Black Mesa: Half Life gratis y con vitaminas

Black Mesa es un excelente remake de Half Life hecho por fans, y es completamente gratis. Sólo con eso ya debería estar escrito el artículo entero, porque si estás en tus cabales ya estarás jugándolo o descargándolo. Sin embargo, rejugarlo estos días me ha hecho darme cuenta de la triste realidad de este juego; que tal vez Half Life sea un fraude responsable de ser uno de los juegos que más daño ha hecho al género de los FPS.

Pues yo no se que le ven tan interesante a Black Mesa, en el catálogo del ikea hay un montón… (perdón, se que es malo, ¡pero si no lo suelto reviento!)

Dejando de lado el increíble logro que ha sido que, tras un desarrollo de ocho años, un grupo de fans haya hecho un remake estupendo de Half Life que parece hasta mejor que su segunda parte, tengo que decir que el paseo en monorrail de la intro del juego me hizo sentir mal. Si hace 14 años (¡catorce!) aquello me dejó impresionado, hoy en día miro a mi alrededor y me pregunto cuando podre «hacer algo». Porque sí, puedes saltar y corretear por la pequeña cabina y ver lo que esta pasando, pero la cantidad de información que te da el juego para pasar el rato no es tanta. Es cierto que te va enseñando zonas que vas a ver a lo largo del juego, pero la cosa no llega a la cantidad de información que te llega a dar la intro del Deus Ex: Human Revolution, un juego que algunos ya criticaron por hacer más o menos lo mismo en su secuencia inicial en su paseo por los laboratorios; «¡yo quiero jugar yaaaa!» Puede que dentro de 14 años la intro del Deus Ex me saque de quicio por lo «constreñida» que es (y desde luego, cada vez que rejuegas el juego te lo va a parecer más porque te la acabarás sabiendo de memoria) pero hoy en día no lo hace. Con Half Life/Black Mesa pasa un poco de lo mismo, el juego en sí es excelente y no vuelve a «secuestrarte» a lo largo de su desarrollo, cosa que se agradece. Además, el remake incluye ciertas variaciones sobre el original (además de un cambio en la banda sonora) que ayudan a que el juego merezca más todavía la pena, y alguno suspirará aliviado al saber que cierto mundo alienígena parece que no hará su aparición dentro del juego (no digo más, que lo mismo alguno no ha jugado al juego original).

El desarrollo del juego ha tenido bastantes retrasos durante estos ocho años. Bastantes, como ya véis.

Pero decía en la entradilla que Half Life es un fraude y que ha hecho mucho daño al género, y es que el origen del FPS scriptado está en las aventuras de Gordon Freeman. Hasta HL, los «juegos tipo Doom» (que así se llamaban entonces) contaban la historia mediante tochos de texto entre nivel y nivel o mediante cinemáticas cutres. No había mucho espacio para desarrollar personajes, uno mataba y santas pascuas. Por poner un ejemplo claro, uno de los FPS contemporaneo a Half Life y que contaba con mucha historia, Sin, era un juego que tenía diálogos entre los personajes al inicio de la historia, pero su fuerte eran las cinemáticas. Se insultaba a los enemigos en mitad de los tiroteos, pero la cosa no pasaba de allí. Half Life, por el contrario, estaba repleto de eventos scriptados en los que al pasar por ciertos sitios pasaban siempre cosas determinadas; una explosión de una tubería de gas se cargaba a un soldado, un científico te hablaba siempre en el mismo pasillo, ese tipo de cosas. Esto hacía que el juego nos pareciera más «una película», y de repente todos los juegos que salieron al mercado a partir de 1998 empezaron a funcionar con esos scripts (no hay mas que ver como un RTS como Starcraft ya hacía uso y abuso de ellos para contar su historia). No es que Half Life los inventara, si no que simplemente los puso de moda.

La verdad es que a Gordon se le notaban los años…

Lamentablemente, todo lo bueno lleva algo malo, y es que cuando hablamos de FPS scriptado nos acaba viniendo a la cabeza irremediablemente Call of Duty, una serie que en su primera entrega tenía un single player excelente, que no caía de forma tan descarada en el diseño «pasillo con explosiones» del que pecan sus entregas de hoy en día. ¿Estaba imitando CoD y su predecesor espiritual, Medal of Honor, a Half Life? Por supuesto. Pero tampoco se le puede responsabilizar a Valve de las perversiones de Infinity Ward o como se llamen los que ahora desarrollan la campaña de CoD o Battlefield. Half Life es uno de los primeros FPS que recuerdo que prescindió del mapa, el cual siguieron manteniendo casi todos los juegos del género durante los cinco años posteriores hasta la llegada en 2003 de, mira por donde, Call of Duty.

La mesa contra la media vida. Llega a ser un remake de Chrono Trigger y Square se los come…

En resumen, que Black Mesa es un excelente remake gratuito de Half Life, que Half Life nos dió más de lo que nos quitó y que si queremos buscar responsables de single player pasilleros o testimoniales, mejor haríamos en señalar a sospechosos habituales como CoD, Battlefield o Halo. Mientras tanto, creo que haremos bien en disfrutar de las aventuras de Gordon Freeman y no en preguntarnos por qué ya no se hacen juegos como este…

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
AnonimusUser
AnonimusUser
02/10/2012 04:20
AnonimusUser
AnonimusUser
02/10/2012 04:39

Y como no, la peña se desespera y nacen cosillas como esta…