Capitan America: Los Estados Unidos de América si tienen un Rey

Estos últimos días me he dedicado a releer uno de mis cómics favoritos de mi infancia, una etapa clásica que hasta ahora no había tenido la oportunidad de leer completa y con la que tenia cierto “miedo”. Sí, me preocupaba que la nostalgia nublase mi juicio y que recordase esos cómics mucho mejor de lo que eran, ya me ha sucedido otras veces, pero claro, tratándose del regreso de Jack “The King” Kirby al Capitán América, la calidad estaba asegurada.

Captain-America-193-jack-kirby-madbombY Jack Kirby volvió al Capitán América y nos dejo a todos con la boca abierta

No era la primera vez que Kirby regresaba a su personaje desde que lo crease junto a Joe Simon en 1941. Ya a comienzos de los años sesenta y con guiones de Stan Lee, Kirby dibujo algunas de las historias del personaje en Tales of Suspense y más tarde en su propio título. Pero pese a que aquellas historias no estaban mal, e introdujeron al personaje en el recién nacido Universo Marvel y se lo presentaron a una nueva generación de lectores, lo mejor aun estaba por llegar. Kirby dejó Marvel en 1970 tras ver las condiciones que la editorial le exigía para renegociar su contrato y recaló en DC, donde en solitario su imaginación desatada creó docenas de nuevos personajes y conceptos, el Cuarto Mundo, Demon, Omac, Kamandi… Pero las cosas tampoco fueron un camino de rosas allí, se vio obligado a trabajar con personajes y series que no le interesaban y llegaron incluso a redibujar la cara de Superman en aquellos cómics en los que le dibujaba. Así que tan solo seis años después de haber abandonado la editorial que le lanzó a la fama, Kirby regreso de forma triunfal para retomar al Capitán América esta vez en solitario.

jack_kirby_creationsDos editoriales no eran suficientes para contener la genialidad de Kirby

El comienzo de su etapa fue algo flojo y no parecía presagiar lo que nos encontraríamos poco después. Tras una historia en la que el Capitán América ayudaba a un granjero a defender a un alienígena de sus agresores en una historia en la que nada era lo que parecía, tuvimos el especial “Captain America’s Bicentennial Battles”. Se trataba de un especial que Marvel publicó para conmemorar el 200º aniversario de la independencia de los Estados Unidos y que fue todo un acontecimiento en el país. En esta historia, el misterioso Míster Buda, quien años más tarde resultaría ser El Contemplador de los Arcanos del Universo, envió al Capitán América a un viaje por el tiempo y el espacio en el que visitaría el pasado, el presente y el futuro de su país, para que redescubriese lo que era ser americano. Si, es tan ñoño como suena e imagino que habría que ser estadounidense y haber vivido en aquella época para apreciarlo, pero como curiosidad histórica no está mal, y siempre es un placer admirar los dibujos de Kirby.

Captain-America-Biccentennial_battles_kirbyLa portada es mas espectacular que lo que había dentro…

Pero tras este pequeño paréntesis empezó lo bueno de verdad y a lo  grande, la Saga de la Bomba Loca. William Taurey, al frente de la organización criminal conocida simplemente como “La Élite”, había iniciado una serie de atentados terroristas para destruir el gobierno del país y tomar el control del mismo. Se trataba de un grupo de nostálgicos que añoraban los tiempos en los que Estados Unidos formaba parte del Imperio Británico y querían abolir la declaración de independencia, la constitución y crear un nuevo país gobernado por una nueva “clase noble”, en una especie de pesadillesca versión del 1984 de Orwell, libro al que Kirby homenajeo en esta saga. Para conseguir sus propósitos estaban utilizando la Bomba Loca, un arma que mediante ondas sónicas alteraban las emociones de la gente, convirtiendo en poco menos que animales rabiosos a todos los que estuviesen dentro de su radio de acción.  El Capitán América y el Halcón pasaron grandes apuros para frustrar los planes de esta Élite y de paso el Capitán pudo saldar una viejísima deuda pendiente con Taurey.

captain-america-jack-kirby-william-taurey-elite-madbombSi, William Taurey estaba muy loco

A Kirby le encantaba la acción sin límites, así que sin haber podido tomarse un descanso tras detener los planes de Taurey y los suyos, el Capitán América y el Halcón se vieron embarcados en una aventura aun más grotesca cuando tuvieron que detener a los pacientes del manicomio de la calle Cero. Entre los pacientes de esta institución se encontraba un físico nuclear que había creado un portal dimensional que había enviado el edificio entero y a sus ocupantes a otra dimensión, donde él había asumido el mando de la institución y enviaba regularmente a grupos de antiguos pacientes a la dimensión de la tierra para robar provisiones y suministros para su nuevo hogar. El Capitán América fue capaz de derrotarles y traerles de vuelta a su dimensión de origen, pero no sin que antes lavasen el cerebro del halcón para ponerle de su parte. Y si el Capitán América pensaba que ponerles bajo la custodia de S.H.I.E.L.D. sería el final de sus problemas, es porque no contaba con que otro de los pacientes del hospital federal era en realidad un monstruo del lejano futuro habitando un cadáver reanimado. Definitivamente  a Kirby no le gustaba eso de darle una pausa a la acción.

Captain-America-jack-kirby-zero_street_night_peopleY esto es lo que pasa cuando los pacientes están al cargo del manicomio

Obviamente Kirby no se detuvo aquí ni muchísimo menos. A continuación el Capitán América fue secuestrado por los hombres de Héctor “The Swine” Santiago, el dictador de la república sudamericana de “Río de Muerte”. Escapo de sus garras solo para caer en las de Arnin Zola el Biofanatico, quien le revelaría que el cerebro de Adolf Hitler seguía con vida y que pretendía transplantarlo a su cuerpo. Pero este no trabajaba solo, estaba a las órdenes del mismísimo Cráneo Rojo y juntos estuvieron a punto de acabar con el Capitán. Este consiguió escapar por poco y mientras se recuperaba de sus heridas tuvo que detener al Nightflayer para más tarde luchar contra Magneto y su nueva Hermandad de Mutantes Diabólicos.

captatin_america_kirby_arnin_zola_doughboyOtra cosa no, pero es imposible olvidarse de Zola

Leer de nuevo estos cómics ha sido una delicia, pese a los más de treinta años que han pasado desde que se publicaron por primera vez siguen siendo tan divertidos como el primer día y se nota que Kirby disfruto mucho contando estas historias. Prácticamente no hay un momento de respiro ni para los personajes ni para el lector, y en las pocas ocasiones en las que vemos una pequeña pausa esta no es más que la calma que precede a una tormenta aun más grande que la anterior. Y si, quizás no era quien mejor dominaba la anatomía y las expresiones de sus personajes a veces eran demasiado exageradas, pero narraba como nadie, tenía un sentido de la épica prodigioso y una imaginación desbordante que se salía de las paginas. Era capaz de saltar del salvaje oeste al lejano futuro o a la Nueva York de la prohibición, podía mostrarnos una base secreta que haría morirse de envidia a cualquier supervillano y luego trasladarnos otras dimensiones, a junglas o castillos medievales, y crear en un solo numero mas conceptos nuevos que muchos otros guionistas en una docena.

Captain-America-jack-kirby-zero_street_night_people2Si, ese puntito es el Capitán América lanzándose al ataque

Este regreso suyo al Capitán América no es más que la enésima prueba de que el apodo de “The King” no solo era merecidísimo, sino que casi se le quedaba pequeño. Además esta relectura me ha hecho recordar algo que escuché sobre él una vez. En un documental dedicado a su figura, aparecía una de sus nietas diciendo que Jack Kirby temía que tras su muerte la gente acabaría olvidándose de él. Tras haberme vuelto a leer estos comics me atrevería a asegurar de que mientras existan los cómics de superhéroes no habrá forma de olvidarse del gran artista que fue, y sigue siendo Jack “The King” Kirby.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Holo Grama
Holo Grama
06/10/2013 18:28

Kirby fue uno de los grandes del cómic, pero viendo la portada que reproduces, uno no puede por menos que recordar cómo se le iba la pinza a veces con temas anatómicos. No es que no supiera anatomía (que sabía de sobra), no es que no supiera de proporciones (que lo mismo), es que estaba tan empeñado en llevar a sus protagonistas al límite de lo dinámico, y de la sensación de volumen, y de todo, que se pegaba unas licencias artísticas que rayaban con la chapuza. Tela marinera las piernas del Capitán América, sobre todo si las comparas con… Leer más »

Diógenes Pantarújez
Admin
06/10/2013 19:07
Responde a  Holo Grama

Dicen en el post de la portada del nº1 de X-Men que te necesitan, que lo de Jim Lee siempre fue más grave…

Holo Grama
Holo Grama
07/10/2013 20:52

La diferencia entre Jim Lee y Kirby es que Kirby cuando hacía burradas era porque le daba la gana, mientras que Lee las hace por que no sabe hacer la O con un canuto.