BRAAAAAAAAAAAAAINS!!!

Ha llegado la noche, y sabes que estás solo. Tus vecinos te han abandonado hace ya mucho, tuviste que sacrificar al perro y dios sabe donde habrá acabado tu familia. Estás solo, tal vez seas la última persona viva sobre la faz de la tierra. Mientras saboreas el último trago de la botella de whisky que tienes entre las manos, piensas en si esta vez será peor que la anterior. Tus pesadillas están pobladas por ellos, por sus ojos, sus gritos, su forma de desgarrar piel, carne y sangre. El espantóso ruido de sus tripas al arrastrarse. Son zombies, están hambrientos, y saben que tú eres el último restaurante abierto en muchos kilómetros a la redonda.

Pero no vas a ponérselo facil. No. Porque estás armado, muy armado. Tienes un ejército a tus ordenes, un ejército sin sentimientos, inmisericorde, que terminará con el enemigo y te mantendrá a salvo de todas las abominaciones que puedan enviarte los muertos vivientes. Porque el campo de batalla será delante de tu casa, en tu cesped, y tus soldados serán… Plantas.

Pero basta de charla. The Zombies are coming.

Plants VS Zombies es la obra maestra de la gente de PopCap Games. El planteamiento del juego es simple, un «tower defense» en el que debemos enfrentarnos a oleadas de zombies usando todo tipo de plantas; Lanzadoras de guisantes, guindillas explosivas, cactuses que disparan púas, minas de puré de patata… Tan simple, y tan jodidamente adictivo que es capaz de extenderse como un virus sobre cualquier tipo de jugador y separar a los oficinistas de Farmville si hace falta.

A lo largo del juego tendremos varios girasoles que producirán «soles», que nos permitirán plantar nuevas plantas para poder defendernos de las oleadas de zombies que tratan de cruzar nuestro jardín para comernos los sesos. Para conseguir ese objetivo, los zombies vienen en todo tipo de variedades, desde zombies normales, zombies leyendo el periodico, zombies atletas con su pértiga, zombies quarterback, zombies michael jackson… Vamos, el paraíso de Borja Pérez. Cada uno de estos zombies tendra características especiales como aguantar mas golpes, ser más rápidos, reventar nuestras defensas, llamar a más zombies… En esencia, el juego es simple de cojones, y a medida que vayamos pasando nivel tras nivel iremos ganando dinero para comprar nuevos tipos de plantas, mejoras para nuestro jardín o macetas para nuestro jardín zen (donde podremos almacenar nuestra colección de plantas). Además, a medida que vayamos pasando los niveles del modo historia, desbloquearemos varios minijuegos y niveles del modo supervivencia.
Lamentablemente, el juego es un tanto facil, y exceptuando algunos minijuegos y el modo supervivencia, puede parecer bastante limitado en su duración. Da igual; no es un juego pensado para ser jugado en plan hardcore, es un juego para pasar el rato en el movil o para matar el rato, pero para matar el rato con el juego más divertido de los últimos 5 años.

Pero no podemos olvidarnos de otro de los grandes triunfos de este juego, su diseño gráfico, que hace que el juego nos entre por los ojos. Desde las plantas sonrientes que nos miran (¡y cantan!) hasta los zombies de las variedades más absurdas, todo esta dibujado para parecer «bonito», consiguiendo que hasta la choni mas lamentable acabe enganchada a un juego de zombis. Eso, sin olvidar la música y el diseño sonoro en general, con efectos de sonido que, aunque primera vista parecen simples, impresionan cuando tenemos la pantalla plagada de plantas y empiezas a oir centenares de «pops» de los disparos de nuestras plantas. Y la música es estupenda, una fusión entre los típicos temas fantasmagóricos con canciones humorísticas infantiles.

Lo cierto es que nunca podré ser neutral con este juego; simplemente, me encanta.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Osano
Osano
20/05/2010 02:49

El verdadero GOTY de 2009.