El fín de la edad de oro del JRPG: Final Fantasy X

Hay juegos que tocan nuestra infancia, nuestra juventud o nuestra senectud directamente. Juegos que nos marcan para toda la vida, y con los que nunca podremos ser imparciales. Sólo cuando dejamos pasar los años y volvemos a ellos, con la perspectiva que dan los años, podemos enfrentarnos a ellos de una forma parecida al que lo juega por primera vez. Hace años hice eso mismo con Final Fantasy VI, y a algunos no les sentó nada bien. Hoy lo hago con Final Fantasy X, pero con la diferencia de que este juego sí que no lo jugué en aquella época, porque para entonces el JRPG era para mí ya algo del pasado.

Final Fantasy X PartyFinal Fantasy X venía con un reparto más pequeño que los anteriores y aun así personajes como Kimahri pasaban completamente desapercibidos.

Y es que, por encima de que a FFX se le notan más los años que a FFVI (que graficamente es mucho más atemporal, a pesar de que en su día ése no fuera precisamente uno de los fuertes del juego), lo que más me ha molestado de este juego son sus personajes. Para mí ha sido como un resumen de todo lo que hizo que dejara de jugar a JRPGs; adolescentes medio emos, villanos chapuceros, relaciones artificiales, diálogos sonrojantes -aunque esto en muchas ocasiones es culpa de la traducción, que le vamos a hacer- y sobre todo, una linealidad apabullante. Vamos, que si FFX no era lineal, no quiero imaginarme lo horrendo que debe ser FFXIII para que hasta los más acérrimos lo acusaran de ello.

Yuna Final-Fantasy-XYuna es el mismo personaje femenino protagonista de los juegos anteriores, la chica que cree en el protagonista a pesar de todo y blablabla. Puaj.

El reparto esta encabezado por Tidus, un jugador de una versión subacuática de waterpolo -el blizball- que un mal día se encuentra con que la ciudad en la que vive es destruida por el hijo bastardo de Godzilla y Giganto. Misteriosamente, el chaval se despierta al día siguiente de mil años después, con un mundo dividido entre una facción ultrarreligiosa y mecanoclasta enfrentada a otra empeñada en recuperar todo el conocimiento posible del mundo anterior a Sin, que así se llamaba el monstruo que lleva mil años dando por saco a todo el planeta. Sin tener ni idea de que hacer de su vida y como el blitzball es lo único que conoce, Tidus se une al equipo de blitzball de Wakka -esto fue diez años antes de la canción de Shakira, entendedlo- y se une a la comitiva que escolta a Yuna, una sacerdotisa/invocadora que supuestamente va a tratar de destruir al monstruo en cuestión.

Seymour Final Fantasy XSi un personaje tiene más de dos polígonos en la cara, o se une al grupo o ES EL MALO.

Creo que no hace falta decir que la mayor parte de los personajes son adolescentes, y que Tidus y Yuna se ponen ojitos constantemente. Que Yuna es tierna y delicada, el prototipo de doncella japonesa que llora mientras fornica y que ha alimentado los sueños húmedos de un par de generaciones de machistas perturbados. Pero eso no es culpa de FFX o de Square, ni tampoco es el tema de este artículo. Lo importante es el juego en sí, si es divertido o no. Y ahora voy a eso…

Final Fantasy X spheresHala, aquí tenéis todo el sistema de esferas al completo.

Porque si la historia es básicamente lo que os he contado y el desarrollo de personajes no va mucho más allá -porque para el final de la historia algunos personajes descubrirán el engaño al que están sometidos y blablabla, pero en lo personal no habrán cambiado mucho-, el juego va sobre seguro y es tremendamente conservador, con lo que se mantienen las mecánicas de los juegos anteriores, añadiendo eso sí el sistema de leveleo por esferas -los puntos de experiencia nos dan “pasos” a lo largo de un laberinto en el que desbloquearemos habilidades y mejoras de atributos- que no acaba de tener más interés que el tradicional sistema de leveleo lineal o uno más personalizable en el que, por ejemplo, compres habilidades en un libro de hechizos. Es más exótico y aparentemente más original, pero durante el tramo final del juego te cabreará bastante más porque no te lo pone nada fácil el acceder a ciertas habilidades.

FinalFantasyX IfritLas invocaciones ya no consisten en venir y soltarle un zurriagazo al malo, si no que se quedan el tiempo que haga falta y funcionan como un personaje más que sustituye al grupo mientras están invocados.

Pero lo que más me ha molestado de este juego está en que prescinde del mundo abierto que ha venido caracterizando a la serie desde sus inicios, con lo que cuando al final del juego te dan la nave para moverte a placer por donde quieras -y digo al final final, cuando sólo te queda el último malo por matar-, lo único que tienes es un listado de coordenadas en donde aterrizar, y no te permite pilotarla a placer. Es cierto que esto en otros juegos era sólo una ilusión -en el fondo el mapa de FFIV era exactamente esto mismo pero con las coordenadas repartidas por un mapa totalmente vacío- pero a uno le gustaría ver como la hipotética ilusión se hace realidad, no que se la carguen para ser un poco más “honestos”.

Final Fantasy X ship mapQue no, que yo prefiero sobrevolar el mapa a placer.

Final Fantasy X supondría el final de la era Sakaguchi en la serie, y tendría tanto éxito que acabaría siendo la primera entrega de la serie que tuviera una secuela. Sin haber jugado mucho a Final Fantasy X-2 tengo que reconocer que, aunque la historia del original me pareciera un coñazo insufrible y esta segunda parte sea completamente delirante, he visto una serie de novedades en la mecánica de juego que me han parecido bastante interesantes. En su día X-2 tuvo una recepción bastante fría por parte de los fans, pero vete tu a saber si con una historia que no se toma tan en serio y con un combate que introduce novedades al patrón original que se había mantenido desde FFIV/VI -no añado el V porque lo de los trabajos no pareció calar mucho- lo mismo estamos ante un juego mucho mejor, aunque sólo tenga tres personajes. Y ojo, que el combate en FFX se me hizo bastante más atractivo que el de sus antecesores en PSX desde el momento en el que te permitía cambiar un personaje por otro en la reserva en cualquier momento, lo cual te obligaba a no discriminar a tus personajes tanto como los discriminan los propios guionistas del juego.

Final Fantasy X Tidus YunaHay que decir que las pintas que me lleva el Tidus son de juzgado de guardia…

Final Fantasy X saldría en Europa en mayo de 2002, el mismo mes en el que salía a la venta The Elder Scrolls III: Morrowind. Creo que aquel año fue algo así como el relevo entre dos formas de ver el RPG, porque Morrowind fue uno de los primeros RPGs de PC que se portearon a consolas, provocando lo que años después sería el estreno de la 360 con Oblivion y el fenómeno que viviríamos años después con Skyrim, mientras Final Fantasy pasaba a un discreto segundo plano con su decimotercera entrega. Si Final Fantasy VI estableció una especie de “patrón oro” de lo que sería la serie y que a largo plazo acabaría lastrándolo, Final Fantasy X está considerado como su último gran éxito, el último juego en conseguir nueves y dieces indiscutibles a pesar de todo.

morrowind¡Y que quede claro que a mí los RPGs de Bethesda tampoco me gustan mucho!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Videojuegos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a El fín de la edad de oro del JRPG: Final Fantasy X

  1. Hoy me has sorprendido con el articulo, cuando empece a leerlo pensé que lo ibas a acribillar, ya que es verdad que ese tipo de personajes no son nada nuevos en los FF, pero bueno al menos el 7 y algunos mas rompía con esa norma de la saga de sacar los típicos roles estúpidos y clichés absurdos que hacen que el héroe pillo y la princesa tonta son los que son y los conoces de sobra cuando llevas una cuarta parte del la historia desarrollada. Pero me alegro ver que luego empezó a cambiar el tono del articulo y que empiezas a elogiar su sistema de juego, que razón de sobra tienes cuando hablas de esta entrega como posiblemente la ultima entrega que mantiene la esencia de la franquicia, el XIII me resulta hoy en día insufrible a la hora de mantener el ritmo de juego y cogerle el truco a esa mecánica horrible con la que cuenta y el XII a pesar de lo criticado que fue me gusto, no resulta un juego con un sistema muy difícil de aprender, pero si me tengo que quedar con alguno quitando los clásicos de PSX sin duda el FFX es mi favorito de toda la vida. Tanto que me lo pase 4 veces en total solo para poder obtener los dichosos diccionarios Albhed y matar a las criaturas de la arena de la llanura de la calma, y que decir de que cuenta con unos jefes finales tan duros como los eones oscuros. Chapo por el articulo!

    • M'Rabo Mhulargo dijo:

      “Hoy me has sorprendido con el articulo, cuando empece a leerlo pensé que lo ibas a acribillar” <— Menuda mala fama se ha ganado diogenes!!!!

      • Diógenes Pantarujez dijo:

        Y espera mañana con el Castlevania, que lo mismo me matan por decir que había Castlevania antes de Symphony…

      • Hombre es que si es por criticar a los personajes de todas las entregas, solo el 7 tiene los personajes mas raros, los demás siempre es lo mismo, y es como tu dices aquí meten a Khimari y lo tienen olvidado, un personaje que lucha contra su propia raza para ayudar a su protegida, aunque en esta entrega Auron tampoco me desagradaba.

    • M'Rabo Mhulargo dijo:

      Y por cierto, no me he enterado de una mierda de lo que ha dicho ninguno de los dos xd

    • Diógenes Pantarujez dijo:

      Yo es que en JRPGs me quedé en la supernintendo, y para mí el género se quedo totalmente enquistado a partir de aquellos tiempos. FFX es un juego que no me gusta, pero entiendo perfectamente las razones por las que le gustó a tanta gente. Hay algunas mecánicas totalmente cansinas y desfasadas -por dios, ¡dejad que me salte los videos si me da la gana!- pero, de todas formas, pienso jugarme unos cuantos JRPG de la era PS2 para ver si me he perdido algo; de entrada he empezado a jugar a X-2 y tengo que reconocer que me esta sorprendiendo agradablemente; entendamonos, si la historia de X no me gusta, el rollo “over the top con el jpop” de la secuela me resulta hasta gracioso, y me gusta ver un FF que no tiene miedo al cambio.
      Que, por cierto, mis credenciales como jugador de FF son las de un tipo que se pasó toda la serie en su día, asi que sé de lo que hablo cuando digo que la serie estaba lastrada por el éxito del VI.

      • Pues el X-2 es el que peor que gusta según dicen, a mi no me desagrado la verdad, si es verdad que la historia era un tanto tonta cuando solo dedican el juego a los personajes femeninos, pero cuando lo jugué en su momento me agrado por ejemplo que recuperaran la libertad de asignar los oficios a tus personajes, recordando un poco el sistema del V, y bueno si mal no recuerdo, la tontería de los vídeos del X tenía que ver creo porque si al apretar el botón x en algunas escenas pasaba alguna tontería al final, algún final alternativo de esos, no me acuerdo ahora la verdad.

    • Diógenes Pantarujez dijo:

      Hay una cosa que no comento en el artículo porque es “opcional” y blablabla, pero algunas de las misiones para conseguir las armas de los personajes son INHUMANAS e INSUFRIBLES. Lo de esquivar 200 rayos sin tener un puto contador ni nada parecido es una de las actividades más ingratas que he visto en un videojuego, y eso por no hablar de la carrera de chocobos, que igual se creen los de Square que los controles del chocobo eran los de un Gran Turismo… ¡Que algo sea opcional no quiere decir que sea sólo para masoquistas!

      • Si eso era un coñazo la verdad, sobre todo porque mantener el ritmo ascendente de los rayos se hacía muy difícil sin llevar la cuenta de los que llevabas. O por ejemplo la necesidad de ganar a los Eones oscuros cuando le pagabas una millonada de guiles a Yojimbo para que este los corte a la mitad, algo que hacía 1 de cada 10 veces. Y ya si te proponías matar a todas las criaturas finales de la arena de la llanura de la calma ni te cuento.

  2. frikifecto dijo:

    Para protas emos los de FFVII y FFVIII, y Yuna, la protagonista femenina, es de todo menos la típica doncella en apuros, porque muchas veces toma ella la iniciativa y tiene mucho carácter aunque a priori no se note. Además, puede que tenga la historia más compleja, enrevesada y adulta de un FF, aunque la saga siempre ha tenido historias bastante sencillas. Y lineales han sido casi todos los FF, que tengas un mapa abierto no quita que haya un sólo lugar al que ir en cada momento, era como tener un pasillo muy ancho. Podría decir muchas cosas pero creo que el autor de este artículo no ha jugado al juego entero, así que es tontería.

    No sólo fue el último gran FF, sino el mejor que ha parido Square.

    • Diógenes Pantarujez dijo:

      Uh… Si me he puesto a criticar el sistema para conseguir algunas armas finales, como que sí, me he pasado el juego entero. Y Yuna es una doncella en apuros que todavía no ha salido del cascarón, y eso es impepinable. ¿Que la historia es la más compleja de un Final Fantasy? Nah, creo que el IV y el VI te saludan. De hecho, hasta el VII… El X es bastante directo, haces el viaje para sacar la última invocación y por el camino te cruzas con un malo lamentable que de niño debió de faltarle oxígeno al nacer y se cree que su deber es ser un heraldo del apocalipsis o algo así. ¡Otro iluminado del palo de Sefirot! Lo peor es que a partir de la escena de la boda, se limita a aparecer “porque sí” y a dar por culo, sin que su presencia en la historia importe nada.

      Y lo de que no eran tan lineales, lo digo porque -por ejemplo- en el VI tu podías elegir si rescatar o no a todos los personajes en la segunda parte del juego, podías decidir que hacer antes y que después. En el caso del X, sólo tienes la nave justo antes del enfrentamiento final, y lo único que puedes hacer son quests para dopar a los personajes, poco más, ¿tiene que ser el juego TAN LINEAL?

      En fín, que la nostalgia es algo muy malo, pero hay que saber valorar a los juegos por lo que son y no por lo que nos aportaron en su día; yo le tengo mucho cariño al Secret of Mana y no por eso digo que su historia sea un prodigio, a pesar de contar con un guión bastante más honesto que la media de los JRPGs.

      • Yo pienso que al final Yuna si que resulta ser la típica doncella indefensa que hemos visto en casi todas las entregas y en X-2 se demuestra de sobra que lo es, tengan en cuenta que en cierto modo es marca de la franquicia y un cierto modo la manera de enganchar siempre la historia principal con la de príncipe o bandido rescata a doncella (no es nada nuevo ni en FF ni en la literatura de aventuras de toda la vida), en cambio Tifa del VII es el claro ejemplo de un personaje femenino que rompe los moldes dentro del genero, como los rompería Paine en cierto modo en la secuela del presente y sobre todo Lightning del XIII a pesar de que esta ultima entrega no es tan buena como las anteriores, pero Yuna no se diferencia tanto de lo que llego a ser Aeris o Garnet, de todas formas esto en cierto modo es algo secundario que realmente no debería importar a la hora de juzgar cada entrega de la saga puesto que en eso no se centra el atractivo de cada FF. Aquí lo que se expone son cosas como los sistemas de juego, los combates, la banda sonora, los diseños, los mapas y oye porque no, el diseño de cada criatura y la dificultad de sus jefes finales, entre otras muchas mas cosas…..

        X cometió el error de basarse en un mapa que restringía la posibilidad de trasladarse de continente a continente por medio de los barcos, chocobos y el transporte aéreo de toda la vida como vimos en cada una de las entregas anteriores, eso se admitió en su momento como un error fatal que no volvería a repetirse, no es lo mismo desbloquear cuatro lugares por medio de coordenadas a moverte tu mismo por el mapa para encontrarlas.

        Y la verdad es que al nombrarse tantas cosas en el articulo y los comentarios en relación a sus minijuegos imposibles y otros temas referentes al juego le da al autor del articulo credibilidad de sobra sobre su conocimiento acerca del juego.

      • frikifecto dijo:

        Cuando a Yuna la secuestran en el estadio y vas a rescatarla, dspués de vencer al jefe máquina, al final es ella la que se libera sola dejando K.O. al guardia, y los demás cuando lo ven se quedan boquiabiertos. Luego cuando Seymour le pide que se case con él, ella acepta “para que la gente tenga algo alegre de que hablar” y le dice que quiere seguir con su peregrinaje aunque se case. Incluso después, ella sola va a plantarle cara a Seymour y luchar con él cuando se enteró de que mató a su padre. Y más adelante se deja secuestrar para la boda sólo para acercarse a Seymour y tratar de “enviarle”, y después de que todo el mundo la considerara una traidora, ella sigue adelante con su peregrinaje dispuesta a morir por un mundo que la odia. Y cuando Yunalesca le dice que es imposible derrotar a Sinh para siempre, ella, que antes estaba dispuesta a morir, no duda en renunciar a la invocación suprema y la enfrenta para que no haya más sacrificios en vano, pues Yunalesca era la que otorgaba la invocación suprema. Eso no es lo que yo entiendo por “doncella en apuros”, eso es tener un par. XD De Tifa, lo único que veo distinto a lo usual son sus puños, pero su papel en FFVII no tiene nada de especial, es sólo la chica deseada por el héroe.

        Luego, el único minijuego “imposible” es el de los rayos, el de las carreras de chocobo yo lo saqué a la media hora de intentarlo, y más difícil que los rayos es el minijuego de FFIX de saltar a la comba. Y después de mucho tiempo llegué a sacar también los rayos en su día, todo es ponerse.

        La historia del juego, pues te la van desgajando poco a poco, y vas viendo cómo el clero engaña a la gente con unas creencias equivocadas estando dispuestos a matar para perpetuar su poder y mantener su sistema, incluso traicionándose entre ellos mismos; el Plan de la Legión para acabar con Sinh era sólo una pantomima urdida por los venerables para que la gente vea que con máquinas no se puede vencer a Sinh y renovar la fe de los creyentes, muriendo un montón de legionarios en el intento, y ves que los Albhed repudiados por todos por no seguir la religión no son en realidad como la gente los pinta, incluso su jefe dice “no tener nada en contra de Yevon”. Wakka era un fanático de Yevon que odiaba a los albhed con toda su alma, cuando los conoció en persona y vio cómo Yevon atacaba su guarida se disculpó con su jefe diciéndole que él no sabía cómo eran realmente “o no quería saberlo”. Luego está el “amor/odio” que tiene con Lulu y la historia de su hermano Chappu, el motivo por el que Wakka odiaba a los albhed, al usar Chappu máquinas albhed y morir.

        Luego está Kimahri, cuya historia empieza cuando era joven y mantenía una rivalidad con Birán y Yenke, y el primero en una disputa le rompió su cuerno, lo cual para los ronso es una vergüenza y ese es el motivo de que hable poco, así que herido en su orgullo abandonó su hogar, pero antes de irse se encontró con Auron, que moribundo le dijo que buscara a Yuna y la llevara de Bevelle a Besaid para que viviera allí, pues su padre Braska quería alejarla de los venerables. Kimahri obedeció y cuando llevó a Yuna a Besaid ella le dijo que no se fuera, y él como es un pedazo de pan se quedó con ella. Más tarde se encontraría con Biran y Yenke de nuevo y restauraría su orgullo herido luchando y venciéndoles, y ya no sintió vergüenza de su cuerno y sus congéneres le volvieron a aceptar, incluso habla más a partir de entonces. XD

        Después, el protagonista para variar no es el típico amargado autista que está siempre a la sombra de un Sefirot, sino el héroe prototípico de los RPG y el que hace que todo ese mundo de falsedades se tambalee por completo, haciendo las cosas que nadie se atreve a hacer y preguntándose lo que nadie se pregunta. (“¿Tan malo fue lo que hicimos?”)

        La historia de FFVII por ejemplo, sólo es: empresa malota que está destruyendo la naturaleza y controlando el mundo, y un maníaco suelto con un E.T. de mascota que quiere destruir el mundo haciendo caer un meteorito, eso sí, con un espadón superchulo.

      • Si pero a ver, estando totalmente de acuerdo contigo, al final yo creo que en el fondo Yuna es esa princesa enamorada del príncipe, en el fondo indefensa dentro de su forma de ser y en ciertas ocasiones hasta infantil, es de alguna forma el gancho de la franquicia para contar con su historia de amor protagonista, aun así su historia de amor con Tidus es mas típica que la de Lulu y Wakka, historias de amor tan claras como esa las tienes en miles de historias, pero por ejemplo con esto no te digo que Yuna sea un mal personaje, todo lo contrario, en FF existen unos tipos de personajes femeninos muy claros nada mas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s