Kingdom Come Deliverance: Tosco como una tuneladora en un yacimiento arqueológico

Kingdom Come: Deliverance es un juego roto. Roto por la falta de testeo, por la falta de contenido en algunos aspectos, por un guión que necesitaba estar más pulido, por algunas mecánicas estériles, por la polémica… Y sin embargo cuando brilla, lo hace como otros RPGs europeos, esos que te permiten hacer cosas que un juego de Bioware o cualquier JRPG ni se preocupan por hacer. En KC puedes solucionar algunos conflictos de la forma más chapucera y lamentable posible, tienes distintas soluciones para el mismo problema, y eso es algo que se agradece mucho durante las primeras horas de juego… Y luego a veces. Porque sigue estando roto.

¡Pero sale Brian Blessed!

Kingdom Come nos cuenta la historia de Henry, un chaval checo de principios del siglo XV que no sabe que hacer de su vida y no acaba de verle la gracia a seguir trabajando en la herrería familiar. Las primeras misiones, que no dejan de ser recados para tu padre, nos introducen un poco en las mecánicas de combate y minijuegos y nos enseñan las distintas formas en las que podemos conseguir que un cliente moroso nos pague una deuda que tiene con tu padre. Podemos robarle el dinero, podemos colarnos en su casa, podemos molerlo a palos y supongo que hasta convencerlo… Pero siendo como somos en Brainstomping de arrastrados, la solución por la que opté fue la de pegarme con el y salir corriendo cuando empecé a recibir más palos que Yamcha, atrayendo al moroso loco hasta la herrería de mi padre y pudiendo reducirlo entre los dos. Es una solución cutre y lamentable, pero probablemente es el tipo de situación que se agradece en un videojuego. Porque no nos vayamos a engañar, Henry según empieza el juego es una nulidad en absolutamente todo, por lo que se impone ser creativo.
Henry es tan nulo que hasta su sombra delata que tiene la cabeza completamente hueca.

Las primeras horas con el juego son realmente duras y a ratos dignas de un survival horror, porque el juego no deja de hacernos una dinámica parecida a la de los Resident Evil con las cintas de máquina de escribir, dándonos unos «Savior Snapps» para guardar partida que son finitos y que cuesta lo suyo conseguir, sobre todo en los primeros momentos del juego cuando un ejército de mercenarios cumanos invade tu pueblo y tienes que salir por patas sin saber manejar un caballo o por dónde tienes que moverte. Con las prisas y el no saber por donde vas mueres más que Sean Bean en toda su carrera cinematográfica, con lo que el juego te enseña de forma muy cruel algunas mecánicas y te deja claro que quiere hacerte sufrir. Y eso es sólo la primera parte del tutorial.
Sí, los caballos vuelcan. O se suspenden a dos patas sobre las vallas.

Desengañémonos, no soy amigo de que no me dejen usar el quicksave. Entiendo que el save scumming para absolutamente todo es un problema de diseño grave y a la larga es un problema para un jugador que acaba cargándose todo factor de riesgo en el juego -en KC puedes fracasar una misión y no pasa nada, de hecho el juego te anima a fracasar de vez en cuando- pero teniendo en cuenta que el juego se me cuelga de vez en cuando, lo de no poder guardar no te hace ni puñetera gracia. Vamos, que si Warhorse fuera más consciente de la situación de su juego y tomara responsabilidad de ello te permitiría una opción de salvar la partida cuando te de la gana sin ninguna contraprestación hasta que hayan arreglado los suficientes cuelgues como para que puedas jugar con saves limitados sin querer tirar el juego por la ventana. Hablando en plata, si me castigas que sea por mi incompetencia, y no por la del control de calidad de tu juego.
Misterios del fast travel: una vez aparecí encima de un tejado.

Y ojo, que el no poder salvar constantemente funciona muy bien en muchos momentos del juego, haciendo que estemos más espabilados al jugar; por poneros un ejemplo, en una misión tenemos que encontrar dónde se ha escondido un bandido al que están persiguiendo unos asesinos. Podemos interrogar a varios de sus amigos y conocidos y cada uno te dirá un posible lugar donde se haya podido refugiar, y como pasa en otros RPGs, podemos ir visitando cada uno de los puntos que nos han indicado en el minimapa hasta encontrarlo muerto. Pero si en vez de resolver esto como si fuera un sandbox de Ubisoft nos paramos a pensar un poco antes de salir a buscarlo, entre lo que nos dicen unos y otros del pueblo podemos deducir dónde está realmente el fugado, y encontrarlo antes de que lleguen sus asesinos. Y es que la mecánica del tiempo y eventos de KC cuando es buena es realmente buena, pero cuando no es la peor.
La mecánica del paso del tiempo hace que se te vaya ensuciando la ropa y la armadura, pero lo que no tiene sentido es que te vayas a la cama y te despiertes con la armadura llena de mierda, ¿Henry tiene diarréas nocturnas o qué?

Porque vamos a ver, el problema de hacer un videojuego respondiendo a la carta a los Reyes Magos de los jugadores, es que a veces las mecánicas que piden los jugadores no funcionan. Y es que los ciclos de día noche y esperar a una hora determinada para esto y lo otro estaban muy de moda en los 90, pero se fueron abandonando porque eran un quebradero de cabeza tanto diseñadores como para jugadores. Pero claro, cuando se hizo el kickstarter de KC hará unos cuatro años, el género de moda era la supervivencia, que nuestro personaje tuviera que comer y dormir y apañárselas para sobrevivir a los elementos, y eso se refleja en un juego que vuelve a repetir muchos errores de los RPG de hace veinte años, porque puede que al principio al jugador le haga gracia el tener que dormir y buscar comida -o comprarla o robarla- para sobrevivir, pero en realidad pasada la novedad empieza a convertirse en una carga estúpida.
Probablemente ésta sea la ventana que veas más a menudo a lo largo de todo tu tiempo con el juego.

Especialmente ridículo se vuelve el que los npcs mantengan a rajatabla sus ciclos de sueño -porque la mayoría no se levantan de la cama hasta las 10 o las 11, parecen M’Rabo- y se nieguen a hablar contigo aunque vengas a avisarlo de que viene un asesino a matarlos. Eso por no hablar de los idiotas que tampoco te hablan porque están montados a caballo, con lo que te pasas medio juego viendo pantallas de carga y «dejando pasar el tiempo» para que los señoritos npcs te hagan la merced de prestarte audiencia. Que por cierto, el tiempo del juego no se para durante las conversaciones con npcs, con lo que perfectamente puedes empezar a hablar con un nota y que te llamen por telefono o se te esten quemando las lentejas y al volver al juego te encuentres que la conversación ha durado catorce horas, que Henry se te caiga de sueño y hayas fallado tres quests por tiempo.
Te entra un tio en tu choza sin puerta con más quincalla que Tony Stark, con una espada más grande que el puto Galactus, y tienes los huevazos de no levantarte y decirle «déjame dormir». ¡Y no se levanta la muy desgraciada hasta las DOCE DE LA MAÑANA!

La cuestión es que -y a pesar de todos sus fallos- Kingdom Come es como lo fue Gothic y tantos juegos en su día, RPGs distintos a la media a los que le puedes sacar mucho jugo si eres capaz de sobrevivir a la frustración que te puedan producir sus fallos, con lo que si el juego nos puede durar perfectamente 80 horas, tienes unas cuarenta de aprendizaje realmente divertidas, y dándote unas posibilidades que otros RPG «mainstream» ni se plantean. Eso sí, una vez pasadas las cuarenta horas y Henry se convierta en el puto Conan, se acabó la diversión; tanto el juego como las misiones empiezan a tirar más hacia el combate, a empujarte a ser un maromo con armadura y espadón -o maza, a mi me gusta más la maza- que se lía a tortas y no se anda ya con sutilezas. No llegamos al punto de tener builds con «callejones sin salida» como las que tenían los Fallout pero como al tener un sistema de progresión Elder Scrolls en plan «subes de nivel en las habilidades que más usas», las propias misiones principales del juego te fuerzan poco a poco a tener una build determinada. Y eso en 2018 no es de recibo y ha hecho que me cueste más de la cuenta llegar al final del juego. Que hablando del final del juego, tiene un CONTINUARÁ como una catedral de gordo que no resuelve ninguno de los conflictos planteados al principio del juego, porque… Bah, mejor pongo el cartel de SPOILERS que luego todos se quejan:
En la Edad Media no había spoilers… ¡Mimimimi!

Vale, el juego va de vengar la muerte de tus padres y recuperar la espada que el señor feudal de tu pueblo encargó a tu herrería. La quest aparece en tu quest log en cada momento, y te ponen que es la quest principal junto a otras que vas completando. Estás todo el juego pensando en recuperar la puta espada, descubres por el camino una trama mediocre y predecible en la que te prometen que vas a interpretar a un don nadie en una ambientación histórica cuidadísima y acabamos con el puto tópico de siempre de que en realidad eres el hijo de un noble y hablando sólo de las broncas de los nobles, pasando de la gente de abajo -esto es como apuntarse a un juego porque puedes ser un agente del Imperio Galáctico y a la cuarta misión pasarte a los rebeldes, pero al revés- y llevando una armadura brillante al sol. El caso es que después de pasar por no se cuantas misiones de asedio a castillos horripilantemente lineales -de ahi que el tramo final del juego me parezca una mierda- nos llega el final del juego y que a pesar de un epílogo lamentable lleno de exposición para tratar de explicarnos que ha pasado realmente antes de los créditos, Henry todavía no ha recuperado la espada de marras. Que sí, que ahora es un caballero de brillante armadura con un hermoso corcel con nombre de perro, pero ni te vengas del malo ni ná, un cortarrollos lamentable.
Lo que se dice un final anticlimático de narices, no puedes prometer algo desde el principio del juego y decir que ya lo darás en la segunda parte. Por lo menos podían haberte dejado recuperar la espada, yo que sé.

Y luego sí, están las polémicas que se han montado sobre si el juego es racista porque su diseñador Daniel Vávra apoya el gamergaitas y… Ugh. A ver, que un tío que me hace el Mafia I y II se merece de entrada todo mi respeto. Porque quieras que no no es lo mismo vivir en la multicultural San Francisco que vivir en Chequia, en Polonia o en el centro de putinlandia, que son el puto centro del progresismo. Kingdom Come intenta recrear 1400 lo mejor que puede, y aunque es cierto que la única alusión que se hace a los gitanos es un comentario peregrino en plan «no podemos estar aquí acampados como gitanos», lo cierto es que se pongan los internetes como se pongan, en un territorio tan pequeño de cuatro aldeas llenas de paletos no ibas a encontrarte una diversidad racial brutal, y por mucho que los historiadores hayan descubierto que la edad media no era tan oscura y terrible como se decía en el Renacimiento, la verdad es que tu ves fotos de las calles de Praga en el siglo XIX y eso estaba lleno de gente blanca (o por lo menos lo parecen), con lo que esas cuatro aldeas de crisol multicultural un cuerno: si te metes a jugar a un juego sobre una época llena de supersticiones y racismo -que por cierto, se tratan en algunas misiones del juego- no te extrañes de encontrarte intolerancia en una gente que te apedreaba por decir que igual eso de que una señora se quede embarazada por una paloma es un pelín gilipollas. Una vez dicho esto, hay que decirlo, Kingdom Come si que peca de ser un pelín gilipollas.
Opcional, pero a alguna gente la mera sugerencia la saca de quicio. Luego ya lo de matar gente ya no les importa tanto…

Porque claro, se han dicho muchas tonterías sobre el juego y por esa misión que te habla de matar un perro y despellejar un perro -misión opcional, que para colmo puedes conseguir la piel sin matarlo- pero el verdadero mal rollo está en el personaje del malo, Istvan Toth, que tras pasarme todo el juego sin ver ningún personaje que no sea heterosexual -¡y eso que te infiltras en un monasterio, que a ver dónde te crees que iban los gays en la edad media!- resulta que casi al final del juego se revela que el malo malísimo es gay. El único personaje LGTB, el malo. Guay. Superguay. Es como volver a 1980 y repetir los errores de Vestida para Matar, me cago en todo Warhorse, ¿hacía falta? ¿No podías haber metido otros personajes que lo fueran, no podías haber pasado de meter esta tontería del desviado teniendo a la princesa presa en el castillo? Supuestamente la trama lo necesita porque claro, los buenos capturan al amante del malo y así pueden hacer un intercambio de prisioneros… ¡Pero aun así Toth se niega a intercambiar prisioneros y tienes que asaltar el castillo igualmente! ¡Toth acaba negociando la rendición a cambio de un salvoconducto, y en realidad da absolutamente igual que tengas un rehén o no!
Un fallo de cámara como cualquier otro, pero tremendamente habitual durante las conversaciones.

En resumen, que me habría gustado dejar de jugar a Kingdom Come tras las cuarenta primeras horas de juego, pensando que era un buen juego que necesitaba ser pulido por los bugs y con opciones de romance que no iban a ser una cadena de tres o cuatro quest, polvete y fin de la historia sin ninguna consecuencia a posteriori. Un juego que me daba muchas opciones para resolver cada misión y que no iba a terminar poniéndome una quest tras otra completamente lineal de ir por un pasillo reventando notas con armadura. Un juego que no iba a meterme una misión creada deliberadamente para que la fallara e imposible de resolver con éxito, por lo que lo mejor que puedes hacer es fracasar nada más empezar y quitarte quebraderos de cabeza. Kingdom Come habría necesitado un año más en el horno para resolver gran parte de sus problemas, y aun así hubiera preferido esperarme a una hipotética segunda parte que se metiera realmente en harina y tal vez -ojalá- resolviese el conflicto principal del juego y no me engañara diciéndome que iba a ser un don nadie en mitad de una guerra de otros. Porque que quieres que te diga, la premisa inicial del juego no dejaba de ser el «vivir» en la edad media, y esto… Esto se flipa demasiado.
Y sí, el mapa es bastante grande, pero cuando tienes misiones secundarias que te hacen recorrerlo de arriba a abajo, empiezas a cagarte en todo… ¡Supongo que por eso se le ensucia tanto la ropa a Henry!

 

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

34 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Garrak
5 años han pasado desde que se escribió esto

A ver, en el tema de las etnias no me voy a meter porque no soy muy experto en historia de Chequia. Pero sí sé que en el Mediterráneo había un mestizaje de la ostia, y que al menos aquí en España había mucho moro en los pueblos más supuestamente cristianos. Sí sé que tenía que haber mucho judío y gitano fruto de las migraciones. Y vamos, homosexuales siempre han habido, que no nos vengan ahora con la leyenda negra de la Edad Media.
¿No puedes elegir la sexualidad del personaje? Se ahorrarían muchos problemas así
Pero no hay mejor manera de ilustrarse sobre estos temas que con un post sobre Constantinopla (guiño guiño)

Save
Save
5 años han pasado desde que se escribió esto

Que no, que hay que meter diversidad racial a costa de la historia. Que a Cleopatra la tiene que interpretar una negra porque era africana y por tanto negra aunque en su familia fueran griegos de Macedonia. Van a saber más los historiadores que la gente de internet.

Save
Save
5 años han pasado desde que se escribió esto

Espera, ¿tuvimos japos en mi tierra y me entero ahora?

Save
Save
5 años han pasado desde que se escribió esto

Ah, pero eso sí lo sabía. Japón es un apellido relativamente común por allí.

Garrak
5 años han pasado desde que se escribió esto

Sí, pero también ten cuidado porque se prodiga mucho el tema de la leyenda negra, y algunos de los tópicos (Inquisición p.ej.) no empiezan hasta la Baja Edad Media. Y ojo, que lo de los otomanos empieza en el siglo XV-XIV, asi que si dices que esa es la ambientación del juego sería interesante tratar el tema. Que vamos, un pifostio de mil pares de narices.
Aunque si me piden hacer una ambientación de la Baja Edad Media europea, yo me inspiraría antes en «España», las colonias portuguesas en África, en los reinos italianos, o ¡Constantinopla! que me parece que tienen más material jugoso donde pinchar para un videojuego.
Bueno mejor me callo en eso,que aquí en España no deberíamos tampoco hablar mucho de Europa del Este por la época, que sé de primera mano que nadie suele tocar mucho la historia de ahí!

Garrak
5 años han pasado desde que se escribió esto

Pues mira, sí, si tratan la llegada de los otomanos en este juego o posteriores sí podría ser interesante ¡Los jenízaros son final bosses cojonudos!
Lo bueno es que a mí me encantaría que para los historiadores surgiese ahora la salida de trabajar en videojuegos. Pero vamos, cuando se ve una película o se juega un videojuego no solemos ponernos muy tiquismiquis con la fidelidad histórica. La mayoría de historiadores que he conocido no tienen término medio: o critican fallos históricos o alaban una peli solo cuando es 100% fiel a la historia. Hasta el más pequeño detalle
Siguiendo con las whishlists, eso sí, iría a material desde la invención de la imprenta hasta lo actual, que las fuentes son más fiables y abundantes. Por si acaso…

katarholhol
katarholhol
5 años han pasado desde que se escribió esto

Yo paso de videojuegos (excepto Pokémon Go y spoofeando!) pero este ha llegado a ser conocido incluso oara los que como yo no tenemos interés algunos en videogames. El motivo como siempre esa fuente de polémicas estériles que es Twitter. Por lo que tengo entendido, y me diréis si voy equivocado, una masa enfurecida acusando a los creadores de cyberhitlers por no meter negros ni otras razas en el juego y los creadores defendiéndose diciendo que en la Bohemia de la época sólo había blancos, que se han documentado muy bien y que a los histéricos que no les guste que llamen racista a la Historia, así en general.

katarholhol
katarholhol
5 años han pasado desde que se escribió esto

En un mundo donde han metido negros en la campiña francesa pre revolucionaria, en los países escandinavos de hace 200 años, en el panteón de los dioses nórdicos, en la JSA de los años ’40 o en la Corte del Rey Arturo se agradece que haya todavía reductos de cordura histórica.

Lord_Pengallan
5 años han pasado desde que se escribió esto

Esto pasa cuando la gente se documenta viendo películas de Hollywood que no se cortan en un pelo en convertir todas las sociedades en la estadounidense tal y como es en el año de producción. La verdad es que vamos mal. Alguien protestó porque en Wakanda sólo hubiese negros?
Siempre ha habido poco mestizaje en el mundo porque la xenofobia ha sido la regla que lo ha regido hasta el fin del imperialismo. Esto Garrak y toda su generación tiene que aprenderlo y asumirlo ya. España (y Portugal) son una excepción y en América no en su patria, el precio ha sido que incluso en Italia se nos considerase moros o judíos. En el Mediterráneo nunca ha habido mucho mestizaje, Garrak, porque la gente era muy xenófoba así que sólo se casaban con los suyos. En la Península Ibérica hubo convivencia pero a lo estadounidense, todos en el mismo sitio pero cada uno en su gueto. Así pocas posibilidades había de mestizaje que por otro lado lo impedía la religión, la que sea, dado el fanatismo que había en aquella época. Podemos decir que había sociedades multirraciales en algunos sitios pero era más un conjunto de variedades de blancos. En España y en Bizancio tenías mediterráneos, germanos, eslavos, árabes y judíos, todos blancos, algún negro había (y mulato) pero era totalmente testimonial y esclavo. Porque en la Edad Media había esclavos y en Occidente ya eran todos negros. Lo único parecido al EE.UU. de hoy que había era el Imperio Turco, y en el siglo siguiente, que al estar en Asia, África y Europa podemos decir que tenía de todo. Y gitanos había ya en Europa pero ellos eran los primeros en no querer mezclarse e ir a su bola. Y en ese siglo no sé si habría en Bohemia porque lo de los bohemios y gitanos no es hasta el siglo XIX.

Lord_Pengallan
5 años han pasado desde que se escribió esto

Sí, lo que había en la Edad Media eran pueblos o naciones, por eso la xenofobia. Nadie dejaba a su hija/hermana a un extranjero. Menos si era un pagano. En Roma hubo algo de mestizaje (pero casi todos eran blancos), pero sólo en las grandes ciudades. Precisamente por las comunicaciones y las distancias. Europa ha sido un campo de blancos hasta el fin del imperialismo. Pero el cristianismo sí permitía la esclavitud. 1º el Viejo Testamento la ve bien (si no de qué el Sur), y los profetas son los profetas, 2º porque no podía aspirar a ser parte del sistema siendo antiesclavista. Sólo hay que leerse las cartas de San Pablo. Cuando cae el Occidente romano en Europa hay pocos esclavos porque hay muchos siervos, pero al quedar esa región totalmente empobrecida y necesitada de todo, el comercio de esclavos pega un auge tremendo ya que es lo único que querían los musulmanes, que son los que tienen oro (en Europa ya no había minas doro), de los europeos. Entonces la iglesia reaccionó porque los señores empezaron a despoblar el campo. Pero lo que hizo fue condenar esclavizar a cristianos y por eso nuestra palabra esclavo. Esta viene de esclavón, que es como se decía eslavo antes. Como todos esos eran paganos y vivían fuera de lo que fue el Imperio Romano no hubo problema con traficar con ellos. Los europeos los capturaban y los judíos europeos se los vendían a los asiáticos, que se los vendían a los árabes/consumidor final. Por eso los checos se convirtieron, eran fronterizos y pocos. No podían evitar a los esclavistas dotra forma. Con el tiempo la economía de Europa se fue desarrollando y así se abandonó el negocio esclavista. Entonces se pudo desarrollar la idea de que es malo esclavizar una persona, pero acto seguido se decidió que un negro no lo era. Así que el cristianismo no ha hecho nada contra la esclavitud. Es otro campo de los dchos, humanos, junto con el machismo y la homofobia, en la que todo lo que se ha hecho ha sido sin su colaboración.

Lord_Pengallan
5 años han pasado desde que se escribió esto

Nada, nada que el blog es tuyo. Exactamente, lo que ha habido desde el triunfo del cristianismo (que era odiado por los paganos precisamente porque era una religión intolerante con las demás a diferencia de las suyas) hasta ayer, es la persecución a muerte del raro. Por eso Europa ha sido bastante homogénea hasta el siglo XX (y la parte occidental). Lo que pasa es que si uno no lee ni viaja pues no se entera.

zatannasay
zatannasay
5 años han pasado desde que se escribió esto

El batiburrillo mental que tiene alguna gente con este tema, me hace preguntarme en que mundo viven.
Son los mismos que dicen que Lo que el viento se llevó es racista (https://www.google.es/amp/s/elpais.com/internacional/2017/08/28/mundo_global/1503957242_045357.amp.html ) o que la mayor oda a la amistad interracial debe ser censurada (http://www.elmundo.es/elmundo/2011/01/05/cultura/1294260576.html ).
En Estados Unidos los matrimonios interraciales estaban prohibidos (https://www.yahoo.com/amphtml/blogs/cuaderno-historias/richard-y-mildred-la-historia-del-primer-matrimonio-162731834.html) y si la ley que los prohibía era de 1924 es, porque antes de ella, era inimaginable que alguien quisiese casarse con alguien fuera de su raza.
En Inglaterra tenían esto: http://www.elmundo.es/la-aventura-de-la-historia/2014/06/17/53a01870ca47416a528b4585.html
Y en España fuimos los más progresistas de la Historia al casarnos con las indigenas ante el escandalo de toda Europa (http://www.elmundo.es/la-aventura-de-la-historia/2014/06/10/5396e7af268e3e54428b4587.html)
Y la multiculturalidad en casi toda Europa no era tal, cada comunidad vivia encerrada en si misma con sus propias leyes (http://www.radio.cz/es/rubrica/legados/gracia-y-miseria-del-barrio-judio-de-praga)
Pues esa gente que quiere una Historia falseada, es la gente que más facilmente será engañada.
Muchos de ellos, porque se autoengañan.
Que vayan a ver películas donde un Dios vikingo es negro, en vez de cómics como Stuck Rubber Baby o películas como Un violinista en el tejado.

zatannasay
zatannasay
5 años han pasado desde que se escribió esto

Lo que el viento se llevo es una lección para entender el racismo y para entender como varía la valoración del racismo.
La pelicula es realista, en el sentido del trato que recibe el negro en la época. Si haces una película sobre la esclavitud que vas a mostrar.
Es racista en el sentido que cuando se filmó aun había baños separados para negros y blancos en el rodaje.
Es antirracista en el sentido de que Clark Gable exigió que solo hubiese baños mixtos o se largaba.
Fue racista en convertir al personaje de Hattie McDaniel en una caricatura, pero antirracista en hacerle ganar un oscar mientras había manifestaciones en contra de su nominación delante del teatro.
En definitiva. Es un producto de su época y testigo de ella. Debe verse para que la gente se entere de como eran esas épocas. La época que refleja y la época en que se hizo.
Por eso hay que verla sin edulcorarla, por mucho que haya gente que vea su sensibilidad dañada.
Gente, que por cierto, es alucinante su capacidad de encontrar motivos para sentirse ofendidos.
Y por supuesto los españoles eramos unos racistas del quince que esclavizabamos negros de forma legal, e indios de forma ilegal.
El tema es que la razón de conquistar America era propagar la fe. Y si vas allí a bautizar indigenas luego no puedes esclavizarlos. Ese es el problema.
El motivo por el que puse la cita irónica de que eramos los más progresistas de Europa fue, porque cuando llegaron a occidente las noticias de las bodas interraciales, toda Europa quedó conmocionada de semejante escandalo y degeneración.

Garrak
5 años han pasado desde que se escribió esto

Lo olvides lo geniso que fuimos los españoles: no hicimos esclavos cuando todo el mundo los hacía, y empezamso a hacer esclavos cuando todo el mundo dejó de hacerlos
Genios y figuras

Lord_Pengallan
5 años han pasado desde que se escribió esto

España siempre tuvo esclavos. Lo heredamos de los árabes. A pesar de tener siervos y musulmanes sometidos todavía en Andalucía había unos miles de negros y moros trabajando como esclavos en el XVI. Nosotros fuimos los primeros en llevar negros a América libres! Vamos, que lo que no llegamos a hacer es tráfico de esclavos (cosa de portugueses e ingleses principalmente) pero porque estaban los indios, que eran libres pero su sueldo era de hambre.

Flippy Mcflipe
Flippy Mcflipe
5 años han pasado desde que se escribió esto

ghghhjghgh

Flippy Mcflipe
Flippy Mcflipe
5 años han pasado desde que se escribió esto

«El único personaje LGTB, el malo. Guay. Superguay. Es como volver a 1980 y repetir los errores de Vestida para Matar, me cago en todo Warhorse, ¿hacía falta?»
Puestos a buscar comparaciones, las dos primeras de Mad max serían dos ejemplos más ajustados que la película de De Palma, creo yo. Ahí había ciertos personajes como Wez, Cortadedos o Johnny el chico que si que son un poco lo que vienen siendo encarnaciones del como yo lo llamo, miedo al caos y a otras Sodoma y Gomorra. Lo cual resulta muy irónico teniendo en cuenta el éxito de la cuarta entrega entre cierto segmento del público que elevó a George Miller a lo más alto de los altares del cine progresista.
«descubres por el camino una trama mediocre y predecible en la que te prometen que vas a interpretar a un don nadie en una ambientación histórica cuidadísima y acabamos con el puto tópico de siempre de que en realidad eres el hijo de un noble y hablando sólo de las broncas de los nobles, pasando de la gente de abajo»
Joder…. En fin, yo ya me temía esto. Los «medievalistas» estos, tan obsesionados con este tipo de historias, se suelen llenar la boca con peroratas acerca de la plausibilidad y el realismo, pero luego les encanta cosa mala estirar y estirar Y ESTIRAR los tópicos más implausibles y rancios de la novela caballeresca. Yo es que lo siento, pero el tropo del hidden prince es algo que me supera y ya tengo bastante con tener que aguantarlo en Canción de Hielo y Fuego como para que encima me lo cuelen en una «recreación histórica». Al fin y al cabo ¿De qué sirve ambientar tu obra en la Checoslovaquia bajo medieval si al final todo el asunto va a ir del mismo rollo que casi todas las historias de ambientación medieval de otros sitios?
«

Flippy Mcflipe
Flippy Mcflipe
5 años han pasado desde que se escribió esto

«Ojo, que Miller los puso en plan “son una panda degeneraos” y ya, mientras que DePalma casi ponía su “desviación” como la fuente de todos los males.»
También pasa que en Mad Max se perdona porque, lejos de demonizárseles por ello, el detalle de la sexualidad se utiliza para hacerles menos unidimensionales y hasta humanizarlos, como pasa con Wez, ese berserker lunático al que vemos sufrir cuando pierde a su amante a manos de uno de los protagonistas. Aparte, como bien dices, todo el rollo de darle a los antagonistas perversiones variopintas (esa escena de la primera película en la que uno motero le dice al otro «mira, comida» al ver a la esposa de Max y este le responde «y postre» al ver al hijo me da escalofríos) potencia todo el rollo apocalíptico de la saga, lo cual hace que no desentone para nada ni se vea arbitrario.
Lo de Vestida para Matar no creo que fuese mal intencionado. Al fin y al cabo, Brian solo estaba jugando con la trama de Psicosis y llevándola al extremo. Y tampoco es que se demonize la transexualidad en el film. De hecho, se deja bien claro que la personalidad homicida del personaje de Michael Caine tiene su origen en la represión que él mismo impone sobre su propia sexualidad. Si te fijas, no es muy diferente al caso de Carrie, que acaba convertida en lo que es debido principalmente a la educación maniquea y mojigata de su madre. El problema es que De Palma siempre ha pecado de exceso de morbo con los planos y la estructura de las secuencias y a lo mejor el suyo no era el enfoque adecuado para los temas que trata la película (aunque esto es subjetivo). Pero es comprensible el que la mayoría de directores de la época no supiesen como tratar el asunto. Ten en cuenta que, quitando un par de historias en los 60 y 70 de tono tirando al pulp, la transexualidad era prácticamente terreno desconocido por aquel entonces. Incluso a día de hoy sigue siendo más o menos un tema que, si bien no tabú, es incómodo de tocar; independientemente de lo visible y vocal que sea la comunidad LGTB.
«Tiene algún diseño de misiones interesante con su buena historia, pero la trama general del juego apesta a “nos hemos dejado lo mejor para el final”. Joder, ¿tanto costaba que los nobles premiaran a Henry dándole algún título en vez de recurrir a los tópicos? Que ya el que lo nombren caballero es un tópico, que yo hubiera preferido que la trama no girara en torno a los nobles y sí alrededor de los pobres campesinos que tratan de sobrevivir a la guerra como sea.»
Mucha razón. Muchas de las mecánicas del juego, como todo el asunto del tiempo real, las rutinas y los descansos, se podrían haber pulido más y dar más juego (badum tss) si los programadores se hubiesen enfocado en el aspecto de simulador social del juego en lugar del sistema de combate. Principalmente porque entonces la estructura del mismo habría podido justificar dichas mecánicas en lugar de restarles gradualmente la relevancia hasta convertirlas en auténticos estorbos.
Aparte de que haciendo esto, no habrían tenido más remedio que cuidar más el abanico de NPCs y hacerlo más heterogéneo y detallado; lo que a su vez les habría acabado evitando un montón de acusaciones de sexismo. Es que toda la comunidad quejándose de si por qué no hay un personaje femenino enfocado a la acción y que si tal; con el tío defendiéndose alegando que tienen pendiente entre las task secundarias el programar unas quest para un personaje femenino más enfocadas al sigilo y a las interacciones sociales ¡Pero si es que lo de la acción y los caballeros ya sobraba con Henry, para empezar!»
Y un ejemplo de lo pobre que resulta en verdad todo lo concerniente a la recreación de dinámicas se ve en esos guardias que parecen sacados del Oblivion. Sobre todo al inicio, donde de tratan como a un desconocido a pesar de que deberían más o menos conocerte de otras veces y casi hasta tutearte; por no mencionar el como intervienen de forma arbitraria según le convenga al juego.
«En fin, que para mi el juego es una oportunidad perdida, habrá que ver si la segunda parte arregla esos errores.»
Lo dudo, más que nada porque el propio desarrollo de la trama les ha dejado atados de pies y manos con respecto a como enfocar la secuela. La progresión natural de la historia de Henry es el ir a más y más, con lo que no veo el como van a poder justificar meter nuevas mecánicas que no estén relacionadas con el combate (o la hípica, si mi instinto no me falla). O por lo menos no sin que la implementación de las mismas acabe en la mera morralla anecdótica. No me sorprendería si para la siguiente entrega las interacciones sociales realmente relevantes para el avance de la misma se acaban viendo reducidas a las intrigas de corte, que parece que es lo único que le mola al público. Es que estamos en la época post HBO, donde la mayor parte de la gente piensa que antes de la revolución industrial el mundo se dividía en psicópatas violadores, putas (y putos jaja) intrigantes, nobles intrigantes (algunos más putos y putas que los propios putos y putas) y morralla carne de cañón.

Flippy Mcflipe
Flippy Mcflipe
5 años han pasado desde que se escribió esto

Y ya si querían una trama de aventuras con su acción y demas ¿Por qué tirar de historia patriótica y no mejor hacer una aventura de picaresca donde el protagonista sea un bala perdida/rufián? Así habrían podido incluir todos los objetivos opcionales polémicos que quisiesen sin que su inclusión resultase gratuita, principalmente porque no chocarían con el tono de la trama ¿Para qué dar la opción de ser un desgraciado con tu personaje en las quests secundarias si la trama principal va a presentártelo como a un héroe más o menos arquetípico?
Quien mucho barca poco aprieta. Es como en los Zelda, que se empeñan en meter ciudades y tiendas cuando el propio juego te permite obtener items varios sin tener que pisarlas.