el evento como excusa para contar algo interesante. Y esto es lo que han hecho Anthony Oliveira y Jan Bazaldua con el tie-in que han protagonizado Wiccan y Hulkling dentro de The Last Annihilation, donde los sucesos del evento quedan un poco en segundo plano para centrarse en explorar y desarrollar el pasado y el presente de unos personajes de los que no recuerdo si he hablado alguna vez por aquí… Así que tras avisar de que habrá una cantidad moderada e inevitable de SPOILERS sobre el evento y este especial, vamos a meternos en faena.

Y ahora que Vecchio no dibuja el interior es cuando le encargan la portada, no hay quien entienda estas cosas

Dormammu prosigue con su imparable ataque por toda la galaxia y esta a un paso de consumir todos los mundos que necesita para formar un pentagrama cósmico en el espacio con que el obtener un poder inimaginable. Dos mundos entre los que se encuentran Hala y Skrullos, las capitales de los antiguos Imperios Kree y Skrull ahora unificados en la Alianza y cuyas defensas están siendo lideradas por el Emperador Hulkling y su Príncipe Consorte Wiccan. Dos héroes que tendrán que hacer frente a una amenaza mortal y proteger su nuevo hogar y que aunque les separe todo el espacio jamás estarán luchando solos…

Ni el Universo entero puede separarles

Tras la pequeña decepción que supuso el anterior especial de Wiccan y Hulkling, enclavado dentro del evento de King in Black, y que caía de lleno en el primer ejemplo que citaba al comienzo, la anécdota irrelevante, esperaba con muchísimas ganas la publicación de este nuevo especial. Y es que sobre el papel nos encontrábamos ante el mismo tipo de cómic, el tie-in que se publica para exprimir al máximo el bolsillo de los lectores, aquí había una diferencia notable, Anthony Oliveira.

Este especial no fue malo del todo pero podría haber sido mucho mas

Este guionista que debería prodigarse mas ya tenia experiencia escribiendo a estos dos personajes a los que adora en situaciones similares, primero en el War of The Realms: War Scrolls y en Lords of Empyre: Emperor Hulkling. Dos historias en las que el evento de turno quedaba en segundo plano y aprovechaba para desarrollar a esta pareja en mayor profundidad de lo que suele ser habitual en personajes que solo aparecen en series corales con demasiados personajes que tratar. Unos cómics en los que se apreciaba no solo un cariño enorme tanto por los personajes como por la historia de Marvel, sino también un manejo de la retro-continuidad y respeto por quienes le han precedido que debería ser mas común en el medio.

De vez en cuando valen la pena estos extras que acompañan los eventos

Y como esperaba no estaba equivocado. The Last Annihilation: Wiccan & Hulkling es justo lo que quería que fuese, un especial en el que el evento esta ahí de fondo con los Sinmentes destruyendo cosas y una proyección de Dormammu hablando con nuestros héroes mientras su atención principal se centra en lo que esta sucediendo en Guardians of The Galaxy y S.W.O.R.D., pero lo importante es otra cosa. Aquí lo importante son Wiccan y Hulkling, lo que significan el uno para el otro, para la Galaxia y su historia, buceando en la continuidad (a veces muy lejos) para darles a los personajes un desarrollo del que no siempre pueden disfrutar al carecer de serie propia.

Aquí importa lo que importa

Las treinta y pico paginas de las que consta este especial han cundido mucho, y en ellas hemos podido ver como ese enfrentamiento algo intrascendente contra las fuerzas de Dormammu es salpicado con flashbacks repasando la historia de sus protagonistas y aclarando momentos que hasta ahora no habíamos visto, que se alternan con escenas en el presente que si bien no hacen avanzar en nada el evento (ni falta que hace), si que sirven para hacer avanzar a los personajes.

Década y pico esperando para saber como se conocieron

Explorando el pasado de los personajes nos encontramos con como la homofobia a la que tuvo que hacer frente Billy en el instituto le llevo a convertirse en alguien retraído que buscaba alejarse de los demás hasta que conoció a cierto jugador de fútbol americano que como el también ocultaba unos cuantos secretos. Aquí Oliveira no solo nos muestra por fin como ambos se conocieron (quince años después de debutar en el vol1 de los YA) sino que agarrando fragmentos de historias aparecidas en aquel volumen construye un pasado común para ambos, de como ambos acabaron haciendo frente a los matones que les atormentaban o se aprovechaban de ellos, como se enamoraron y como un buen día apareció ante ellos un joven del futuro embutido en una armadura que les pidió su ayuda para salvar el mundo.

Y el resto es historia

Pero Oliveira no se queda aquí y sigue rescatando momentos de historias pasadas para seguir construyendo el pasado y el presente de estos personajes, escarbando en lugares tan insospechados como los New Avengers de Ewing, Siege o la mismísima Operación: Tormenta Galáctica. Un evento del que Hércules no guarda aquí demasiados buenos recuerdos (no se si alguien guarda buen recuerdo de aquello), y que a Oliveira le sirve para rescatar un elemento casi olvidado de ese pasado para forjar (literalmente) parte del futuro de Wiccan y Hulkling. Algo que que para quienes echamos de menos a Mar-Vell resulta de lo mas emotivo.

Detalles así son los que dejan ver cuando a un autor le apasiona su trabajo

Aunque no todo se limita a explorar el pasado, ya que el presente también tiene mucho que ofrecer. Un presente en el que nos encontramos con lo que ya es un chiste recurrente en Oliveira, el mostrarnos como Billy por algún motivo parece soñar a diario con M.O.D.O.K. y que ha aparecido en cada historia que ha escrito de estos personajes. Algo que espero que en el futuro de pie a que se enfrenten al grotesco villano que Oliveira pueda escribir dicha historia.

Si yo fuese Hulkling empezaría a estar celoso

Pero también nos encontramos con momentos mas series como esa esperada conversación entre Hulkling y Phyla-Vell, ambos hijos del Capitán Mar-Vell aunque de diferentes realidades, esos “hermanos” que no lo exactamente pero casi. Una conversación en la que se nos “revela” que esa falta de interacción entre ambos se debe a que ella le ha estado evitando activamente (y también sin duda porque Al Ewing con tanto crossover y personajes no haya encontrado un hueco para ello) por recordarle al hermano que se volvió loco de poder en su realidad y que no era Genis como en el 616 sino otro Dorrek, probablemente el doble de Hulkling en aquella realidad.

Y si los rumores son ciertos puede que dentro de poco su familia vuelva a crecer…

Y si hablamos del presente es inevitable que se mencione algo que va a afectar y mucho a uno de sus protagonistas, Wiccan. A lo largo del crossover hemos visto como este aun no sabe que Wanda ha sido asesinada en Krakoa, y se nos había revelado en S.W.O.R.D. que Abigail Brand ha estado bloqueando las transmisiones entre la Alianza y Tierra para que siga sin hacerlo y que su atención se centre en la batalla contra Dormammu. Pero aquí vemos también que Brand tiene miedo, teme lo que pueda hacer alguien con el nivel de poder de Wiccan, capaz de rehacer la realidad, y que como dice ella quizás tenga el temperamento de su familia, cuando sepa lo que ha sucedido. Y han estado recalcando tanto en tantas series que aun no sabe nada, que da la impresión de que cuando se entere Krakoa va a tener un problema enorme en sus manos.

Tarde o temprano se va a enterar y la va a liar

Un cómic en cuyo apartado gráfico tenemos a Jan Bazaldua, a quien quizás algunos recuerden de la serie Mr. & Mrs. X (la de Picara y Gambito) quien hace aquí un trabajo extrañamente irregular. Su estilo se presta mucho a cierta desproporción de los personajes y muchos de estos tienen unas frentes enormes que a veces quedan un poco raras. Y alterna paginas que da gusto verlas como esta media que aparece aquí debajo con Wiccan enfrentándose a hordas de Sinmentes, o momentos mas íntimos en los que uno puede saber que pasa por la cabeza de los personajes sin necesidad de diálogos, con paginas en los que estos carecen de toda expresividad. Algo que supongo que puede haberse debido a las prisas, pero que teniendo en cuenta que el especial tiene muchos mas momentos buenos que flojos en lo gráfico, no se lo tendría demasiado en cuenta.

Con cosas como esta cuesta criticarla

Cómics como este nos recuerdan de nuevo como esa continuidad que tanto maldicen muchos lectores y autores, sigue siendo una herramienta narrativa importantisima que cuando se sabe manejar bien da pie a cómics de los que vale la pena leer y releer (y eso que aquí Oliveira ha patinado un poquito con la cronologia en un punto concreto del pasado de Billy, pero se lo dejare pasar). Algo que por suerte, y sin salir de Marvel, Oliveira no es el único que sabe manejar muy bien, por ahí tenemos a gente como Cates, Ewing o Zdarsky, pero que deja en mal lugar a todos esos creadores que tratan a sus personajes como fichas intercambiables de colores con las que hacer lo que se les antoje para encajarles, a martillazos si hace falta, en la historia que quieren contar.

Y ahi esta sentado en el mismo banco en el que conoció a Wanda unos meses antes (en el vol1 de los YA), cuando ninguno de ellos tenia ni idea de la relación que existía entre ambos

Pero aunque he disfrutado muchísimo con este especial ahora toca volver a tener que conformarse con leer las aventuras de estos personajes en lo que queda de The Last Annihilation (que siendo de Ewing seguro que valdrá la pena), en la serie Guardians of the Galaxy donde comparten espacio con un reparto enorme que muy a menudo deja poco espacio para el desarrollo, o casi seguro que también en eventos como Trial of Magneto (cuando Wiccan se entere de lo que ha pasado la va a liar). Todo mientras espero con resignación a que algún día en Marvel decidan darles serie regular o maxiserie larga o que revivan a los Young Avengers de una vez, que ya han pasado siete años desde su ultima serie (¡Y se que Diógenes se alegra de ello!).

Al menos siguen saliendo ahi, pero hay tantos personajes que cuesta que ninguno se luzca demasiado

Algo que quizás este mas cerca de lo que podría parecer, ya que en los próximos meses Marvel va a reeditar los Omnibus correspondientes a las etapas en Young Avengers de Allan Heinberg y Jim Cheung por un lado y la de Kieron Gillen y Jamie McKelvie por el otro, y que el primero de ellos se pondra de nuevo a la venta el mismo mes que se estrena Doctor Strange: Multiverse of Madness, película en la que la Bruja Escarlata busca a sus hijos (Wiccan y Speed) aparece America Chavez y se rumorea que también Kid Loki, yo diría que los personajes están a punto de debutar a lo grande en el MCU y que con ello con suerte podremos disfrutar de un nuevo volumen de su serie en cómic. Una serie que deseo con todas mis fuerzas que escriba Anthony Oliveira porque ha demostrado que tiene el talento y el cariño necesario para ello y se lo ha ganado con creces.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

14 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Payton Wynn
Payton Wynn
03/09/2021 09:54

A mí me está disgustando bastante todas estas artimañas solapadas que están haciendo los krakoanos, empezando por los tejemanejes de la Bestia en “X-Force” y ahora con lo que ha hecho Brand, que no sólo es que haya impedido que se enteren de la muerte de Wanda, es que ha impedido que desde la Tierra les llegue ninguna otra ayuda que no sea la de S.W.O.R.D. Lo que más me fastidia es que no tengo claro que esto les acabe estallando en la cara y pasándoles factura, sino que más bien se acabe olvidando y lo único para lo que… Leer más »

Last edited 2 meses han pasado desde que se escribió esto by Payton Wynn
Diógenes Pantarújez
Admin
03/09/2021 14:34
Responde a  Payton Wynn

Y ahora yo me pregunto, siendo la hickmanada de Hickman… ¿Dónde quedó aquello de “this is an Avengers World”? ¿Eh? ¿EH?

Diógenes Pantarújez
Admin
03/09/2021 14:49
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Suelo reservarme mis opiniones negativas por respeto a los autores.

Diógenes Pantarújez
Admin
03/09/2021 15:16
Responde a  M'Rabo Mhulargo

No es un prejuicio, simplemente el cómic es relleno que no avanza la caracterización de los personajes ni la trama, si no que más bien se recrea en información ya conocida. Lo dicho, que es relleno.

Diógenes Pantarújez
Admin
03/09/2021 17:25
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Como te alegras de ser gilipollas!

TheDodo
TheDodo
04/09/2021 20:23

Una pregunta:
Dragón Lunar y Phyla Vell no habían muerto pero habían traído a unas dobles de otra línea temporal o no sé qué merdegal?¿Se supone entonces que las que salen aquí son las dobles alternativas y las originales siguen muertas? Y aunque sea así en Marvel actúan y las escriben como si fuesen las de toda la vida, entiendo que para pasar por alto semejante desmadre de muertes y no-muertes absurdas.

TheDodo
TheDodo
05/09/2021 16:36
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Entonces la única que sigue muerta es la Phyka original? Es como la Viuda, la que hay ahora es una ¿clon? y la de verdad, la buena, murió en Imperio Secreto, situación absurda donde las haya.

ToxOgt
ToxOgt
18/09/2021 19:53

buen recuento lo lei, porque el anterior “numero” para mi gusto dejo mucho que desear buenas historia, lo malo es que the last Annihilation, se siente poco en el universo Marvel y parece como una escusa para sacar a Doom y a los Shiar y querer meterlos a la fuerza en Evil Reign y la muerte del doctor strange