Windhaven/Refugio del viento: George R.R Martin y Lisa Tuttle llevaron la lucha de clases a los cielos

Aunque se ha hecho mundialmente famoso gracias a su Canción de Hielo y Fuego, la carrera de George R.R Martin no comenzó con la famosa saga ni mucho menos. Una carrera que comenzó de muy joven y que a mediados de los setenta le llevo a colaborar con su amiga Lisa Tuttle en una novela corta que acabó convirtiéndose en la primera entrega de una fascinante historia sobre una sociedad lastrada por las tradiciones en la que el ansia por volar de una joven desató una lucha de clases sin precedentes que amenazó con cambiar el mundo al que llamaban hogar…

Lo de las interpretaciones de como son las alas de estos personajes según los portadistas de las distintas ediciones casi darían para otro articulo


Hace siglos una nave exploradora de mas allá de las estrellas se estrello en el mundo al que los supervivientes acabaron llamando Windhaven. Un mundo hostil casi cubierto por completo por agua en las que moraban peligrosas criaturas que convertían la navegación en una tarea peligrosisima. Pero también un mundo en el que gracias a su baja gravedad, sus grandes vientos y alas fabricadas a partir del tejido que formaba la vela solar que su nave utilizaba para navegar por el espacio nacen los alados, emisarios capaces de surcar los cielos y acortar las distancias entra las escasas islas que forman esta nueva civilización. Pero con el paso del tiempo estos alados se acabaron convirtiendo en una clase social aparte, y hereditaria, que se alejaban tanto del resto de la civilización. en lo social como sus alas les alejaban en lo físico, una clase social que solo Maris, una joven con el ansia de volar se atrevió a desafiar…
¿Quien no estaría en el lugar de Maris y envidiaría la libertad de volar?

No lo voy a negar, una de las cosas que mas me impulso a leer esta novela, aparte de la co-autoria de George R.R. Martin, es que su argumento casi sonaba a una especie de Thanagar Año 1, y aunque al final no he encontrado ninguna referencia clara a Hawkman, me niego a creer que ese alado gordo, con barba y tan dado a la bebida como a la carcajada no tuviese algo que ver con cierto príncipe de Sky City… Pero entrando ya en materia y dejando a un lado el terreno de los guiños voluntarios o no, tengo que reconocer que he disfrutado con este libro mucho mas de lo que me había atrevido a esperar. Partiendo de una base que recuerda mucho a estas “young adult novels” que tan de moda se han puesto en los ultimos años, con su protagonista adolescente que se rebela ante las injusticias de su sociedad, y una estructura que me ha recordado, salvando las distancias, a la saga de Terramar de Ursula K LeGuin, Martin y Tuttle construyeron una historia de lo mas atrayente gracias al contarnos que es lo que sucedió después.
No, pese a las similitudes superficiales esto va un poco mas allá del young adult

Decía mas arriba que la estructura de Refugio del viento me había recordado a la saga de Terramar, y esto es debido en parte, aunque no solo por ello, a que no nos encontramos ante una novela, sino ante tres novelas cortas, las dos primeras, “The Storms of Windhaven” y “One-Wing” publicadas por entregas en la revista Analog y la tercera para ser incluida junto con un prologo y un epilogo en el recopilatorio que acabo convirtiéndose en Windhaven/Refugio del Viento. Y ademas, al igual que sucedía con Terramar, cada historia nos muestra a su protagonista, en este caso Maris, en distintos momentos de su vida, su infancia y adolescencia, su edad adulta y su vejez, lo que nos permite no solo ver la evolución del personaje sino el ver eso que no solemos ver en muchos libros, las consecuencias de los actos de su protagonista.
Las alas de la primera publicación de esta saga hacia parecer a los alados aviones de la Primera Guerra Mundial

Y es que aunque la premisa de la historia, con su protagonista adolescente que quiere cambiar las tradiciones que “siempre” han regido su civilización. para instaurar una forma mas justa de vivir pueda recordarnos mucho, de nuevo salvando las distancias, a franquicias como los Juegos del Hambre y similares (y eso es algo que a punto estuvo de alejarme del libro) la historia va mas allá. El paso de las décadas entre capítulos de esta saga permitió a Martin y Tuttle explorar no solo al personaje de Maris y su cambio de actitud ante muchos temas a medida que se hacia mayor, sino también a como esa revolución que promete cambiarlo todo (y que tan popular se ha hecho en la ficción para adolescentes), no siempre acaba dando los resultados deseados o al meno son tan deprisa como se desearía. Eso sumado al retrato que se hace en esta obra de la lucha de clases, un tanto superficial eso si pero igualmente interesante, hacen de este libro una gran obra.
Y aquí directamente decidieron ocultar que la protagonista del libro es una mujer, sigh

Tristemente, y pese a que hablaron mucho de seguir contando historias en este fascinante mundo que habían creado juntos, tenían planeados al menos dos libros mas, el cambio de estilo de ambos debido al paso de los años (quienes tenían estilos bastante similares cuando se conocieron) y la falta de tiempo de ambos (Y si encima Martin no tiene tiempo de acabar Canción de Hielo y Fuego como para meterse a escribir mas cosas) han dejado esta posibilidad en un simple sueño. Por suerte y pese a que existió esa idea de continuar la saga, Refugio del Viento es una historia perfectamente cerrada y redonda perfecta para estos días en que tratamos no de no morir abrasados por el calor.
Y no quería terminar sin hacer mención de Marc Simonetti, el portadista que mejor supo captar la idea del aspecto que debían tener los alados

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

19 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Diógenes Pantarújez
Admin
20/08/2018 12:34

Este post me pareció tan bueno que habia que publicarlo YA!

Kalmoran
Kalmoran
20/08/2018 13:58

Ya, claro, seguro…

Diógenes Pantarújez
Admin
20/08/2018 14:06
Responde a  Kalmoran

Me siento acosado por estos insistentes anónimos que entran solo para despotricar contra mi persona…

Ziggy (@Ziggy_the_Rhino)
20/08/2018 20:52

Es el efecto de tu encanto.

kukluxkyle
kukluxkyle
20/08/2018 19:23

Interesante. Tambien leiste Wild Cards? Ese debe ser su libro (saga) mas comiquero.

Ziggy (@Ziggy_the_Rhino)
20/08/2018 20:52

Odio cuando este sitio me saca en cara todas esas maravillas que todavía no he leído.

Miki
Miki
21/08/2018 15:33
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Danos un adelanto, q compartimos algunas lecturas pero otras me las descubres.

Miki
Miki
21/08/2018 19:26
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Doy fe, que me horrorizó en su día y mira que Noches de Cocaína o la de los niños esos que se convertían en una fuerza paramilitar en una urbanización me habían gustado mucho. Tengo en casa Milenio Negro y Supercannes, cuando los meta mano a lo mejor te cuento mi vida si eso.

wardealer
wardealer
21/08/2018 22:28
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Hace mucho leí una seguidilla de novelas de Ballard: Noches de cocaina, Mitos del futuro proximo, Mundo sumergido y Hola América, pero mi favorita siempre fue la siniestra Rascacielos: Ballard se anticipó a Easton Ellis, Palaniuk, Welsh y todos esos escritores de la generación X. Y aún así sigue siendo infravalorado.

Miki
Miki
22/08/2018 09:56
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Furia feroz, yo lo tengo en bolsillo de hace un montón de tiempo y ni siquiera lo sacaron en la colecció de bolsillo de Minotauro (sniff, qué gran colección) sino en Booket.

Miki
Miki
22/08/2018 10:07
Responde a  Miki

Te dejo un enlac a la web Sitio de Ciencia-Ficción, no sé si la conoces, que lleva siendo casi decana desde hace mucho tiempo en el tema, Francisco José Suñer además es un gran fan de Ballard así que tienes reseñas de su obra completa, o casi, en castellano (y más cosas, pero hoy hablamos de esto). Para mi afición a la literatura de ciencia-ficción ha sido capital.
https://www.ciencia-ficcion.com/opinion/_opndxlei.htm

Garrak
22/08/2018 12:22

Algún día averiguaré por qué los americanos están tan obsesionados con ponerle alas a la peña…

Miki
Miki
22/08/2018 15:18
Responde a  Garrak

La sensualidad y lo erótico no consisten en desvestir sino en vestir, o eso decía Luís García Berlanga. Luego tú haz tu lectura.