Garth Ennis escribiendo un cómic bélico ya suele ser garantía de calidad, pero si encima viene acompañado por otro gran talento como el de Steve Epting al dibujo eso ya son palabras mayores. Un equipo creativo de lujo que nos trae una historia ambientada en el que sin duda ha sido uno de los escenarios mas cruentos y despiadados de la historia moderna, el frente Ruso. Y todo esto de la mano de una nueva editorial, TKO Studios, que ha entrado fuerte en el mercado con un plantel de autores de renombre y unas propuestas de negocio que apuestan fuerte por atraer al publico copiando el modelo que tan popular se ha hecho en el mercado televisivo actual. Pero de todo eso ya habrá tiempo luego, ahora toca ver que es lo que nos ofrece Sara.

Con esos autores esto es una lectura obligada

1942, en la Rusia ocupada por los Nazis, estos están aprendiendo una dura lección que a la larga les costara muy cara y que tardaran en olvidar, que han querido abarcar muchísimo mas de lo que podían permitirse. Una lección que les esta siendo impartida de forma brutal y despiadada por soldados como Sara, una francotiradora de una unidad femenina al servicio de la Madre Patria respetada y admirada por sus camaradas y menospreciada por sus superiores masculinos, que no falla en su objetivo pese a que su espíritu patriótico parece haberla abandonado…

Como dijo alguien una vez, la guerra no lo hace a uno grande

El primer numero de Sara (que puede leerse GRATIS en la web de la editorial) es poco mas que un prologo, una carta de presentación del escenario en el que se desarrolla la historia y de su protagonista. Una protagonista de la que se nos cuenta muy poco, pero lo que se intuye y se nos insinuá sobre ella nos hace anticipar que estamos ante una historia muy interesante. Una historia que como suele ser habitual en Garth Ennis, y en general en todas las grandes historias bélicas, no trata de glorificar la guerra, sino todo lo contrario, mostrarnos la horrible y deshumanizadora realidad de la misma.

La guerra escrita por Ennis jamas es algo bonito

Un trabajo en dicho campo en el que Garth Ennis tiene una sobradisima experiencia y una larga lista de grandes cómics que se merecen estar entre lo mejor del genero como su Enemy Ace: War in Heaven o sus War Stories solo por citar un par de ejemplos y que le ponen, al menos para mi, a la altura de otros grandes creadores del genero como Robert Kanigher o Joe Kubert. Y esa experiencia y maestría se deja notar en cada pagina de este primer numero, dejándonos caer pequeñas pinceladas aquí y allá. sobre Sara y sus camaradas, sobre la dura situación que están viviendo tanto en el frente como en su propio campamento y esa sensación de que los oídos de un superior pueden ser tan peligrosos como las balas de sus enemigos.

Aunque no se a que sitio peor te pueden enviar por decir lo que no debes

Y por si el cómic no tuviese ya suficiente buena pinta, ademas contamos con poder disfrutar del trabajo de un pedazo de artista como Steve Epting al que tenia algo perdido desde el final de Velvet. Un regreso que no podría haber sido mas espectacular, porque Epting aquí esta soberbio como nunca. Sus personajes son mas reales que nunca, su habilidad para crear esa atmósfera de tensa calma que rodea esta especie de guerra de guerrillas que practican Sara y sus camaradas contra los nazis es prodigiosa, y dice mucho a su favor el que Epting sea capaz de hacer interesante una historia que en este primer numero consiste en buena medida en mostrarnos a gente esperando a que suceda algo.

No debe ser fácil dar emoción a una historia sobre gente que se sienta a esperar

Aunque quizás una de las cosas mas peculiares que rodean a este nuevo cómic es el hogar que han encontrado Ennis y Epting para su historia. Y es TKO Studios no quiere funcionar como una editorial normal. Es cierto que no es la primera en ofrecer ediciones digitales de sus cómics al mismo tiempo que las ediciones físicas o en permitir a los lectores el probar a leer gratis algún cómic, pero es que TKO ha ido mas allá. Para empezar han copiado el modelo de las series en streaming popularizado por plataformas como Netflix o Amazon y ponen a disposición de los lectores las series completas desde el primer día, nada de esperas que se hacen eternas (y que a veces lo son) entre numero y numero.

Lo que no se yo es si esto es bueno para los que ya no tenemos tiempo de leer todo lo que queremos

Y ademas esto lo hacen en una amplia variedad de formatos, una edición digital, todas las grapas en una caja o el tradicional tomo recopilatorio, aunque a un tamaño mayor del estándar cómic estadounidense. Una oferta de lo mas atrayente (si no fuese por los prohibitivos gastos de envío para comprar desde Europa, sigh) que busca, y consigue, desmarcarse de todos sus competidores y quien sabe si marcando la senda a seguir en el futuro por el resto de editoriales (ya dirá el tiempo si la propuesta es viable para la sostenibilidad de la empresa) Una muy interesante oferta que ademas viene avalada por un gran plantel de creadores entre los que encontramos a los ya mencionados Ennis y Epting y a otros como Gabriel Walta, Jeff Lemire, Jordie Bellaire y muchos otros.

Hay que admirar su osadia

El tiempo dirá si esta nueva iniciativa tiene el éxito que se merece tener (que es mucho) y si consigue animar a sus competidores a apostar por este tipo de propuestas de sacar los cómics completos del tirón. Aunque también habrá que ver cuantos autores son capaces de hacer algo así, que ya sabemos como son estas cosas. Pero de lo que no me cabe duda es de que Sara, con esos dos pedazos de autores detrás, va a ser un grandísimo cómic (y si me equivoco ya estará ahí el mezquino de Diógenes para restregármelo por la cara)

Anuncios