Estas semanas he seguido buceando en esa enorme pila de lecturas pendientes que he ido posponiendo los últimos años y en la que he descubierto pequeñas joyas que en su día me habían pasado desapercibidas. Uno de estos hallazgos ha sido Obergeist: Director’s Cut, la recopilación que combina e intercala el material de la miniserie Ragnarok Highway, el especial The Empty Locket y algunas paginas adicionales para la ocasión, en la que Dan Jolley y Tony Harris dieron rienda suelta a su imaginación para crear a este muy particular ¿antiheroe? Que de publicarse hoy en día sin duda no seria nada bien visto.

Da gusto descubrir pequeñas joyas como esta

Cuando durante sus grotescos e inhumanos experimentos para crear una nueva raza de supersoldados para el Tercer Reich el científico Nazi Doctor Jurghen Steinholtz sufre una revelación que le muestra el horror que esta ayudando a crear y es asesinado al intentar ponerle freno a ese futuro. Pero la muerte no es el final para Steinholtz, quien recibe una segunda oportunidad para regresar al mundo de los vivos dotado de extraordinarios poderes y con ellos redimir sus incontables crímenes y ayudar a que la humanidad se aleje del abismo al que se encaminaba…

El mundo no esta preparado para su regreso

Obergeist es un cómic bastante peculiar por numerosas razones, la principal de ella por hacer de un nazi, y uno especialmente horrible, su protagonista, algo que hoy en día provocaría que Jolley y Harris fuesen linchados mediaticamente por semejante atrevimiento. Por suerte cuando este cómic se publico en 2002 los ánimos no estaban tan caldeados ni se había puesto de moda el lanzar la primera piedra para demostrar lo comprometido que era uno. Y gracias a ello los lectores de la época pudieron disfrutar de una gran obra que se sale de la norma y que tristemente sabe a muy poco, ya que este Obergeist bien podría haber sido el prologo de algo mas grande pero que sus sus autores no continuaron.

Y que quede claro que Steinholtz es un monstruo

Y es que la historia que nos cuentan aquí Joley y Harris (quienes han trabajado juntos en otros proyectos como JSA: The Liberty Files, JSA: The Unholy Three y Doctor Strange: The Flight of Bones) y que parece deberle mucho al Hellboy de Mignola, tanto temática como estéticamente, se lee en un suspiro mientras acompañamos a este peculiar y maldito personaje en su desesperado viaje a la rendención. Una historia que pese a tener intercaladas paginas del especial que ahondaba en las motivaciones y orígenes de Steinholtz, no sufre problemas de ritmo y parece casi como si siempre hubiesen estado ahí. Pero tras una lectura tan satisfactoria uno se queda con ganas de mas (pese a que la historia queda perfectamente cerrada), de seguir explorando ese mundo y a su protagonista, algo que por ahora no se ha llevado a cabo.

Pero aunque corto merece mucho la pena

Pero donde Obergeist realmente destaca es en su apartado gráfico, en donde un Tony Harris que da lo mejor de si mismo, y hablamos de alguien que incluso en un día flojo es muchísimo mejor que la media, para meternos de lleno en esta tenebrosa historia. Su habilidad para crear atmósferas siniestras es envidiable (y salvando las distancias es junto con Mike Mignola de los que mejor se desenvuelve en estos territorios) y su dominio de la composición y la expresividad de sus personajes no hace sino sumar a lo que ya es un trabajo admirable.

Y es una pena que Harris no se prodigue mas

Así que si alguien esta buscando como pasar un buen rato con una obra autoconclusiva a cargo de grandes autores, Obergeist: Director’s Cut es el cómic perfecto para ello, que ademas la vida es muy corta para leer cómics malos. Yo por mi parte voy a seguir escarbando en esa pila de lecturas pendientes a ver que mas me encuentro, que hasta ahora esta labor de casi arqueología no esta haciendo mas que darme una alegría tras otra.

Anuncios