La Odisea de Batman y Neal Adams – Episodio 7

Con el post de hoy llegamos a un punto de inflexión en este comic. Este debería haber sido el número siete de la serie, pero circunstancias que de momento son desconocidas provocaron el cierre de la misma en el número seis y su relanzamiento diez meses más tarde con un nuevo número 1, el que vamos a analizar hoy. No sé si este comic siempre debió ser así o si Neal Adams aprovecho el parón para retocarlo un poco, sea como sea la historia aquí de pronto da un cambio importante. Si hasta el momento descendíamos hacia el abismo de la locura (me encanta esta expresión) ahora caemos hacia él en caída libre y sin frenos. Así que vamos a ello, confío en que todo el mundo esté bien agarrado a la silla porque ya no hay marcha atrás.

¿Bonita portada no? Pues eso no pasa en el comic

Primer avance de la historia, por fin descubrimos que el Bruce Wayne descamisado no está hablando solo ni con sus lectores, realmente hay alguien sentado delante de él escuchándole contar sus absurdas aventuras. Durante cuatro páginas Bruce va desvariando con su charla sobre lo realmente buena que es la cafetera que tiene en la Batcueva (en serio, lo hace) a cómo es posible que todo su mundo sea una fantasía diseñada por algún enemigo para mantenerle apartado de los auténticos crímenes. De cómo esa misteriosa mente criminal se ha dedicado a distraerle con villanos coloristas que escapaban regularmente de la cárcel o del Asilo Arkham en un intento de provocarle hasta el extremo de que fuese capaz de matar.

Dos buenas noticias, Batman lleva pantalones y realmente estaba hablando con alguien

De ahí volvemos a saltar al pasado, al Asilo Arkham, donde un grupo de prisioneros parece estar tratando de salir de su celda, o igual tratan de que alguien no entre en ella, no está muy claro, lo único evidente es que esperan a alguien y le están preparando un té. No muy lejos de allí, creo, Sensei esta cómodamente tumbado en una estancia de apariencia oriental y es atendido por una geisha. Esta le ofrece te a Sensei, pero este le responde que su se te encuentra al otro lado de la puerta. La Geisha le dice que esas puertas parecen solidas pero Sensei le dice que no lo son, que están pobremente hechas y que se deshaga de ellas.

¿Es eso una celda de Arkham? ¿Como de loco tengo que estar para que me encierren en un sitio así?

La Geisha golpea con fuerza las puertas y arranca un trozo… La solida puerta no era más que una delgada plancha de madera que ocultaba una solida puerta de metal como la de una caja fuerte. Sensei palpa la puerta y acerca su oído al mecanismo, la tensión se palpa en el ambiente mientras Sensei trata de abrir la cerradura de la puerta que le aparta de su objetivo (¿la taza de té?) cosa que finalmente consigue, ya que el mecanismo de dicha puerta era muy simple para un hombre de sus habilidades.

¿Está abriendo la puerta o se la está tirando?

Pero tras esa puerta que se encontraba tras otra puerta hay… una tercera puerta. Esta de cañas de bambú, fuertes como el hierro según Sensei, pero no deben ser tan resistentes cuando la parte en dos con un simple golpe de su mano, solo para revelar… otra puerta mas, esto ya parece cachondeo. Esta cuarta barrera es un muro de ladrillos que solo puede atravesarse por una (otra) puerta de acero, pero Sensei en lugar de gastar sus fuerzas contra la puerta derriba a puñetazos el muro alrededor de la puerta haciendo que esta caiga al suelo al perder su soporte.

Nada puede detener a un chino cuando quiere su te

Finalmente Sensei se encuentra ante la barrera final, la puerta de la celda en la que se encuentran encerrados los prisioneros que vimos antes preparando el té. Estos prisioneros le dicen que aunque sus esfuerzos han sido impresionantes hasta ahora no será capaz de derribar la puerta de su celda, pero Sensei una vez mas hace lo imposible… Saca una botella llena de una especie de avispas come-metal que devoran la puerta de la celda permitiéndole el paso… Aunque en realidad no es eso lo que ha pasado, Sensei de pronto está detrás de ellos bebiéndose el té y cuando vuelven a mirar hacia la puerta esta no está rota, solo abierta, y uno de ellos sostiene las llaves en sus manos. ¿Cómo lo ha hecho Sensei? Hipnotizándoles… En serio.

Ríete tu de David Copperfield

Tras este dramático descubrimiento Sensei les ofrece un trato, se llevara a uno de ellos para ser el líder de su grupo de cazadores y los otros tres morirán, así que tienen que luchar entre ellos para decidir el ganador. La pelea entre los criminales no podemos verla, solo vemos la reacción que esta provoca en los supervillanos que están allí encerrados en sus vitrinas de cristal presenciando el espectáculo, que por su resultado debió ser brutal. Sensei le dice al ganador que será el encargado de dar caza a su padre, Ras Al Ghul, pero que como este ha desaparecido bajo la tierra tienen tiempo de tomar una pequeña siesta antes de ir a buscarle. ¿Qué le pasa a Neal Adams con las siestas?

No sé que me perturba más, si que les encierren con sus disfraces de villanos o lo sádicos que son

Y de pronto Batman, Jamroth y Primus están bajo la superficie terrestre volando a lomos de murciélagos gigantes y enfrentados a cavernícolas armados con recortadas que montan en Tiranosaurios. ¿No avise ya de que esta serie daba un giro radical hacia la locura? La única indicación que tenemos sobre cuando sucede todo esto es un pequeño texto de apoyo que nos dice que es en un no muy distante futuro. Los cavernícolas parecen odiar a Batman y este lo da todo en su lucha contra ellos, lo que sumado a que allí abajo hay menos gravedad que en la superficie terrestre (si, en serio) convierte a Batman en una imparable maquina de luchar.

¡¿QUE COÑO HA PASADO AQUI?!

Batman cambia de montura con uno de los cavernícolas a los que ha derrotado y se encara con el resto a lomos de uno de sus propios tiranosaurios (si, en serio) Pero estos animales no son tan fáciles de dominar como los murciélagos, y el tiranosaurio se encabrita como un toro salvaje lanzando a Batman contar el suelo dejándole al borde de la inconsciencia, lo que le lleva a recordar la serie de eventos que le han llevado allí.

Y por eso es mala idea montar Tiranosaurios cabreados

Tenemos que retroceder un poco en el tiempo. Bruce, tras despertar de su siesta, está haciendo ejercicios de anillas sobre su cama mientras Ras Al Ghul está sentado en un sillón observándole fijamente. ¿No es un poco raro y perturbador eso? Tras la sesión de ejercicios ambos vuelven a bajar a la Batcueva, Ras sigue teniendo miedo de que su hijo le encuentre ahí, pero Bruce le asegura que eso es imposible. Los miedos de Ras aumentan cuando descubre que Batman piensa viajar bajo tierra acompañando a Jamroth y Primus para encontrar a Sensei y rescatar a Talia dejándole solo en la cueva bajo el cuidado de  Alfred.

Si Detective, ejercítate para mí… 

Pero Ras Al Ghul no es el único decepcionado, Robin tampoco viajara con Batman y compañía bajo tierra y tendrá que quedarse también en la mansión. Batman no quiere decirle el motivo por el que no le lleva con él en su viaje al centro de la tierra. Robin sube las escaleras rabiando por sentirse despreciado de esa manera y Alfred sube tras él para consolarle, dejando a Batman, Jamroth y Primus preparándose para su viaje y a Ras Al Ghul sintiéndose inútil en una esquina sin saber donde dejar su vaso de té… Ras se ha convertido en Calimero.

Pobre Ras, nadie le quiere

Mientras tanto la expedición al centro de la tierra ya ha comenzado su viaje y es en ese momento cuando a Batman le da por interrogar a sus compañeros sobre de donde han salido y que son realmente. Pese a que en números anteriores se los han presentado como a un Neanderthal y a un dinosaurio evolucionado, que les ha tenido paseando por su casa y todo, Batman sigue teniendo la necesidad de que le expliquen de nuevo que son. ¿Se dio cuenta aquí Neal Adams de que había metido a los personajes de improviso sin decir apenas nada sobre ellos o es solo que entremezclo páginas de los guiones de diferentes números?

Sé que habéis estado paseándoos por mi mansión y mi Batcueva, pero ahora seria buen momento para que me explicaseis de nuevo quienes sois

Fuese como fuese el viaje sigue su curso mientras sus guías le explican a Batman como a medida que uno baja al centro de la tierra la gravedad se reduce y que su mundo esta construido en el equivalente de una gigantesca geoda, una especie de burbuja bajo el subsuelo en el que la vida prehistórica de algún modo se ha preservado, eso sí, con seres de muy diversas eras todos mezclados…

Bienvenido a Parque Jur… Al centro de la Tierra

¿Qué, como se ha quedado todo el mundo? Ya dije que a medida que avanzase la serie esta iría desvariando cada vez más. A partir de este punto ya todo es posible, si las aventuras de Batman en Gotham tenían poco sentido su viaje a lo largo y ancho del centro de la tierra tendrá menos aun. Lo que quizás nunca sepamos es si Neal Adams siempre tuvo la intención de que la serie fuese así o si en el parón de casi un año entre el número anterior y este se volvió loco del todo y reescribió la historia. Lo único que tenemos claro es que tras leer esta serie jamás volveremos a pensar en el señor Adams de la misma forma que antes.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
AnonimusUser
AnonimusUser
31/10/2012 15:47