Los 4 Fantásticos vs La Patrulla X (1987)- Chris Claremont y Jon Bogdanove en estado de gracia

Estos días anda publicándose en Estados Unidos Fantastic Four vs X-MenJon Bogdanove, Doctor Doom, Doctor Muerte, una miniserie a cargo de Chip Zdarsky y Terry Dodson que enfrenta a ambos grupos de nuevo pero en el actual contexto post-Krakoa. Una miniserie que Diógenes se ha reservado para hablar de ella cuando termine, pero dado que Zdarsky ya ha dejado claro que este es su particular homenaje a la miniserie original y que la actual esta llena de referencias a esta pues igual toca recordar esa pequeña joya de la inolvidable década de los ochenta a cargo de unos Chris Claremont y Jon Bogdanove en estado de gracia que nos ofrecieron en su día una de las caracterizaciones mas fieles de ambos grupos visualmente espectacular y que en los mas de treinta años transcurridos desde su publicación no ha perdido ni un ápice de calidad o interés.

Si, a Claremont le encanta poner a Reed en la armadura de Muerte

Tras un brutal enfrentamiento contra los Merodeadores en los túneles Morlocks la Patrulla X ha salido malparada, siendo Gatasombra la mas afectada ya que las heridas sufridas han provocado que pierda el control de sus poderes y su cohesión física se este disipando convirtiéndola en un autentico fantasma con su vida pendiendo de un hilo. Su única esperanza reside en un prototipo diseñado por Reed Richards que podría reintegrar sus moléculas y devolverla a la normalidad, pero sin que la Patrulla X lo sepa, un oscuro secreto del pasado esta minando la confianza de Mr. Fantástico en si mismo y no se atreve a llevar a cabo el proceso por miedo a causar mas daño. Una negativa que forzara a los mutantes a tomar medidas desesperadas y a pactar con el mismo diablo si es necesario para salvar la vida de su compañera…

Probablemente solo un trato con Mefisto seria peor idea

Pese a que se trata de uno de los mejores cómics tanto de la Patrulla X como de los 4 Fantásticos (aunque es mas un cómic de estos últimos con los mutantes de secundarios de lujo) siempre me ha dado la impresión de que no se encontraba lo suficientemente reconocido. Porque no nos encontramos ante una de esas miniseries intrascendentes que se publican para explotar la popularidad de unos personajes o saturar el mercado, se trata de un cómic espectacular a todos los niveles en el que se nos muestra un retrato psicológico de los personajes prácticamente perfecto con una historia que engancha desde la primera pagina y que es imposible dejar hasta el final. Y que siendo un cómic de los 80 y de Claremont son cuatro números muy densos que cunden como doce de los actuales.

Como para no despertarse cagado, y geniales los detalles de la decoración de la habitación de Franklin, con foto de Jarvis incluida

En esta primera toma de contacto de Chris Claremont con el famoso cuarteto, una década antes de hacerse con las riendas de su serie regular, el escritor demostró que conocía y podía manejar a los personajes tan diestramente como hacia con sus mutantes. Porque pese a que la historia que nos cuenta les pone en una situación complicada que les lleva a posiciones un tanto extremas, en ningún momento dejan de ser ellos mismos, héroes y villano (con mayúsculas) por igual, todos actúan de forma consecuente con sus personalidades, no nos encontramos con escenas en las que nos cueste reconocerles, y hacer eso mientras dejas al lector atrapado con lo que le estas contando no es nada fácil. Y con el añadido de un final perfecto en el que de nuevo se clavan las personalidades de los personajes.

Comparo a Estos Moira, Ororo y Magneto con los actuales y me dan ganas de llorar

Pero sin duda para mi uno de los mayores atractivos de esta historia, sobre todo releída ahora, es el retrato que nos encontramos de Reed Richards, un personaje que como suele decir Diógenes esta casi arruinado para una generación de lectores a base de convertirle en un ser frio y analítico, casi sin emociones y que en demasiadas ocasiones actuá mas como un ordenador que como una persona (lo que hicieron con el en Civil War no tiene perdón). Pero aquí esa versión de Reed aun no existía y Claremont nos ofrece una mucho mas acorde con lo que fue el personaje durante muchísimo tiempo, el científico que podía perder la noción del tiempo trabajando pero que era un hombre cálido y cercano que adoraba a su familia y a quien no le importaba dejarlo todo de lado para hacer reír a su hijo.

Pero luego la gente se queda con la version de Mark Millar

Y si el trabajo de Claremont es impresionante el de Jon Bogdanove es sencillamente espectacular. Acompañado aquí del entintado de Terry Austin y el coloreado de Glynis Oliver, lo que nos ofrece este equipo creativo es uno de esos cómics que es un autentico placer para la vista a todos los niveles. El dominio de Bogdanove del lenguaje corporal y la expresividad facial de sus personajes es de quitarse el sombrero, tanto que podríamos suprimir los diálogos del cómic y no seria demasiado difícil seguir la historia. Un dominio que se extiende incluso a personajes tan complicados de dibujar bien como el Doctor Muerte y que en sus manos es tan expresivo como el resto simplemente jugando con su mirada y forzando de vez en cuando su mascara.

Pocas veces ha dado tanto mal rollo el Doctor Muerte

Y tampoco podemos olvidar como su Franklin Richards aquí parecía un niño pequeño de verdad y no simplemente un adulto bajito y cabezón, estando cuidadisimosimo tanto su aspecto físico como su forma de moverse y gesticular dándole una naturalidad como pocas veces ha tenido, unas cualidades que hicieron de Bogdanove el dibujante ideal para Power Pack donde permaneció cuatro años.

Casi parecen la versión Marvel de Calvin y Hobbes

Pero aquí Bogdanove demostró ademas ser todo un prodigio en su manejo de las luces y las sombras tanto a base de manchas de color o utilizando tramas (que en aquellos años debía ser todo un engorro utilizar) con poco que envidiar a nadie al respecto. Un uso que no se limita a dotar de mayor realismo a determinadas escenas o de crear un efecto visualmente atractivo, sino que Bogdanove lo utilizo para dotar a determinadas escenas de una atmósfera determinada, de utilizarlas de la misma forma que utiliza el lenguaje corporal y facial de sus personajes para transmitir emociones sin palabras. Lo que acompañado del coloreado de Glynis Oliver, quien en muchas ocasiones recurría a ese coloreado plano monocolor que ya apenas se usa pero que quedaba tan bien en determinados momentos, hacen de este cómic una pequeña joya en todos los sentidos.

Bogdanove, Austin y Oliver merecerían un monumento

Sin duda este es un excelente cómic que vale la pena recuperar y que ha aguantado el paso del tiempo a la perfección, siendo hoy en día una lectura tan recomendable como lo fue en su día si no lo es mas por culpa de los desastres cometidos contra buena parte de sus protagonistas. Un cómic que también nos sirve de recordatorio de lo criminal que es que en Marvel sigan sin darle trabajo regular a Chris Claremont (me encantaría verle al frente de los Young Avengers) o de lo triste que resulta que Jon Bogdanove acabase centrando su carrera en la enseñanza y dejase de lado los cómics (o la industria le dio de lado a el).

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

32 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Manolin
Manolin
28/02/2020 12:38

Una maravilla de comic. Hoy no me voy a enrollar, no cambio ni un punto ni una coma del artículo , suscribo todo.
De Bognadove hay una pequeña historieta de Bum-Bum , unas 8 páginas, que aquí apareció en un anual , creo, y es una delicia. Una Bum-Bum más Cindy Lauper (¡80 ,s rules!) que nunca barajando cual de los varones del Universo Marvel sería su noviete ideal.
Si leiste esta historieta de adolescente y no te enamoraste de esta Bum-Bum (o de la Magik de Brett Blevins) es que no tienes sangre en las venas

Diógenes Pantarújez
Admin
28/02/2020 13:11
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Creo que eso salia en uno de los annuals de Dias del futuro Presente, pero no estoy seguro.

Diógenes Pantarújez
Admin
28/02/2020 14:49
Responde a  M'Rabo Mhulargo

¡Que facil es recordar las cosas cuando lo has comprobado! ¡Lo que sea por llevar la contraria!

Diógenes Pantarújez
Admin
28/02/2020 15:09
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Contigo siempre va implicito!

Manolin
Manolin
28/02/2020 15:38
Responde a  M'Rabo Mhulargo

¡¡ spoiler!!

Diógenes Pantarújez
Admin
28/02/2020 15:45
Responde a  Manolin

Totalmente de acuerdo, mira que tu te cuidaste mucho de no contar el final y va el gañán este y lo primero que hace es contarlo… Y LUEGO TE PEGA LAS ÚLTIMAS CUATRO VIÑETAS!! A LA HOGUERA CON EL!!

Diógenes Pantarújez
Admin
28/02/2020 13:11
Responde a  Manolin

Pues no tengo sangre en las venas!
Y ella es una pederasta!

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
28/02/2020 13:48

Pero si es cosa de Shooter en Secret Wars II y no ha cambiado nada desde entonces. Boom Boom no compite ni contra Skids, ni que hablar con no-mutantes como la hermana de Danny Rand; Colleen Wing (antes, mucho antes de Palmiotti), y seguro que no contra los pesos pesados.

Zatannasay
Zatannasay
28/02/2020 13:47
Responde a  Manolin

Esa historia es una delicia del humor. La expresividad facial es una delicia. Efectivamente esta en uno de los cuatro anuales.

Ahí Bum Bum hasta me cayó bien, porque yo la considere mucho tiempo la típica malota de postureo que se hace insoportable.

Y lesta miniserie era de la época en la que tenian contenido se hacian con cariño.

Manolin
Manolin
28/02/2020 15:44
Responde a  Zatannasay

Esta Bum-Bum era tan carismática y encantadora que hasta eligieron a Bogdanove para ilustrar su ficha del Marvel Handbook of Marvel Universe.
Mi hermana se calcó esa ilustración para una de las tapas del portafolio de clase , y a todas sus amigas, que no leian comics, les encantaba

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
28/02/2020 13:37

Iba a ser todo un comentario muy largo sobre el panorama de la Marvel en la que sale esta mini; pero no viene a cuento y solo sería porque a mi me gusta recordar toda esa historia que pasó antes de mi. Así que hablaré de los nombres que M’Rabo no menciona (porque hablar de su trabajo es muchas veces especular), como Ann Nocenti que aquí está asistida porque supongo que sería mucho más preferible colaborar con editores de los 4F que leerse todos los cómics por si las dudas en épocas en que no estaban todos a un click… Leer más »

Diógenes Pantarújez
Admin
28/02/2020 14:45

Ahora solo te falta hablar del cómic!

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
28/02/2020 15:07

Pero ya lo ha dicho casi todo M’Rabo. Sin acabar metiendo todas esas cosas que como decía no hace falta escribir, podría mencionar que un elemento que me gusta es que el enfrentamiento entre Doom y los 4F es algo fortuito; sus caminos se encuentran no tanto porque Dr. Doom busque venganza o porque Reed quiere gobernar Latveria sino porque uno buscaba una alianza con los X-Men justo cuando el otro le viene una par de días jodidos (si, supuestamente por culpa de Victor Von Doom, pero es un plan que le cae de sorpresa). Las cosas son contadas y… Leer más »

Ismamelón Sobrino
Ismamelón Sobrino
28/02/2020 13:42

Reed Richards era Richard Chamberlain en la época. Y Richard Chamberlain era bueno hasta cuando pecaba. En cambio, la imagen que actualmente tengo de él no está lejos de la de un Magneto de los tiempos de Stan Lee y Jack Kirby que hubiese conseguido mantener la apariencia de salud mental la mayor parte del tiempo gracias a la medicación. Por eso disfruto mirando la estampita que Peter David dejó impresa de Mr. Fantástico en La última historia de los Vengadores. Mucho mejor impotente que loco realista. Menudos años aquellos en los que existían historietas en las que cada acción… Leer más »

Diógenes Pantarújez
Admin
28/02/2020 14:48

Ojo con Chamberlain, que era el malo de El Coloso en Llamas y por eso de crío le tenía una tirria que no veas!

TheDodo
TheDodo
28/02/2020 13:52

Franklin se pasa toda la historia durmiendo literalmente. No sé qué horarios tiene el niño, pero si la trama transcurre a lo largo de, digamos, una semana, una semana que se pasó el niño en pijama y metido en la camita.

Diógenes Pantarújez
Admin
28/02/2020 14:51
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Pero si tu te levantas siempre a las 5 de la tarde y te acuestas a las 20:00! Por lo menos algo te doy para hacer en esas tres horas que no sea cagar, mear y comerte la comida de los demás!

Diógenes Pantarújez
Admin
28/02/2020 14:50
Responde a  TheDodo

Pues ya podía seguir durmiendo, que el Franklin de ahora es un adolescente repelente!

elemeefe
elemeefe
28/02/2020 15:12

Molaría, aprovechando la cosa, que dedicarais un artículo también a la miniserie de Vengadores vs Patrulla X. ¡Que vivan los 80, joer!!

Make Mine Marvel
Make Mine Marvel
28/02/2020 22:05

Hablando del cómic en sí. Una de las mejores historias de los 4F sin dudarlo. Personajes bien caracterizados y un Doctor Muerte soberbio. Claremont consiguió algo espectacular, toda la trama de los X-men muy bien hilvanada. Y el dibujo de Bogdanove es muy bueno. Para mí no existe una idealización de los 80. Los cómics estaban muy bien y eran una explosión de creatividad e ideas. Cierto es que todo venía de décadas anteriores de experimentación. Por eso la etapa de Claremont con Larroca realmente despega y va a algún lado cuando aparece Muerte. Anteriormente fue una repetición de Excalibur,… Leer más »

JB VS
JB VS
29/02/2020 03:37

Como no hay mas que decir pues casi ya todo se dijo, creo que algo muy importante de esa miniserie es que toma una trama de la serie original, es decir, el hecho de que kitty esta muriendo a causa de los eventos de masacre mutante, por lo tanto, tu metes esta historia en la mensual y va acorde, y eso le da mucho valor porque muchas vecrs crean miniseries o especiales donde te cuentan historias donde pasan desapercibidas pues son ajenas a lo que se cuenta en la serie. Otro ejemplo de esto es una historia que salio en… Leer más »

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
29/02/2020 05:59
Responde a  JB VS

Para Claremont todo cuanto publica es Historia, además de lo que escribe ser historias. Osea que por lo tanto deben ser respetuosas con el universo (estar en continuidad, no retconear, avanzar la historia), y respetuosas con el lector (bien escritas, completas, no ser superfluas o innecesarias). Y es algo que Shooter, cuando tenía en cuenta a todo el universo Marvel sobre su ego, también hacía; cuidando que la Historia estuviera correcta y las historias bien contadas. Lo que Diógenes llama coherencia del relato pero que también afecta a la verosimilitud, realismo, sentido común, etc. etc. etc. Y viene del mismo… Leer más »

Roger
Roger
03/03/2020 13:29

Este es un comic genial que reeditó Forum en sus tiempos. Aunque me gusta mucho la historia, me chirría toda la parte pseudopsicológica de Richards comiéndose el tarro sobre si «inconscientemente» manipuló la nave del primer vuelo de los 4F donde cogieron los poderes. Y todo eso de que quizá Muerte manipuló sus diarios para parecer que lo hizo a posta… Todo eso es muy de comida de tarro de la época. Pero como el resto es tan bueno, se puede perdonar. Lástima que cuando Claremont volvió a coger los 4F, no estuvo tan a la altura.

Diógenes Pantarújez
Admin
03/03/2020 16:21
Responde a  Roger

A mi me gustó mucho la etapa final de Claremont en los 4F, más que nada porque Larroca ya se hizo a los personajes y los de Liquid estuvieron un poco más comedidos.

Claro que Liquid comedidos es algo así como tener un ataque epiléptico en el que en vez de caer pateando al suelo te caes en el sofá y no te llevas un coscorrón tan grande… Muchos de los tebeos de aquellos años hoy en día son completamente ILEGIBLES.

Roger
Roger
04/03/2020 09:13

O sea, te gustó el dibujo, no el guión