Y finalmente Flash War llego a su termino, una saga que prometía cambiarlo todo (¡ja!) y que aunque ha sido bastante irregular y no ha cumplido del todo con lo prometido, si que nos ha dado alguna que otra sorpresa que dudo que alguien esperase. Por suerte mis peores temores no se han cumplido y esta saga no ha servido para destruir al autentico Wally West, y aunque los rumores de lo que esta por venir no son del todo halagüeños, creo que el tono del final de esta historia nos permite ser algo optimistas. Así que sin dar mas rodeos vamos al grano, como siempre con SPOILERS como el Museo de Flash de grandes.

Y que sea Zoom el que mejores pintas tiene en la portada…sigh

Zoom ha conseguido su objetivo y con su control sobre la Speed Force, la Sage Force (que aparentemente no solo le da una especie de telekinesis sino que ademas le hace mas inteligente) y la Strength Force (¿traducirán esto cuando se publique en España como la “fuerza fuerza”?) ha derrotado a los Flashes y a la Liga de la Justicia se ha auto proclamado como el autentico Flash y pretende usar todo su nuevo poder para rehacer la realidad a su antojo.

Y que en DC no quieran darse cuenta de que el traje clásico de Flash es muchísimo mejor…

En una carrera sin limites a través de la Speed Force Zoom, Wally y Barry se adentran en un Hipertiempo moribundo donde Zoom busca la ultima fuerza (una que en el mismo cómic se especula que podría ser esa Still Force que se ha visto recientemente en las paginas de la Justice League de Snyder). Una carrera rodeada de imágenes del pasado y del futuro en el que ademas de imágenes de Jai e Irey, los hijos de Wally, lo que mas destaca son fragmentos de la muerte de Barry Allen durante las Crisis originales.

El mayor éxito de Barry Allen, morirse

Pero aunque Wally esta tentado de utilizar el Hipertiempo para salvar a su familia, esta vez ya no hay desacuerdos absurdos con Barry y sabe que deben detener a Zoom a cualquier precio, y que podrán rescatar a su familia mas adelante trabajando juntos. Y es trabajando juntos como descubren que esos ataques que Wally ha estado sufriendo cada vez que recordaba algo de su autentico pasado hacen daño a Zoom, por lo que si es capaz de soltar toda esa energía podrían derrotarle de una vez por todas. Y aunque Wally teme que el soltar esa energía le haga olvidar su pasado, olvidar a su familia, Barry le tranquiliza con un discurso que parece directamente enfocado a los responsables editoriales del New 52 con eso de que no hay que olvidar el pasado o el legado… ¡Ya podrían haberse dado cuenta de eso hace unos años!

A buenas horas…

Armado con la confianza depositada en el por Barry, Wally se lanza hacia adelante a máxima velocidad para detener a Zoom mientras Barry le da un ultimo grito de animo reconociendo algo que la mayoría ya sabíamos…

Menos mal que hay cosas que no se ponen en duda

Wally y Zoom se encuentran frente a frente y este ultimo descubre que su victoria no va a ser tan fácil como el esperaba, ya que el hacer que Wally recordase a su familia no le debilitado sino todo lo contrario, la esperanza de recuperarles le ha hecho mas fuerte que nunca y el agarrarse a esos recuerdos le hace luchar como si su familia, la Flash Family, luche a su lado.

Ahora a esperar a que vayan recuperando a los propietarios de todas esas siluetas

Y tras una enorme explosión Barry se encuentra de nuevo en Central City, rodeado por sus inconscientes compañeros de la JLA y presenciando el regreso de Iris, el velocista conocido ahora como Wallace y el Comandante Frio del siglo 25, quien viene cargado de malas noticias. Sea lo que sea lo que haya provocado la pelea entre Zoom y Wally, la Speed Force ya no esta conectada al continuum espacio-tiempo y ningún velocista podrá utilizarla jamas para viajar en el tiempo o acceder al Hipertiempo. Pero, y aun a riesgo de sonar como un libro de pasatiempos… ¿Donde esta Wally?

Esto casi parece un episodio de Legends of Tomorrow

Barry localiza a su sobrino desorientado en una montaña, pero cuando pretender correr de nuevo para reanudar su lucha con Zoom Barry por fin opta por razonar con el en lugar de prohibirle actuar. Y aunque la noticia de que ya no pueden viajar en el tiempo le destroza, ya que sin ello difícilmente podrán perseguir a Zoom y obligarle a decirles como rescatar a su familia, Wally no culpa de ello a Barry y ese odio mutuo que parecía anunciar esta saga se esfuma.

Aunque pese a que ya no están enfadados, su relación dista mucho de estar bien del todo

Y aunque el final de este conflicto no ha sido todo lo positivo que podría haber sido, Barry permanece optimista y tiene esperanza en el futuro. Una esperanza que sin el saberlo se materializa a sus espaldas dentro de un relámpago, un relámpago del que surge… ¡BART ALLEN! ¡EL AUTENTICO IMPULSO HA ESCAPADO DE LA SPEED FORCE!

¡Y me decían que no fuese optimista! (y lo bonito que es ver ese Ringo Design en el fondo, snifs)

Vale, al final no le han devuelto a Wally su familia (aunque si que buena parte de sus recuerdos) pero seguro que no soy el único que se alegra enormemente del regreso sorpresa de Impulso. Un Impulso que al igual que le sucedió a Wally cuando regreso en Rebirth, ha rejuvenecido (debe ser cosa de esos años que le robaron al Universo DC) y vuelve a parecer el niño hiperactivo que era cuando le crearon Mark Waid y el añorado Mike Wieringo, y aunque tendremos que esperar para saber cuando recuerda del Universo DC Pre-Flashpoint, como poco tenemos claro que recuerda a Wally y probablemente parte de sus aventuras vividas en el Siglo 21 (Me pregunto si recordara a Young Justice, Tim, Conner y Cassie). Un regreso que ademas, y tras el regreso de Wally, hace doblemente redundante a ese ahora llamado Wallace West a quien les va a costar encontrar un sitio en el Universo DC.

Confiemos en que en DC se den cuenta del potencial que tendría una serie de estos dos

Pero la cosa no acaba aquí, ya que Flash War ha tenido un epílogo. Uno en el que vemos que el Siglo 25 desde donde trabajaba Zoom sigue intacto, ese futuro que parece ser el de la DC Pre-Flashpoint y donde los Renegades no tienen tiempo de preocuparse por su desaparecido líder ya que temen que las secuelas de la pelea entre Zoom y Wally hayan dañado Iron Heights, la prisión que Eobard Thawne construyó para encerrar a un único prisionero, alguien conocido solo como “Presidiario Crisis” y que tras efectivamente haber escapado de su celda promete hacer pagar a los Flashes lo que le han hecho mientras afirma que mundos vivirán, mundos morirán y que el multiverso jamas sera el mismo… De que me sonara eso…

Y de nuevo toca jugar a las adivinanzas

De momento lo único que sabemos es lo que se ve en esas viñetas. Se refieren a este personaje como “He”, por lo que se trata de un personaje masculino, y las referencias a las Crisis originales no podrían ser mas descaradas, por lo que no es difícil especular. Y aunque el sospechoso mas obvio y evidente seria el Anti-Monitor (esa forma de desintegrar a los Renegades recuerda mucho a las olas de anti-materia) ese odio a los Flash no cuadra del todo. Es cierto que en este mismo cómic se nos recuerda como Barry se sacrificó haciendo explotar el cañón de anti-materia del Anti-Monitor frustrando así sus planes, pero quienes le hicieron realmente daño en Crisis no fueron la “Flash Family”, sino la “Superman Family“ por lo que tendría muchísimo mas sentido que quisiese vengarse de ellos.

Puestos a odiar a alguien, tendría mas sentido odiar a Superman y Supergirl

Y es precisamente dentro de esa “Superman Family” donde encontramos a un sospechoso que también encaja con lo poco que sabemos de este misterioso personaje, y cuyo odio por los Flash encaja muchísimo mejor, Superboy Prime. Y es que desde que Geoff Johns se empeñó en convertir a Superboy en uno de los villanos mas enajenados de DC (algo en lo que mañana y pasado se explayará Diógenes a gusto) sus enfrentamientos con los Flashes han sido constantes, odiando especialmente a Bart Allen, quien ha regresado en este mismo cómic. Si a eso le añadimos que la ultima vez que le vimos le dejaron atrapado en el Muro de la Fuente y que este ha sido recientemente destruido, las posibilidades de que “Presidiario Crisis” sea Superboy Prime son bastante altas (aunque menuda pereza me daría que le recuperasen como villano otra vez)

Este si que tiene motivos de sobras para odiar todos los velocistas habidos y por haber

Ahora como siempre solo queda esperar, aunque debo añadir que dentro de lo que cabe, y que como cómic no ha sido gran cosa, no he quedado demasiado decepcionado con esta saga. A Wally no lo han destrozado como me temía, le han devuelto otro buen trozo de sus recuerdos y el regreso de Impulso ha sido más que bienvenido (aunque los rumores sobre el Heroes in Crisis de Tom King y que el proximo numero de Flash se titulo “The Last Run of Wally West” me aterran) Ya solo queda que  nos devuelvan el resto, que Bart se acuerde de todo (sobre todo de Young Justice y de Jay) y que le den de una vez una serie propia a Wally donde pueda brillar de nuevo, quizás con Bart como sidekick. En cuanto a ese misterioso villano, solo queda cruzar los dedos para que sea quien sea (que a lo mejor al final nos dan la sorpresa desquiciada y es Pariah) la historia que protagonice merezca la pena. Eso sí, lo que no les perdono es que hayan aprovechado esta oportunidad para que Barry recuperase su anillo de las manos de Zoom y que al igual que Superman recuperase su traje clásico, pero se ve que aun hay que tener contento a Jim Lee conservando sus horrendos rediseños… sigh.

Anuncios