Chris Claremont vs X-men (VI): Scott Lobdell (2)

Seguimos con el esperpento de ayer, Lobdell en plan sensiblero queriendo hacer uno de esos números «unicos» que tan bien le salían a Claremont y tan mal le salen a él y demostrando que para él la «caracterización» es algo inútil que hacen otros guionistas:

Uncanny X-Men 303 illyanaViendo viñetas como estas, a uno casi le dan ganas de darle las gracias a Liefeld por cargarse a Los Nuevos Mutantes y evitarnos padecer estos dibujantes…

Las siguientes páginas vienen a contar, también a través de los ojos de Júbilo, que Xavier se siente responsable de Illyana, que el tipo es el patriarca mutante y que para él es un fallo personal que la chavala se muera por una enfermedad diseñada con el único objetivo de matar mutantes. No contento con esto, Lobdell nos suelta otra escena moñas de Júbilo «siendo aceptada» por Kitty e Illyana, con Júbilo llegando a admitir que igual Kitty mola mogollón y tal y cual. Y entonces la historia trata de cambiar por completo y transformarse en otra cosa, porque Xavier ve que la niña se le va y decide ponerla en un trasto Shi’ar que la mantendrá en coma, cosa que a Moira McTaggert (que estaba por allí) no le gusta nada y a Kitty menos. De repente tenemos una historia sobre la eutanasia, en la que Lobdell se pone emotivo hablando de que no se puede condenar a la niña a un estado vegetal y blablabla, cuando meses después dejaría en coma a la Reina Blanca sin plantearse en ningún momento el desenchufarla (pero es que Emma Frost es una cabrona y mejor que se quede vegetal).

Uncanny X-Men 303 colossusY si con Coloso hacia chapuzas como esta, no os podéis imaginar las que hacia con la pobre Tormenta…

Y entonces vuelve Peter de su última misión y resulta que Illyana está muerta. Es una muerte realmente triste, porque los Nuevos Mutantes no asoman por ningún lado (y eso que solían comunicarse regularmente con Xavier) y Coloso ni siquiera hace nada. Es como si Lobdell no supiera escribir como reaccionarían realmente esos personajes, que anteponen sus misiones chorras a su propia familia, y se hubiera refugiado en el personaje más joven cual melodrama de telefilme barato de domingo por la tarde. Quiere hacer un cómic sentido y le sale sensiblero, quiere justificar que a la niña no la metan en un tubo de animación suspendida y nos hace esto… Como fan de Illyana Rasputin, me siento totalmente estafado. Magik ya había muerto al final de Inferno, su reencarnación como niña de seis años era lo más parecido a un final feliz que se le podía dar al personaje. Te jode perder a un personaje que te gusta, pero era un final satisfactorio. Y sin embargo tienen que venir Lobdell y Nicieza y, para provocar que unos números después Coloso se vaya de la serie y se una a la Hermandad de Subnormales Acólitos del Magneto aún más Subnormal, se cargan a Illyana. Contar el final de Illyana desde el punto de vista de perfectos desconocidos para ella puede funcionar, pero no con esta diarrea verbal, no convirtiendo a Illyana en «una niña muerta más». Cuando Claremont mató a Jean Grey repasó toda la vida del personaje en la cabeza de Scott Summers. Cuando Lobdell mata a Illyana, te cuenta que dos personas que apenas la conocieron se sienten tristes. Esto se da porque en realidad Lobdell ni se había molestado en leerse los Nuevos Mutantes, conoce a Illyana por lo poco que salió en Uncanny y no se da cuenta de que Los Nuevos Mutantes le podrían haber dado muchísimo juego, haciendo que el dolor de esos personajes resonara en Júbilo. Es un ejercicio dramático bastante simple, utilizar un testigo ajeno a las emociones de los personajes que estan viviendo la historia para que el lector sienta el dolor como suyo, pero Scott Lobdell no da pie con bola, sobre todo cuando ni siquiera se da cuenta de que muchos lectores habían seguido mes a mes las evoluciones del personaje y no necesitaban ningún tipo de artefacto literario para sentir su muerte (o cagarse en su puta madre, como es mi caso).

Age of Apocalypse LobdellOtro de los «grandes éxitos» de Lobdell, La Era de Apocalipsis.

Pero bueno, una vez pasado ya el calentón y tratando de ser un poco justos, hay que decir que las presiones editoriales que sufre Lobdell en este momento son mayores que las que nadie ha tenido hasta entonces en la serie. La compra de Marvel por parte de Revlon fuerza a la editorial a «congelar» la serie en el tiempo, haciendo que los personajes de la serie de TV sean los mismos que los de la serie principal y sean los que salen en portada continuamente. Para colmo, hay una inestabilidad creativa constante, y la «fiebre Image» provoca que cualquier dibujante con algo de éxito se largue de la editorial a las primeras de cambio. No es que estas cosas interfieran mucho en la calidad de lo que escribe Lobdell, pero lo que provocará su salida de la serie será precisamente eso, cuando su ego desmedido se de cuenta de que su éxito como escritor tenía pies de barro, que se le tenía como el ñapas que mantiene el status quo y que cualquier cosa que intente hacer que se salga de la norma va a ser rechazada. En el momento en el que Lobdell se da cuenta de esto su editor, Bob Harras, acaba de ser ascendido a Editor Jefe de la Marvel postRevlon, la editorial ha sobrevivido a una bancarrota y poco a poco empieza a intentar reorganizarse al estilo de la Marvel de los 80 (la de Shooter). Lobdell, tras juguetear con otros personajes y la versión Heroes Reborn de Iron Man, deja las series de X-men y Uncanny X-men para iniciar una nueva etapa en la Fantastic Four de Heroes Return que se verá truncada rápidamente con el regreso de Chris Claremont a Marvel. Esto marcará también su  muerte profesional y, al margen de alguna aparición esporadica, no se volverá a saber de él practicamente hasta 2011, cuando Harras se pone de editor jefe de DC Comics y necesita un tipo con el que rellenar las nuevas series del New52. Es entonces cuando se acuerda de aquel pesado que se pasó años enviando historias a la oficina de Marvel y la pesadilla comienza de nuevo…

Colossus deathRecordad: Coloso es ateo.

Sin embargo, este número 303 de Uncanny X-men tuvo un epílogo escrito por Lobdel unos cuantos años después. Allá por los tiempos en los que Morrison empezaba a escribir a los mutantes, Joe Quesada pidió a Lobdell que «limpiara su mierda», que quería librar a Morrison del equipaje de autores posteriores y que se encargara de arreglar lo del virus del legado. Lobdell hizo una continuación casi directa de esta historia en la que Coloso se sacrificaba a si mismo inyectándose un compuesto raro que curaba el virus si mataba a un mutante. La idea de Piotr era la de no permitir que nadie volviera a sufrir lo que el había pasado con la muerte de esa hermana a la que no acompañó en los últimos momentos de su vida. Años después Joss Whedon resucitó a Coloso, Craig Kyle y Chris Yost resucitaron el lado demoniaco de Illyana y hoy en día tenemos a los dos dando vueltas por alguna serie, con Peter emo perdido e Illyana siendo una mala bestia, que es lo que mejor se le da. A la mierda las moñas de Lobdell y la madre que los parió.

new mutants simonson blevinsCon Illyana ya se habían escrito historias tremendamente dramáticas, pero Lobdell no se había leído los Nuevos Mutantes…

La semana que viene… Lo tenemos complicado. Podría empezar a hablar de la etapa de Seagle/Kelly, hablar la semana siguiente de la de Alan Davis y después de la del regreso en falso de Chris Claremont. Pero ninguna de esas etapas dura más de un año, y no creo que marcara a los personajes tanto como las que he mencionado hasta ahora. Si es cierto que la etapa de Seagle/Kelly devuelve bastante la cordura a la serie, desterrando por fín los horrorosos uniformes de Jim Lee que la serie de TV había perpetuado, pero toda su etapa se queda en buenas intenciones porque las interferencias editoriales los acabaron borrando del mapa. Luego esta la etapa de Alan Davis que es bastante divertida, se recupera el concepto de X-men como una serie que no solo va de mutantes con una serie de aventuras en el espacio y hasta se limpian horrores de la etapa Lobdell/Nicieza como lo del clon de Magneto (no pienso hablar de ello) o Los Doce y esas gaitas de Apocalipsis. Finalmente está el regreso en falso de Chris Claremont, durante el cual se acaba viendo que los años no pasan en balde pese a tener algún que otro número suelto que merece bastante la pena. Sin embargo, la nueva dirección que pretendía dar Claremont en esos números acabo siendo totalmente descartada con la llegada de esto:

New X-men 114Y sí, por primera vez en esta serie de artículos voy a comentar un número que no es de Uncanny.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
AnonimusUser
AnonimusUser
30/04/2013 12:44

«Lobdell, tras juguetear con otros personajes y la versión Heroes Reborn de Iron Man, deja las series de X-men y Uncanny X-men para iniciar una nueva etapa en la Fantastic Four de Heroes Return que se verá truncada rápidamente con el regreso de Chris Claremont a Marvel.» Eso se llama KARMA, de junta letras remplazo mediocre de Claremont, a que el mismo Claremont le remplaza. XD «Allá por los tiempos en los que Morrison empezaba a escribir a los mutantes, Joe Quesada pidió a Lobdell que “limpiara su mierda”, que quería librar a Morrison del equipaje de autores posteriores…» Ironicamente,… Leer más »

AnonimusUser
AnonimusUser
01/05/2013 00:44

Lo bueno de la marcha de Kelly es que termino cayendo en DC y tuvimos el ultimo Superman como la gente en muchos años( amen de Jeph LOEB! que comenzo su ocaso creativo durante ese run).

AnonimusUser
AnonimusUser
01/05/2013 11:35

Tienes razon. Ahora mismo salgo a prender fuego mis comics de Superman escritos por Kelly en señal de protesta. XP