The Newsroom – Aaron Sorkin y Jeff Daniels nos traen las noticias

Que las parrillas televisivas hayan entrado casi en hibernación debido al verano no significa que nos quedemos sin nada que ver en la pequeña pantalla. En nada regresara a televisión Breaking Bad , la BBC ha estrenado Blackout, una miniserie que a priori tiene buena pinta y luego tenemos la HBO, que nos ha traído un estreno que tan solo con su piloto ha conseguido dejarme pegado al sillón deseando ver más. Pero claro, estando detrás de esta serie la creatividad de Aaron Sorkin no es de extrañar que The Newsroom haya conseguido engancharme.

Uno de los pocos informativos que vale la pena ver hoy en día… y es ficticio

The Newsroom nos cuenta el día a día de un programa de informativos de una gran cadena presentado por Will McAvoy (Jeff Daniels) Un presentador famoso por no ofender a nadie y no mojarse jamás y que hace un informativo inofensivo en el que personas de todas tendencias políticas se sienten cómodos de participar. Pero aunque esto no es lo que quiere hacer realmente McAvoy se calla y sigue siendo “inofensivo” porque le gusta tener grandes audiencias y ganar un dineral aunque eso suponga enterrar su integridad periodística.

Demócratas, Republicanos… Todos se sienten a salvo con el

Pero esto cambia un día durante un debate en una universidad en el que tanto el público como el moderador tratan de obtener de él una respuesta directa y sincera sin conseguir de el más que respuestas vagas e imprecisas dignas del mejor candidato político. McAvoy lleva demasiado tiempo mordiéndose la lengua y entre eso, la presión del moderador y el creer ver entre el publico a alguien conocido animándole a sincerarse. McAvoy ya no puede mas y cuando una joven estudiante le pide que diga en pocas palabras “Por que Estados Unidos es el mejor país del mundo” revienta.

Me tengo que callar, morderme la lengua, no decir lo que pienso…

McAvoy aquí responde por primera vez en mucho tiempo siendo completamente honesto (En una de las mejores escenas que le he visto a Jeff Daniels) Y suelta un discurso en el que les recuerda a sus contertulios y al publico que Estados Unidos NO es el mejor país del mundo, que están muy atrasados en un montón de materias con respecto a otros países y que van cuesta abajo. Sorkin consigue en esta escena no solo que nos enganchemos a la serie y queramos ver cómo puede el personaje seguir a partir de aquí, sino que además consigue que el discurso de McAvoy no suene patriotero o cursi.

¡A tomar por culo todo!

A partir de aquí lo que tenemos es la puesta en marcha de una nueva versión del informativo de McAvoy con un nuevo equipo técnico encabezado por MacKenzie McHale, su nueva productora (y puede que algo mas) y un montón de jóvenes aun idealistas que creen poder hacer un informativo directo y sincero y que cuente las cosas como son sin preocuparse por quien pueda ofenderse. Todo con el ya clásico estilo dinámico de Sorkin en el que priman los diálogos por encima de todo.

Y ahí fue cuando pedí el comodín del público…

Yo tengo que admitir que con esta serie no soy nada imparcial por partida doble. Las historias de periodistas siempre me han encantado, ya sean en prensa, radio o televisión. Siempre me ha producido una gran fascinación el ver el trabajo de esta gente tratando de revelar la verdad al mundo, ya fuese esto en tono de comedia como en Luna Nueva o Primera Plana o en tono más serio como en Todos los hombres del Presidente. Aunque curiosamente es una profesión de la que nunca me intereso formar parte. El otro punto en el que no soy nada imparcial es en que me encanta la forma de hacer series de Aaron Sorkin desde que descubro The West Wing.

Si esta serie no te gusto, casi mejor que no veas The Newsroom

El problema que esto puede suponer para algunos espectadores es precisamente el estilo de este hombre a la hora de hacer series. Al igual que sucedía en The West Wing, en The Newsroom nos encontramos con un grupo de gente honrados y decentes que hacen lo correcto sencillamente porque es lo correcto. Si, quizás fuese más realista sacar a profesionales egocéntricos que solo piensan en sí mismos y en obtener beneficios, en vez de mostrarnos una versión algo idealizada de lo que nos cuenta. Pero sinceramente, en estos tiempos que corren en los que leer la prensa o ver la televisión casi dan ganas de llorar, da gusto ver una serie como esta y pensar en lo estupendo que sería todo con más gente así en puestos de cierta responsabilidad. Será idílico, utópico e incluso puede que estúpido, pero uno necesita desconectar de la realidad de vez en cuando y ver algo optimista.

Todas las series que haga este hombre son pocas.

Así que teniendo claro ante qué clase de serie nos encontramos, no puedo dejar de recomendarla. Quizás no sea la serie más realista de la televisión, pero sí que es uno de los mejores estrenos que he visto en los últimos años, y viendo la sequia creativa que parecía estar asolando las parrillas en los últimos tiempos da gusto ver que esta tendencia parezca estar invirtiéndose, aunque una vez más esto sea obra de una de las grandes cadenas de pago.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Fernanda
Fernanda
20/06/2013 00:18

Esta serie me parece muy buena creo que tiene una temática diferente e interesante, ver a The Newsroom 2 retratar el detrás de los medios, sin duda me ha atrapado por completo, es una serie 100% recomendable.

trackback

[…] de una forma un tanto brusca. Y algo mas brusco, pero no tan doloroso, fue la cancelación de The Newsroom, el drama de Aaron Sorkin sobre el mundo de los informativos cuya visión idealizada y optimista […]