El fraude de Metal Gear y otros: Lo llaman historia de videojuego y no lo es (I)

Reconocedlo, las historias de los videojuegos dan asco. Que el latin lover de pacotilla de Assassin’s Creed se cargue a los templarios o no realmente nos da igual, que el pesado del emo del Final Fantasy de turno se lleve al huerto a su moza como que tampoco nos importa mucho. O sí.

Soy un latin lover, nena…

Porque realmente estos juegos desarrollan su historia a través de textos, voces, videos scriptados. Son historias que se cuentan a través de herramientas de otros medios, y no a través del medio en sí. Quiero decir, ¿que es un comic en el que la historia se cuenta a través de los textos, sin que el dibujo haga nada más que ilustrarla? ¿No es una novela ilustrada, en vez de un tebeo?

-A mí no me mires, yo narro muy bien. -¿Que tú queeeee? 

Entonces, ¿por qué Konami, Bioware y toda esta gente nos hace juegos «peliculeros»? ¿Snake es un personaje de videojuego o es el protagonista de una mala película de espias? Hemos oido muchas veces eso de»Yo lloré con la muerte de Aeris» Ya, pues yo no. Pero ni yo ni ellos han llorado con un videojuego, han llorado con un novelón que se ha montado la gente de Square. Final Fantasy, como videojuego, no permite crear ninguna historia, cuenta lo que cuenta y ya. Hideo Kojima, el creador de Metal Gear, tiene un juego de infiltración que permite una cierta libertad y la creación de miles de anécdotas e historias mientras vamos jugando, y aun así se empeña en contratar directores de cine y meterte horas y horas de secuencias cinemáticas para contar la historia; ¿no sería mejor que contara la historia directamente en el juego, que permitiera que la trama evolucionara con nosotros mismos y no a pesar de nosotros mismos?

Final Fantasy VII y Metal Gear Solid se promocionaron en su día con el eslogan «Vive tu propia película», ¿y por qué no tu propio videojuego, tu propia historia?

Todos los que hemos jugado hemos protagonizado historias de cómo nos infiltramos en nosedonde, nos metimos en tal caja, se nos bugeó no se qué… Y acaban siendo historias que acabamos recordando más que la del propio juego; si tienes la capacidad de generar ese tipo de historias, que le llegan más al jugador que una secuencia de video de un tío fumando en plan molón citando a Hegel, ¿por qué no la aprovechas? Da igual todas las partidas a juegos de trama complicadísima que podamos jugar, he tenido partidas de Civilization mucho más memorables, remontadas épicas en el FIFA…  El ejemplo más claro de juego en el que lo mejor es lo que haces y no lo que te cuentan esta en los MMO, y no solo por el aspecto social de «me eché una novia psicópata» o «el líder de nuestro clan nos robaba», no. Hay cosas aleatorias que pasan, coincidencias de la vida que sólo pueden darse en un medio de comunicación interactivo. Os pondré un ejemplo:

Sí, otra vez hablo del World of Warcraft, ¿pero es que realmente hay otro MMO?

Hace años, en los albores del World of Warcraft y no sabiendo yo hacer la o con un canuto, me dieron una quest en atomarporculolandia (era en Barrens, pero si no sabeis nada del Warcraft mejor para vosotros si digo atomarporculolandia). Esa zona estaba en pleno territorio enemigo y, según mis cálculos de por aquella época (que erraba totalmente) conllevaba un paseo (a pie) de cosa de una hora por tierra hostil sólo para entregar no se qué mierda al NPC sosainas de turno. A mi no me interesaba su vida, su mujer, su familia ni su puto negocio, la historia (la parte literaria) no había sido lo suficientemente interesante como para engancharme (una historia mal contada de pactos con seres de otra dimensión para evitar una invasión demoniaca). Yo me lo tomaba como un encargo más, un paso que dar para conseguir no se qué o llegar a hacer otra misión que realmente me interesara.

¡Pasatiempos Brainstomping! ¡Ayuda a Diógenes a viajar a pie desde Auberdine hasta Ratchet!

 El camino hasta allí transcurrió sin incidentes; esconderme de los jugadores contrarios, de los guardias enemigos, huir de bichos de más nivel que yo y que misteriosamente me olían a cientos de metros de distancia… Hasta que llegué a mi objetivo, una pequeña ciudad portuaria neutral (Ratchet). El goblin con el que tenía que hablar me dijo que tenía que esperar al próximo barco a Booty Bay (un puerto pirata) para poder hacer allí el siguiente paso de la misión. Eso jode, porque esperaba usar mi piedra de teleportación para volver a territorio seguro en cuanto zanjara el asunto; normalmente estas cosas las haces con prisa y no tienes ganas de embarazosos encuentros con la facción contraria que quiere divertirse jugando al futbol con tu craneo. Sin embargo, ahora tenía que esperar al barco mientras a mi alrededor orcos de menos nivel que yo me miraban con extrañeza, hacían carantoñas, y en general se limitaban a tratar de entretenerme mientras avisaban a gente de más nivel que yo andaba por ahí tenía una jeta muy hostiable. Aun así, el barco tardaba tanto en llegar que hasta los orcos de nivel bajo se cansaron y volvieron a sus quehaceres diarios de matar 20 cebras esperando conseguir 5 pezuñas (totalmente verídico, en World of Warcraft hay cebras que no tienen pezuñas y yetis que llevan dinero y pollos asados en su bolsillo, vivir para ver).

En aquel tiempo había pocos jugadores al nivel máximo, pero los que había tenían todos estas pintas…

Y ya estaba yo escondiéndome y pensando que antes de que llegara mi barco vendría Celedón el Orco Cabrón montado en su Triciclo Épico y me despellejaría vivo con su espada legendaria Podatesticulos XXL, cuando mi embarcación llegó. Al principio, en la distancia y con eso de que en los motores 3d se cargan primero unas cosas y luego otras, sólo se veía el barco. Su proa, sus velitas, esas cosas inofensivas. Pero entonces, cuando ya estaban encima mío, los ví. Diez, quince, sopotocientos orcos, de más nivel, con montura, gritando cosas en orco que yo no entendía y prefería no molestarme en comprender. Afortunadamente yo había aprovechado la verdadera razón por la que uno se hace una elfa en este juego, su habilidad exclusiva para hacerse invisible mientras estás quieto, y me quede ahí mirando a un lado del muelle mientras atracaban las tropas del infierno, rezando para que no se acercaran lo suficiente para detectarme o tenerme en cuenta. El muelle era pequeño, y cuanto más nivel tiene tu enemigo, es más posible que te detecte por muy escondido que estés. Y claro, me detectaron.

Sí, había gente que hacía esto en el Warcraft. Sí, a mi también me dan ganas de hacerme un horda y decorarles el piso con sus dientes…

Pero lo vamos a dejar por hoy con esa terrible escena, conservando todo el suspense y ante la aterrorizadora imagen del ejército de las tinieblas cargando sobre nuestro acojonado héroe.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Zinian
Zinian
03/10/2011 09:39

Hideo Kojima es un gran fan de John Carpenter, y su Solid Snake está basado en el personaje de Snake, en 1997, Rescate en Nueva York. Viendo los juegos de ahora a los de antes, prefiero los de antes, por el simple motivo, de que a mí una horda de balazos y muerte sin sentido, por ejemplo en el Dead Space 2, dejando el guión nulo … pues no es de mi agrado. Tan sólo es una opinión, pero hay juegos y juegos, y los de antes, al no tener tanto percance ni se iban miles de compañías al traste,… Leer más »

Kennedy Johnson
Kennedy Johnson
02/10/2014 00:45

O POR DIOS PRIMERO INSULTAS A RAIDEN DEL METAL GEAR SOLID Y AHORA INSULTAS A SNAKE Y ALTAIR
ERES UN HIJO DE PUTA DEBERÍA CERRARTE ESA BOCA DE MARICA TRAGA POLLAS.

Kennedy Johnson
Kennedy Johnson
02/10/2014 01:49

Hey chicos es al pedo que le expliquen a este boludo
explicarle a el es como hablarle a la pared.

Snake
Snake
08/01/2015 16:54

WOW es penosamente penoso… por contra metal gear me parece una joya y final fantasy VII molaba en su epoca, lo que es una mierda es el XIII y continuaciones