Revolution: No es revolucionaria pero se deja ver

Revolution es la nueva apuesta de la NBC para esta temporada, una serie ambientada en un futuro más o menos apocalíptico en el que todas las formas de energía han dejado de funcionar y la humanidad ha tenido que retroceder casi un par de siglos sobreviviendo como pueden en un mundo que ha caído en el caos. ¿Vale la pena apuntarse a ver esta nueva serie? Veamos que nos encontramos en este piloto, eso sí, aviso que hay spoilers por un tubo.

Pues revolucionar la historia de la tv como que no, pero menos da una piedra

Aunque el tráiler no presagiaba más que una serie normalita con un futuro post apocalíptico demasiado limpito y poco apocalíptico dos han sido los motivos que me han llevado a darle una oportunidad a este piloto. El primero de estos motivos ha sido conocer quién era el creador de la serie. Eric Kripke, el creador de Supernatural, lo que ya da esperanzas de que la serie puede llegar a estar muy bien. El otro motivo es un poco triste, se trata de mi síndrome de abstinencia de serie de ciencia ficción. Yo soy más de Space-Operas, pero a estas alturas ya me conformo con cualquier cosa mínimamente relacionada con el género fantástico.

Ni naves, ni espacio ni gaitas, pero al menos no es la enésima comedia familiar o procedimental

La historia comienza el día en el que un preocupado Ben Matheson llega a su casa a toda prisa y mientras descarga unos archivos de su ordenador trata de ponerse en contacto con su hermano y avisa a su esposa de que guarde toda el agua que pueda porque las cosas se van a ir al carajo. Entonces llega el apagón mundial y damos un salto de quince años en el tiempo. El apagón ha sido algo serio, no se trata de un simple pulso electromagnético que ha dejado fritos los aparatos electrónicos, es que la energía ya no funciona, de ninguna forma, algo que ha dejado a los científicos perplejos durante la década y media pasada y que ha provocado que ya no exista ningún tipo de tecnología moderna en ninguna parte.

¿Mama, que paso con los lagartos al final? Calla y comete el helado, que se acaba el mundo

Este nuevo mundo ha quedado sumido en el caos, Estados Unidos ha quedado dividido en multitud de pequeñas repúblicas gobernadas por señores de la guerra, milicianos y similares. Un buen día los hombres de uno de estos “señores feudales”, al mando del mismísimo “Gus Frink” localizan a Ben Matheson tras muchos años de búsqueda, le necesitan a él y a su hermano Miles por motivos poco claros, y le dejan bastante claro que no es una petición precisamente. Ben muere, no sin antes darle a su mejor amigo el artefacto extraño al que estaba descargando archivos antes del apagón y la milicia se lleva a su hijo pequeño como rehén para tratar de utilizarle como cebo para atrapar a Miles.

¿Tengo cara de vender metanfetamina?

Esto obligara a Charlie, la hija mayor de Ben Matheson, a emprender la búsqueda de su tío para juntos tratar de rescatar a su hermano, y lo hará acompañada del mejor amigo de su padre y de su casi madrastra (A la madre se la da por muerta, pero la interpreta una actriz demasiado famosilla como para que no esté por ahí viva y escondida) Por el camino tendrán tiempo de encontrarse con un “extra” de los Juegos del Hambre que les acompañara y que ya desde la primera escena en la que sale nos olemos a un kilometro que se convertirá en el interés romántico de Charlie.

¿Los Juegos del Hambre? Pues no me suenan…

Al final conseguirán encontrar al famoso Tío Miles, un ex militar que aparenta pasar de todo pero que se nota que en el fondo tiene buen corazón y es un tipo decente, una especie de Lobezno descafeinado, algo tópico pero al menos consigue no caer mal. Como no, tras las reticencias del principio accederá a acompañar a Charlie en su misión de rescate de su hermano, y de paso nos enteraremos de que el malo malísimo jefe de los milicianos no es otro que el antiguo mejor amigo de Miles y que hay una conspiración de la que parecía formar parte Ben Matheson relacionada con el apagón y la forma de devolver el uso de la energía a la humanidad.

El Tío de los machetes, debieron contratar a Dany Trejo para este papel

Vamos, que la serie no mata pero no tiene mala pinta del todo. Tiene demasiadas situaciones tópicas y previsibles, y además tiene el mismo problema que tenían series como terranova o Falling Skies, cuesta creerse que estén jodido de verdad, todos van demasiado arreglados y parecen demasiado saludables como para vivir en un mundo que se ha ido a la mierda. Pero confío en el talento de Kripke y en que hay dos o tres actores en la serie con posibilidades de darle al menos un mínimo de calidad. Si consiguen encauzar la historia puede que nos encontremos ante un producto de lo más digno, pero viendo como está el panorama en cuanto a series fantásticas y lo fácil que es joder una serie, no espero que esta tenga más de una temporada.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Diógenes Pantarújez
Admin
14/09/2012 18:50

Dí la verdad, la serie famosa por tener a los personajes limpios y bien lavados pese a no tener ni jabón ni es Terranova ni Falling Skies, ES PERDIDOS!! Y EL PUTO GORDO SE COMÍA A SUS COMPAÑEROS PARA MANTENER ESA PANZA TAN GRANDE!

AnonimusUser
AnonimusUser
14/09/2012 23:05

Es Falling Skies sin los aliens con forma de cucaracha( y otros por lo que vi de la segunda temporada); Terraboba sin los dinosarios; y The Walking Dead sin los zombies. De hecho la premisa me recuerda a Jericho PERO SIN LAS BOMBAS NUCLEARES.

A la mierda con estas series descafeinadas me sigo matando con… http://www.youtube.com/watch?v=p_go1SU1oJ0

trackback

[…] tragedias que supusieron ciertas cancelaciones. Hace unos meses tuvimos que decirle adiós a Revolution, aquella serie post-apocalíptica cuyos guionistas tardaron en encontrar el enfoque correcto para […]