Entre todo el barullo que se montó la semana pasada por el fichaje de Bendis a DC, como que casi se nos ha olvidado hablar de la que habría sido la gran noticia de la semana pasada. Y no me estoy refiriendo al colosal salón del cómic que se celebró en Madrid y en el que invitaron a tan pocos autores nacionales que tuvieron que montarse un salón alternativo, si no a que Disney estuvo (está) a punto de comprar Fox y liarla parda.

Ya lo estoy viendo, ¡Goofy vs Predator!

Porque si bien el fichaje de Bendis por parte de DC me huele mucho a que el bueno de Brian quiere meterse en la parte multimedia de WB, y hasta podríamos especular sobre si DC va a montarse un “consejo de sabios” del estilo del que tenía Marvel Studios en sus orígenes o si Bendis va a intentar otra adaptación de Powers a la TV, lo cierto es que también debemos preguntarnos qué es lo que puede querer Disney de Fox. Disney, que hasta hace nada hablaba de vender el canal de TV ABC y deshacerse de todos sus canales deportivos, de repente tiene el síndrome de la compra extravagante de cada cuatro años -hace ocho compro Marvel y hace cuatro Lucasfilm- y quiere comprar Fox, que tiene más canales deportivos y más canales generalistas y de noticias. Sí, sé de sobra que para cualquier lector de Brainstomping hay una razón de peso y sagrada por la que Disney debería comprarse toda la galaxia si hace falta, pero tenemos que reconocer que aunque lo más importante para toda la humanidad sea que los derechos de los derechos de 4F y X-Men vuelvan a Marvel, para Disney eso sólo son flecos y lo que realmente le importa es la estrategia a largo plazo.

Y no tendríamos que ver más aberraciones como la que perpetraron estos.

Y es que hay que tener en cuenta que la semana pasada se confirmó que el trato entre Marvel y Netflix para producir las series del Daredevilverso no iba a mantenerse, y que las series continuarían en la nueva plataforma digital de Disney que el gigante estrenará antes de 2020. Hablando en plata, que ya han perdido todas sus reservas respecto a las plataformas digitales y se está zambullendo de cabeza en la competencia contra Netflix, Hulu, HBO y demás. Porque Fox no sólo supondría completar casi todo el puzzle de derechos de Marvel, también completaría el de Star Wars -los derechos de los DVD de la trilogía original siguen en poder de la Fox hasta 2020, y de la película original los tendría a perpetuidad- y le daría una burrada de series de TV de Prime Time adulto con las que complementar sus contenidos de Disney Channel y Disney XD, por no hablar de que también les daría los derechos del Batman de Adam West, que eso siempre jode.

Los derechos de la serie eran de Fox y WB, por lo que hasta que las dos empresas no se pusieron de acuerdo no hubo ni VHS ni DVD de la serie.

Imagino que más de uno ya estará pensando que esto les acercaría peligrosamente al monopolio, pero es que Disney ya lleva décadas realizando prácticas monopolísticas sin ejercer un monopolio “real”, porque las prácticas no agreden tanto y los monopolios son ilegales y el raton Mickey jamás haría algo ilegal, ¡por favor! Cuando leemos noticias como que Disney obliga a los cines a proyectar la última de Star Wars en su sala más grande durante cinco semanas y reclamando un 65% de los beneficios de cada entrada. Una auténtica animalada que no es mucho peor que el trato que les habían dado hasta ahora -64% de los beneficios, proyectar la película durante cuatro semanas- pero que desde luego dejan claro que, aunque las salas de cine sean bien libres de proyectar lo que les venga en gana, está claro que no proyectar The Last Jedi estas navidades les puede hacer muchísimo daño en cualquier caso.

Así va Disney por las salas de cine. Literal.

Así que Disney quiere entrar fuerte en las plataformas digitales, y por eso recientemente hemos visto una nube de proyectos de Marvel en distintas plataformas como Netflix, Hulu, ABC y hasta la propia FOX, con la que está haciendo series de mutantes como The Gifted o Legion. Puede que muchas sean mediocres o directamente un mojón, pero tenemos que tener en cuenta que otras plataformas como HBO se han soportado durante años con un superéxito -Game of Thrones- y un fondo de armario con series de culto -True Blood-. Así, el que los derechos de X-Men vuelvan a manos de Marvel es una feliz coincidencia, y me vais a perdonar si tengo la sospecha de que a corto plazo esto tampoco nos va a importar una mierda…

Calma y tranquilidad, esto tiene una explicación.

Porque desengañemonos, Marvel de momento ya tiene bastante con lo suyo. Meter de repente a todo el universo mutante les trastocaría planes ya establecidos hasta 2030, y ahora mismo el efecto Deadpool/Logan creo que permite bastante bien que los chicos de Charles Xavier vayan por su lado y Tony Star por el suyo. Desde luego, esto haría posible que personajes como Madame Hydra pudieran aparecer en una película de Lobezno sin ningún problema, pero años de Claremont encerrándolos en su burbuja permiten que los mutantes puedan funcionar independientemente sin que el resto de Marvel los eche de menos. Otra cosa serían ya los 4 Fantásticos, porque lo de esos ya es para llevarlo ante un tribunal de derechos humanos.

¿Os acordais de esto? ¿No? Pues retiraron a los 4F de TODOS los videojuegos de Marvel. Si fuera por ellos, borrarían hasta al Doctor Muerte de los Marvel VS Capcom.

Porque los 4F tienen el lastre añadido de que no están “alquilados” a Fox, si no a Constantin Films, conglomerado germano que, aunque parecían dispuestos a desprenderse de su brazo cinematográfico en breve, parece que no han encontrado un vendedor interesado y los 4F siguen encerrados en su burbuja. En cualquier caso el cuarteto es una pieza vital del Universo Marvel, son el origen de todo y elaboran la cosmogonía que lo conforma todo. Estos palabros pedantes lo que quieren decir es que si queremos la Marvel clásica, necesitamos a Reed Richards y el resto de su banda por narices. Que sin Galactus y Estela Plateada Marvel está más vacía, más sosa, y si no que se lo pregunten a Los Inhumanos. Marvel sigue teniendo que prescindir de su mejor y más importante villano -una pista: es latveriano- y eso la está marcando tremendamente, porque vamos viendo como película a película va tirando a la basura villanos clásicos sin cortarse un pelo. Lo que es peor, el personaje que tienen como villano definitivo -Thanos- no deja de ser una copia de Darkseid, y para colmo está adaptado de tal forma que poco hemos visto de él y poco sabemos sobre su personalidad, sólo que es malo, que busca las gemas del infinito y que tiene un ejército de gente que huele muy mal.

Aquí hay pieles cromadas, naranjas, rojas, moradas y verdes, ¡pero ninguna negra! Answer me that, Mr Marvel Comics!

Del mismo modo, los 4 Fantásticos necesitan al resto del Universo Marvel, y de ahí viene uno de los mayores problemas que están teniendo en Fox; sus historias necesitan poder moverse por multitud de localizaciones, y Fox sólo tiene los derechos totales o parciales de un puñado de personajes y lugares -ni siquiera sabemos cuales en concreto, porque siguen sin enseñarnos el contrato en cuestión-. La compra de Fox sería la mejor noticia para los 4 Fantásticos, porque podrían mostrar en la gran pantalla a un Galactus con toda su gloria y enfrentándose al resto del Universo Marvel. Y la mejor noticia de todas sería que por fín podríamos volver a leer cómics de los 4 Fantásticos sin ningún problema y sin que las maniobras de oscuros poderes saboteen sistemáticamente nuestros tebeos. Que ya es hora de que cuando leamos un tebeo malo podamos cagarnos en los autores sin tener que preguntarnos si la culpa será de Perlmutter, de Feige o del fabricante de las muñecas de Famosa.

Anuncios