Semana Negra: Triathlon, negro y sectario

El personaje al que vamos a recordar hoy durante la semana negra es sin duda uno de los Vengadores más memorables. Sus meritos para unirse a tan respetado supergrupo son ya míticos dentro de la historia del género. Es verdad que no fue el primero en entrar por esa puerta grande al grupo, pero sí que fue el que más nos restregaron por la cara en un extraño intento de no se sabe que. Estamos hablando de un superhéroe que fue aceptado en las filas de los héroes más poderosos de la tierra simple y llanamente… por ser negro. Conozcamos un poco más a Triathlon.

 Abrid paso que llega el poder de la negritud

Triathlon fue creado por Kurt Busiek y George Pérez durante su etapa “post horror noventero”. Delroy Garret era su nombre, un ex atleta olímpico, al igual que otros ilustres superhéroes como Black Lightning o Mr Terrific, ya que como todo el mundo sabe los negros en los comics solo pueden ser tíos del barrio, reyes africanos o atletas. Pero una lesión acabo con su carrera y acabo triste y hundido. Aunque esto cambio cuando conoció a la Comprensión Trina, cof cof cienciologia cof cof. La Compresión Trina le hizo descubrir su verdadero potencial y con un misterioso proceso le dieron el poder de ser un atleta multiplicado por tres. Era tres veces más rápido, mas ágil y fuerte que un hombre en muy buena forma, sus sentidos también estaban aumentados. Todo esto ya le ponía por encima de personajes como Ojo de Halcón, Pantera Negra o el mismísimo Capitán América. Pero nada de esto fue decisivo para convertirle en Vengador.

 Rendios pillos, el negro esta aqui

Los Vengadores desde su regreso de aquel horror conocido como Heroes Reborn, cof cof DC new 52, cof cof, se habían enfrentado a Morgan Lefay, a Ultron, el Escuadrón Supremo… pero les faltaba luchar contra su enemigo más peligroso. La opinión pública. De pronto a la gente ya no le importaba que los vengadores salvasen el mundo un día sí y otro también. No les importaba seguir vivos gracias a ellos. Lo único que les importaba era que los Vengadores eran un grupo racista y no había bastantes negros en el. Ahhh, su hubiesen dejado a Hudlin llevar a cabo su idea de unos Vengadores negros…

 ¡Queremos negros y los queremos ya!

Por suerte ahí estaba para corregir tan injusta situación el nuevo enlace de los Vengadores con el gobierno. Se acabo lo de trabajar por su cuenta o lo de responder ante amables funcionarios que les dejaban trabajar a su aire. Ni siquiera el recordado Henry Peter Gyrich les había dado tantos problemas, y eso que él fue quien inicio la tradición de meter negros en el grupo solo por ser negros cuando les obligo a aceptar al Halcón. Duane Freeman había llegado para imponer orden en el grupo y exigirles que lo llenasen todo de negros.

 Fuera mutantes, fuera blancos, mas negros

El grupo había perdido algunos miembros por motivos personales y aparte tenían bastante mala prensa a causa de la Compresión Trina, así que Duane Freeman trato de lavar la imagen del grupo. ¿Cómo pretendía hacerlo? Quitando de los Vengadores a blancos y mutantes y metiendo negros y latinos. Daba igual que Vengadores fundadores como Iron Man le tratasen de convencer de que no eran racistas, que reclutaban gente por su valía y no por su color. Pero Duane era tan convincente que acabo consiguiendo que incluso la Avispa, la pija blanca y rica del grupo, empezase a creer que igual si que eran unos racistas de mierda.

 Oigh, osea, ¿a lo mejor somos un poco racistas, no?

Así que tras mucho pensar en quien reclutar y tras llamar infructuosamente a los Vengadores en la reserva que fuesen negros o hispanos Duane vio con horror como se ofrecían a volver al grupo Hank Pym y la Avispa. Dos blanquitos más. Esto le hizo lanzarse y proponer, casi exigir, que el nuevo miembro del grupo no podía ser otro que el mismísimo Triathlon, el héroe desconocido que trabajaba como “mascota” de la Compresión Trina, la secta que en los últimos meses se había dedicado a tratar de arruinar la imagen pública del grupo. Pero ante las quejas de los Vengadores sobre este tema surgió la gran revelación… Duane Freeman también era un sectario, digo… un trino… un tío de la secta esa.

 ¡Soy como Dios! ¡Negro y trino!

A todo esto parece que nadie le había preguntado al propio Triathlon que le parecía todo esto, debieron pensar que al ser negro y miembro de una secta estaría acostumbrado a hacer lo que le dijeran, como a un esclavo… Y se reboto, dijo que no quería que le metiesen en el grupo por el color de su piel, que estaba indignado… pero que igualmente se uniría al grupo, pero solo para demostrarles que estaban equivocados sobre él y su secta. Con dos cojones.

 ¡Me uno al grupo pero porque quiero yo, no porque os obligue el gobierno!

El problema es que los vengadores tenían toda la razón del mundo. La comprensión Trina era una secta peligrosa, su líder quería conquistar el mundo utilizando un poder místico que habían descubierto y que era el mismo que le había dado a Triathlon sus habilidades. Y lo que es peor, que ese poder se lo habían robado al 3D-Man un héroe de los años 50 blanco y rubio. Triathlon lo llevo lo mejor que pudo, abandono su identidad, se convirtió en el nuevo 3D-Man y tras tener que abandonar la Iniciativa por cargarse a un compañero, que era un Skrull pero buena gente, ha terminado recalando en los Agentes de Atlas.

 Podria ser peor, podria haber acabado uniendome a los Slingers

La moraleja que podemos sacar de todo esto es que da igual lo bueno o malo que seas, tu protesta y acusa a todo el mundo de odiarte por ser como eres y acabaran contratándote solo para que te calles.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios