Adiós a la gran serie de Hawkman (y Hawkwoman) de Robert Venditti

Hoy es un día triste para mi ya que toca despedir uno de los cómics de superhéroes con los que mejor me lo he pasado en los últimos dos años y pico, el Hawkman de Robert Venditti. Una serie con la que tuve muchas reticencias antes de leerla pero que no tardo en convertirse en una de mis citas fijas cada mes y en la que su guionista, Robert Venditti, por quien no apostaba demasiado, consiguió llevar a cabo la complicadisima tarea de hacer legible a un personaje tan maltratado por la editorial al que los constantes cambios en su continuidad habían convertido en algo casi toxico. Pero todo era demasiado bonito para durar y la serie ha llegado a su fin esta semana con su numero 29, mucho mas de lo que esperaba que durase, así que toca rendirle un pequeño homenaje a esta serie a la que tanto voy a echar de menos.

Fue bonito mientras duro

Ya lo he comentado por aquí, pero cuando se anuncio la publicación de esta nueva serie de Hawkman me costo ilusionarme, pese a que me encanta el personaje, ya que tras los años del New52 con el Salvaje Hawkman (que llegaron a poner en manos de liefeld) la miniserie de Death of Hawkman donde se cargaron a Katar Hol y que el personaje hubiese regresado a la vida en su encarnación de Carter Hall en las paginas del Dark Knights: Metal de scott snyder, no me fiaba demasiado de la capacidad de DC Comics para hacer algo digno con el personaje.

El mayor enemigo de Hawkman no es Hath-Set , es la propia DC

La verdad es que tampoco ayudaba demasiado que la serie fuese a estar escrita por Robert Venditti, un autor al que conocía básicamente solo por su trabajo en Green Lantern, donde había tenido una larga etapa que sin llegar a ser mala era uno de esos cómics un poco insulsos que cuesta recordar meses después de haberlos leídos, y encima dibujada por un Brian Hitch que se ha ido acartonando mas con los años (y a quien por desgracia no iba a entintar Kevin Nowlan como hizo en el especial Hawkman Found).

Aunque yo personalmente hubiese preferido a Nowlan en solitario

Pero mi cariño por el personaje y mu curiosidad fueron mas fuertes que mis reticencias o el sentido común, así que le di una oportunidad a esta nueva serie y para mi sorpresa este nuevo cómic de Hawkman me fue gustando cada vez mas. Venditti no solo parecía otro, mucho mas inspirado y con mas ganas que en su trabajo en GL, sino que estaba consiguiendo algo que parecía difícil de creer, aunar todas las versiones contradictorias de la continuidad de Hawkman para darle un nuevo origen (tan enrevesado o mas que muchos de los anteriores) pero que le daba al personaje una cierta coherencia de la que había carecido durante mucho tiempo.

Si, se que viendo esto cuesta creerlo, pero ahora su historia es un poco mas coherente

Y es que aunque a estas alturas ya casi parece una tradición que cada guionista nuevo que se encarga de Hawkman le cambie el origen, o al menos lo retoque un poco, en este casi hacia le hacia mucha falta al personaje. Y aunque a priori la idea de Venditti parecía complicar mas aun las cosas, las ideas que surgieron de esa premisa resultaron ser bastante interesantes y este supo sacarles bastante juego. De pronto Hawkman y Hawkwoman eran mucho mas antiguos de lo que siempre se nos había dicho, sus vidas pasadas infinitas mas de las que conocíamos, y jugando con la idea de que las reencarnaciones de ambos no seguían un orden cronológico y que se sucedían a lo largo y ancho del espacio tiempo, permitieron que diferentes versiones de ambos héroes coexistiesen en diferentes lugares y dio pie a meter en continuidad a prácticamente todas sus versiones existentes.

Esto de conocerse a si mismo no siempre es buena idea

Así nos encontramos con la pareja de halcones viviendo innumerables vidas en la Tierra, pero también en Krypton, en Rann y por supuesto en Thanagar entre otros muchos mundos y dimensiones (lastima que nunca vimos si se reencarno en Skartaris). Esto permitió que de una vez por todas Carter Hall y Katar Hol por un lado y Shiera Hall y Shayera Thal fuesen dos únicos personajes nacidos en diferentes épocas y mundos pero cuyos caminos llegaron a cruzarse, sin necesidad de fusiones raras (que yo hubiese sido partidario de dejarlo todo como estaba antes de la miniserie de Hawkworld, pero lo han liado tanto desde entonces que hacia falta algo así), dándonos unos nuevos/viejos héroes que reunían las mejores características de las diferentes versiones de cada uno de ellos, y recuperando viejas relaciones rotas por los desastres cometidos en la continuidad, como su vieja amistad con Atom, Adam Strange o Shade.

Da gusto cuando uno se encuentra guionistas con ganas y capacidad de arreglar las cosas y no de esos que pasan como una apisonadora a contar «su» historia

Con todo esto Venditti fue construyendo una épica historia en la que Hawkman descubrió su autentico origen (mas allá y mas atrás del Príncipe Khufu de Egipto) tuvo que hacer frente a una amenaza de proporciones apocalípticas, reconciliar sus incontables existencias, aprender a perdonarse a si mismo por sus crímenes pasados y reencontrar el amor. Y para esto Venditti tuvo una idea genial ya que, aprovechando que en la JLA Kendra/Hawkgirl se había convertido en un ser independiente fuera del ciclo de reencarnaciones y con un alma propia (si, la historia de los halcones nunca dejara de ser complicada), rescato a una Shayera que volvía a estar viva (cosas de Rebirth) y viuda, para reunirla con el hombre que en otra vida fue su esposo, dándonos una pareja de halcones que unía del todo a la Golden y la Silver Age.

¡Ya era puta hora!

Una reunión en la que Venditti aprendió de los errores del pasado y en lugar de hacer como en la versión Pre-New52, en la que un Hawkman casi acosador estaba empeñado en reavivar su amor con Hawkgirl mientras que esta no tenia el mas mínimo recuerdo de sus vidas pasadas y solo veía a un tipo que le sacaba como quince años de edad empeñado en que estaban destinados a estar juntos. En esta nueva versión Shayera es plenamente consciente de que Katar, el hombre al que amaba, es, fue, o sera Carter Hall (si, es complicado) y ella misma no tardo en recuperar también todos sus recuerdos, permitiendo a ambos amantes reanudar con plenitud esa relación que es mas antigua que la historia.

Cuando ambos recuerdan todo su pasado no da mal rollo todo eso del amor eterno

Una etapa en la que incluso Brian Hitch estaba mejor de lo que le había visto en mucho tiempo, como si se hubiese contagiado del entusiasmo de Venditti o de la pasión que por desgracia Hawkman no despierta en todo el mundo, y hubiese dado lo mejor de si mismo. Y aunque es cierto que a Hitch no le vendría mal un entintador que le quitase esa rigidez que tiene a veces (que tuvo algunos, pero quizás no los mas indicados), aquí daba gusto verle, habiéndonos regalado algunas paginas espectaculares de esas que dan ganas de convertir en posters. Y aunque este solo se mantuvo durante los primeros doce números, sus sucesores supieron estar a la altura, especialmente un Fernando Pasarin a cuya carrera tengo que prestar mas atención.

Hitch gustara mas o menos, pero incluso yo que no soy su mayor admirador tengo que reconocer que a veces se lo curra

Eso si, es una lastima que con un apartado gráfico tan potente, los rediseños de ambos personajes no fuesen mas acertados, ya que aquí ha persistido esa idea de cambiar cosas que ya funcionan (y añadir innumerables detalles que no aportan nada, pero se ve que si todo esta lleno de elementos superfluos parece mas real) y hubiese quedado mucho mejor limitarse a recuperar los diseños de la Silver Age que con unos mínimos retoques hubiesen quedado perfectos.

Con devolverles los cascos clasicos ya tendriamos unos trajes cojonudos

Pero la serie ha llegado a su fin (como muchas otras estas ultimas semanas) y nos tenemos que creer que han terminado todas en estas fechas porque así lo habían planeado sus autores y no porque estemos ante una ola de cancelaciones por parte de la editorial. Algo que se nota en esta misma serie, que da la impresión de que había mas historias que contar, pero pese a lo cual Venditti ha sabido darle un final digno aunque agridulce.

Pues yo ahora quiero que le den la serie de la JSA a Venditti

Aunque ahora lo que toca es asustarse de nuevo, porque cualquiera sabe que sera lo próximo que quiera hacer DC con el personaje, que con la contratación del actor negro Aldis Hodge para interpretar la personaje en la película de Black Adam, no me cabe duda de que en el cómic van a matar a Carter para reemplazarle por una nueva versión que se parezca mas al actor y crucemos los dedos para que al equipo creativo que le toque la papeleta no les de por cambiar también el origen del personaje y lo vuelva a liar. Pero esto es lo que digo siempre, ser fan de Hawkman es ser masoquista.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

10 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Roger
Roger
13/11/2020 09:50

Hasta que Geoff Johns llegó a la JSA no sabía mucho de Hawkman. Bueno sí, conocía la genial Hawkworld, y me encanta que en la serie de Vendini salga Katar Hol (solo le falta llamar «carne» al detenido!). Hawkman estaba perdido en un laberinto de continuidad hasta que Johns inventó las reencarnaciones y trajo el orden al caos. Creo que Venditti le ha dado una capa más de pintura y me alegro. Yo he leído varios números y el dibujo no me triunfaba mucho tampoco (para mí Hawkman debe ser más bruto con maza, Conan con alas). También me alegro… Leer más »

Roger
Roger
13/11/2020 11:35
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Fox puso la reencarnación, pero solo la de Khufu. Eso quedó bastante olvidado, primero porque se optó más por el Hawkman Sci-Fi (Katar) luego porque a Carter lo recordaban más por su pasado de la JSA que por su vínculo egipcio. Aunque me gustó mucho cuando en Golden Age James Robinson lo pinta como un chalado obsesionado con la hipnosis para descubrir vidas pasadas. Bueno, Kendra es más memorable que Masterson y su cola de caballo… A mí siempre me gustó su origen con eso de que en realidad esté muerta (se suicidó con éxito, pero la poseyó Shiera en… Leer más »

Ziggy
13/11/2020 16:59
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Tener a Kendra dando vueltas se llama mantener posesion de la propiedad intelectual. Tu sabes, la excusa por la cual se inventaron a She-Hulk y a Spider-Woman. Ojo que Stan Lee sabia de eso y siempre supo apoderarse de buenos nombres cuando veia que estaban disponibles.

Ziggy
13/11/2020 17:03

Pues si le llegan a cambiar la raza a Hawkman usando de base lo que se ha visto hasta el momento, con lo de las reencarnaciones que incluso no son cronológicas (un detalle que podría dar mucho pero que mucho juego si es bien usado o que puede ser una receta para el desastre), un Hawkman negro no seria algo tan descabellado. E incluso se podria jugar al reverso de la situación que presentó Johns, con un Hawkman amnésico y una Hawkwoman que trata que recupere su identidad.

Ziggy
13/11/2020 22:56
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Oh, pero no dudes que lo haran, una vez que las hordas twiteras se den cuenta de que DC le ha hecho un whitewash a un personaje negro. Porque claro, cuando vean que es negro en el cine, su lógica será que siempre ha sido negro y si se ve blanco en los comics es porque los lectores de comic son racistas.

Tanis
Tanis
15/11/2020 03:48

Ostia me la has vendido. Con Hawkman en solitario nunca pude por pereza de coherencia o fiebre de parches.

Voy a darle una oportunidad si la publican por aqui.

Vans
Vans
21/11/2020 11:45
Responde a  Tanis

Si eres de España, la serie ya lleva casi un año publicándose aquí.