Thor: Construir Asgard no es facil

Thor es una película que plantea un problema peliagudo para su segunda parte; ¿cómo la llamamos? ¿Thor 2? Sobre el papel queda bien, pero una vez empiezas a decir «voy a ver Thor 2», la cosa queda mucho peor…

El gran logro de esta película es que por fín nos enseña como se pronuncia Mjolnir. Ya era hora de que nos lo dijeran, copón.

Thor es la historia ya conocida por muchos de un tipo con un martillo que domina la tormenta y es un dios nórdico. Vamos, que lo que vamos a ver aquí tendrá que ser el sueño húmedo de un vikingo o, en su versión moderna, de un heavy pasado de vueltas. Da igual; es una película de Marvel, asi que ya sabemos que toca cameo de Samuel L. Jackson con un parche y que el comportamiento de Thor poco tendrá de vikingo (ya sabeis, no saqueará, matará y violará mucho, porque esto es para toda la familia).

Se supone que el martillo ese, el Mjolnir ese del que hablaba antes, mete hostias como panes, pero tal y como sale en la peli parece hecho de plástico.

Todos sabemos la historia del Thor de Marvel, y el que no se la sepa ya se esta leyendo la etapa de Walt Simonson en la serie o, en su defecto, «Thor The Mighty Avenger». Con eso ya le valdrá, porque a día de hoy en Thor ya no queda mucho de aquel rollo de «oh, soy un pobre inválido que se encuentra un martillo místico y descubre que en realidad es un dios nórdico enviado a la Tierra para aprender humildad». La película cuenta más o menos lo mismo, sólo que a Thor no le mandan a la tierra como «simple humano», si no que le mandan a la tierra como «humano de dos metros que aun se piensa que vivimos como en la edad media». Y con eso hacen risa y eso, que no deja de ser una de las gracias de la película.

«I love you like the trucha to the trucho» Lo triste del personaje de la Jane Foster es que su motivación principal es muy parecida a la de Alfredo Landa, zumbarse al vikingo/a…

¿Cumple lo que dijo alguno, es la mejor película de Marvel? No. Porque, como película, sigue siendo mejor Iron Man, y también como presentación del personaje al gran público. Hay que tener en cuenta que Robert Downey Jr supo clavar la personalidad de Tony Stark, incluso llevándola a la caricatura, mientras que Chris Hemsworth, pese a lograr que Thor no se convierta en un icono gay (aunque eso esta por ver), no llega a darle al personaje el carisma del original. Aunque, la verdad, no creo que sea culpa suya. Kenneth Branagh ha sabido manejarlo bien, a él y a los demás actores, con lo que en la parte que les toca no han hecho un mal trabajo, aunque uno pueda pensar que Anthony Hopkins se pasa más tiempo pensando en lo que le molesta el parche o el mismo Branagh tenga una manía casi fetichista por encuadrar todo en diagonal, como de lado.

«En cuanto haya una sola escena de hostias, dejo la cámara asi de lado y queda como más dinámico y guay, te lo digo yo.»

Y es que el problema viene del más arriba, del guión. Estas películas no son obras de «autor», son paridas en principio por la propia Marvel, con lo que si los de arriba no han pillado el chiste antes que nadie (y presuponen que lo conocen mejor que nadie) estamos bien jodidos. Porque no era dificil coger a Tony Stark y llevarlo al papel representándolo como el típico millonario pasado de rosca pero de buen corazón, pero es más dificil dejar claro quien es Thor más allá de «es un vikingo grandote que también tiene buen corazón». No.

Por mucho que diga la peli y Kirby que la magia de Thor es altísima tecnología, a Thor no le gusta la tecnología humana. A mi, a veces, tampoco. Putos teléfonos…

Pero tampoco se le puede pedir peras al olmo; el Thor de los 60/70 no destacaba por su personalidad, si no por el entorno en el que se movia, sus historias más recordadas no dejan de ser las cósmicas pasadas de vueltas, mientras que las peores eran las que le colocaban en ambientes urbanos que no le pegaban en absoluto. Fue en los 80 cuando el personaje empezó a aportar cosas por si mismo, y lamentablemente desde entonces poca cosa se ha hecho con él.

¿Lo mejor de la película? Que ha sabido poner a Walter Simonson donde se merece…

Los demás personajes, pues poca cosa que contar. Los humanos han sido reinventados totalmente para la ocasión, con una Jane Foster que poco o nada tiene que ver con la original. Los dioses ya es otra historia, los Tres Guerreros están desaprovechados, Odin  hace de patriarca y poco más y Loki… Ay Loki. Al ser una historia de orígenes, tienen que explicar por qué Loki se pasó al lado oscuro, y su maldad es un poquillo pueril y light. Le falta mucho para llegar a ser el gran villano de los tebeos, con lo que se queda como asignatura pendiente para una segunda parte.

Loki. La verdad es que Tom Hiddleston no lo hace nada mal, pero debería reirse un poco más. Esta por ver si le podrán sacar todo el jugo al personaje…

Aun así, la película consigue hacernos ver el paso de Thor de arrogante general sediento de sangre a humilde amigo de la humanidad, que supongo que ése era el objetivo de la película. Presenta los personajes, prepara el camino para Los Vengadores y se deja demasiada chicha para Thor 2, por lamentable que suene el nombre.

Papá, Loki te mira mal…

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
M'Rabo Mhulargo
Admin
02/05/2011 14:45

Bah, todo el mundo sabe que la peli buena de Thor es esta http://www.youtube.com/watch?v=SJSZy9UOYOI&feature=player_embedded

lester
09/08/2012 21:25

havera una segunda parte de thor