Para disgusto de Diógenes IDW sigue apostando fuerte por el que ahora mismo es uno de sus personajes mas relevantes, ROM: Spaceknight. Un personaje que no solo goza de nuevo de serie regular y co-protagonizó el primer crossover importante de ese nuevo “Hasbroverso” que la compañía esta desarrollando, sino que esta semana ha estrenado una miniserie que cuenta un capitulo perdido de sus primeros años en la Orden Solstar cuando se vio envuelto en medio de la guerra civil de Cybertron. Un capitulo que ademas nos presenta a un personaje muy especial que combina lo mejor de ambas franquicias, la primera Transformer Caballero del Espacio… (¡Ya podrían haber existido cómics así cuando era niño!)

¡LOS OCHENTA NO MORIRÁN NUNCA!

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana… Nos encontramos en un periodo de guerra civil, las dos facciones Cybertronianas han extendido su conflicto mas allá de su mundo y la guerra entre Autobots y Decepticons amenaza con engullir toda la galaxia y ya ha comenzado a traspasar las fronteras de los territorios controlados por el Consejo Galáctico y la Orden Solstar. Un conflicto que ha llevado a que cualquier nave Cybertroniana sea considerada un objetivo a abatir para evitar males mayores, como ha sucedido con la nave destruida en los limites entre ambos territorios. Una nave en la que solo queda un superviviente, una Cybertroniana recién nacida cuya vida es salvada en el ultimo instante gracias a la intervención de un joven miembro de la Orden Solstar que algún día sera considerado en todo el Universo como el mas grande de los Caballeros del Espacio. Y este Cybertroniano recién nacido acabara convirtiéndose en el nexo de unión de dos poderosas facciones intergalacticas y en la única esperanza de entendimiento en un universo consumido por demasiadas guerras, Stardrive la Transformer, Stardrive la Caballero del Espacio…

¡Transformers contra Fantasmas del Espacio! ¡Esto es un sueño hecho realidad!

Se nota que Chris Ryall de IDW le tiene muchísimo cariño al personaje de ROM (el lógico para alguien con alma y sentimientos humanos) ya que no para en su empeño de potenciar a este personaje tantos años injustamente perdido en el limbo editorial. Y nada mejor para ello que juntarle con otra de sus franquicias potentes, los Transformers, contándonos en episodio de su pasado que ademas de explicar de una vez como es que en el crossover de Revolution ROM sabia hablar Cybertroniano, sirve para arrojar un poco mas de luz en el pasado de un personaje que se ha pasado dos siglos en una guerra sin tregua y sin fin contra los Fantasmas del Espacio.

Se nota que esto se ambienta en el pasado porque se refiere a si mismo como “El Caballero del Espacio” y no como “El mas grande de los Caballeros del Espacio”

Un trabajo en el que esta ocasión Chris Ryall cede su lugar como co-escritor y pareja artística de Christos Gage a John Barber, editor y guionista de diversas series de los Transformers, quienes junto al dibujante Alex Milne, que tienen a sus espaldas un extenso curriculum dibujando a los Transformers en mas series de las que uno podría imaginar que existen (en serio, son demasiadas, es un locurón), nos presentan a este nuevo y peculiar personaje del “Hasbroverso” Stardrive la Transformer Caballero del Espacio. Hay que reconocer que la idea de fundir de esta manera las dos franquicias, aunque algo delirante tienen sus posibilidades, y el cómic de momento las esta explorando bastante bien. Pero tengo que reconocer que me decepciona un poco que su transformación sea en vehículo terrestre y no una similar a las de Megatron o Shockwave y se convirtiese en arma, que un Transformers capaz de convertirse en un Neutralizador gigante hubiera dado mucho juego en la guerra contra los Fantasmas del Espacio.

Tenían la oportunidad ahí mismo y la han desaprovechado, que pena

En cuanto a la historia de momento no ha empezado nada mal, como ya digo me gusta la idea de combinar las dos franquicias (aunque desde un punto de vista empresarial no se como de inteligente es eso de dedicar tantos recursos a personajes que no son tuyos, que ya hemos visto demasiadas veces como acaban estas cosas) y este aspecto mas “cósmico” de la historia hace que casi se ponga por encima de la serie madre de ROM (el mas grande de los Caballeros del Espacio) por lo que de momento la serie me tiene ganado. En cuanto al dibujo de Milner, a este se le nota curtidisimo en esto de dibujar seres mecánicos y se desenvuelve bastante bien con la acción y dotando de expresividad a tanto robot gigante, aunque nunca dejare de echar de menos a alguien de un estilo mucho mas clásico (Sal Buscema es demasiado grande) para contar las aventuras de ROM y sus camaradas.

¡Starscream y los Decepticons aliado con los Fantasmas del Espacio!

Este cómic obviamente no es para todo el mundo, hay que ser alguien con sentimientos y capaz de disfrutar de la vida para poder apreciar este cómic, y porque no, algo de nostalgia tampoco viene mal para ello, pero aunque este cómic no parece que se vaya a convertir en algo memorable de lo que nos acordemos dentro de unas décadas, si que es un producto bastante divertido y que amplia la mitología de este cada vez mayor universo de ficción. Eso si, yo estoy disfrutando como nadie con todas estas series regulares y miniseries, pero a ver si IDW y Marvel se ponen a negociarde una vez y llegan a alguna clase de acuerdo para reeditar el material clásico, que tengo un hueco en mi estantería que solo podrían llenar uno o dos Omnibus de ROM…

Que no a todos nos sobra el dinero como a Chris Ryall para encargar que nos encuadernen las grapas de ROM…

Anuncios