Porque para mi la noticia de este fin de semana ha sido precisamente esa, la de que Marvel promete que a partir de finales de este año no tiene planeados más macroeventos. Esto debería ser la noticia del año, la de los titulares a cinco columnas, pero el personal sigue metido en su burbuja y se han empezado a tirar los trastos a la cabeza como siempre. Pero mejor vamos al meollo de la cuestión…

¡Vamos a arreglar Marvel!

Andan estos días las aguas revueltas porque Axel Alonso y algunos peces gordos de Marvel se han reunido con los representantes de los minoristas por primera vez desde que Marvel salió de la quiebra. Esto más o menos quiere decir que han pasado veinte años de nada sin preocuparse por la opinión de esa gente, así que algo chungo debe de estar pasando para que estén tan desesperados como para acordarse de ellos. Así que la pregunta que se nos viene a la cabeza es a santo de qué le hacen caso a esta gente en un momento en el que en Marvel va todo viento en popa y hasta el Doctor Extraño tiene una película que ha ganado más de quinientos millones de dólares. La respuesta es simple, algo pasó en octubre.

¡Que no, que lo de octubre no fue para tanto!

Para Marvel octubre fue un mes raro en el que el retraso de los últimos números de Civil War II provocó un caos tremendo; y es que las series que eran spinoff del crossover y que supuestamente debían salir después de terminarse, empezaron a publicarse. Así, series como Champions o Infamous Iron Man hacían alusión a eventos del último número de Civil War II, un cómic que no se publicaría hasta dos meses después. Esto, unido a que una vez más volvíamos a encontrarnos otro chorreo de números 1 de series protagonizadas en muchos casos por personajes totalmente desconocidos o que no sabíamos muy bien de a cuento de que salían, provocó el mayor bajón de ventas que se recuerdan. Los lectores parece ser que habían tirado la toalla y pasaban de las nuevas series, y en Marvel eran totalmente incapaces de darse cuenta de lo que estaba pasando. Así que decidieron preguntarle a los mayores expertos del tema, ¿los lectores? No, los libreros que cada vez son más irrelevantes gracias a los catálogos online…

Cuantísimo echo de menos los kioskos…

Los representantes de los libreros fueron claros: Es muy bonito esto de que intenteis atraer nuevos mercados, pero la gente quiere seguir leyendo Lobezno. Llevais cincuenta años contando historias de Thor siendo Thor y el Capitán América siendo el Capitán América, tenemos unos lectores que son muy fans de esos personajes, ¿a santo de que los habéis cambiado por gente distinta durante más de un año? ¿En que cojones estáis pensando? El vicepresidente de ventas y marketing David Gabriel llegó hasta a decir que los representantes de los minoristas llegaron a decirle que la gente “está cansada de la diversidad”. Esto, que a primera vista se contradice con las ventas de algunas series, es una consecuencia directa de inundar el mercado de números uno de personajes creados hace cinco minutos. Si sumamos a todo esto el hecho de que Marvel también ha admitido que ahora vende series limitadas como “series regulares que vamos a cancelar en 6 o 12 meses”, porque por lo visto la gente pasa de las series limitadas por considerarlas irrelevantes, nos deja claro que el personal ahora está pasando de todos los números uno que no tengan a un personaje muy conocido -que no suele ser de una minoría, porque los personajes conocidos de estos 50 años eran en su mayoría señores wasp- o a un autor que les guste mucho/les interese. Lo cual nos lleva al siguiente punto de la reunión…

Que llevan meses publicando mierda. Así de claro.

Porque Alonso reconoce que tienen una fuga de talento alarmante en Marvel -que sorpresa-. Que los autores, en cuanto tienen un poco de éxito y ven que les cunde más hacerse su propia serie en Image, se largan echando virutas. Que algunos autores -Tom King- prefieren hacer un proyecto concreto y largarse a otra editorial, dando una imagen de prestigio que no tendrían si estuvieran haciendo, yo que sé, tres números de Masacre sueltos y una miniserie de Inhumanos. Alonso por supuesto no ha hablado del maltrato a autores como Matt Fraction o Rick Remender -todo eso ya sabemos que es confidencialísimo- ni tampoco ha querido mencionar a los que en su día ya habían trabajado en Image y lo que hicieron fue venir de visita a Marvel. Tampoco hablaron de la Distinguida Competencia y su papel en todo esto, pero lo más hilarante de todo es leer a Marvel echando de menos a Wizard como herramienta para promocionar dibujantes con sus Top 10 y todas esas tonterías; parece que ahora la gente se mueve más por las historias que por la publicidad y los dibujitos. Ya era hora.

Gareb Shamus, sin tu revista ya nada es lo mismo…

En mi opinión, esto es un caso clásico de todo esto ya ha pasado y volverá a pasar. Allá por los ochenta en la era Shooter ya nos encontramos con alineaciones de Vengadores tremendamente raras y peculiares, a La Patrulla X metiendo villanos en sus filas y a Spiderman teniendo historias tremendamente sórdidas más propias de Batman o el Castigador que del optimismo de nuestro amigo y vecino. El Capitán América perdió su identidad igual que Iron Man, pero tanto Steve Rogers como Tony Stark siguieron apareciendo en sus propias series, y aunque sus ausencias como titulares se nos hicieron eternas, la cosa no duró nunca más de dos años. Son ciclos sanos, todo está programado para volver tarde o temprano al status quo y por el camino descubrir algún nuevo personaje que igual se queda con su propia serie como hicieron en su día personajes como Lobezno o Masacre. Probablemente de toda esta etapa nadie se acordará de Moongirl, Mosaic, Femforceavengers y demás y se acordarán de Ms Marvel porque, simple y llanamente, es una buena serie.

Kamala es lo más grande que ha sacado Marvel en años, y con la sobreexplotación lo mismo me la rompen.

Y es que cuando estamos intentando hacer una sociedad más igualitaria y enmendar errores históricos mediante un cómic, una película o un videojuego, lo último que debemos dejarle claro al lector es que le estamos intentando convencer de algo. Y no nos engañemos, desde los 4 Fantásticos de Lee y Kirby hasta el Spiderman de Dan Slott, llevamos años y años leyendo cómics, leyendo libros y viendo películas que nos intentan vender ideas, formas de pensar, valores y conceptos que no teníamos antes. Superman lleva más de setenta y cinco años predicando la necesidad de que la gente deje de matarse, de que hay que ser buenos con los demás. Spiderman nos habla de la responsabilidad, de que tenemos que cuidar de nuestros parientes cercanos. La Patrulla X nos contaba como Jean Grey salvaba el universo del chalao del D’Ken mientras que de fondo nos enseñaba que no había que prejuzgar a Kurt Wagner por tener aspecto de demonio o pensar que la propia Jean era el miembro más débil del grupo por ser una chica. Son ideas nuevas, son conceptos que han hecho avanzar la mentalidad de mucha gente, que han aprendido muchísimo leyendo esos cómics. Y no ha hecho falta soltar un discurso para que gran parte de los lectores asumieramos esas ideas, porque no teníamos la sensación de que nos quisieran convencer de nada.

Bum, in your face.

Que ojo, esta gente de Marvel sólo se pusieron “eticos” fundamentalmente para vender tebeos. Y tal vez se hayan dado cuenta -por fin- de que para vender tebeos lo primero que tienes que tener es un buen producto o por lo menos que sea mínimamente atractivo, y eso no va a surgir si no tienes buenos autores.  La fuga de talento a Image los tiene acojonaditos -esto ya no es como en los años 70, que era o trabajar para las grandes o estabas fuera del negocio- y lo mismo estan pensándose en obligar a todos a firmar un contrato de exclusividad draconiano antes que darse cuenta de que si tratas a un autor de maravilla, el autor igual prefiere quedarse en tu empresa con la tranquilidad de cobrar un sueldo cada vez y no largarse a Image a jugar a la lotería. Sumemos a todo esto el hecho de que no es lo mismo que le digas a un autor que va a trabajar en sus héroes de la infancia que el que le obligues a trabajar en una serie sobre Mariano el Inhumano, un personaje que ha creado hace cinco minutos otro autor y del que ni siquiera vas a cobrar royalties.

¡Oye Matt, deja estas dos series que te encantan y ponte a hacer Inhumanos-X!

Sin embargo, las perspectivas tampoco son buenas. Marvel no ha anunciado que vaya a hacer un Rebirth exactamente, sólo ha dicho que va a hacer un minievento con “los originales junto a los nuevos” para evitar que se vuelva a evitar el bajón de ventas que suelen tener cuando el crossover de turno -Secret Empire se llama el de este año- va ya por la mitad y la gente se baja en marcha. Esta solución de bombero podría decirse que ya la pusieron en marcha al publicar Clone Conspiracy poco antes del final de Civil War II y sacar también Monsters Unleashed justo al final de Clone Conspiracy. Es cierto que ni Clone ni Monsters eran eventos del nivel de Civil War II, pero Generations -que así se llama el minievento de este año- tiene más bien pinta de ser un puñado de especiales que la gente pasará de comprar. Y eso sería mucho más grave, aunque el hecho de que Alonso haya prometido que después de Secret Empire vamos a tener año y medio de tranquilidad sin crossovers ni gaitas tranquiliza un poco. He dicho un poco porque claro, con esto me acabo de dar cuenta de que estamos en el año 2017 y y Marvel puede que esté empezando a copiar la estrategia editorial de la DC de Dan DiDio. Y eso me da muchísimo miedo…

Anuncios