Hoy en Brainstomping vamos a pediros vuestra colaboración desinteresada a vosotros, los lectores de esta ¿santa? casa. Resulta que andaba yo releyendo el Superman de Millar, cuando me he encontrado que la primera historia del escocés era “Clark Kent, You’re a Nobody!”, en la cual se cuenta… Bah, vamos a repasarlo y así de paso ya tenemos otro post para cuando la policía vuelva a detener a M’Rabo sin que haya escrito su post:

¡Clark Kent, que eres un don nadie de mierda!

La cosa empieza con el típico avión al que se le ocurre meterse en mitad de una tormenta y empieza a sufrir fallos técnicos, con lo que ya tenemos a Clark Kent presto y dispuesto para salir al rescate y hacer lo suyo, que es quitarse la ropa y tirarse por la ventana hacia el… Vacio.

Sólo una de las mejores series de Superman podía tener una viñeta que fugara en la entrepierna de Clark Kent; ¡fíjate si son importantes los calzoncillos de Superman!

Resulta que de la noche a la mañana ya no es Superman, que Superman es un ente distinto a el y que ahora tiene que mirar desde la barrera como un desconocido es el nuevo Hombre del Mañana. Clark no sabe si esto es un complot, si se está volviendo loco o que cuernos pasa, pero durante los días siguientes el nuevo Superman hace un trabajo fantástico y el pobre señor Kent se siente impotente al contemplar la triste realidad de que es humano, y que ahora sí que necesita sus gafas para ver, la kriptonita ya no le hace daño y hasta un par de atracadores le pueden pegar una paliza al tipo que en su día le partió la cara al mismísimo Darkseid.

¿Por qué nadie se daba cuenta de su parecido con Superman cuando sí era Superman? Al final va a ser verdad que era uno de sus poderes…

Cansado y derrotado, Clark hace lo que ha hecho toda su vida y debería poder seguir haciendo en el mundo post Rebirth, que es volver a la granja familiar y consultarlo con sus padres. Los cuales, para no variar, tampoco recuerdan que Clark fuera nunca Superman, y achacan los delirios de su hijo al exceso de trabajo y al estrés. La llegada de un tornado y el ser salvados por Superman parecen abatir del todo a Clark, que promete pedir ayuda médica si sus delirios de grandeza van a más. Pero entonces se le ocurre una idea…

Pero que flojo es este Superman, ¡a mí M’Rabo me está todas las mañanas despertando con tonelada y media de insultos en arameo y no me quejo tanto!

Usando un silbato para perros, Clark se pone en contacto con “Superman”, y le dice que es un impostor. Superman le dice que vaya a ver a un psiquiatra, pero Clark insiste tanto en que él es Superman, que acaba accediendo a darle una demostración; se lo lleva volando, levanta un yate con una sola mano, le dice que puede oir cualquier cosa y leer periódicos a kilómetros de distancia… Y entonces Clark le pide que demuestre su visión de rayos x leyendo el papel que tiene guardado en el bolsillo de su chaqueta y pasa esto:

Hay que decir que el diseño de Mxy de la serie de animación era maravilloso.

¿Os suena esta historia también? ¿Sí? ¿Verdad? A mi también, es curioso. Y no porque en realidad estemos hablando de la típica historia de Mr Mxyzptlk, si no porque en este caso el duende calvo de la quinta dimensión toma el papel de una de las identidades de Clark Kent/Superman. De hecho, y atendiendo a lo que se ha contado en Rebirth, éste Mxyzptlk es el mismo que el de esa historia, con lo que tendríamos que empieza a repetirse más que el ajo, demostrando que la originalidad huye por la ventana cada vez que tenemos un ataque de nostalgia mal entendida. Pero que narices, cualquier ocasión es buena para recuperar esta pequeña joya de Mark Millar y Aluir Amancio, ¿verdad?

Anuncios