Si, técnicamente Supergirl ya había tenido su Rebirth hace tiempo donde le cambiaron la personalidad (afortunadamente) y básicamente la convirtieron en su versión televisiva, un cambio necesario pero que pese a las buenas intenciones y a alguna buena idea que otra no acabo de cuajar. Pero ahora, y tras la estela del Superman de Bendis, Supergirl ha sido “relanzada” de nuevo de la mano de un equipo creativo de lo mas peculiar, por un lado nos encontramos a Marc Andreyko en los guiones, un escritor que se ha especializado en escribir personajes femeninos, y por el otro un autor que fue el que me decidió a darle una nueva oportunidad a esta serie, el enorme y tantas veces desaprovechadisimo Kevin Maguire. Una curiosa combinación de autores cuyo resultado me ha sorprendido muy gratamente como podremos ver a continuación. Y cuidado que hay SPOILERS moderados tanto de este cómic como de las series actuales de Superman.

La portada es algo engañosa porque para nada anticipa el tono que luego tiene este primer numero

Tras la destrucción de la ciudad embotellada de Kandor a manos del villano Rogol Zar y la revelación de que este presuntamente fue el responsable de la destrucción de Krypton, Supergirl no es capaz de quedarse de brazos cruzados y decide hacer todo lo que este en sus manos para averiguar la verdad aunque ello la lleve hasta los confines del Universo. Una búsqueda de la verdad que la llevara a desconfiar de aliados y que despertara la alarma entre quienes quieren que dicha verdad siga oculta, pero por suerte para ella contara con la ayuda mas leal del universo en su nueva misión.

Nada mejor para explorar el Universo que una buena compañia

Decía al comienzo que esta serie ha sido una mas que grata sorpresa pero porque esperaba muy poco de ella, básicamente no soy un gran fan de Andreyko. Si hubo cosas de su Manhunter que no estaban nada mal y Kate Spencer me sigue pareciendo un personaje interesante al que deberían recuperar del todo (que si, que en Green Arrow sale como abogada de Ollie, pero no es lo mismo) pero a la serie le faltaba chispa y tras lo que le vi hacer en Batwoman cuando se convirtió en el nuevo guionista de la serie tras la abrupta marcha de JHS. Williams III y W. Haden Blackman perdí todo interés en su trabajo. Pero han pasado los años, y teniendo en cuenta quien es la otra mitad del equipo creativo decidí darle una oportunidad y no se si ha sido cosa del paso del tiempo o si es la influencia de Maguire (probablemente esto ultimo) pero el cómic es divertido, es ameno e incluso la idea de que se centre en investigar a un villano tan soso como Rogol Zar no molesta en absoluto.

Andreyko con sentido del humor, que “mala” influencia es Maguire…

Pero donde realmente destaca este cómic es en el apartado gráfico, donde por fin volvemos a tener en una serie regular a uno de los dibujantes mas injustamente desaprovechados de las ultimas décadas, Kevin Maguire. Tras una demasiado larga temporada relegada a dibujar números de relleno tanto en DC como en Marvel, porque los editores de ambas editoriales deben ser una panda de negados incapaces de reconocer el talento, Maguire no solo vuelve a dibujar una serie regular, sino que ya sea por la ilusión de volver a tener un trabajo regular o por querer demostrar que los años no han pasado por el, ha regresado con mas fuerza que nunca. Y es que creo que no exagero si digo que lo que hemos podido ver y disfrutar en este primer numero es uno de los mejores trabajos que le he visto en los últimos años.

Que gusto da ver a alguien con tanto talento teniendo la oportunidad de desplegarlo

Un trabajo en el que hemos podido gozar de todos los puntos fuertes de este enorme artista, un gran sentido del diseño, del dinamismo y sobre todo un prodigioso dominio del lenguaje corporal y expresividad facial de unos personajes que como suele ser habitual en el, parecen tener vida propia. Un trabajo que me cuesta creer que se haya limitado al dibujo, porque conociendo los trabajos previos de Andreyko y viendo lo divertido que ha sido este primer numero, o Maguire es de esos dibujantes que saben sacar lo mejor del escritor con el que trabajan o se le ha pegado algo de sus viejos colegas Giffen y DeMatteis y ha metido algo de manos en los guiones. Pero sea lo que sea sigue sin entrarme en la cabeza como es que le han tenido tan desaprovechado durante tantísimo tiempo, pero confiemos en que su trabajo aquí sea duradero y que no volvamos a ver como se desperdicia su talento.

Con Maguire hasta los perros son de lo mas expresivos

Resumiendo, que me lo he pasado muy bien con este cómic, muchísimo mas de lo que me hubiese atrevido a esperar y que espero que este primer numero tan satisfactorio no haya sido mas que el comienzo de una gran serie. Algo que tras ver este prometedor comienzo, y desoyendo esos gritos constantes de Diógenes recordándome que solo es el primer numero, parece bastante probable. Pero sobre todo deseo que esta serie se convierta en un gran éxito porque Maguire se merece esto y mucho mas, que es un artista enorme que nos ha hecho pasar demasiados buenos momentos y ya le toca ser reconocido y admirado por las nuevas generaciones de lectores.

Anuncios