Esta semana por fin he ido a ver al cine a ver los Vengadores y debo decir que la he disfrutado más que Diógenes, nada raro por otra parte, ya que si en el universo de los Vengadores se decía aquello de que incluso un androide podía llorar, dudo que este cascarrabias sea capaz de ello. El caso es que si, la película me ha encantado pese a algunos defectos en la caracterización de determinados personajes y cosillas así. Pero lo del análisis sesudo y analítico lo dejare para otro día, hoy esto será el análisis de aquel crio que hace años leía sus primeros comics de los vengadores y se imaginaba como seria verlos en la pantalla grande, y por fin el sueño de ese crio se ha vuelto realidad.

¿Cuántas veces seremos capaces de usar este cartel?

 

Como ya digo me ha encantado, seguramente porque fui al cine con intención de disfrutar de la película y no pensando en escribir más tarde un post sacándole todos los defectos y ser durante unos minutos el centro de atención de unos pocos como  si fuese una diva de internet. Yo soy uno de esos bichos raros que van al cine a divertirse y ya si eso lo de sacar defectos lo dejo para cuando vuelvo a ver la película meses más tarde. La película como tal, ya desde el principio te quiere dejar pegado al asiento. Como si se tratase de una película de 007 tenemos una introducción a cargo de los sufridos agentes de S.H.I.E.L.D. en la que se nos presenta la amenaza de la película, todo ello ambientado en una localización más que conocida por los aficionados al comic, el Proyecto Pegaso y que fue de los pocos guiños a los lectores que aparecieron en la película. Tras esto tenemos una presentación y reunión de los Vengadores que quizás se hace algo larga y flojea en algunos aspectos como ese primer encuentro entre Iron Man y el Capitán América al que le faltaba algo de chispa.

No llega al nivel de un James Bond pero casi, casi

Es verdad que eche en falta que en algún momento saliera un coche volador made in S.H.I.E.L.D. mas cuando en la película del Capitán América ya habíamos visto un prototipo de estos fabricado por Howard Stark en los años 40. Y sobre todo eche en falta que alguien, o más concretamente el Capitán América, gritase en algún momento de la película el ya famoso ¡Avengers Assemble! Pero tampoco son cosas demasiado graves.

Fue una pena no ver estas escenas en pantalla grande

Lo mejor de la película sin duda han sido Robert Downey Jr, que pese a interpretar a un Tony Stark algo diferente del que aparece en los comics, se come al resto de personajes cada vez que sale en pantalla. El otro gran acierto ha sido el nuevo Hulk, Mark Ruffalo, muy convincente en su papel de Dr. Banner y al que parecía que habían contratado solo por su ligero parecido con Bill Bixby. También tenemos un nuevo CGI para Hulk que por fin deja de ser simplemente una maquina de aplastar cosas y le vemos protagonizar algún momento humorístico e incluso diálogos. No llega a ser tan bueno como su homónimo de la serie de animación pero no está nada mal.

Aparta de ahí Capi, que nos tapas el plano

Algo que flojea un poco son los diálogos en algunas escenas, se me sigue haciendo rarísimo ver superhéroes en acción y que estos no paren de hablar. Escenas como la del Capitán América y Iron Man reparando el Helitransporte clamaban a gritos por mas diálogos, o en la pelea final en Nueva York. Estando Josh Wheedon al mando de la película esperaba más en este aspecto de la película, pero supongo que es el inconveniente de trabajar con un guion que no has escrito. Uno al ver la película casi puede señalar sin equivocarse que escenas son las que ha escrito este y cuales le vinieron ya dadas.

Mucho gritar pero poco hablar

Pero sin duda lo que más chirria es que se hayan basado más en los Ultimates que en los Vengadores. Ese Nick Furia por mucho que nos lo quieran colar por todos lados y por muy bien que nos caiga Samuel L Jackson, no es el Nick Furia de verdad. Lo de Ojo de Halcón no tiene nombre, excepto por lo de llevar un arco y flechas, no se parece una mierda al autentico. De tener a un tipo chulo y con un gran sentido del humor pasamos a tener a un tío soso y frio que apenas habla.

¿Dónde se ha metido este tipo en la película? Porque yo no le vi 

Y no nos olvidemos de ese cameo post créditos (o medio créditos) en la escena final de los Vengadores. Cuando descubrimos que el misterioso aliado de Loki en su plan de destruir la Tierra no era otro que Thanos, el Titán loco, algo lógico por otra parte teniendo en cuenta que el cubo cósmico era el macguffin de la película. Físicamente le han clavado, excepto por sus ojos, aunque supongo que al sacarlo entre sombras, ponerle unos ojos negros sin pupilas le hubiera dado el aspecto de estar ciego, y en su lugar han optado por unos ojillos azules brillantes como la energía del cubo cósmico. Y esa sonrisilla sádica que pone cuando le dicen lo de cortejar a la muerte no tiene precio, igual me equivoco, pero ahí sí que parece notarse la mano de Wheedon.

Si, vale, no se ve una mierda, pero juro que es Thanos

Aunque quizás una de las cosas más divertidas de la película no ha sido la cinta en sí, sino las reacciones que ha provocado. Leer por ahí a gente echando espumarajos por la boca porque no les ha gustado la película es algo comprensible, cuando lo hacen porque no la han entendido o porque esta no se ha rodado tal y como ellos la habían “rodado” en sus cabezas, eso no tiene precio, te da más horas de diversión que la propia película.

¡¿Por que la película no sigue al pie de la letra el guion que yo escribí en mi cabeza?!

Así que si, recomiendo efusivamente ver la película, pero solo para ir al cine sin ideas preconcebidas de la misma, aunque eso es algo que habría que hacer con todas las películas, pero no está de más recordarlo.

Anuncios