Pues resulta que la semana pasada ya salió la primera novela gráfica de la trilogía sobre Thanos que Jim Starlin estaba haciendo -junto a Alan Davis, no lo olvidemos- y por fin podemos empezar a hacernos una idea sobre que es lo que provocó las iras de Starlin para decir que no volverá a trabajar con Marvel. Por supuesto, este post viene con spoilers sobre el cómic de Starlin y la etapa actual de Donny Cates en la serie regular de Thanos, así que vais sobre aviso…

Que yo ya se que son hermanos y todo esto, pero es un enfrentamiento un tanto desequilibrado.

A falta de que se publiquen los otros dos volúmenes, pues como que nos queda claro que la fuente de todos los problemas está en que ambas historias cuentan como Thanos acaba convirtiéndose en la misma muerte y destrozándolo todo. Y puedo entender el cabreo de Starlin… Hasta cierto punto. Porque tengo mis reservas, ya que las dos historias pueden ponernos a un Thanos “actual” y contrastarlo con el del futuro, pero las historias que cuentan son muy distintas. Mientras que la de Cates se centra en un conflicto más pedestre entre el Thanos del futuro y la última resistencia del universo para la aniquilación final -y para eso pide la ayuda del Thanos del presente- la propuesta de Starlin trata sobre la relación entre Thanos y Eros después de la muerte del padre de ambos, Mentor. Pero a la historia de Starlin todavía le quedan dos volúmenes, con lo que hay margen para que haya más coincidencias; no olvidemos que la revelación de que el Thanos del futuro ha usurpado el puesto de la Muerte no se hace hasta el final del cómic, y lo mismo esto acaba con una situación muy parecida a la de Cates. En cualquier caso -y con esto ni mucho menos quiero disculpar a Brevoort y White, los editores de ambas historias- el desarrollo de las dos es lo suficientemente distinto como para que se justifique su existencia sin que nos tiremos de los pelos y gritemos plagio.

Básicamente Thanos se aburre en el castillo de Greyskull. Y yo también.

Pero dejándo de lado la polémica de marras, tampoco es que The Infinity Siblings sea gran cosa. Tenemos a un Alan Davis currándoselo lo que no está escrito, pero le falta mucha de la frescura de los viejos tiempos y maldito sea el día en el que dejó de guionizar. Por su parte, Starlin se mete en camisas de once varas al darle tanto protagonismo y tomar en serio a un elemento como Starfox, un tipo que si bien Lemire supo manejar bastante bien en su etapa en la serie regular, Starlin lo retoma y hasta se lo toma en serio, dejando de lado que en el fondo es una versión “más educada” del Hombre Púrpura. Starlin le da bastante protagonismo y el cómic no deja de contar como el hombre tiene una progresión con viajes en el tiempo incluidos para que vaya madurando y convirtiéndose en un jugador a tener en cuenta, pero da la impresión de llegados a cierto punto el guionista se da cuenta de que el personaje no da para más y lo abandona antes de acabar la historia, devolviéndole todo el protagonismo a Thanos y su gemelo del futuro.

¡Joder, esa historia sí que me interesa! ¡Thanos vengándose el Ultron Pym!

Insisto, quedan otros dos tomos y la cosa podría cambiar, pero a mi como lector esto me ha dejado un tanto decepcionado. Que ya llevamos una buena temporada con especiales de Starlin -algunos hasta dibujados por el- llenos de universos que se resetean, paradojas temporales y de todo, pero una vez juntamos todo lo que lleva haciendo este hombre desde los 90, empezamos a tener la impresión de que Starlin ya no sabe que contarnos. Que sí, que Thanos va por ahi siendo más listo que nadie y siendo implacable con sus enemigos, pero todo son historias que empiezan y vuelven al mismo punto de partida, con Thanos quedándose igual que estaba y secundarios como Pip haciendo lo mismo. De vez en cuando igual sale Adam Warlock diciendo que es el único amigo de Thanos, y poco más. Hablando en plata, Starlin lleva treinta años explotando su trabajo de los 70, y cada vez cuela menos.

Hace años leí The Thanos Quest y me encantó. Tras casi treinta años de ver a Thanos decir lo mucho que se mola a si mismo, ya no lo soporto. Thanos muérete ya, cansino.

Así que lo siento mucho, pero aunque siga atesorando todo su trabajo con Warlock y el Capitán Marvel en los 70, creo que aquí me bajo. Quiero pensar que esto no es sólo un problema creativo de Starlin, si no que Marvel lo contrata siempre para que haga exactamente esto y no toque mucho las cosas porque el guionista pez gordo siempre es Aaron, Cates o Hickman, pero estoy tan quemado de empezar un cómic de Starlin con miedo a ver más de lo mismo que me tengo que borrar. Y los que me leéis por aquí ya sabéis que tampoco es que me guste lo que ha estado haciendo Marvel con Thanos -la serie actual es entretenida, pero todo lo anterior a ella estos últimos años fue tremendamente lamentable- pero creo que Thanos da para muchísimo más que repetir una y otra vez las mismas historias. Ya no vale con la incertidumbre sobre si Thanos será héroe o villano de la historia en curso, Thanos necesita aire fresco e ideas nuevas, y lamentablemente parece claro que no las va a conseguir ni de su creador ni de probablemente los mismos editores que siempre quieren hacer lo mismo hasta el punto de que el propio Starlin cree que su trabajo y el de Cates son iguales. Lo que es peor, dentro de nada se estrena la peli de Vengadores con Thanos en primer plano y tiene toda la pinta de que nos van a soltar otra vez la historia de Thanos gana pero al final no pasa nada… Y eso sería muy deprimente.

Anuncios