Los Vengadores antes de Robert Downey Jr: Antes del Quesadismo (VI)

En el verano de 2000 y ocho años antes de la película de Iron Man, los Vengadores eran una de las franquicias más importantes de Marvel, solo por debajo de los mutantes y manteniéndose por encima de bombazos del momento como el Daredevil o el Punisher de Marvel Knights. Habían llegado a ser el cómic más vendido del mes en múltiples ocasiones, y el equipo formado por Kurt Busiek y George Pérez venían a ser el buque insignia de la administración Harras, lo que mejor había funcionado en aquellos tiempos posteriores a la quiebra era el recuperar las viejas esencias y el inspirarse -tal vez hasta demasiado- en lo más profundo de la era Jim Shooter. Aunque eso no se lo digas a George Pérez, porque podría sentarle mal.

Yo sigo pensando que recuperar a Nefaria era pasarse de retro, pero cualquier cosa es mejor que volver a los abismos noventeros.

Que Los Vengadores habían sido el gran triunfador de Heroes Return estaba bien claro, porque antes de Heroes Reborn y Liefeld la serie no pasaba precisamente por su mejor momento; eventos como Encrucijada con la revelación de que Tony Stark era un agente doble de Kang desde los orígenes del grupo y su posterior muerte y sustitución por una versión adolescente no habían funcionado en absoluto, y la mediocridad a la que se estaba viendo sometido el grupo desde la marcha de John Byrne de la serie hacía ya casi diez años solo se había visto mitigada levemente por retazos de la etapa Harras/Epting con la no tan buena Saga de Proctor. Los lectore de los Vengadores eran una especie en extinción al igual que los de los 4 Fantásticos -ugh, DeFalco- y cuando los ejecutivos de Marvel arrebataron dichas series al personal de la editorial para entregarselos a Liefeld y Jim Lee, los gritos ultrajados de los fans se quejarban más por truncar la etapa de Waid y Garney en Capitán América que por la cancelación hasta nueva orden de Thor -aunque esta última tendría una continuación con el infame Jorney Into Mystery:The Lost Gods de Tom DeFalco, mejor no hablar de ello- con lo que la «muerte» de Los Vengadores en un primer momento casi parecía una eutanasia. Claro está que el relanzamiento a manos de Rob Liefeld no ayudó en absoluto, así que para cuando llegó la hora de relanzar Los Vengadores otra vez con Heroes Return, Bob Harras lo tuvo muy claro: tenía que hace todo lo contrario a Reborn.

Los dos relanzamientos del Capitán América de Waid y Garney, símbolo de la inutilidad del proyecto Heroes Reborn (pero que les quiten lo vendido, ojo).

¡Y vaya si lo hizo! De entrada Capitán América volvía a manos de unos Waid y Garney que en realidad ya no sabían que hacer con el personaje, Thor iba a seguir en barbecho hasta que John Romita Jr encontrara a un guionista -que finalmente sería Dan Jurgens- y Los Vengadores e Iron Man iban a acabar en manos de Kurt Busiek, un antiguo colaborador de Marvel durante los 80 que ya en sus tiempos de fan había sido un tipo realmente reaccionario -sus cartas a Uncanny X-Men durante los primeros pasos del equipo del Giant Size así lo atestiguan, exigiendo el regreso del equipo original y la muerte o expulsión directa de Lobezno, personaje que a dia de hoy me parece que sigue detestando- y que contaba en su haber la infame sugerencia de resucitar a Jean Grey diciendo que la que murió en la Luna no era ella, si no un ente cósmico. Un tipo que deberíamos detestar a muerte si no fuera porque trabajos suyos como Liberty Project o Marvels habían apuntado maneras y a que durante la etapa Reborn había escrito dos de los cómics revelación de la editorial: Untold Tales of Spider-Man -una especie de serie paralela al Spiderman de Ditko la mar de recomendable- y el verdadero bombazo de la Marvel postbancarrota: Thunderbolts.

La suerte que tuvo Busiek es que en 1997 todavía no estaba muy extendida internet y los listos que vimos venir el girito de Thunderbolts no pudimos gritarlo a los cuatro vientos (aunque yo no lo habría hecho, que al final no deja de ser un spoiler rancio).

Thunderbolts nos pilló a todos por sorpresa, y no lo digo tanto por la gran revelación de su primer número como porque en aquellos tiempos todo era un bombardeo constante de nuevos personajes con identidades extremas y todos ellos fuera de si. Formaba parte del relanzamiento «retro» que planteó Bob Harras como reacción a Heroes Reborn; ellos no podían competir con los Imageboys a ser los más molones y más modernos, pero en aquel vacío de poder de la ejecutiva de Marvel -la editorial tras la quiebra estaba en venta- aprovechó para hacer los cómics más retro que uno pudiera echarse a la cara, ser más Marvel de lo que había sido Marvel en los últimos quince años. Y así es como aparecieron Quicksilver, la nueva encarnación de Héroes de Alquiler, el Deadpool de Joe Kelly, el KaZar de Waid y Andy Kubert o los propios Thunderbolts, una serie que remitía más a los 80 y 70, con superhéroes más «tradicionales» y sonrientes en la portada. Luego no era oro todo lo que relucía y las cosas fueron por otros derroteros más cercanos al ya mencionado Liberty Project, pero Thunderbolts había demostrado que se podían volver a hacer cómics de Los Vengadores «normales», al estilo clásico, y fue el éxito de dicha serie más los galones de Marvels y Untold Tales of Spider-Man lo que hizo que Busiek se encontrara disponibles para el solito todos los juguetes que siempre había tener.

No, no hay bocadillos de pensamiento. Busiek era un guionista mucho más moderno de lo que uno pudiera pensarse en un principio, aunque eso se veía mucho mejor en Astro City que en sus trabajos para Marvel.

Busiek le devolvió a los lectores todo lo que querían, devolviendo los trajes y encarnaciones clásicas de la mayor parte de los personajes, usando una alineación conservadora pero con un par de miembros de los Nuevos Guerreros, recuperando dinámicas de tiempos de Shooter y Michelinie de principios de los 80 y todo ello dibujado por un George Pérez que ya a esas alturas no tenía que demostrar nada a nadie pero que lo seguía haciendo día a día, atreviéndose con cualquier cosa y ganándose con cada viñeta una medalla al mérito en el trabajo. El éxito de Vengadores y Thunderbolts -no tanto Iron Man, que pagó los platos rotos del guionista tratando de abarcar demasiado- había sido tal que durante el año anterior Busiek junto a Carlos Pacheco había realizado una maxiserie de 12 números, Avengers Forever, que se había convertido en uno de los grandes éxitos del año, provocando que tuviera una «continuación» -Avengers Infinity, a cargo de Roger Stern- y hasta una versión mutante con X-Men Forever, a cargo de Fabián Nicieza. Y así se encontró Joe Quesada a los Vengadores, y precisamente por eso ni se mencionaba a los Vengadores durante sus primeras entrevistas tras ser nombrado Editor en Jefe de Marvel.

Busiek había convertido lo retro en su imagen de marca, y eso no encajaba con la «NUEVA» Marvel.

Ya para entonces Busiek había dejado hace mucho Iron Man y el mismísimo Joe Quesada se había encargado de la serie junto a Frank Tieri, recuperando la armadura clásica roja y amarilla y enfrentando a Tony Stark contra su propia armadura que había tomado conciencia propia por el efecto 2000 -buscad efecto 2000 en wikipedia y reiros, así andábamos en aquellos tiempos- pero más allá de eso, las interferencias de Quesada y su nuevo orden en los Vengadores iban a ser muy escasas, y crossovers de 2001 como Maximum Security -que actuaba a modo de secuela de la Guerra Kree Skrull y la Kree/Shi’ar, toma ya- iban a seguir estando centrados en Los Vengadores a pesar de que el peso editorial había empezado a moverse dramáticamente en favor de Spiderman y los mutantes. Así, Busiek seguiría en Vengadores hasta 2002 para acabar marchándose a DC, siendo sustituido por un fichajazo que ríete tu de Neymar: Geoff Johns, flamante guionista de JSA. Parecía que Quesada había sustituido un valor a la baja por uno al alza, pero Johns pronto demostraría que no estar a la altura de las expectivas y saldría por la puerta de atrás, obligando a Marvel a sustituirlo por el perverso Chuck Austen, el Scott Lobdell del nuevo siglo. Pero si esto ya nos metía el miedo en el cuerpo, había algo aún más terrorifico: Mark Millar sacaba en 2002 una versión Ultimate de Los Vengadores…

Una visión plana, caricaturesca y bastante pueril de los Vengadores, todo hay que decirlo.

Mucho se habló de la relevancia de The Ultimates -porque en aquel momento parecía que tenían que cambiarles hasta el nombre- y hasta hubo bocachanclas que gritaron a los cuatro vientos la superioridad de estos sobre los auténticos Vengadores, pero lo cierto es que The Ultimates es un cómic que ha envejecido rematadamente mal y que de por sí sería digno de su propia autopsia. Aun así, su impacto fue tan tremendo que pusieron en duda el «clasicismo» de Busiek y tanto Johns como Austen intentaron encontrar otro acercamiento al grupo que no llegaría a buen puerto, con lo que Joe Quesada y Tom Breevort se juntaron con Brian Michael Bendis y para 2004 destruyeron por completo a los Vengadores. El resto, como se suele decir, es historia…

¡Cuantísima indignidad hay en esta portada! Y sí, la semana que viene por fin llegamos a los mutantes.
Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

31 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
4 años han pasado desde que se escribió esto

Sigo pensando que George Perez es lo único que hace memorable esta etapa de Los Vengadores. Eso sin pensar que Busiek es un mal escritor en lo más mínimo, que Kang Dynasty está bien y todo. Pero para mi Busiek se vale mucho de tener un enorme súperartista y desarrolla tan poco que asusta. Y sé que lo que tocaba era tener cómics con nostalgia en ellos tras Heroes Reborn y los ’90 (cada vez que intento imaginármelo, me dan hasta escalofríos) pero también podían ser menos conservadores y repetitivos. O tal vez no, que la verdad yo solo lo entiendo tanto como puedo entenderlo. Igual, por escribir:
IronMan era el que más necesitaba ese tratamiento tras Encrucijada y Whilce Portaccio, pero era aburridisimo (para mi hubiese sido genial tenerle nostalgia a Rhodey de IronMan; con ChrisCross dibujando, que yo sé como son en Marvel…).
El Thor de Dan Jurgens tenía a Romita Jr. pero a su vez tenía a Jake Olson (y tiene algunas ideas que luego haría Aaron con mejores resultados). También mata a Odin (súper original…) y pone Asgard sobre Manhattan cosa a la que solo Alan Davis le dio un poco de atención. Y luego de cancelada esa serie pasan un par de años hasta su regreso. Yo creo que con Thor tendrían que haber hecho como con Capitán América y haberle devuelto la serie al escritor pre-Onslaught/Heroes Reborn; Messner-Loebs (eso sí, con Romita Jr., no Mike Deodato Jr.).
El Capi pasaría de Waid a Jurgens a Macan para que post-9/11 fuera Ney Rieber/Cassady pero solo para que Austen acabe sus dos últimos arcos (escalofríos, de nuevo). Pero al poco ya vendría Brubaker.
Y, aunque sé que no cuenta porque es de MK y técnicamente no anterior al Quesadismo, también estaba Priest en Black Panther, que tampoco estaba muy activo como vengador pero vale mencionar porque Priest reconoce que con Brevoort editando no había ningún tipo de presión creativa pero a su vez tampoco había ningún tipo de control o relación entre los cómics que el mismo Brevoort editaba incluso cuando estos se encontraban (T’Challa espiando a los Vengadores y cosas así). Lo que vendría a decir algo del estilo editorial del hombre (por su parte Palmiotti y Quesada preferían mantener la distancia entre su «supermolona» MK y Marvel en general).
Se podría comparar Ultimates con el primer año de Los Vengadores de Stan Lee, Kirby y Heck y ver cuales han envejecido peor y cual es la visión más plana, caricaturesca y bastante pueril de los Vengadores ¿si los cómics de hace 50 años o Millar hace 15?

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
4 años han pasado desde que se escribió esto

Pues eso, mucho Disassembled cuando tienes a Marvel pasando a Steve Rogers de Dan Jurgens a un nuevo #1 en MK con Ney Rieber y luego dándole la patada antes del año por Austen (Chuck Austen! El horror!). Y después ríete tu; Gibbons, Robert Morales y Kirkman + la serie con Falcon de Priest. Hablando del cual, Quesada lo da, Quesada lo quita; la mala apuesta/volantazo de Priest con Black Panther (y The Crew, que al menos ahí no escribía Austen a Rhodey) para luego traer a Reginald Hudlin.
Y soy yo o las dos series que estuvieron siempre a cargo de Brevoort (IronMan y Thor) pasaron completamente desapercibidas? Mike Grell podía enloquecerse enfrentando al filántropo con su pasado de inventor de armas loco o llevando de nuevo a Tony Stark a tiempos medievales y ni sé quien meterlo luego en política(?) que nada los salvaría de una de las jugadas favoritas del mundo del cómics; relanzarlo con Warren Ellis (Hellstorm, Druid, The Authority, la Revolution junto con Claremont, Doom 2099, hasta el Nuevo Universo!). Y Dan Jurgens podía traer Asgard a Midgard, crear un «mata-dioses» y hacer una Thor chica, que nada lo salvaría del Ragnarok y la cancelación por años.
Ya sé que esto lo saben todos, pero es que es una de las partes que más me apasiona de los cómics y de vez en cuando me viene bien soltarlo y conseguir otras perspectivas en el proceso. Además, la era Quesada la tengo muy por arriba porque me he dedicado más a los clásicos Marvel que a los «clásicos modernos».

Meisenhauser
Meisenhauser
4 años han pasado desde que se escribió esto

No, si al final veo que a Rieber se le va a recordar más por su Capi América que por sus 50 números al frente de la serie de «Los libros de la magia» en Vertigo en los 90 XD.

De él solo he leído esto último y ahí me parece bueno (hasta me gusta más, a pesar de cierto (bastante) desequilibrio que le veo a esa serie, que la mini original de Gaiman, sacrílego que soy).

Del resto ya no puedo comentar… ni de MK ni de un cómic de «G.I.Joe» que según tengo entendido guionizó.

Save
Save
4 años han pasado desde que se escribió esto

Ultimates y el grueso del trabajo de Millar en esos años al final es producto de una mentalidad bastante extendida por la cual una obra supuestamente es adulta por ser tener sexo y violencia mas o menos explícitos y diálogos llenos de frases sentenciosas, aunque su profundidad brille por su ausencia. Al final es la misma mandanga que hacían los chicos de Image pero mejor dibujada y dialogada, pero eñ fondo es el mismo.

Meisenhauser
Meisenhauser
4 años han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Save

La influencia del éxito de «The Authority», básicamente (sobre todo la etapa de, pues sí, el Millar)…

Sí que resulta curioso que cosas como lo de «¡¡Hulk heteroo!!» y el «¿Crees que esta A es de Francia?» XDD se aplaudieran cuando, si eso lo llegan a hacer los de Image en su momento, no se habría aceptado tanto (por decirlo de forma suave). O el Hulk caníbal y la Betty que se pone cachonda con eso (…).

Supongo que porque Millar y Hitch daban una pátina de supuesta seriedad, el truco de ciertas pelis (cof cof). Y ese Hitch post-imitador de Alan Davis estaba en estado de gracia y eso influye, eh.

Pepito Pérez
Pepito Pérez
4 años han pasado desde que se escribió esto

Hace un tiempo, hará cosa de un año, Busiek realizó un hilo en su cuenta de Twitter (o no sé si un hilo puntualmente, pero hablo bastante sobre esto) hablando de los motivos de su salida de Avengers, y es que según parece no le caía para nada bien que Marvel calificara indirectamente a su trabajo como «viejo» a fin de realzar la figura de Ultimates de Millar, que vendrían a ser lo «nuevo» y lo «moderno». Ahí aclara que las ventas de Avengers no estaban mal y que el hecho de que la propia editorial, de alguna u otra forma, utilizara su etapa para realzar este otro cómic le molestó bastante. De hecho hasta el propio Millar salía a hablar de sus Ultimates y terminaba diciendo cosas como esta, que ahora se venía lo nuevo. Ya no me acuerdo si ese fue el motivo de su salida, pero parece que no le pareció poco y es probable que haya influido en esta decisión.
Es entendible que Quesada no intentara hacer algo con el grupo en aquel momento porque al fin y al cabo era un relanzamiento que había cumplido su propósito y vendía bien, sin mencionar que era un cómic que de a poco estaba quedando algo aislada del resto de los títulos por su estilo más clásico.
Lo curioso es que al terminar Ultimates 2, el grupo se deslinda de Shield y de todo lo demás y se sugiere que ahora venía una nueva etapa para el grupo, de corte más clásico, justo como en el origen de los Avengers originales. Por supuesto, esto último se abandonó y se siguió con la idea de «Ultimates», continuando la historia con…Jeph Loeb. Y todos sabemos como acabó eso!!

Vizh
Vizh
4 años han pasado desde que se escribió esto

Coincido en la etapa de Busiek pega un bajón de interés importante tras la marcha de Pérez.

De la larguísima saga final de Kang, que se queda muy lejos de historias anteriores del mismo villano (Kang es el enemigo de algunas de las mejores historias de Lee, Thomas, Englehart, Stern y el propio Busiek, es decir, la crema de la crema de los guionista de los Vengadores), salvaría el número dedicado a Marcus, que había que tenerlos cuadrados para sacar a la palestra a ese personaje después del Avengers 200, y encima le da una resolución excelente.

En cualquier caso, lo mejor de Busiek con los Vengadores, curiosamente, no está en la serie regular, sino en sus dos series limitadas, Siempre Vengadores y JLA/Vengadores, que sí están entre lo mejor del grupo.

Roger Corbera Mestres
Roger Corbera Mestres
4 años han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Vizh

Creo que el trabajo de Pérez en Vengadores fue lo mejor de su carrera. Estaba en estado de gracia.
Estoy releyendo JLA/Vengadores y sueño con que le dan una maxiserie a Busiek donde haga crossovers entre Vengadores y JLA para la edad de Plata, la edad de Bronce, etc.

Roger Corbera Mestres
Roger Corbera Mestres
4 años han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Pepito Pérez

Se llegó a a hablar (creo) incluso de abandonar el universo Marvel antiguo y substituirlo por el Universo Ultimate… Dan Slott incluso se burló de éso en Hulka.

Antonio Jota Comu
Antonio Jota Comu
4 años han pasado desde que se escribió esto

Los inicios de la Línea Ultimate coincidieron con la época en la que me enganché a los cómics Marvel (me crié con los dibujitos basados en los mismos, pero lo que es los propios cómics me llegaron un poco más tarde) y, aunque también me mamaba cosas como el Spider-Man de Ditko, el Classic X-Men (los dos) o diferentes cosillas de los 70s-80s, todo lo Ultimate tenían su atractivo y me eran accesible… Así que, no, no soy la persona más objetiva en todo esto… aunque de todas maneras, habría que ver hasta qué punto es cosa de la edad y del contexto, porque los tomos se los presté a mi profesor de Lengua de aquella época, que sí que era y es de la generación Vértice-Bruguera, y quedó encantadísimo y disfrutando como un niño…

La cuestión es que a mí cosillas como The Ultimates me gustaban y me siguen gustando. Es cierto que los personajes no dejan de ser unas caricaturas a muy mala leche de sus contrapartidas originales… pero es que yo, personalmente, no creo que jamás pretendieran ser otra cosa; y es, precisamente, ese sentimiento de caricatura lo que hace que las salvajadas que muestra (el Capi rancio, el Hulk caníbal, el Thor hippioso, ese Tony pasado de roscas, Hank Pym como maltratador, etc.) funcionen dentro de su contexto de comentario crítico sociopolítico (aunque de trazo grueso y lejos del atrevimiento de ‘The Authority’ o del ingenio de Garth Ennis). Otra cosa es que se los promocionara (con toda la injusticia del mundo) como la versión mejorada y ‘molona’ de los personajes de toda la vida, lo cual es de una ironía brutal tanto visto ahora como en su momento (creo que incluso los que disfrutábamos de la línea Ultiamte sabíamos que, tarde o temprano, la cosa acabaría como la línea 2099 o similar). Pero, vamos; me acuerdo de aquel libro de Julían Clemente, con declaraciones de distintos artistas de Spider-Man, donde Bendis expresaba tener muy claro que el Spider-Man ‘de verdad’ era el de las series clásicas, no el que hacía él ni lo que había intentado Byrne en su ‘Capítulo Uno’. Y me sorprendería que Millar no fuera consciente también de lo que estaba haciendo.

Antonio Jota Comu
Antonio Jota Comu
4 años han pasado desde que se escribió esto

Yo lo veo así: Steve Rogers (el de ‘verdad’) tiene una personalidad muy concreta y muy agradable, pero, superficialmente, no deja de ser una ‘persona de destrucción masiva’ ataviada con la bandera yanqui. El concepto preconcebido que mucha gente solía tener del personaje, sin conocer los cómics y antes de las películas del UCM, es parecido a lo que acabó saliendo en ‘The Ultimates’. Lo sé porque a mí mismo me pasaba, y a gente que conozco también. Y lo que hizo Millar fue divertirse a costa de ese prejuicio, presentándolo como una versión a lo Bat-God de John Wayne, pero, al mismo tiempo, dándole capotazos, con sus choques con el presente, con los vaivenes de su relación con Janet y con el verse reconocido en el supersoldado irakí. Comprendo que pueda no gustar, entre otros motivos porque parte de asumir una malinterpretación del personaje original; pero, al menos, fue una manera de abordar el problema y que encajaba dentro del tono pretendidamente gamberro que se le quiso dar.

pelayo
pelayo
4 años han pasado desde que se escribió esto

En Marvel ya se dieron cuenta hace un tiempo que la sustitución brusca y tajante de un universo por otro, de una continuidad por otra, es algo que no aceptado de buena gana por el público (el N52 no lo fue, y lo de Ultimate/616 más bien fue una coexistencia hasta que el Universo Prime actual absorbió lo único rentable del primero: Miles Morales). Han aprendido que una «suplantación» paulatina es más llevadera (como lo de la rana en la olla de agua que empieza a hervir), y poco a poco te cambian un Nick Furia por un Samuel L. Jackson, te meten un Coulson, unos Chitauri, a Shuri la rejuvenecen, etc… y lo último es el caso de Yondu. Como en aquel cuento de Borges «Tlon Uqbar Orbis Tertius», una Tierra esta siendo absorbida poquito a poco por otra…

pelayo
pelayo
4 años han pasado desde que se escribió esto

En su momento no leí ni los Vengadores ni los Thunderbolts de Busiek (estuve fuera de los tebeos buena parte de los 90); hace un año me los pasaron y era como leer un tebeo de los de los 70 con todos su clichés, como si entre 1981 y 1998 (el momento en que se estrenaron estos Vengadores) no hubiera pasado un sólo día, como si no hubieran existido ni Miller, ni Moore, ni nadie que hubiera hecho evolucionar un poco el lenguaje comiquero. Era como uno de eso bichos conservados en ámbar. Supongo que por eso gustó tanto, porque era como volver -extemporáneamente- a esa etapa dorada que muchos recordaban con nostalgia. A mí la nostalgia per se no es un valor que me interese, y por eso me parecen unos tebeos ya vetustos al nacer.

Tom Frenz
Tom Frenz
4 años han pasado desde que se escribió esto

No he leído los Thunderbolts. El dibujo de Bagley me retrae bastante. También he leído que es mejor la etapa Nicieza. ¿Merece la pena la serie?

Lord_Pengallan
4 años han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Tom Frenz

Es mejor que sus Vengadores (hablando de Busiek). Es menos vintage antes de tiempo porque es más dinámica y subversiva (es gente que debe pagar sus deudas negándose a ello).

pelayo
pelayo
4 años han pasado desde que se escribió esto

Lo curioso es que, simultáneamente, en los años 1999-2001, Alan Moore estaba haciendo sus ABC Comics, y series como Tom Strong estaban dedicadas casi por completo al homenaje meta mediante la «incrustación» de una aventurilla hecha «a la manera de…» imitando los estilos gráficos y narrativos de la Golden, la Silver y la Bronze Age, los pulps, los comics EC, a Tintín etc, etc… incluyendo el grafismo de las portadas y los logotipos. Eran simples homenajes con nostalgia al pasado, mientras que lo de Busiek era «real», estaba usando como propio el estilo de hacer tebeos de superhéroes que disfrutamos en su momento (cuando yo tenía entre 11 y 15 años + ó -) en los Vengadores de Michelinie y Shooter, Pérez y Byrne, en los Nuevos Titanes de Wolfman y Pérez, en la Patrulla de Claremont y Byrne, etc… No es que reniegue de aquellos buenos tebeos, lo que pasa es que en 1999 (que es cuando se hicieron y cuando se supone que debería haberlos leído) yo ya tenía alrededor de 30 tacos (ahora más), y había leído ya un montonazo de tebeos de 3 continentes diferentes, con muchos estilos nuevos y el cuerpo me pedía otra cosa. El pelotazo de los Ultimates entre el público «mayor» como yo seguramente respondía a eso de «cuanto más viejo, más pellejo», que con la edad uno afila el colmillo del cinismo y la mala uva y se ríe con el chiste de «¡Hulk hetero!», y reconoce que el Capi no es que sea ultranada, es que es un soldado a lo Sargento Rock habituado a no pedir las cosas «por favor» a la tropa, y con la mentalidad media masculina de los años 30 y 40, y raro sería que se comportara de otra manera. Entre el público más joven, el tebeo se vendía sólo, con la estética widescreen, el detallismo de Hitch y el groserismo de Millar, era un tebeo más ad hoc en el momento por recoger mucho de lo que se había experimentado en los 90 con Image (lo bueno, digo) y sobre todo con The Authority, de la que es una fórmula más refinada.

Lord_Pengallan
4 años han pasado desde que se escribió esto
Responde a  pelayo

Mejor análisis del cómic ever!

Roger Corbera Mestres
Roger Corbera Mestres
4 años han pasado desde que se escribió esto
Responde a  pelayo

A ver: Miller y Moore introdujeron novedades importantes, pero en ningún caso escribieron la Bíblia. No todos los autores están obligados a meter con calzador temas presuntamente «adultos» o ser anticuados. Yo creo que BUsiek tiene bastante voz propia como para que no se le pueda considerar un refrito. Lo de Moore en ABC SÍ era un refrito. Pero claro, se supone que si hace a posta es muestra de inteligencia y buen hacer y bla bla bla.
Los que dicen que el Capitán América solo es un soldadote saben muy poco del personaje. Steve Rogers, desde que salió del hielo, siempre ha sido contestario a los intentos de usarlo como arma del gobierno USA. Englehart, DeMatteis, Stern, y Gruenwals siempre han dejado claro que su humanismo va por delante de su patriotismo. Patriotismo que nunca interpretó de forma cerril.

pelayo
pelayo
4 años han pasado desde que se escribió esto

-. ¿Quién ha hablado de temas «adultos»?
-. «Los que dicen que el Capitán América solo es un soldadote…» ¿Quién ha dicho eso exactamente?

-. Sí dije «… como si no hubieran existido ni Miller, ni Moore, ni NADIE que hubiera hecho evolucionar un poco el lenguaje comiquero». Ese «NADIE» que has esquivado equivale, para abreviar, a una larga lista de autores que entre 1980 y 1999 aportaron cosas que ensancharon los límites narrativos o simplemente modificaron la estética de los tebeos, (H. Chaykin, S. McCloud, Morrison, Gaiman, Otomo, Mignola, Ennis etc, etc, etc…). Ningún escritor ni ningún par de escritores han escrito por sí solos nunca una biblia de nada; de hecho, la propia Biblia es una obra de sepetecientos autores a lo largo de 1000 años, y los filólogos paleotestamentarios y neotestamentarios saben distinguir que cada parte de ella tiene un estilo lingüístico acorde a una época, y esas marcas les sirven para establecer ordenaciones cronológicas y referencias cruzadas acerca de quién influyó a quién. Pero si vinieran estudiosos de dentro de 500 años a ordenar los tebeos del siglo XX, es muy posible que dataran los Vengadores de Busiek como «circa 1980» en vez de «circa 2000» en base a su estilo, aunque quizás salieran de su error si se fijasen en la numeración de los Ultrones, o quizás se rascaran la cabeza con extrañeza como cuando los arqueólogos se encuentran un oopart.
-. En cuanto a los presuntos «refritos» de Moore, si se hacen aposta y se dejan suficientes señales que el lector pueda captar con facilidad (suponiendo que tenga una poco de bagaje comiquero) no es simplemente una muestra de inteligencia y bla bla bla (entonces todo Tarantino sería bla bla bla), sino que estos homenajes pueden derivar en un juego entre autor y lector, con diferentes propósitos que van desde compartir la admiración por grandes autores del pasado (GreyShirt como personaje-tributo del Spirit de Eisner) a la parodia (un The First American a medio camino entre Kirby y Mad). En cambio, «repescar villanos olvidados o semiolvidados» y tirar de Nefaria oootra vez, como dice Diógenes en ese pie de foto, es ser retro y no darse cuenta de la gente te compra por ser retro y porque después de los Vengadores de Heroes Reborn hasta Mike Vosburg hubiera sido recibido con aplausos, y porque era volver a la zona de confort, como Linus recobrando su mantita y abrazándose a ella mientra se mete el pulgar en la boca.
Y el contraste surge en que mientras Busiek tiraba a tope de continuidad = de fondo de ropero con villanos anaftalinados de esos que hablan solos en largas parrafadas ominosas como Nefaria, Madame Máscara, Kulan Gath, el Segador, Morgana LeFay, Ultrón taitantos (el único villano que lleva en su nombre el número de veces que le han pateado el culo, y para ir avanzando faena empezó ya en el 5, p*to looser, )
http://2.bp.blogspot.com/-TiiEbOWy6p8/VTUoSAJf4uI/AAAAAAAAFU8/EktHBO67e6E/s1600/Ultron-Unlimited.jpg
, etc…,
porque comprendo que tampoco es cuestión de ir creando personajes nuevos para que se los quede Marvel a cambio de unos miseros royalties; mientra eso ocurría, en 2001 Morrison se sacaba de la manga en su primer número de New X-Men a Cassandra Nova: ¡una villana que no hablaba sola! como personaje nuevo a estrenar («toma, Marvel, tó pa tí, que tengo más en camino: Xorn, Angel Salvatore, Quentin Quire, Fantomex, las Hermanas Cuco de Stepford, Dust, etc…» que todavía siguen algunos en danza por las series X. Gracias, Morri, por mirar hacia delante y no hacia atrás).
-.»…Englehart, DeMatteis, Stern, y Gruenwals siempre han dejado claro que…» ¿Qué nombre pone en la portada de The Ultimates? Millar. Entonces ese no es el Capitán América de Englehart, ni de DeMatteis, ni de Stern, ni de Gruenwals. ¿O es que ellos SÍ escribieron la Biblia del Capitán América que todos han de seguir?
Por otra parte, la prueba del 9 de que entre la mayoría del público The Ultimates no ha envejecido tanto o tan mal y que sigue atrayendo a los lectores es que en España -hasta donde yo sé- ha conocido 5 ediciones: desde la grapa de Forum de 2003, los BoME, los DeLuxe, el coleccionable de kiosko y hasta los Integrales de Panini de 2018, a cual más lujosa y cara; en tanto que los Vengadores de Busiek, a pesar de tener 3 años más de ventaja, han tenido 1 edición en grapa, 1 edición en BoME (que SD saldó en packs rebajados) y 1 en CES (jibarizada). Guau, corred que se agotan… Siempre queda decir que es «obra de culto».

Arlequín
Arlequín
4 años han pasado desde que se escribió esto

Los Ultimates… Leí hace poco su primer arco y me gustó harto. Siempre tuve claro que eran una versión alternativa, no los héroes clásicos y así, me funcionaron bien. Por lo que entiendo, el MCU se basó mucho en ellos para adaptar a los Avengers al cine, además (bueh, Fury es el ejemplo más claro).

Que las intenciones editoriales hayan sido macabras es otro cuento.

Zatannasay
Zatannasay
4 años han pasado desde que se escribió esto

Aquí fue una de esas veces en la que una empresa se hace la competencia a sí misma.

¿Si tienes un producto que funciona bien, para que lo desvaloras publicitando otro que su principal virtud es ser la versión molona y «ultimate» del anterior?
Amen de que solo es la «ultima» versión hasta que saquen la nueva «última» versión ; en el nombre lleva el pecado de la caducidad.

Ahora bien, yo disfruto los dos primeros arcos al menos, en plan como si lees un What if?.
Pero una linea de cómic que tiene como premisa ser tan exagerada, y tener que anonadar al publico de continuo, con golpes de efectos escabrosos; pues lógico que se les acabase por ir la pinza.

Mira… es el equivalente de esos accidentes que no puedes dejar de mirar, de los que hablabais en pasados escritos recientes. Solo que sin gracia

Roger Corbera Mestres
Roger Corbera Mestres
4 años han pasado desde que se escribió esto

Para mí Kurt Busiek fue uno de los tipos que salvó el cómic de superhéroes tras el marasmo de los 90 (otro sería Mark Waid). O por lo menos que salvó los Vengadores. Si habla de Edad de Oro, Edad de Plata, Edad de Bronce… Lo de Busiek con Vengadores o Astro City debería llamarse nueva Edad de Plata. Y lo que hizo con vengadores, lo hizo aun mejor en Thunderbolts, una colección completamente original a la que no se puede acusar de imitar a MIcheleine (para mi no es imitar si lo haces mejor que tu inspiración).
Recuerdo haber comprado el Thunderbolts núm. 1 y pensar: vaya por dios, otro grupo nuevo sin gracia como Fantastical Force. Pero el cómic estaba bien, y con el final me caí de culo. Es un poco triste que los autores siguientes (con alguna excepción) solo hayan sabido usar el nombre Thunderbolts para hacer un plagio de Escuadrón Suicida.
Busiek es uno de los mejores cuando se trata de jugar con la continuidad. Nadie como él para repescar villanos olvidados o semiolvidados y devolverles la chispa de la vida. Vamos a ver: ¿qué hacian Ultron y Kang a finales de los 90? Comerse los mocos en el asilo de villanos abandonados.
Con JLA/Vengadores demostró que, como buen demiurgo, puede hacer malabarismos con dos universos a la vez. Cuado pienso en eso y veo lo que hacen los ejecutivos matacontinuidades con sus flashpoints, es para llorar.
Para mí Ultimates tuvo cierta gracia marginal por su humor grosero, pero poco más. No aportó nada nuevo, salvo una modernización de la imagen gracias a Brian Hick que, creo, hizo posible luego la visión de ellos que tiene el universo cinematográfico. Personalmente le doy algo de culpa a que los superhéroes volvieran a matar como si nada.
DInastía de Kang tuvo sus buenos momentos. Pero para mi falló un poco por que no tuvo su reflejo en otras colecciones. Vamos a ver, Kang está arrasando Washington, y los demás grupos no se inmutan? Ya se que a los X-men les cuesta dejar de mirarse el ombligo, pero… 4F? Spiderman? Nada?
JOhns no terminó de pillar el concepto de Vengadores, aunque sus historias fueran decentes. Pero es que Austen fue lo peor. Y Bendis ya terminó de destruir el grupo completamente.
Digo destruir porque para Bendis y posteriores Vengadores han dejado de ser algo único para ser simplemente un sinónimo de grupo de super´heroes. Una referencia genérica, una marca blanca. ¿Qué queremos juntar héroes místicos? Mystic Avengers. ¿Qué queremos héroes mecánicos? Metal Avengers, etc, etc, etc.

Lucas
Lucas
4 años han pasado desde que se escribió esto

ufff que tiempos aquellos, pensar que uno vivió toda esta etapa en vivo y en directo… que lindo era recorrer los kioskos y comprar las grapas (a precios razonables)!! me esta gustando mucho esta serie de posts. Si me permites agregaría un par de datos: la idea orginal de millar y hitch era hacer «ultimate avengers» pero como literal y explicitamente el proyecto era hacer un guión/muestra de cine de los vengatas y la ulitma peli que tuvo de nombre «avengers» había sido un fracaso total hubo una orden de arriba, no sé si de jemas, de cambiar el nombre. También agregaría que es verdad que los vengadores de busiek vendían bien pero ya había un rum rum en los foros de la epoca de que estaba desactualizado (no sé en comparación con que porque tanto la jla de morrison como la jsa de robinson/goyer/johns eran bastante retro) y el verdadero punto de inflexión claramente fue bendis que tiro el tablero a la mierda durante más de diez años. Pero no olvidemos que «desunios» fue consecuencia directa de la infame identity crisis. AHHHH me olvidaba, es importante pero no lo mecionas, la clave de que la serie (los vengadores) estaba bien es que quesada no quito al editor de la serie Tom breevort que sigue al pie del cañón (para bien y para mal) en la actualidad. Saludos!