A raíz del anuncio de la retirada de los 4 Fantásticos del videojuego Marvel Heroes -ése clon de Diablo con guión de Brian Michael Bendis y con ilustraciones de, entre otros, Ron Lim- han salido muchas noticias por parte de medios poco informados hablando de que si Marvel está enfurruñada con la Fox, que si X-Men, que si tal pascual. Y es posible que Marvel no vea con buenos ojos a la Fox -después de todo era su gallina de los huevos de oro en los 90 y no debe de gustarles un pelo no poder disponer de ella para el MCU- pero lo cierto es que en lo de los 4 Fantásticos, Fox sólo es un tercero. Me vais a perdonar que use los dos siguientes párrafos para repasar una situación de la que ya hemos hablado alguna vez, prometo que luego ya empezaré con la chicha y las novedades del asunto…

Pues ya no hay más rebajas, porque ya no se van a vender más.

Y es que, como ya hemos dicho varias veces, Fox sólo se los alquila a Constantin Films, que es la que realmente está reteniendo los derechos. Todo viene de los tiempos en los que Marvel era propiedad de Cadence Industries -los mismos que compraron Marvel en el 68 a Goodman y ningunearon a Kirby- y a mediados de los 80 ya empezaban a darse cuenta de que su plan de convertir a Stan Lee en el nuevo Walt Disney había fracasado. Stan no había conseguido sacar adelante Marvel Productions, y en aquel momento la productora se estaba centrando en la televisión con series que poco o nada tenían que ver con las licencias de Marvel. Lo que es peor, muchas de esas producciones se estaban financiando con el dinero de malvender las licencias cinematográficas de la editorial, con lo que no es de extrañar que cedieran por diez años la licencia de The Fantastic Four -Galactus y Estela Plateada incluidos- al entrañable Bernd Eichinger de Constantin Films, el cual pagó por los derechos 250.000 míseros dólares. Constantin podía realquilar la licencia a quien le apeteciera, teniendo la obligación de realizar una película cada diez años para mantenerla en su poder (no hacía falta estrenarla).

Los 4F de Corman, los pobres creían que estaban haciendo una película que se iba a estrenar. Héroes.

El resto ya es más conocido; Constantin encargó a Roger Corman una película de bajo presupuesto para manter los derechos en su poder al ver que el contrato que tenían con Marvel estaba a punto de expirar, y justo cuando la película estaba a punto de estrenarse la secuestró y “alquiló” los derechos a Fox, que años después realizarían las tres abominaciones que sí que se estrenaron en cine. En todo este sarao Constantin se ha limitado siempre a hacer caja y esperar a que Fox haga una película cada siete años -más o menos, lo suficiente como para darles un margen a ellos mismos a encargar otra película en caso de que Fox se pase de fechas- y centrar su producción cinematográfica en otras licencias “alquiladas” como Resident Evil o Hitman. Si a alguno le sorprendió que este año se estrenara el capítulo final de la serie de zombies de la Jovo y que a en el mismo mes del estreno ya se hablara de reboot, como ahora lo tendrá más claro porque después de todo estamos hablando de Constantin.

Constantin se centra en canales deportivos de TV, gestión de derechos deportivos y demás. Vamos, que en Alemania también están las teles poniendo toda la carne en el asador del fútbol.

Pero Constantin hoy en día no es la entrañable distribuidora cinematográfica alemana que en tiempos hacia equilibrios económicos convenciendo a media europa para sacar adelante coproducciones como La Historia Interminable o El Nombre de la Rosa. Desde hace años y tras sus salida a bolsa, Constantin pertenece a un conglomerado multimedia llamado Constantin Medien AG, el cual centra su negocio en las retransmisiones deportivas y espectáculos mientras su brazo cinematográfico es secundario. Tanto, que en noviembre del año pasado la junta de accionistas del grupo mediático votó a favor de desprenderse de su rama cinematográfica, con lo que Constantin Film y todos los derechos asociados parecen estar buscando pretendientes. Si sumamos a todo esto que una de las últimas producciones de éxito de Constantin es Shadowhunters, la cual ha renovado para una segunda temporada en Freeform, el canal familiar de Disney, las piezas nos empiezan a encajar muy rápido…

Quién iba a decirnos que los Shadowhunters estos igual hasta contribuyen a que Los 4 Fantásticos vuelvan a tener serie propia y hasta una película decente.

Porque veréis, aunque Shadowhunters es el enésimo caso de Constantin explotando los derechos cinematográficos de un tercero, el hecho de que Constantin Film esté en venta y llevándose bien con Disney es tremendamente interesante. Quiere decir que hay buena relación con Disney, y que una posible venta de Constantin a Fox podría mandar al cuerno Shadowhunters, mientras que la venta de Constantin a Disney podría todos los huevos en el mismo cesto. Por eso creo que movimientos extraños como retirar los 4 Fantásticos de Marvel Heroes o el dejarlos sin serie regular no son intentos de destruir la licencia a largo plazo, si no más bien un claro intento de devaluar la licencia y que Fox renuncie a pujar fuerte por Constantin ya que, al fin y al cabo, sigue teniendo X-Men (de los cuales Marvel hasta ha coproducido con Fox una serie de TV, Legion) y los 4 Fantásticos son inadaptables y no valen nada. Del mismo modo, si hubiera un tercer interesado en Constantin -que no olvidemos que es la mayor distribuidora cinematográfica de Alemania- en un primer vistazo no sería capaz de ver Los 4 Fantásticos como una licencia interesante, ya que ni siquiera tienen serie propia hoy en día y probablemente juzgarían que son una via muerta que no vende ni juguetes ni cromos.

¡Que no, que los 4 Fulanos esos están muy pasados y no merecen la pena! ¡Menudo desastre!

Así que sí, creo que Disney quiere comprar Constantin, porque aunque la parte de distribución ya la tiene asegurada por la antigua Buena Vista, esta compra reforzaría su posición en el mercado europeo de cara a la entrada de los chinos en el negocio, que poco a poco se van metiendo. Estaría por ver si los tribunales de competencia alemanes y europeos verían de buena gana una compra así, porque pondría gran parte de la producción y la distribución alemana en manos de Disney. Tampoco sabemos si Disney está interesada en adquirir el paquete completo o se conforma con ciertas partes, si Fox ve con interés la posibilidad de expandirse aún más por el mercado alemán -dentro del cual ya de por si no le va nada mal- o si todo esto que estoy diciendo no son más que pajas mentales que me monto de cara a conseguir que la fase 4 de Marvel acabe en el enfrentamiento entre Galactus, Los Vengadores y, ya por fin, Los 4 Fantásticos. Uno puede soñar…

Anuncios