El Capitán América no tiene vida social: Arreglando el mundo por aburrimiento

Pues no, no tiene vida social. O por lo menos no tenía allá por 1970, cuando se publico el número 125 de Captain America y se podía ver esta viñeta:

Tu tranquilo Capi, millones de frikis de todo el mundo sufren como tú en silencio y en los foros de meristation.

Esto viene a cuento de que en el número anterior no se le ocurrió otra cosa al tío que cortar con su novia, Sharon Carter, una espía buenorra de SHIELD que cualquiera (tenga o no tenga vida social) no habría dejado escapar. Pero él es el Capitán América, y es un machote que sabe lo que se hace, esto es, quejarse de no tener vida social.

Si quieres acción hay un montón de señoras en las esquinas que la ofrecen, ¿eh?

Pues eso, que necesita acción, necesita hacer algo. Parece que el tío para relajarse necesita zurrarle a alguien, ¡cómo se nota que es la personificación de los EEUU! Cualquiera en su sano juicio se iría de bares, o hasta llamaría a nuestro amigo Dani para pedirle el número de alguna de sus mozas. Pero el Capitán América no, el Capitán América decide que lo mejor para que se le pase la moña es irse a Vietnam, a rescatar a un tal doctor Hoskins. Con dos cojones y un escudo:

¿Cómo? ¿Que te quieres ir a Vietnam? ¡Pues de cabeza que te mando!

La cuestión es que Steve es un tío de recursos, y en cuanto se presenta en el departamento de estado de EEUU y les dice que quiere salvar al hombre ese, ellos dicen “cojonudo, si quieres morir, adelante” y le fletan un B52 para él solo. Y hala, que se va el Capitán América a Vietnam.

¡Claro que te han visto merluzo! Pues a ver si te crees que ir camuflado es ir con una diana gigante en el brazo…

Y nada más caer en territorio enemigo ya lo véis, le cosen a tiros todo lo que pueden y más. Es curioso que hagan eso en la guerra, ¿no? En la segunda guerra mundial sólo le pegaban puñetazos a Hitler y liberaban campos de prisioneros, ¡esta guerra moderna de 1970 es muy sucia!

¡Quieren confundirnos vistiéndose raro, pero no lo conseguirán!

Ojo, que estamos en los 70 y los superhéroes todavía no mataban, asi que el Capi le mete un escudazo al tío que le ataca y, antes de que el pérfido vietnamita se recupere de la fractura craneal o se lo coman las culebras gigantes del Vietnam, se escapa escondiéndose en una zanja:

¡No jodas Steve! ¿Ahora te das cuenta de que eres un blanco perfecto?

Y poco más hace el Capi con el Vietcong, porque él ha venido a buscar al doctor Hoskins (ése prohombre que fue a Vietnam a buscar una solución pacífica al conflicto) y resulta que ni el ejército vietnamita ni el yanqui tienen nada que ver con el asunto, si no unos tíos de granate que estaban por allí. Y claro, para saber quienes son y colarse en su base secreta, el Capitán América decide que lo mejor no es molerlos a palos y sonsacarles dónde esta el doctor, lo que decide en mitad de un campo de batalla es…

¡Dejárse capturar y arriesgarse a que a alguno se le escapen un par de balas! ¡Si señor!

Los tíos de granate, como son unos tipos salados que saben lo que hay que hacer en estos casos, se llevan al inconsciente (en los dos sentidos) Capitán América a ver a su jefe en su fortaleza secreta, un perverso y maquiavélico genio del mal que resulta ser…

¡Pero átalo, cojones! ¡Si llevas un prisionero por lo menos átalo, quítale sus armas! ¡Si es que ya no hacen esbirros como los de antes!

Y ná, que ya no hay mucho que rascar porque ya se pegan. El Capi le pega a uno, luego al otro, luego le dispara rayos el Mandarín y al final se escapa de ellos y libera al Doctor Hoskins. El Mandarin tiene otro encontronazo con él y acaba cayéndose por el foso de su fortaleza, hacia una muerta aparentemente segura y todo eso. Vamos, que el Capi salva el día de la forma más tonta:

¿Habéis visto? Ya remonto viñetas como las editoriales, ¡soy mayor!

Y con esto se acaba el tebeo, con el Capitán América salvando las negociaciones de paz con solo rescatar a un yanqui. Casi parece que este diciendo “¡con lo fácil que es solucionar los problemas de geopolítica internacional y lo dificil que es tener vida social!”.

¡En el siguiente número y después de arreglar Vietnam, el Capitán América arregla los conflictos raciales de EEUU!

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios