Cuando Batman ya no es Batman: Rob Liefeld

En Brainstomping amamos a Rob Liefeld. En serio, nos cae bien. Pero a veces nos lo pone muy dificil cuando hace cosas como esta:

Pero… Pero… ¿Pero esto que es? ¿Esto que es?

Sí, la verdad es que es el peor dibujo de Batman jamás realizado. Es más, ni siquiera parece Batman. Tu dile a un niño de 3 años que dibuje a Batman, y te dibujará un Batman mucho más convincente. Y no tiene nada que ver con los típicos tics de Liefeld, la sonrisa a lo El Cordobés, la anatomía escheriana, esos puntos negros por todas partes como si Batman llevará tres semanas sin ducharse y le persiguieran mil doscientas moscas (aunque hay que reconocer que en eso se le ve en este dibujo un pelín más contenido y apenas le persiguen las moscas esas). No. Este Batman no so lo no se parece a Batman, este Batman ni siquiera parece humano.

Dibujos como este son hipnóticos porque te puedes pasar horas adivinando cosas que estan mal en el dibujo y aun así no acabarías nunca…

Porque vamos a ver, ¿qué define a un ser humano? ¿Que separa a este engendro de la naturaleza de su anhelada humanidad? ¿Es acaso la capa, que parece hecha de cabello humano, haciéndonos pensar que lo mismo Batman luce un pelazo al más puro estilo Bayonetta? ¿Es esa pose, entre cagar y flotar en el aire, una especie de performance de la defecación en gravedad cero? No. Lo que le separa de la humanidad es la cara.

Observad bien a esta criatura.

Mirad bien sus ojos. Uno lo tiene en un sitio, el otro en… Es horrible, no puedo mirar. Bruce Wayne ha debido de ser deformado horriblemente por un accidente. A Liefeld se le ha acusado durante muchos años de dibujar todas las caras iguales, pero lo que ha hecho con este Batman va más allá de eso, en realidad esta contándonos una desgarradora historia en una sóla viñeta. La historia de un mundo paralelo en el que Bruce Wayne no nació hermoso y rico, si no como el deforme hijo de una familia de mal asiento y ascendencia italiana que se dedicaba a maltratar niños gordos y buscar tesoros:

¡Ahora todo tiene sentido! ¡BatSloth!

Aun así, tampoco os creais que esto es una exposición sobre la genialidad de Rob Liefeld, no. El tío nos puede caer estupendamente, ser un padre de familia al que sus críos adoran y probablemente no tenga ninguna maldad. Puede haber copiado a otros autores o haber utilizado negros (que lo mismo no lo hace, pero Jim Lee parece que sí). Pero lo que en la vida le vamos a perdonar (y esto va totalmente en serio) es que sea tan jodidamente descerebrado como para hacer esto:

¡Anda y cómprate un cerebro, perturbado!

Desde Brainstomping animamos a no conducir descerebradamente. Puede que nos llamemos literalmente «pisotear cerebros», pero no somos gente violenta, y si conduces mientras entintas, es posible que mates a alguien. O te mates tú, pero luego no te quejes que tu te lo has buscado…

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Grapa
Grapa
10/01/2012 18:22

Liefeld puede dibujar y conducir mientras va borracho. Eso sí, ¡menudos churros le salen!: http://www.progressiveboink.com/archive/robliefeld.html