Dirk Gently fue para mi la mayor y mejor sorpresa de la temporada televisiva, una serie que enseguida se convirtió no solo en mi favorita del año sino en una de mis favoritas a secas. Por suerte la serie gusto lo suficiente como para ser renovada y esta misma semana hemos tenido el estreno de su segunda temporada. Un regreso a lo grande con un nuevo misterio a resolver, el regreso de muchas caras conocidas, nuevos personajes y ese humor absurdo y esperpentico que hicieron tan grande su primera temporada. Así que nada mejor que esta ocasión para volver a recomendar esta serie a aquellos que aun no saben lo que se están perdiendo.

Y la locura no ha hecho mas que empezar

Tras el final de la temporada anterior los personajes de la serie se han desperdigado por el mundo, una situación perfecta para poder explorarles de nuevo por separado y ver como han evolucionado desde entonces. Pero un nuevo misterio, mas retorcido y absurdo que el anterior, acecha en el horizonte, y con el numerosos nuevos personajes que se unen a un ya de por si mas que disparatado reparto que promete ser aun mas hilarante que el anterior. Y es que aunque es cierto que se va a echar mucho de menos a algunos personajes que no han regresado en esta segunda temporada, las caras conocidas que han ido apareciendo hasta ahora seguro que darán mucho juego.

Y por supuesto tendremos mas de los mas divertidos detectives privados de la televisión

Pero lo que desde luego no vamos a echar de menos, ya que siguen tan presentes como el primer día, son ese humor absurdo y descacharrante y esa sensación de que en esta serie todo es posible por imposible que parezca. Y eso que la primera temporada había dejado el listón muy alto en cuanto a lo que podíamos esperar de esta serie, pero si todo sigue por el buen camino, todo parece indicar que ese listón se puede llegar a superar con esta segunda temporada. Y gran parte del merito de todo esto se lo debemos a alguien de quien hasta hace relativamente poco prácticamente no tenia ni idea de que existía.

El tampoco podía faltar en esta segunda temporada

Bueno, no es del todo cierto, yo sabia que Max Landis existía, pero mas allála de saber que era el hijo de John Landis y que era un personaje algo polémico por sus opiniones, no pensaba en el mas que como un “pijo hijo de papa”. Pero tras leer su cómic “Superman: American Alien” (un soplo de aire fresco en una DC que en aquel momento estaba empezando a recuperar a un Superman mas tradicional) y la primera temporada de Dirk Gently, Landis se ha ganado todo mi respeto pese a que según quienes han leído el libro en el que se basa la serie (un día de estos tengo que leérmelo, que es de Douglas Adams) el parecido entre ambas obras es en muchos casos superficial.

Y esta es de las fotos mas normales de Landis que he podido encontrar, pero pese a que no lo parezca es todo un profesional

Y si, he llegado al final sin haber contado prácticamente nada de la serie, sus personajes o la nueva trama en curso, pero es que estamos ante uno de esos casos en los que es mejor no saber nada de la misma, a ser posible ignorando incluso los trailers, que Dirk Gently es algo que vale la pena descubrir poco a poco viendo la propia serie y llevándose una disparatada sorpresa detrás de otra. Y teniendo en cuenta que su primera temporada solo consto de ocho episodios y que la segunda acaba de empezar, es un momento perfecto para subirse al carro y disfrutar de una de las mejores y mas divertidas series de las que he disfrutado en mucho tiempo.

Anuncios