Éste espera en la final

El señor calvo de aquí abajo, sí. Uno lo ve y piensa que es el típico guiri bebiendo bebidas isotónicas en vez de sangría, pero también hay guiris que van de sanos en sus vacaciones. Pero no, es Robben, de la selección holandesa:

Sí, voy a hablar de fútbol; un día es un día. Y esto esta escrito entre el Uruguay-Holanda y el Alemania-España. No se si irá España, o si Alemania se vengará por lo de la última vez.
Y que nadie se queje, porque escribir un artículo como este por adelantado, sin saber que va a pasar, puede darme tal mal rollo publicarlo si caemos, que igual lo tengo que tirar a la basura, y todo el trabajo será para nada.

Veo un partido jodido, muy puto. Veo un partido que va a dar por culo lo más grande, que seguramente tendremos algún follón fuerte (no por los propios alemanes, si no más bien por los españoles) que si el árbitro no tiene cuidado el partido se le puede ir de las manos. Pero veo dos equipos fuertes, que irán a pelear por el partido, y por fin España tendrá un rival a su altura, que dejará que veamos un partido como dios manda y no como esos tuercebotas que se pasan la vida colgados del larguero esperando a un contragolpe que les de un pleno al quince en la quiniela. Y es que este mundial ha sido un desastre en cuanto a juego, porque casi todos los equipos se han dedicado a jugar al cerrojazo, avergonzando a aficiones tan acostumbradas a la virgueria como a la de Brasil o la de Holanda (aunque a estos les da igual, les ha tocado la lotería y están en la final).
Pero hoy tenemos caviar para comer (por ayer, vaya), hoy tenemos un partidazo contra Alemania. Dudo que Löw se eche para atrás, tampoco creo que Del Bosque pierda la cabeza, así que el partido merecerá la pena. Realmente, la selección que más me ha gustado en este mundial ha sido Alemania, y me da rabia que no nos toque en la final, porque, después de haber visto a Holanda pasar a la final, ¿que queréis que os diga? Ni de coña se merece estar ahí, pero en fin, nadie se queja mientras gana.

Me voy a ver el partido, y pase quien pase, espero que los dioses del fútbol hagan justicia y no dejen que Holanda gane la final. El cerrojazo debe desaparecer, es indignante que equipos que pueden jugar como Brasil se crean que aseguran la victoria dedicándose a jugar de una forma tan marrana y aburriendo al personal. El fútbol es ante todo espectáculo, y la final de un mundial es un espectáculo demasiado grande como para deslucirlo con 5 defensas en el área.

Que los habrá, y ojalá los Muller, Klose, Villa o Iniesta sean capaces de hacerlos saltar por los aires.

Y un saludo para Italia, que tras la injusticia del último Mundial (ese que ganaron en 2006 y no se sabe como) empieza a preguntarse si el catenaccio va a alguna parte.

(Y QUE VIVAN LOS PIRATAS!)

Deja una respuesta:

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscribirse  
Notifícame de