Yo creía que mi serie de artículos sobre el penúltimo “renacimiento” de Superman había terminado, pero entre que se que a Diógenes le encanta que estire estas cosas y que Dan Jurgens parece que aun no ha terminado de reintroducir en la nueva continuidad todo lo que el creó en el pasado para Superman, toca hacer hoy este pequeño epilogo. Y es que si algo me ha quedado claro al escribir esta serie de artículos es que Dan Jurgens ha demostrado ser su propio mayor fan, y por ello parece que no se ha resistido a aprovechar la ocasión en la que la continuidad de Superman se ha reorganizado de nuevo para recuperar a una de sus mas memorables (para algunos) aportaciones a la historia del Hombre de Acero, el original Cyborg Superman.

Busca a alguien que te quiera como Dan Jurgens se quiere a si mismo

Cyborg Superman fue uno de esos personajes que entro en el New52 con la continuidad muy cambiada. En lugar de ser como originalmente Hank Hensaw, un astronauta que tras sufrir un accidente en el espacio (que homenajeaba al de ese famoso cuarteto del que no se acuerdan en Marvel) se convertía en un cyborg que odiaba a Superman hasta el extremo de querer hacerse pasar por el para destruir su imagen, en el New52 tuvo un origen un tanto pintoresco. Ahora Cyborg Superman era… ¿Zor-El? Si, el hermano de Jor-El y padre de Supergirl había sido encontrado moribundo por Brainiac, quien le “salvo la vida” convirtiéndole en un cyborg que recordase a su enemigo Superman, para lo cual incluso le cambio el color del pelo de su rubio natural al negro (Y que luego el New52 tenga fans…) Un enrevesado nuevo origen que termino con la ¿desactivación? ¿muerte? De esta curiosa versión del personaje.

El New52 en toda su gloria

Pero este enrevesadisimo nuevo origen para Cyborg Superman se complicó un poco mas cuando el Superman de verdad (el que llevaba barba y se vestía de negro y escribía Dan Jurgens) utilizó sus conocimientos de la continuidad previa para salvar Hank Hensaw de sufrir el accidente que le convirtió en un monstruo y evitar así el nacimiento de uno de sus mayores enemigos. Pero ya entonces nos tendríamos que haber imaginado que Jurgens no se iba a conformar solo con eso.

Con lo majo e inocente que parecía este Hank Henshaw…

En las ultimas semanas habíamos visto como una misteriosa figura estaba reuniendo a numerosos enemigos de Superman para atacarle en grupo, una figura que había despertado toda clase de especulaciones, desde que era el Thinkerer hasta que era el Doctor Manhattan (especular a lo loco es gratis) pero al final se desvelo que no era otro mas que Hank Henshaw que había pasado de ser un astronauta agradecido a Superman por deberle la vida, a ser un siniestro personaje con aparentes dobles intenciones y convertirse finalmente en un enemigo declarado (aunque sin motivos aparentes) y lider del nuevo Superman Revenge Squad. Y aunque aun no tenemos del todo claro a que se debe esa rapidísima evolución del personaje, aunque nos podemos hacer una buena idea, si que sabemos cual era su objetivo final.

Luego el día que quieran pelearse contra otro superheroe ese nombre va a resultar confuso

En el Action Comics 979 pudimos ver el ultimo acto del ego de Dan Jurgens en acción cuando Hank Henshaw enviá a tres de sus nuevos lacayos, Blanque, el Erradicador y Mongul, a la fortaleza secundaria de Superman para recuperar uno de los artefactos que el hombre de acero custodiaba allí por ser demasiado peligrosos, “The Oblivion Stone”. Una poderosa gema de la cual dicen las leyendas que podía alterar cualquier aspecto de la vida de su poseedor. Y tras una corta búsqueda y ocuparse de dos refugiados a los que Superman tenia acogidos en su fortaleza, Hank Henshaw consigue por fin su ansiado objetivo, pese a las reticencias de un Mongul que no esta muy contento de recibir ordenes de lo que el considera un simple humano.

Yo lo que quiero que me expliquen es como se acuerda el si es que alguna vez se olvido… Que complicado es todo esto

Pero como enseguida le recuerda Henshaw, el es mucho mas que un simple humano y una vez fue su amo. Porque si, como resultaba mas que evidente lo que ansiaba Hank Henshaw por encima de todo era librarse de su frágil carcasa humana y volver a ser ¿una vez mas? Cyborg Superman. Si, aun no se nos explica como es que Henshaw volvió a ser humano (recordemos que en la nueva continuidad post-Superman Reborn, el Reinado de los Superhombres existió, así que su historia tal y como la conocemos existió) y si en algún momento llego a olvidar quien había sido, pero no me cabe duda de que Dan Jurgens nos lo explicara con creces en los próximos números y puede que acabe culpando de nuevo a Mr. Mxyzptlk. Pero sepamos o no como ha sido esto posible, lo que si que nos queda claro es que no hay mayor fan de Dan Jurgens sobre la faz de la Tierra que Dan Jurgens.

Eso si, Cyborg Superman se ha actualizado y el tampoco lleva calzoncillos por fuera, solo ese cinturón feo como el de Superman.

Después de esto creo que también podemos asumir que cualquier cosa que haya escrito Dan Jurgens para Superman en las ultimas décadas vuelve a entrar en continuidad encaje o no, las aportaciones de los demás autores ya si eso… Así que básicamente ahora estoy esperando a ver cuanto tardara Superman en enfrentarse a Monarca o si los Hombres Lineales y Waveryder se dejaran caer por Metrópolis para intentar entender lo complicada que se ha vuelto la realidad. Pero lo que de verdad me gustaría es que aproveche este nuevo tirón que tiene en DC y ese amor por si mismo para devolvernos a Booster Gold y emparejarlo de nuevo con su viejo amigo Ted ahora que este vuelve a estar vivo, que si hace eso estoy dispuesto a perdonarle estos excesos de ego que esta soltando en Action Comics.

Anuncios