Lo que nos dejamos en Australia : La Patrulla X en Australia (XIV)

Según hemos ido llegando al final, he de reconocer que cada vez me ha resultado más complicado escribir estos posts. Porque si al principio lo que me impulsaba era el entusiasmo de releer buenos tebeos, de la admiración hacia el trabajo de autores como Claremont, Nocenti o Romita Jr, en las últimas semanas nos hemos encontrado como tramas aparecen y desaparecen de forma apresurada, arcos argumentales son truncados sin la menor ceremoniosidad y cómo muchos personajes se quedan a medio desarrollar. Así que me gustaría utilizar este post para analizar a todos y cada uno de los miembros del grupo y su evolución a lo largo de la etapa australiana.

Tormenta

Una vez finalizado su arco con Forja y la pérdida de poderes, Ororo no tiene apenas protagonismo a pesar de ser la líder del grupo. Claremont tiene más interés en los nuevos miembros y, aunque no estoy de acuerdo en que fuera un personaje «terminado», creo que la idea de Claremont era la de seguir mostrándola como una líder en formación, con sus defectos y virtudes, pero ni antes ni después de Inferno llega a tener ese momento para brillar. Que ojo, tampoco me quejo, una Tormenta de Claremont sin mucho protagonismo ya es mucho mejor que cualquiera de las Tormentas posteriores.

Lobezno

Viene de su etapa como mentor de Kitty/Rachel y su maduración como «guerrero samurai», Logan ahora pasa a tener mucho menos protagonismo porque Claremont pasa el foco de su desarrollo a su serie regular, por lo que aunque tiene sus momentos durante la saga del Nido o Genosha, llegado cierto punto podría decirse que desaparece de la serie, y hasta lo hace literalmente en el último tramo cuando los deja plantados cuando más lo necesitan.

 

 

Coloso
Aquí tendría yo que cabrearme, porque tenemos a un Coloso incapaz de transformarse en humano frustrado por no poder reunirse con su familia, y sin embargo el personaje está completamente de fondo. Peter nunca fue el mejor personaje del grupo, pero no dejaba de tener su protagonismo y era un gran contrapeso para sus compañeros; lamentablemente el foco estaba en los nuevos miembros y en fin… Que se quedó de lado.

Psylocke
Betsy es un personaje interesante, porque tras las jugarretas que le hizo Mojo y tener que aguantar ella sola a Dientes de Sable llega con cierta sed de sangre y ganas de vengarse -no se corta en pedir la pena de muerte en varias ocasiones- y para cuando acaba la etapa es la que se acobarda y usa sus poderes mentales para que se raje el resto del grupo; sus mejores momentos estuvieron antes de Australia, claramente.


Pícara
Es durante Genosha cuando más protagonismo tiene y cuando surgen las mejores ideas con el «despertar» de Carol Danvers, pero como dije en posts anteriores, la cosa dura tan poco que duele ver como una idea con tantas posibilidades es tirada a la basura; el contraste que da Claremont entre la Pícara asustada y la Carol segura de si misma es la mar de interesante, pero con lo poco que lo vemos… En fin, que se le va a hacer. Que había prisas.

Longshot
Se lo trajo de la miniserie de Nocenti y para poder sacar a Mojo de vez en cuando, pero Longshot en Australia descubre su poder para leer objetos, flirtea con Dazzler y Pícara y… Poco más, llegados a cierto punto prácticamente desaparece hasta tal punto que alguno diría que lo hace literalmente por las pintas que tiene en su última aparición; me encantaría leer el guión original de Claremont para entender cómo es posible que Lee lo interpretara así:

Dazzler
Alison Blaire nunca quiso ser mutante, nunca quiso pertenecer a la Patrulla X y a la mínima oportunidad se escapa al bar del pueblo de al lado a hacer lo que más le gusta, cantar y bailar. Es tremendamente infeliz y trata de llenar ese vacio con su novio Longshot, poniéndose celosa y demás, pero en realidad le da absolutamente igual y por eso no tiene muchos reparos en entrar al Lugar Peligroso y olvidarse de todo lo demás. Probablemente lo más parecido a un arco de personaje completo que tiene esta etapa, a pesar de que Claremont la recuperara poco después en un número autoconclusivo en el que empieza a aceptarse como superheroina.


Kaos
Seguramente el personaje más interesante de la etapa australiana, con Claremont llevándoselo al lado oscuro, dejando que lo seduzca la Reina Duende y Alex cada vez más dispuesto a matar a quien haga falta. Lo más parecido a darle la puntilla y rematar el personaje viene cuando se carga a Tormenta por error, pero como siempre había demasiada prisa y la cosa acabó demasiado pronto.

Madelyne
Me voy a llorar a una esquina, hasta luego.

Pórtico
Es un señor sentado que teleporta gente. A veces toca la flauta.; si no he dicho nada de él hasta ahora es por algo.

Júbilo y Polaris
Personajes secundarios que salen de fondo y cuyo desarrollo estaba pensado para los números siguientes a Australia.

Que nadie se engañe, no estoy echándole la bronca a Claremont ni mucho menos, simplemente la de Australia es una etapa realmente breve (Uncanny 229 – 252, unos veintidós números y con Inferno comiéndose la cuarta parte) que se nota forzada en muchas ocasiones y que tenía el potencial de haber llegado mucho más allá si se le hubiera dado el tiempo que necesitaba. Haceos cargo, los treinta números anteriores a Australia tienen unos diez números de preparación para la Masacre Mutante y otros diez para la Caída, todos avanzando de forma natural y sin forzar la máquina a lo loco, mientras que en el caso de Australia tienes dos sagas (el Nido y Genosha) el salto casi directo a Inferno y después dos números casi de relleno y el inicio del derrumbe del grupo; casi se podría decir que no hay etapa australiana que valga, porque a esto casi no se le puede llamar ni etapa. Y sin embargo, el cambio de status quo de la serie le voló la cabeza al público de la época hasta el punto de que muchos de los que se quejaban de que en el grupo «había demasiadas chicas» se unieron a los que soñaban con volver a los tiempos de Tormenta, Lobezno, Coloso, Kitty y Rondador, a tiempos más simples para el grupo, porque a muchos de los nuevos miembros no hubo ni tiempo para cogerles cariño.

Sigh…

Y es triste, porque creo que los personajes habrían merecido una oportunidad; si echamos la vista para atrás a los primeros números de Claremont en la serie, personajes fundamentales del grupo como Tormenta o Coloso apenas estaban desarrollados en los cuarenta primeros números, con el peso del cómic cayendo sobre otros como Lobezno -la gran estrella de la era Byrne- Jean o el propio Scott; en el caso de los australianos tenemos un tebeo mucho más maduro y coral, pero que por esa misma razón habría necesitado mucho más tiempo. Y es que si hacemos un análisis de la etapa Claremont en general, vemos como el guionista pasa de un estilo estándar de escribir la historia o la saga del mes  a pensar tramas cada vez más y más a largo plazo, con personajes cada vez más complicados y con un mimo tanto a héroes como villanos muchísimo mayor, por lo que la caracterización se vuelve más complicada y, al hacer la evolución de los personajes en paralelo no tenemos tantos «grandes momentos» como si hubiera hecho una historia centrada en un personaje, luego en el siguiente y demás; precisamente por eso en Australia lo que funciona es la historia del Nido (Kaos cayendo del caballo, la posesión de Lobezno, la caracterización de la primera víctima del Nido) o la de Genosha (Carol Danvers) y el personal no se acuerda tanto del resto de números con Dazzler escapándose al bar del pueblo de al lado a la mínima oportunidad y detestando la vida que tiene.

¡Tírale un hueso al chucho a ver si se calla!

Y ahora podría daros la paliza con lo malo que era Bob Harras y como entre él y Jim Lee echaron a Claremont para «recuperar las esencias del grupo» pero creo que es mejor comentaros como esta serie a la altura del número 200 era un éxito de crítica y público, un fijo en todas las nominaciones a premios de la época y para el final de la etapa australiana empezaba a ser considerada «comercial», siendo eclipsada completamente por la incipiente línea Vertigo y sus predecesoras; los mutantes tenían demasiadas series y era difícil empezar con ellos, porque no entendías nada entre tanto personaje raro. Pero aun así y si viajamos unos años atrás, hacia 1985 la queja generalizada era que el cómic «tenía demasiados personajes y que cambiaban mucho», que se estaba volviendo «muy oscuro» (antes de la Masacre Mutante, sí), que Kitty ya no era Kitty (tras la miniserie Kitty Pryde & Wolverine, en la que ella aprendía a ser una asesina ninja) que había demasiadas series de mutantes (solo dos regulares, New Mutants y la propia Uncanny, más alguna serie limitada de vez en cuando) y que la historia en la que Kulan Gath transforma todo Manhattan en un cómic de Conan es la peor de toda la historia del grupo. Y todo porque Claremont la deshacía al final del cómic con un par de gestos del Doctor Extraño como si no hubiera pasado nada, un deus ex machina de libro… Pero, ¿y lo bien que lo habíamos pasado por el camino?

¡Mutant Wars existió, yo la he visto! ¡Y la Escuela del Profesor Farouk para Jóvenes Talentos también!

Después de la etapa australiana, a Claremont solo le quedará un año en la serie. Silvestri acabará por claudicar por verse incapaz de mantener el ritmo de la serie por mucho que le encantara recibir los cheques todos los meses, y Bob Harras tampoco será capaz de conseguir un sustituto regular, apostándolo todo a un Jim Lee que tampoco destacó nunca por ser rápido. Finalmente, toda la historia de las Mutant Wars con sus macroarcos argumentales a lo largo de los siguientes dos o tres años sería rechazada por un Bob Harras que comenzó a conspirar en secreto con Jim Lee, su compañero de estudio Whilce Portaccio y Rob Liefeld porque, en palabras del segundo «Bob odiaba todo lo que le decía Claremont le gustaba la mitad de lo que le decíamos nosotros»; aquellos X-Men «del cambio» no eran muy aceptados por los nostálgicos como Jim Lee, que solo buscaba dibujar la Patrulla X que había leído de crío, aquella dibujada por John Byrne. Así, Mutant Wars acabaría transformada en X-Tinction Agenda, crossover en el que Louise Simonson ataría todos los cabos sueltos de su etapa en Factor X para poder abandonar Marvel sin dejarse cuentas pendientes después de que Rob Liefeld la echara de malas maneras de New Mutants (gentuza.) Por su parte, Claremont seguiría con su tira y afloja con Harras y Lee unos números más hasta que el editor quiso enseñó todas sus cartas y le vino a decir que a partir de ese momento Uncanny pasaría a estar guionizada por Whilce Portacció y la nueva serie de X-Men por Jim Lee, quedándose Claremont solo como dialoguista, lo cual fue el insulto final y lo que hizo que Claremont pusiera el punto final a la etapa más brillante de Marvel Comics a este lado de Jack Kirby.

A día de hoy se sabe que Claremont aceptó quedarse como dialoguista de X-Men manteniendo el guión completo de Uncanny, pero Harras fue inflexible y Claremont acabó dejando la serie a mitad del número 279.

Preguntado un par de años antes si contemplaba la idea de dejar los mutantes, Claremont respondía «Nada dura para siempre; Marvel puede ser vendida mañana, puedo ser despedido mañana, podría dejarlo mañana, me podría atropellar un autobús mañana, vete a saber. La respuesta que siempre doy a este tipo de preguntas es que espero tener la fortaleza de carácter de dejarlo cuando ya no sea divertido, cuando deje de disfrutar de los personajes, de las series y cuando empiece a sentirme solo un asalariado. Hasta ahora no ha pasado, en parte porque he tenido mucha suerte con la gente con la que me ha tocado trabajar

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

56 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Roger
Roger
07/09/2021 08:33

No he leído el fin de etapa de esa época, aunque no descarto comprarme el tomo cuando salga. Hubo un batibarrullo de ideas mal revueltas. Yo opino que el grupo de Australia era bastante novedoso. Es curioso que Betsy sea la «rajada», teniendo en cuenta su proceso de endurecimiento. En algunos momentos era tan dura como Lobezno. De Dazzler siempre me ha llamado la atención que desapareció y se olvidaron de ella 20 años… Un poco fuerte. Longshot no me caía mal, pero es curioso que no sabíamos nada de él y apenas importaba. Los X-Men ni siquiera parecían muy… Leer más »

Roger
Roger
07/09/2021 10:41

Pues los australianos deberían sentirse ofendidos… Solo los usan porque «cualquier agujero es trinchera».
Curiosamente Madelyne Pryor sí tenía un uso interesante en Australia, haciendo de piloto voluntaria para traer médicos a granjas aisladas. Vaya malgasto de personaje…

Meisenhauser
Meisenhauser
07/09/2021 09:38

Vale… podeis matarme XD, pero la verdad, la defensa de que «la de Australia es una etapa realmente breve (solo veintidós números)» como para desarrollar sus ideas, no me convence. Valdría para la época de la narrativa descomprimida, pero no para aquella, ya que con veintipocos sí había logrado Claremont en el pasado desarrollar personajes y tramas con emoción. P. ej. en sus primeros años en la Patrullosa y, más tarde, precisamente durante la «era australiana», en su etapa en «Excalibur» con Alan Davis (donde sí, dejaba algunas tramas colgadas para resolver más adelante, pero se disimulaba algo más; posiblemente… Leer más »

Roger
Roger
07/09/2021 10:56
Responde a  Meisenhauser

Es curioso que incluso en Escocia los X-Men tienen más lazos que con Australia. Ya digo que se desaprovechó un entorno novedoso. Madripoor se aprovechó muchísimo más.
Excalibur creo yo tenía intención de ser más independiente. Desde luego no era una colección mutante.
Quizá con Tomenta querían hacer un «back to basics». Coloso también pasó por una etapa de amnesia (en la que lo liaron con Calisto, creo).

JB VS
JB VS
07/09/2021 21:50

tengo una duda, si mal no recuerdo betsy y brian son mellizos, mi pregunta es ¿porque brian no es mutante? sí, ya sé que los mellizos son genes diferentes, pero los mellizos en el universo marvel siempre han sido mutantes ambos, scarlet witch y quicksilver, northstar y aurora, darkstar y vanguard, auric y silver,

Roger
Roger
08/09/2021 08:07
Responde a  JB VS

De hecho dado que su padre no era humano (venía de Otromundo) no son tanto mutantes como híbridos.

Ricky
Ricky
07/09/2021 09:43

La coña, es que lo que vino después, tampoco es que consiguiese el objetivo de simplificar y hacer accesibles las tramas. Por tramas que estuvieron años coleando, sin ánimo exhaustivo, se pueden citar el virus del legado, el traidor en la Patrulla-X, el tercer hermano Summers… Las colecciones se hicieron menos autónomas, si cabe. La principal diferencia es que Claremont planteaba cabos sueltos teniendo una hoja de ruta, mientras que después las resoluciones de las subtramas se iban improvisando. De hecho, siempre se habla de la influencia de Watchmen y el DK en los 90, pero creo que además del… Leer más »

Roger
Roger
07/09/2021 10:53
Responde a  Ricky

Todos los dramones de pacotilla de los 90 son herederos de Claremont y de los escritores de Spiderman, en cierto grado.

Meisenhauser
Meisenhauser
07/09/2021 10:00

Por otro lado, lo de Kaos y Betsy cayendo al «lado oscuro» y dejarse llevar por una sed de sangre, era un tema que siempre le gustaba a Claremont, ¿no? Junto con el personaje poseído o controlado mentalmente, ya que siempre tendía a meter en sus series ambas ideas antes o después (igual que por ej. otros guionistas como Wolfman siempre tuvo debilidad por los conflictos paternofiliales, Millar acababa involucrando a niños con momentos de gran violencia o Ennis siempre acaba metiendo referencias a la Segunda Guerra Mundial o a Irlanda antes o después…). Además de haberlo hecho con Jean… Leer más »

Roger
Roger
07/09/2021 10:52
Responde a  Meisenhauser

Lo de pasarse al lado oscuro es muy de la Edad de Bronce. Lo de Betsy era más bien al lado «duro». Vestirse como una princesa no quita que haya acero bajo la seda.
En caso de Kaos es algo más complejo, pues sus poderes son tan destructivos que no puede disparar a nadie sin volarlo en pedazos.
Claremont le encanta el tema del control mental.

Manolin
Manolin
07/09/2021 10:57

Angel Sefija , personaje historico de «El Jueves» , se fijaba en una de sus historietas en que la nostalgia por la Movida Madrileña estaba durando muchísimo mas tiempo de lo que duró realmente La Movida Madrileña en sí. Algo parecido pasa con la etapa australiana de la patru, mentira nos parece que no durara ni dos años , pero es que en su momento, como bien dices, fue un cambio radical , una transformación total de status quo , que impactó mucho y se nos grabó como una ETAPA con todas las letras cuando podria ser considerada un arco… Leer más »

Roger
Roger
07/09/2021 16:12

De Coloso es curioso que, en un Annual, incluso se dice que tiene un hijo natural en la Tierra Salvaje (de cuando se montó un trío con dos selváticas después de matar un T-Rex… ¡Ni Tarzan, vamos!), pero ni aun así sale de su posición secundaria. Incluso se marca un Scott Summers, no haciendo ni caso al niño.

Roger
Roger
07/09/2021 19:19

Pues supongo que de tanto estar metalico se le habia oxidado el cerebro, porque anda que no cantaba…

Manolin
Manolin
07/09/2021 11:07

Ah , y una ultima cosa ( paresco Colombo) , hay algo sobre lo que parece haber una ammesia generalizada , ese primer numero de Uncanny de Portaccio sí tenia un dialoguista( o algo así ) que no era Claremont precisamente , ¡¡¡ sino John Byrne!!! , aunque duró poquisimo y en el correo del Prof. Loki se publicó unas declaracioned suyas en las que decía que ni él mismo entendia cual habia sido su función en esos comics.
Menudo culebrón para darle dos series a dos tipos que al poco pegarian la espantada y se irian a Image

Manolin
Manolin
07/09/2021 12:54

Ansioso estoy

TheDodo
TheDodo
07/09/2021 14:39

¿Dónde pondríais el corte en lo que a XMen llamémoslos «icónicos» se refiere? ¿Fue Pícara la última?¿Tal vez la generación Longshot/Allison/Betsy?¿Algún osado incluiría a Júbili y Gambit? Me refiero a que tras todos estos nadie ha logrado incluir en los XMen a un miembro que se ponga a la par de los de Claremont en iconicidad. Todo lo que vino a partir de entonces fue mrralla gorda (Los preXMen de Brubaker, Cecilia, Maggott, Epzibah, Angel Salvatore etc.) Tal vez la única que se salva es Emma Frost incluída y excelenetemente escrita por Morrison.

Meisenhauser
Meisenhauser
07/09/2021 14:54
Responde a  TheDodo

Me atrevería a decir que Júbilo y Gambito sí son icónicos para muchos lectores ya veteranos… (o quizá, sobre todo, para los fans de la serie de los 90). Pero icónicos lo son un rato largo, guste o no.

JB VS
JB VS
07/09/2021 22:09
Responde a  Meisenhauser

pues es que como dice diogenes, jubilee y gambit son los utimos xmen escritos por Claremont, ahora que bishop, es el ultimo xmen que creo fue oficialmente nombrado así por el mismo Xavier, cannonball también fue llamado por xavier pero no duró mucho, de ahí vienen cecilia, marrow y maggot pero apenas si duraron un suspiro, luego nos saltamos a thunderbird 3 que tampoco duró mucho, de ahí llega white queen, aunque a ella nunca la he visto como una xmen tal cual, si no como una aliada que se supo meter a fuerza entre sus filas para ser importante… Leer más »

Duke
Duke
08/09/2021 00:36

Al final es lo que dices, depende de lo que leas dr joven y yo era un tierno infante en los 90. Gambito y Cable son de mis favoritos, y Cecilia Reyes tb le veo su punto. Quizá Medula, por eso de que conocí los morlocks por ella, pero es un no personaje

Duke
Duke
08/09/2021 15:50

Exacto, eso me pas a veces al leer clásicos de los que ya conozco la historia a grosso modo. La sorpresa está rota y me deja un poco de «¿y para tanto era esto?»
Eso sí, los grandes clásicos atemporales da igual cuando y cómo los leas que siguen impactando. Quizá esa sea la verdadera prueba de fuego

Roger
Roger
08/09/2021 08:09

¿Porque no te gusta ese matrimonio? No es que sea un gran fan yo de Gámbito (más bien me sobra), pero no le veo nada malo.

M'Rabo Mhulargo
Admin
08/09/2021 13:42

Que raro, Diogenes en contra del amor!

M'Rabo Mhulargo
Admin
08/09/2021 14:34

Que amargado eres!

Roger
Roger
09/09/2021 10:08

No he seguido mucho la relación. Lo que más recuerdo es que todos decían que Gambito era gay, y salía con Pícara para disimular. Porque como no podía tocarla, no tenía porque llegar a tercer base (ni a primera, vamos).
Un poco improvisado sí ha sido todo. Pero las bodas venden.

TheDodo
TheDodo
07/09/2021 14:58

Juguemos a las ucronías. Y si en v3z de irse de Marvel le hubiesen ofrecido a CC los 4F o los Vengadores? Sé que hizo los 4F en HReturn pero ese Claremont ya no era el Claremont de antaño. A los 4F los trató de maravilla en la mini 4F vs XMen. Por otro lado los Vengadores los usó con mucho respeto y gusto (eran los de Stern) y hubiese sido muy chulo ver su versión del equipo, qué alineación hubi3se montado y vómo habría escrito a Avispa, Wanda o 3l propio Capitán América (Por cierto qur la famosa portada… Leer más »

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
07/09/2021 20:16

Para mi es así; la etapa australiana pre-Inferno no tiene a Harras activamente cargándose a todos los personajes (solo a Maddie), pero entre el y Silvestri están atando a Claremont de pies y manos haciendo que sus sagas sean más contenidas y a la vez con menos contenido. La etapa australiana en y desde Inferno tiene a Harras activamente cargándose todo lo que pueda (hasta las habilidades como dibujante de Silvestri). Claremont ya no solo está siendo limitado sino que su trabajo está siendo desmantelado por imbéciles sin talento. De todas formas, se habla muy poco de como el ecosistema… Leer más »

Manolin
Manolin
07/09/2021 21:52

¿ Que, como , cuando…..? Amplienme eso porfa, aquí o en otro articulo.
Dios , como se aprende con ustedes .

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
07/09/2021 22:03
Responde a  Manolin

http://www.steveenglehart.com/Comics/Fantastic%20Four%20322-325.html

Ahí se dice que Marvel tomó la infame decisión de acabar con la innovación y que en «protesta del fin de lo que había sido la ‘Casa de las Ideas’, pasó a firmar sus historias como S.F.X Englehart, usando la abreviación para simples efectos de sonido».
Pero tampoco sé si es eso… ¡ARTÍCULO DE LOS 4F DE ENGLEHART YA!

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
07/09/2021 22:27

A mi tampoco. Era como por tener algo más jocoso que analizar a Claremont entrando en la era DeFalco-Harras.

Roger
Roger
08/09/2021 16:02

Ojo, que el que sacó a Richards del grupo fue Stern… Englehart lo recuperó luego.

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
07/09/2021 22:37

Ohh, no hablabas del mismo Englehart. xD.
Englehart va entre las etapas de Byrne y Simonson, así que no sé si cortar con él es realmente correcto.

Manolin
Manolin
07/09/2021 22:38

Curiosa teoria

Payton Wynn
Payton Wynn
07/09/2021 21:13

En su momento intenté leer «X-Men Forever» para ver si se vislumbraban las ideas originales para esta etapa, pero me pareció que esa seria se saboteaba a sí misma al partir de un momento (después de la Saga de la Isla Muir) poco adecuado para retomar ideas de Claremont, quien además se excedía con los giros inesperados y las muertes de personajes al «no entrar en continuidad». Y del «X-Men Elsewhen» de Byrne mejor no hablar, que parece la materialización de toda la bilis que ha acumulado.

Last edited 14 días han pasado desde que se escribió esto by Payton Wynn
Payton Wynn
Payton Wynn
07/09/2021 22:03

Pero años después Claremont se marca con Sienkiewicz un «New Mutants: War Children», y le queda de fábula, quizás por tener que hacer algo que no contradiga de forma flagrante la continuidad, que se cuente en un único número, y estar ubicado en la «época dorada» de la serie. En «X-Men Forever» no sólo es que empezara cargándose a Lobezno, es que unos veinte números después liquidaba a Hank McCoy y a Tony Stark, y aunque fueran muertes en las que «no hay cadáver», quedaba falsísimo porque sabías jamás le habrían permitido hacer eso en la serie regular. Al final… Leer más »

Last edited 14 días han pasado desde que se escribió esto by Payton Wynn