Capa y Puñal pidiendo casito: Los Nuevos Mutantes de Bill Sienkiewicz (VI)

Pues… Hoy no voy a hablaros de un cómic, si no de dos. Sí, porque la cosa empieza a complicarse, y si bien en números anteriores lo más «incomprensible» había sido el cameo de Rachel Summers o el de Magneto quedándose sin asteroide M porque Warlock se chocaba con el según llegaba a la Tierra -que bien nos habría venido Warlock en 1991- la saga que empieza en The New Mutants 22 hace referencia a un Annual de Marvel Team Up de 1983, el número seis:

Que el annual este gran cosa no es, así que tampoco os hagáis ilusiones.

No hay mucho que contar más allá de que viene escrito por Bill Mantlo y dibujado por Ron Frenz y Kevin Dzuban, y en el se viene a contar de una forma bastante machacona quienes son Los Nuevos Mutantes y quienes son Capa y Puñal, dos adolescentes a los que inyectaron una droga experimental que les convirtió en sendos avatares de la Luz y la Oscuridad (¿no es algo terrible y maravilloso?). En aquel momento ambos grupos eran las nuevas apuestas de Marvel, con lo que no era de extrañar que Mantlo, como creador de Capa y Puñal, decidiera promocionar a estos últimos junto a la nueva sensación mutante en un Annual con nuestro amigo y vecino Spiderman. Sin embargo, en los dos años desde la publicación de dicho annual la suerte de ambos títulos había sido un tanto distinta; Los Nuevos Mutantes habían triunfado como se esperaba del primer spinoff de X-Men, mientras que Capa y Puñal habían tenido que pasar primero por una serie limitada hasta conseguir su serie regular, con lo que no es de extrañar que las cabezas pensantes de Marvel quisieran repetir la jugada promocional del annual y volver a mezclar a Capa y Puñal con Los Nuevos Mutantes. Solo que esta vez el crossover iba a pasar por las manos mucho más competentes de Chris Claremont y Bill Sienkiewicz…

Hay pique, ¿eh?

El número 22 de The New Mutants empieza -como viene siendo habitual- con más rutina, mostrándonos a Rondador Nocturno y Coloso entrenando a algunos miembros del grupo. Es una de las contadísimas ocasiones en las que veremos a Sienkiewicz dibujando a «los mayores» durante esta etapa y tiene su aquel ver su interpretación porque es la Patrulla X de los tiempos de Romita Jr, la de Tormenta punk perdiendo sus poderes y todo aquello. Lo que es peor, tanto Uncanny 188 como el número siguiente se cruzan al contar la trama paralela de como Magneto es rescatado por Lee Forrester y vuelve a la isla cthuliana en la que se enfrentó a los X-Men allá por su número 150, sin que los lectores de la época supieran muy bien a santo de que venía todo aquello. Pero claro, nosotros lo entendemos perfectamente porque sabemos que Magneto acabaría siendo el mentor de los Nuevos Mutantes cosa de un año más tarde.

Por no hablar de «los cabos sueltos» de Claremont, con la presentación de Selene y su entrada en el Club Fuego Infernal… Que supuestamente iba a ser importante para Nuevos Mutantes pero acabó teniendo más protagonismo en X-Men. Uno va a haciendo unos planes y luego…

Sin embargo, la aparición de estos personajes sirve para poner en contexto a personajes como Rahne respecto a mutantes de aspecto «peculiar», porque al fin y al cabo entre los nuevos mutantes lo más parecido a algo así hasta ese momento -exceptuando a Warlock- había sido la propia Rahne, con lo que cuando ella y su fundamentalismo cristiano se cruza con un tipo que tiene el aspecto del mismísimo demonio -y que encima comete la herejía de ser católico, oiga- pues como que vemos en acción todos sus prejuicios y la basura que el reverendo McCaig le había metido en la cabeza. Y es especialmente interesante esta escena, porque nos sirve para detenernos en el hecho de que si hasta entonces la caracterización de Rahne había sido un poco la de «niña chiquillo», Sienkiewicz empieza a dibujarla como lo que es, el miembro más joven del grupo y la más aniñada, mientras que otros miembros del grupo como Roberto, Dani o Sam si que muestran más edad. Todo esto con un añadido interesante en estos cómics, porque Sienkiewicz dibuja una versión «adulta» de Rahne, primero una versión idealizada de cuento de hadas y luego una provocada por la trama principal de todo esto. Pero igual nos estamos adelantando un poco, mejor detallaros de que va todo esto.

Es triste que Rahne aquí sea una niña y los planes fueran que creciera hasta ser adulta, pero la dejaron tapón porque sí.

Más arriba os comentaba que esto venía a ser una continuación del annual aquel de Mantlo con Capa y Puñal. Bien, pues aquella historia nos contaban como unos narcotraficantes desaprensivos trataban de recrear la droga que dio sus poderes a Capa y Puñal y se la inyectaban a Roberto y Rahne, los cuales acabarían convertidos en versiones chungas de luz y oscuridad que volverían a la normalidad gracias a la intervención de Capa y Puñal (más que nada porque Mantlo de los Nuevos Mutantes no controlaba mucho, que no veáis lo que se nota en esa historia). Esta continuación muestra como esa normalidad es solo temporal y Roberto empieza a tener cambios de comportamiento y fisiológicos que le provocan primero pasarse de frenada durante una clase con Coloso y en el número siguiente trasnformarse en una especie de criatura monstruosa de oscuridad que le mete una paliza al pobre mutante ruso. Y a todo esto, cachondeo con Rahne…

Aquí Sienki se quedó a gusto, fijo que le dijo a Claremont que el también quería un cuento de hadas y así colaron esto.

Porque tras tener un gesto muy feo con Rondador Nocturno, Rahne se vuelca en escribir un cuento de hadas sobre una princesa licántropa que trata de salvar a su príncipe azul, que ha sido atacada por una bruja plateada y su malvado caballero negro. Tras un enfrentamiento de la princesa Alystraea con ambos, la cosa se vuelve bastante chunga cuando la princesa no solo no acepta la petición de clemencia de ambos si no que la emprende a dentelladas con ellas, momento en el cual termina el cuento y la Rahne del mundo real acaba el cómic con un misterioso colgante entre sus dedos…

¡Capa y Puñal son gentuza!

La semana que viene seguiremos con mutantes, mutantes con drogas, mutantes no tan mutantes con drogas y comprobaremos como Rahne de mayor debería haber sido como Karen Gillan y no como Maisie Williams.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

28 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
M'Rabo Mhulargo
Admin
3 años han pasado desde que se escribió esto

Respeta a Capa y Puñal!

M'Rabo Mhulargo
Admin
3 años han pasado desde que se escribió esto

Les criticas porque Capa es negro y lo sabes…

M'Rabo Mhulargo
Admin
3 años han pasado desde que se escribió esto

Me quedo igual de bien que todas las veces que lo he leido!

M'Rabo Mhulargo
Admin
3 años han pasado desde que se escribió esto

Hablo el intransigente lleno de prejuicios!

MAKE MINE MARVEL
MAKE MINE MARVEL
3 años han pasado desde que se escribió esto

Capa y puñal son lo mejor ¡Y lo sabes ! Son una gran creación de Bill Mantlo que pocos autores han sabido tratar bien además del anteriormente citado. Los 90 y 00 no les sentaron bien pero eran unos correctos secundarios lujo.

Lo que ya no me queda claro es si son mutantes o no. En aquel anual daban a entender que sí y en nuevos mutantes más o menos.

Manolin
Manolin
3 años han pasado desde que se escribió esto

Mi Loba Venenosa preferida era la del Factor-X de Peter David , la que estaba «salida» literalmente , pues David explicaba que estaba «en celo» y que esto era ….¿ por su programación genoshana o por sus poderes lupinos combinados con su entrada en la adolescencia y dicha programación ? I don,t remember . Justo después de este número se iba David y la serie caía en las garras del puto Lobdell, y después en las de De Matteis , que tristemente contagiado del deprimente ambiente de la época en vez de tirar de su registro mas humorístico de la epoca de la J.L.I. con Giffen se iba más por su «lado tenebroso» de Spiderman, pero con mucho peores resultados que allí.
But i digreess . Volviendo a Rahne , en estos números ya no era pelirroja, con pelo corto y paliducha sino que mantenía siempre una forma semi-lupina: piel y pelo marrón , largo y con patillas. Y aunque creo que volvió a ser la niña de pelo corto y pelirroo en los capítulos de DeMatteis y Duursema en el Excalibur de Warren Ellis volvia a ser marrón y de pelo largo . Un lio . Pero la cuestión , que estaba «digresseando» de nuevo, ya era un personaje distinto, que habia evolucionado de niña a adolescente, ya había ido cambiando de forma orgánica y natural en manos de Claremont y Louise Simonson ( ese desenamorarse del buenazo de Samuel Guthrie para enamorarse de Rictor, con mas pinta de malote….¿ a que adolescente no le ha pasado? ) , y lo mismo había sucedido o sucedería con Kitty Pride , Sam Guthrie y tantos otros personajes de Claremont y la Simonson ( muy poco se la recuerda para lo mucho que hizo) , y es algo tan poco frecuente. Yo creo que solo en entre los personajes importantes, al menos en Marvel , habiamos visto esto, este paso de niño a hombre, con Spiderman. Comparas con personajes como , en los mutantes originales , el hombre de hielo ( que de hecho fué el que menos interesó de todos los X-Men originales a Claremont, el único que en la saga de Fenix Oscura no aparece sino para enterrar a Jean Grey , por algo sería) o la antorcha humana y nada que ver. Estos personajes que evolucionan y crecen es otro legado de Claremont a tener en cuenta.
Sobre sus cabos sueltos , en una grapa de la patrullaX de forum que desafortunadamente perdí ( creo que era en el numero que Kaos volvía al grupo) salía un articulo , no recuerdo si firmado por Perez Navarro o el prof. Loki ( ejem) llamado «¿ Sabe Claremont?» Y en el que se recogían todos los cabos sueltos que este había ido dejando aquí o allá . Venía ilustrado el articulo por una ilustración de Sempere en que caricaturizaba a Claremont como un brujo leyendo en su bola de cristal el destino de la serie
Estaria bien recuperarlo y scanearlo por aquí para ver cuales de esos cabos fueron finalmente atados por Claremont o sus sucesores

Manolin
Manolin
3 años han pasado desde que se escribió esto

Pues sí , Magik , Cable o Franklin Richards que en «esa etapa de los 4F de la que usted me habla» se hizo mayorzote en una historia calcada a la de Cable , para despues volver a ser chinajo poco antes del «Heroes reborn» sin que ni siquiera quedará explicado bien para que hicieron eso. Aunque ahora que lo pienso ….por esa época lideró Franklin un grupo llamado Fantastic FORCE ¿ serían tan memos de creer que si repetían la historia «nene va al futuro y vuelve crecidito» repetirían el pelotazo de X-Force? En fin…..los 90
Lo de Rahne, rememorando un poco, creo que la programación de Genosha fué lo que le llevó a sentirse atraida por Alex Summer , porque claro, aquel era magistrado de Genosha y ella mutada y por tanto él era «su amo» y ella le debía «sumisión». Tan chungo como suena. Y tan chungo como todo lo relacionado con Genosha. En fin…los 90. Ademas , también le entraba a Madrox y tal , y eso me imagino que si seria por las cosas normales de la adolescencia exaverbadas por el «celo» de su forma semi-lupina , o algo. Peter David lo habría desarrollado más…..y mejor, pero no lo dejaron
Y el articulo creo que seria igualmente interesante recuperarlo , y daría para un buen articulo.

Zatannasay
Zatannasay
3 años han pasado desde que se escribió esto

Hay mucho que escribir.

Uno de los temas centrales de Los Nuevos Mutantes es el miedo a crecer y al futuro.
Con el anual de Alan Davis y Mojo se vieron versiones adultas ultraidealizasas de Sam, Magik, Magma y Dacosta. Y también un vistazo a un futuro chungo de la mano de Brett Blevins.

Al lio. Que Rahne era la más desubicada del grupo y que tenía un follón mental de pasar de una aldea escocesa axfisiante donde casi la linchan a una mansión llena de bichos raros de los que tenía miedo. Porque Magik, otro tanto como Rondador, y en la fiesta anterior casi la lia cuando quieren maquillarla…

Y sí, Rahne tuvo un crecimiento real a lo largo de todos los cómics de Claremont, Simonson y Peter David. Cosa rarísima y muy apreciable.

Como gran momento de estas historias está el momento de entrar en el Hotel de Nueva York buscando a Rahne; y la escena de Dani generando la imagen de la misteriosa cliente que se hospedo en el hotel, para abrirse la puerta y ver a la Rahne niña.
Y la resistencia de los demás a verla como adulta, sobre todo el buenazo pero poco enterado de Sam, que mete la pata con eso en dos veces en dos numeros.
O que cuando está en su etapa de estar en celo en Factor-X, mira que podía ser un desastre esa deriva, está bien resuelta por el material humorístico que aporta y por que en el fondo es natural de la adolescencia y más cuando el personaje tenía un cristo en la cabeza. En esa etapa estaba permanentemente en forma semilupina, porque si se volvia humana lo hacía como mutada genoshana.
Y sí, supuestamente los genoshanos metían en las hembras mutantes atracción sexual hacia los jefes de batallón para hacerlas más ductiles. ¿Realmente hacia falta introducir eso más alla de dar una explicación al calentón permanente de Rahne?

Y Capa y Puñal, me parecen buenos personajes a los que no supieron darles buenas historias. Como secundarios de Spiderman dieron buenos momentos, y eran una metáfora de las drogas, aparte de introducir la problematica de las relaciones interraciales en el cómic; aunque nadie se atrevio a plantearlo de forma decidida, más alla del acomplejamiento perpetuo de Capa a mostrar sus sentimientos a Puñal.

Zatannasay
Zatannasay
3 años han pasado desde que se escribió esto

Sí. Davis y David hacen suyos a los personajes, y hay que aceptarlo, pero de la misma manera que con Excalibur Davis arregla mil follones de la continuidad, en Nuevos Mutantes da una versión muy curiosa y divertida de los personajes. ¿No son los mismos? No lo son pero sí lo son, son versiones que no se matan entre si, de la misma manera que pasa con las versiones de McCloud y la de Sienkiewicz.

En cuanto a David es verdad que él se maneja en su propia continuidad, Rahne con él es totalmente un personaje perdido en busca de su identidad, la visita al psicologo es genial en eso. Y teniendo en cuenta lo de Genosha lo veo lógico, a David le toca recuperar al personaje, y lo recupera haciendola pasar por esos dramas. Ya lo dije con Ciclope: si a una persona real le llega a pasar todo lo que les pasa a esta gente, acaba en el manicomio para el resto de su vida.

También es verdad que su Factor-X era un oasis en medio de los 90, por eso caló tantisimo, igual ahora no me parece tan bueno. Su segunda etapa de Factor-X me parecio una continuación muy meritoria, pero ya no tenía el impacto. (Aparte de tener yo casi tres décadas más ?)

Manolin
Manolin
3 años han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

Ok. Zatannasay, gracias por aclararme como era todo el culebrón aquel de la relación Alex Summer y Rahne Sinclair. La cosa es que creo que en la etapa de De Matteis se rompía ese vínculo y Rahne volvía a su ser. Recuerdo perfectamente a Rahne dibujada por Jun Durseema , ya mas «crecidita» ( con tetas y culo , para entendernos) pero con su caracteristico pelo corto naranja y piel blancucha de chiquilla escocesa. La cuestión es que después en un Excalibur de Warren Ellis y cia si volvía a aparecer con su aspecto «marronaceo» y lupino. No se si se debió a una descoordinación entre guionistas y dibujantes , o es un fallo de mi memoria, que antes podía reconstruir la trayectoria de mis personajes preferidos, pero ya no, y francamente no tengo ganas de releer el FactorX de DeMatteis, así que no seré mas pesado con el tema

Sin embargo si lo seré con Claremont ( ya les digo yo que para este tema no encuentro hartura) y sus personajes :¿ se han fijado que cuando hablamos o escribimos sobre personajes de Claremont usamos indistintamente sus nombres «superheroicos» y los «reales»? Es decir, lo mismo los llamamos Lobezno, Rondador, Magik, Bala de Cañón y Loba Venenosa que Logan, Kurt, Illyana , Sam y Rahne. En dos casos concretos el uso de su nombre de pila supera por goleada al de su «identidad secreta» , Kitty Pride y , sobre todo, Jean Grey ( com mucha mas frecuencia que Spirit, GataSombra, Chica Maravillosa o Fenix) De hecho no creo que haya ningun personaje en ningún universo superheroico cuyo nombre de pila predomine tanto sobre el superheroico como el de Jean, y esoque para cuando Claremont le echa las manos encima ya lleva mas de una decada lllamándose sobre todo Chica Maravillosa. Hay quién dirá que eso es porque ambas han asumido varios nombres en clave e identidades, pero mas identidades había tenido Hank Pym y hasta que Englehart empezó a ponerle el mono rojo ese y llamarlo Doctor Pym todos lo habiamos llamado Goliath, Chaqueta Amarilla o lo que tocara. Es muuuuyyy dificil, por mucho que algunos digan que Bendis fué a los vengatas lo que Claremont a los mutis, que cuando hablamos de los vengadores, sobre todo de los pesos pesados, usemos sus nombres de pila. Lo mismocon la Liga de la Justicia, incluso con la versión mas informal de Giffen y DeMatteis ¿ alguien se acuerda de cual es, por ejemplo, el nombre de pila de Booster Gold? A mi ese uso predominante del nombre de pila solo me ha pasado con algunos miembros de Infinity inc. ( una de las primeras series que me hice completa…la edición española, claro) como Hector, Lyta y Norda y por razones prácticas , los Green Lanterns y Flash para distinguirlos unos de otros.
Esa familiaridad es también legado de Claremont

Zatannasay
Zatannasay
3 años han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Manolin

En la etapa posterior a Peter David ya no se si fue DeMatteis u otro. El personaje que era la versión en tia de Bastión, (no me acuerdo de su nombre, ni ganas) se ofrece para curar a los mutantes. A Rahne la cura del proceso de modificación genoshano, ya puede volverse humana; lo intenta de seguido con Madrox para curarlo del virus del legado y se le muere entre las manos.

Por ahí yo deje de leer cómics de superheroes y me refugie en el europeo y otras cosas. Cosas de los noventa. Así que mi conocimiento de lo que vino después es escaso. De hecho, me medio perdi el Excalibur de Ellis.

Sobre lo de usar los nombres propios y los nombres clave indistintamente. Es que Claremont veía a los personajes como gente real, para él eran personas y después eran personajes. Logró una familiaridad que yo, si me encuentro por la calle, los saludo y no me sorprendería de verlos. Tambien hay otros personajes no de Claremont con los que también me pasa. Pero es más acuciante con el Universo Claremont.

A cada uno de ellos los llamo según me salga en el momento y según como los recuerdo para el caso particular. A Dacosta nunca lo llamo «Mancha solar» porque pocas veces lo llamaron así y aparte es un nombre farragoso en español. Magma y Amara se parecen sonoramente y en mi cabeza se confunden. A Illiana la nombro así cuando pienso en ella como niña e inocente y Magik cuando está más crecida o hay menos inocencia.

Es un tema interesante. Hay nombres que por ser muy comunes no los uso porque dan lugar a confusion y otros porque los han llevado tanta gente que tienes que especificar.
Cada uno tendría sus preferencias.

Roger
Roger
3 años han pasado desde que se escribió esto

No es que Capa y Puñal sean los mejores personajes de Marvel, pero tienen su qué. Supongo que por su simbolismo, el tema de las drogas (lo de sacar héroes ex ionquis debió ser rompedor en los 80), etc. La verdad me sorprendió que les sacaran serie con actores, aunque no está mal.
Lo malo es que los guionistas no suelen saber qué hacer con ellos. Salvo usar a Capa de taxista teleportador en algunos eventos.

Roger
Roger
3 años han pasado desde que se escribió esto

Pues lo novedoso era que habían huido de casa y vivían en la calle. Ya veo que no te gustan mucho Tandy y Tyronne…

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
3 años han pasado desde que se escribió esto

¿Por qué todos miden el trabajo de Mantlo en los ’80 como si fueran los ’70? Porque Mantis vivía en la calle mucho antes que ellos, y pasó por los horrores de vivir en la calle con más agencia que ellos y para colmo no seguía ningún tipo de molde tan obvio como los de Tandy (luz buena) y Tyrone (oscuridad mala). Más allá de los retcones luego, esas ideas estaban ahí. Sin contar que hay muchos más ejemplos en los ’70 (e incluso los ’60) en los que la idea de la pobreza en Marvel se trató mejor de lo que jamás la trató Mantlo con Capa y Puñal. Ni que hablar lo que puede hacer un Denny O’Neill con esa idea, y él ya venía desde fines de los ’60 en eso.
Pero ya, Rick Leonardi es muy bueno y es una lastima que Spider-Man 2099 fuera de las pocas series en las que trabajó que estaba a su altura.

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
3 años han pasado desde que se escribió esto

Pues, supongo que estoy con Diógenes en que Capa y Puñal no son especialmente especiales. Desde su creación casi al grito de «nosotros somos los héroes que luchamos contra las drogas» en épocas de Nancy Reagan, junto con Mantlo haciéndoles en su primera mini amigos de un cura y una policía, además de explorar lo menos posible la relación entre drogas y sociedad, pues, muy «sistema» y poco de los personajes siquiera (alguien que me diga que hace interesante a estos dos?). Y no existirán malos personajes (excepto que sí, y la mayoría los creó Rob Liefeld), pero estos aún no demuestran ser realmente buenos.
Ahora, sobre lo que iba el post en realidad: Sienkiewicz dibuja historias como un gran director de cine dirige películas. Sabe lo que hace a todo momento y para colmo tiene tiempo de darle un estilo que a estos Nuevos Mutantes le encaja a la perfección. Su trabajo tiene esas «imperfecciones» que suman tensión casi constante y hacen saltar luego las partes más «limpias» y «Neal Adams» que, según más números hace y menos tiempo tiene, deja para acentuar algún momento (más que nada, creo yo, de inocencia y/o de indefensión). Además del impecable histrionismo casi caricaturesco que es tan adolescente como las ansiedades que Claremont les provee a los personajes. Porque el guión es otra cosa; a los adolescentes es mucho mejore escribirlos no exactamente como hablan sino que como se sienten y eso Claremont lo sabe hacer muy bien; especialmente manejando la diferencia entre lo que él escribe como narrador (la situación; no explicándola sino dramatizándola), lo que los personajes dicen (su relación con respecto a la situación) y lo que esos mismos personajes piensan (lo que sienten sobre la situación) de forma que el lector recibe mucha más información que en otros cómics de su época incluso. Muchos tendrían que haber aprendido a escribir adolescentes de aquí, pero se nota que es mucho más fácil solo «actualizar» el diálogo de los mismos personajes en su «pose más famosa» que dedicarse a escribirlos bien.
Y ¿qué dice de mi el que pueda hacer referencia a Nancy Reagan pero no este seguro de sí entendí las referencias al final del post? Si es que yo creo que lo entendí, pero no estoy seguro.