Y Revolution (NBC) al final se revoluciono…

Cuando hable por aquí de Revolution el año pasado no tenía demasiadas esperanzas puestas en esta serie. El episodio piloto tenía posibilidades, pero tanto de ser una buena serie como de ser de las que duran media temporada, pero de algún modo los guionistas consiguieron hacer equilibrios en la fina línea que separa una de otra, y aunque no puede decirse que hayan conseguido cruzar al lado de las grandes series al menos no se han caído al lado del que Terranova o Falling Skies jamás consiguieron salir.

revolution_nbc_tv_series_vol2 (4)Si al final era buena serie y todo

Tras el episodio piloto tuvimos una media temporada que parecía querer despegar pero no lo conseguía del todo. Había buenas ideas y personajes con potencial mezclados con mucho lastre que estaba perjudicando la serie. Teníamos personajes que parecía que se habían escapado de los juegos del hambre, algunos críos abofeteables, mucho episodio de relleno  y un mundo en el que parecía que además de perder la electricidad habían perdido la inteligencia. Vale que perder todo tipo de energía debe ser un duro golpe, pero que el nivel tecnológico del mundo parezca haber retrocedido a los tiempos de la conquista de América era un poco raro.

revolution_nbc_tv_series_vol2 (5)Juraría que esa no es Jennifer Lawrence…

Así es como nos encontrábamos con situaciones absurdas como que tanto las fuerzas armadas del dictador enemigo, como los rebeldes que se le oponían, estaban armadas con arcos, ballestas, machetes y mosquetes, y donde un arma de fuego moderna era como un tesoro reservado solo a los más privilegiados. ¿Mosquetes? ¿En serio? Que yo no sé mucho de armas de fuego, pero si en los tiempos del salvaje oeste se podía fabricar munición sin necesidad de electricidad no veo como podía ser tan difícil hacer lo mismo ahora, teniendo en cuenta que habían tenido quince años para desarrollar formas de hacerlo. Aun sin electricidad el mundo no tendría que haber retrocedido mucho más allá de finales del siglo diecinueve.

revolution_nbc_tv_series_vol2 (1)Por suerte los «mosqueteros» no duraron demasiado

Pero por suerte para los espectadores la serie llego a su parón de mitad de temporada y todo cambio. Se ve que los guionistas se pusieron las pilas y tomaron nota de las críticas contra la serie y se pusieron manos a la obra para arreglarla en la medida de lo posible. Personajes que parecían importantes pero que eran un coñazo desaparecieron de la serie, se potenciaron los elementos de acción y ciencia-ficción, mosquetes, arcos y ballestas pasaron a mejor vida y sin demasiada explicación todo el mundo paso a usar armas de fuego, el protagonismo paso a los personajes realmente interesantes y alguno de los críos abofeteables empezaron a convertirse en personajes de verdad. Incluso pudimos ver otras “republicas” en las que el nivel tecnológico era un poco más coherente con un mundo que había tenido quince años para adaptarse.

revolution_nbc_tv_series_vol2¡Esto mola mas que la mierda de la ballesta!

Desde ese momento la serie casi no dio respiro alguno, fue casi como si comenzase de nuevo. Prácticamente cada episodio importaba, en todos avanzaba la trama y a una velocidad a la que no nos tienen precisamente acostumbrados en la televisión americana. Nos encontrábamos con historias que uno podía esperar que se estirase toda la temporada, se resolvían en un par de episodios y se pasaba a otra cosa y argumentos que en series como Lost hubiesen estirado durante dos o tres temporadas aquí se los han ventilado en media y casi sin que decayese el ritmo. Casi da miedo pensar que igual los guionistas han agotado sus ideas en el esfuerzo, pero parece que ha funcionado bastante bien, ya que la serie ha sido renovada para una segunda temporada.

revolution_nbc_tv_series_vol2 (6)¡El porno sigue ahí!

Pero no nos engañemos, con todo esto no quiero decir que estemos ante un serión, no está al nivel de cosas como Fringe o Galáctica y está a años luz de un Breaking Bad o un Boardwalk Empire. Pero por suerte en la vida no todo tienen que ser obras maestras, y aunque Revolution no tiene pinta de acabar pasando a la historia de las series de televisión, es un producto de lo más digno y entretenido y que es capaz de darnos otra sorpresa tras otra casi sin darnos un respiro. Así que yo al menos esperare con ganas el estreno de su segunda temporada a ver si los guionistas consiguen mantener, o quién sabe si incluso superar, el nivel que han mantenido en el segundo tramo de la serie. Eso y confiar en que a Defiance le pase lo mismo.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
AnonimusUser
AnonimusUser
06/06/2013 12:15

Sigo sosteniendo que…

«Es Falling Skies sin los aliens con forma de cucaracha( y otros por lo que vi de la segunda temporada); Terraboba sin los dinosarios; y The Walking Dead sin los zombies. De hecho la premisa me recuerda a Jericho PERO SIN LAS BOMBAS NUCLEARES.»

ps: M’Rabo, ¿por casualidad has visto esta serie, o es que aun no llego a la peninsula?

trackback

[…] de artes marciales, un poco de historia de samuráis, algo de Mad Max y un poquito de la fenecida Revolution. Un coctel curioso del que ha salido una serie que como poco tiene un comienzo bastante interesante […]