La semana pasada tuvo lugar un momento especial para las series de DC de la CW, el crossover anual. Un evento que ha ido creciendo año tras año desde sus humildes orígenes y en el el que este año lo han dado todo (hasta que llegue el del año que viene, espero) dándonos dos horas y pico de diversión, guiños, cameos y homenajes con una total y absoluta falta de sutileza que me han hecho disfrutar de nuevo como cuando era niño y leía aquellas grandes sagas en las que se juntaba todo el mundo. Pero vamos a entrar en detalle en lo que nos ha ofrecido este crossover y lo que se nos viene encima. Y obviamente cuidado porque hay mas SPOILERS que guiños y cameos en todo el evento junto.

Solo por esta premisa tan loca y absurda (digna de la Silver Age) ya hubiese valido la pena verlo

Un mundo tras otro ha caído por culpa de las maquinaciones del misterioso Monitor, un ser de poderes increíbles que ahora ha llegado a Tierra-1 para concederle el regalo de rehacer el mundo a su antojo a un hombre obsesionado con jugar a ser dios con las vidas de los demás. Un poder con el que ha puesto patas arriba las vidas de dos de los héroes mas importantes de esa Tierra quienes tendrán que buscar todos los aliados posibles si quieren tener alguna esperanza de devolver su realidad a su estado normal…

Que hijos de puta,q ue se han cargado a Hawkgirl e incluso al Green Arrow de Smallville

Yo me lo había pasado bastante bien con los crossovers anteriores, sobre todo con esa tendencia de cada año ir un poco mas lejos, y por eso tenia unas esperanzas muy altas puestas en este Elseworlds. Pero tengo que confesar que ni yo esperaba que me lo iba a pasar tan bien o que se me iba a hacer tan corto. Y corto ha sido porque este año se han quedado fuera los protagonistas de Legends of Tomorrow, algo que al principio me había mosqueado un poco (por algo es la mejor serie de superhéroes que tiene la CW) pero que al final no me ha parecido algo malo, ya que al tener que trabajar con un reparto de personajes algo mas reducido ha quedado tiempo y espacio para desarrollar mejor la historia, incluir algún personaje que otro cuya ausencia ya era un crimen en estos eventos e introducir (o reintroducir) a personajes (casi) nuevos.

Y no me quiero imaginar lo que le habrá costado a Stephen Amell meterse en ese traje de Flash

Aunque si con algo he disfrutado de Elseworlds (y han sido muchísimas cosas) ha sido con esa ausencia total de todo remotamente parecido a la sutileza o la discreción, consiguiendo superar en ese sentido a Gotham de forma espectacular. Y es que aquí no se han andado con tonterías, y así nos hemos encontrado con aquellos tradicionales cielos rojos y tormentas que anticipaban las Crisis o cosas mas locas (y geniales) como lo de inventarse Tierra-90 (pese a que hace tiempo nos habían dicho que solo existían 52 Tierras) y la han convertido en el hogar del Flash de la década de los 90, embutiendo a John Wesley Shipp en una copia de su viejo traje y dándole el papel (el tercero que interpreta en la CW) que tuvo el personaje en las Crisis originales de tratar de advertir a los héroes de lo que se avecina (y no inspirado en Batman v Superman como le he leído decir a algunos animales por ahí)

Ya podrían copiar elementos de su traje para el de Grant Gustin

Y con ese punto de partida ya podíamos esperarnos cualquier cosa como así ha sido. Nos han colado escenas que homenajean a memes de Internet sacados de las series de la CW, a películas de todo tipo y condición, se han atrevido incluso a confirmar teorías locas de fans de Internet (impagable esa escena en la que el Flash de los 90 reconoce a Diggle y le pregunta que donde esta su anillo, dejándonos bastante claro que en Tierra-90 el se apellida Stewart) Vamos,que solo les ha faltado colar un cameo de Masacre diciendo que se ha equivocado de Universo (y no me cabe duda de que si hubiesen podido lo hubiesen metido) e incontables cosas mas que dejo fuera porque si no estaría hablando de esto toda la semana.

A ver si para el crossover del año que viene…

Pero pese a todo, y con todo ese potencial y herramientas en sus manos se las han arreglado para no dejarse llevar en el mal sentido y contarnos una historia coherente y divertida que es mucho mas que una recolección de guiños y cameos y que con algo de suerte va a servir ademas para hacer avanzar a algunos de sus personajes. Esto lo digo porque la dinámica de haber intercambiado las vidas de Barry y Oliver y que estos fuesen poco a poco adoptando rasgos de personalidad del otro nos ha permitido ver a un Barry Allen algo mas serio (que no amargado/deprimido) en consonancia con su personalidad del cómic, pero sobre todo ver a un Oliver al que por fin puedo llamar Ollie, mas simpático, suelto y sonriente (un papel que a Stephen Amell se le da bastante mejor que el Oliver al que interpreta habitualmente) Unos pequeños cambios que espero que no queden en nada y que nos permitan, sobre todo en el caso de este ultimo, poder disfrutar de un Green Arrow mucho mas cercano a su encarnación “clásica”.

Si, definitivamente les vendría bien copiar alguna cosa del otro

Y en este punto vamos a tomarnos un pequeño y merecido descanso, que esto va para largo (si, me he emocionado mucho con el crossover). Así que como pequeño respiro y a modo de homenaje particular a este evento tan divertido, mi reseña del mismo también estará dividida en tres partes, que ademas se que esas cosas le encantan a Diógenes. Mañana volveremos con uno de mis momentos favoritos de Elseworlds (y han sido muchos) que básicamente ha consistido en entender de verdad a un personaje que ha sido bastante maltratado en tiempos recientes.

Anuncios