Chris Claremont vs X-men (IV): Uncanny X-men 200 (parte 2)

Y seguimos con el número 200 de Uncanny X-men, un cómic que no deja de ser un intento de legitimar a Magneto como uno de los buenos, librándolo de pecadillos pasados haciendo un poco de demagogia creativa que le libra al hombre de toda culpa anterior a la etapa de Claremont en la serie.

Uncanny X-men 200 madelyneNo lo sabes tu bien Maddie, no lo sabes bien…

Esto lo llevan a cabo diciendo que «Magneto fue reseteado por el mutante Alfa» (por abreviar, en un comic de los Defensores el tal Alfa lo que hizo fue revertir a toda la Hermandad de Mutantes a la edad de un recién nacido, para que más tarde un alienígena flipado lo devolviera a la edad adulta) para que más tarde Magneto se largue un soliloquio en el que viene a contar que el asesinato del submarino Leningrado fue autodefensa, que la URSS le atacó por haber amenazado al resto de la humanidad y que él no dejaba de haber intentado ser una fuerza disuasoria a favor de los mutantes del mismo modo en el que las armas nucleares lo son en favor de EEUU y la URSS.

Uncanny X-men 200 magneto court«Si es culpa de Magneto, lo mismo si lo ejecutamos los mutantes dejen de ser un problema…»

Y bueno, que mientras tanto la Patrulla X se dedica a darse de tortas con ejércitos de gente con armadura y preguntarse quién esta detrás de todos los ataques, y no tardan en descubrir que los responsables son los dichosos Fenris, Andrea y Andreas Strucker, los hijos del exnazi y fundador de HYDRA que, llegados a cierto punto, deciden atacar el juicio para matar a Magneto, a Xavier y a todos los que pillen; mentalidad de villano chorra, si querían cargarse a Magneto no tenían más que seguir atacando gente en su nombre y esperar a que el cabreo del personal fuera tan gordo como para pedir su cabeza. Pero los fenris siempre fueron un par de idiotas perturbados con un nulo sentido de la moda, y su ataque acaba provocando que la juez del tribunal descubra que Magneto es capaz de la compasión, que se ha reformado y es buena gente y que debe ponerlo en libertad. Sin embargo, esto no acaba aquí…

Uncanny X-men 200 xavier magneto¡Por cosas como esta hay gente diciendo que X-men es un comic homosexual!

Porque a causa de toda la bronca, Charles ha acabado bastante perjudicado y esta a punto de palmarla. Su novia extraterrestre Lilandra (porque este hombre no se va de ligoteo a un sitio normal, no) llega al rescate y se lo lleva a curarlo al espacio, no sin antes Xavier hacerle prometer a Magnus que se encargará de liderar la Patrulla X, enseñar a los Nuevos Mutantes y conseguir hacer realidad su sueño. No pide ná, el tío. Y así es como acaba el cómic, con Magneto llorando por su amigo perdido (el hombre no volverá hasta el final de la etapa Claremont, seis años más tarde) y tratando de asimilar la responsabilidad que le ha caido encima.

Uncanny X-men 200 cyclopsPronto esto se acabará convirtiendo en la pan nuestro de cada día…

Llegados a este punto, me gustaría comentar un poco por qué he decidido hablar exactamente de éste cómic de X-men, no siendo precisamente uno de los mejores de la etapa; aun cuando Claremont mantiene un nivel muy alto, la historia no deja de ser bastante simple y hasta atropellada, manteniendo a muchos personajes en segundo plano y dando tumbos por ahí. Contar un juicio en un cómic de superhéroes es un tanto farragoso (esto no es precisamente Phoenix Wright), pero el cómic es tremendamente importante porque cierra un capítulo en la historia de la serie y reafirma la intención del bueno de Chris de hacer de X-men una serie que avanza hacia delante, que mantiene tramas y que se compromete a hacer historias profundas. Los nubarrones del odio antimutante y Uncanny X-men como un cómic de «minorías» se acercaban por el horizonte, pero el golpe demoledor para la serie iba a venir desde donde Chris Claremont siempre temió: desde arriba.

X Factor 1 Madelyne Scott

Y todo el respeto que nos quedaba por Scott Summers se fue por la borda…

Porque los de arriba habían pedido otro X-men y Claremont se lo había dado: New Mutants. Los de arriba habían querido un gran crossover y Claremont se lo había dado: La Masacre Mutante. Pero entonces, en 1986, Bob Layton les dió otra cosa a los de arriba: Mutantes sin Claremont. Layton, Busiek y Byrne se aliaron para resucitar a Jean Grey sin contar con él, reformar la Patrulla X original y arrebatarle a Cíclope. La premisa de la historia era absurda, la resurrección de Jean Grey lo era casi aun más, pero en 1986 Jim Shooter dió luz verde a un engendro del que luego acabaría arrepintiéndose: X-Factor.

X Factor 1 dark jeanEsta es la Jean Grey de Bob Layton, y así es como empezaron todos los problemas que plagan la franquicia mutante hoy en día…

Esto, más allá de provocar las iras de Chris Claremont, desencadenó un efecto dominó que acompañaría a Claremont por el resto de su carrera; si Scott Summers se unía a Factor X y dejaba a Madelyne Pryor y a su hijo recién nacido para retomar su relación con Jean Grey, era Claremont el que tenía que arreglar el desaguisado en Uncanny. Si Jean Grey había resucitado sin recordar haber sido Fénix, era Claremont el que también tenía que solucionarlo. Uncanny se llenó de agujeros y pocos ladrillos para taparlos, para colmo los de arriba empezaron a demandar crossovers anuales  que sirvieran de evento publicitario todos los veranos. De repente Claremont se veía inundado de solicitudes y requerimientos absurdos, de aumentos de periodicidad forzada y de peticiones de hacer la serie «menos complicada» y que fuera «como siempre». Como si el «como siempre» fuera una época que no hubiera escrito Claremont, como si el «como siempre» hubiera sido sencillo alguna vez. La semana que viene vamos a ver el punto de no retorno, a Claremont y Louise Simonson remendando las chapuzas ajenas como buenamente pudo y la última historia que el patriarca mutante pudo contar antes de que Bob Harras y Jim Lee le hicieran la cama: Inferno.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
AnonimusUser
AnonimusUser
19/04/2013 13:42

«Uncanny se llenó de agujeros y pocos ladrillos para taparlos, para colmo los de arriba empezaron a demandar crossovers anuales que sirvieran de evento publicitario todos los veranos. De repente Claremont se veía inundado de solicitudes y requerimientos absurdos, de aumentos de periodicidad forzada y de peticiones de hacer la serie “menos complicada” y que fuera “como siempre”.»

Mmm… me recuerda a cierta editorial manejada hoy por los que le hicieron la cama a bueno de Chris.

M'Rabo Mhulargo
Admin
19/04/2013 15:21

Tras tragarte eso vas a necesitar un lavado de estomago xd

trackback

[…] acontecimiento importante en la historia del grupo fue asistir a los comienzos de la redención de Magneto, quien no solo quiso dejar atrás su pasado como “mutante diabólico”, sino que […]