A Righteous Thirst for Vengeance de Rick Remender y André Lima Araújo – El peligro de hacer lo correcto

Tras un par de días en la década de los setenta toca volver al presente con alguien que a estas alturas es todo un clásico en el blog, Rick Remender, quien cambia una vez mas de registro y en esta ocasión ha unido fuerzas con André Lima Araújo para traernos una intrigante historia de suspense, A Righteous Thirst for Vengeance. Un cómic que atrapa desde el primer momento, desvelándonos muy poco a poco lo que nos iremos encontrando en el y que nos deja con ganas de mas a cada numero. Así que vamos a explorar con algo mas de profundidad que es lo que podemos encontrar aquí.

Esa cara me resulta familiar…

En Vancouver un misterioso hombre llega tarde a una cita y parece convertirse en el ejemplo perfecto de “lugar y momento equivocado”, presenciando algo que quizás no tendría que haber visto, solo que el tenia que estar allí y hay mucho mas en el de lo que parece a simple vista. Una situación no del todo casual que removerá elementos de un pasado que quería dejar atrás y le atrapara entre hacer “lo inteligente” y hacer lo correcto, aunque hacer esto ultimo le lleve por un camino del que quizás no haya salida…

Hay cosas que seria preferible no haber visto

Una de las cosas que mas me gusta del trabajo de Rick Remender es que no se estanca en ningún genero o tono, puede saltar sin problemas de la ciencia ficción mas gamberra a la mas dura, de los superhéroes al thriller y salpicar sus cómics con un humor negrísimo o hacer otros tan sobrios como este que nos ocupa. Lo que nos encontramos en “A Righteous Thirst for Vengeance” es una historia de crímenes en la que hay mucho mas de lo que parece y en la que se agradece mucho que ni en entrevistas, sinopsis oficiales o redes sociales su esquivo creativo haya desvelado demasiado sobre este cómic. La historia se va desarrollando de una forma pausada pero segura, sin decaer el ritmo en ningún momento, desvelándonos poco a poco este submundo que se esconde bajo la superficie y del que ese grotesco suceso del que nuestro protagonista (aun sin nombre tras dos números) es testigo quizás no del todo accidental.

Se toma su tiempo pero en ningún momento sentimos que nos estén colando relleno

Un cómic tremendamente parco en palabras, casi mudo, en el que casi todo el peso de la historia recae en un André Lima Araújo al que he visto mejor que nunca. Este artista portugués aúna una curiosa serie de influencias, en la que podemos encontrar elementos del manga, el cómic europeo y el estadounidense, lo que le aporta una estética muy original a su estilo. Pero además de a un nivel estético la influencia del manga la podemos encontrar en la forma en la que Araújo narra la historia, tomándose su tiempo, con numerosas viñetas e incluso paginas enteras sin prácticamente ningún dialogo, dejando que sean las imágenes las que nos cuenten lo que esta sucediendo.

Llega tarde a alguna parte…

 

Aquí Araújo nos muestra un ejemplo perfecto de ese tan nombrado pero no siempre lo suficientemente utilizado “show, don’t tell”. A lo largo de sus silenciosas paginas no perdemos nunca el hilo de lo que esta sucediendo, la expresividad y el lenguaje corporal de sus personajes son mas que suficientes para que nos transmitan que esta pasando por sus cabezas. Y a medida que lo que sucede nos va planteando mas y mas preguntas, se nos van dejando caer pequeños elementos, detalles que casi pueden pasar desapercibidos en una primera lectura, que nos permiten ir haciéndonos una idea de quien es este misterioso hombre y que clase de pasado ha debido tener.

¿Que clase de persona es este hombre?

Un protagonista que aunque sin nombre supongo que no habrá pasado desapercibido para nadie que es el vivo retrato del actor Benedict Wong, y dado que este y Remender se conocieron durante el rodaje de la tristemente cancelada serie de televisión de Deadly Class, no es difícil asumir que esto debe ser un homenaje a alguien que quizás sea su amigo además de que probablemente sea mas fácil vender los derechos de algo así al cine o televisión si viene asociado a una cara famosa.

Fue un crimen que cancelasen esa serie tan pronto, snifs

A Righteous Thirst for Vengeance se ha convertido con solo dos números en uno de los sorpresas comiqueras mas agradables de este año con el que mas he disfrutado, sabiendo mantener la tensión y la intriga en todo momento y con cada numero dejándonos con mas ganas de saber que sucederá en el siguiente. Por ello quienes estén buscando alguna lectura que se salga de lo que solemos recomendar por aquí, este es el cómic perfecto para ello.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

8 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Roger
Roger
12/11/2021 09:27

Cuentas tan poco de la historia que no consigues atraerme a leerla, lo siento. No basta con el dibujante y el estilo para ello. Incluso me ha sonado la alarma de “relato descomprimido” con tanto silencio.
Está muy de moda el noir ambientado en el norte de USA, se ve.

Diógenes Pantarújez
Admin
12/11/2021 12:29

“(…)quienes estén buscando alguna lectura que se salga de lo que solemos recomendar por aquí(…)” “(…)Rick Remender(…)”

comment image

Diógenes Pantarújez
Admin
12/11/2021 14:50
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Un Rick Remender vago, porque todo el trabajo lo hace André Lima Araújo. Que ojalá tenga muchísimo éxito, porque lo prefiero mil veces dibujando esto que los 4F!

Aguja Dinámica
Aguja Dinámica
12/11/2021 14:02

Siento que le falta un kilo de onomatopeyas.

Pepito Pérez
Pepito Pérez
12/11/2021 21:08

Araujo es un dibujante que no me gusta, pero me está gustando mucho por el momento, básicamente porque (sin menospreciar a Remender) prácticamente es la estrella de esta serie; solo mantengan alejado a Araujo de dibujar a Spider-Ham por el resto de la existencia. En cuanto al ritmo, siento que dentro de varios números va a ser bastante más divertida de leer; o quizás, debió haber sido una OGN directamente para evitar la espera entre números. Claro que la gracia de la serie es esa, pero no sé si logre cautivar mes a mes a los lectores por mucho tiempo.

Last edited 26 días han pasado desde que se escribió esto by Pepito Pérez