Jupiter’s Legacy: Echando de menos a Frank Quitely

Hay algo en Jupiter’s Legacy que funciona mejor que en el cómic original de Mark Millar y Frank Quitely, y digo algo porque todo lo demás funciona mejor en el cómic. Quitely es mucho Quiterly y, a pesar de que solo hemos visto la primera temporada (y, cómo no, ya hay asegurada una segunda porque éso es lo que hace siempre Netflix, pero de la tercera ya veremos) no podría asegurar del todo que ese algo funciona bien. Pero creo que estoy siendo tan críptico que no me entiendo ni yo, así que vamos a ver si me explico:

O Dinastía, pero con superhéroes.

Jupiter’s Legact es un cómic que venían a contarnos como un grupo de superhéroes nacido tras la gran depresión había llegado hasta nuestros días con todo lo que ello supone; esos héroes han envejecido más lentamente que los humanos corrientes y han dado lugar a varias generaciones de gente con poderes a los que tratan de llevar por el buen camino. Liderando el grupo está Utopian, que básicamente es Superman y trata de mantener un férreo código ético sobre el resto de los superhéroes, basado en no matar a nadie y en no dominar el mundo ni ningún ámbito de la política, tratando de mantener el libre albedrío del personal como sea. Sin embargo, y con todos los supervillanos ya muertos o en la cárcel y tras la crisis económica del 2008, algunos de los superhéroes empiezan a pensar que la economía mundial se está colapsando y que los políticos son unos incompetentes, por lo que lo mejor sería tomar ellos mismos el control. Y así es como empiezan las tortas, las traiciones y las tripas volando.

De las pelucas canosas mejor no hablar, que por mucho que quieran «avejentarlos» quedan fatal.

Seguramente lo peor de Jupiter’s Legacy sea el guión de Mark Millar y lo mejor sea Frank Quitely -yo que sé, las comparaciones son odiosas- y aunque la forma en la que Millar plantea el dilema principal del cómic sea bastante básica y hasta pueril, en última instancia Millar tiene el corazón en su sitio y acaba salvando el cómic de una forma casi hasta inesperada; en el dilema entre pragmatismo e idealismo siempre tiene que ganar el segundo porque el primero nunca encuentra una solución perfecta y no llega más allá, mientras que el segundo puede que no la alcance, pero llegará más lejos. O algo así, sin spoilearos el cómic poco más puedo hacer.

¡Ni las patas de gallo hacen que una parezca más vieja que la otra!

Pero a la hora de trasladar el cómic a la televisión nos hemos encontrado que todo ese debate pasa a un segundo plano y se centran en un conflicto familiar, desarrollando más ese conflicto y dándole un mayor trasfondo pero sacrificando muchísimo el ritmo de la serie, que cada vez es más y más lento. De hecho, hay una subtrama paralela contada a base de flashbacks -vamos a llamarla Skull Island, los que ya la hayáis visto ya me entendéis- que aunque se agradece que le hayan dado más chicha que en el cómic, la alargan tanto que para cuando en los últimos capítulos de la temporada se come casi todo el metraje, hace más daño al ritmo de la trama que otra cosa. Lo que es peor, al quitarle espacio a la trama «del presente» la hace más simplona y provoca que sea menos interesante todavía. Que ojo, los que hayáis leído el cómic id sobre aviso, esta temporada es más una precuela del cómic que otra cosa, porque aunque se recrean con Skull Island, casi podría decir que la historia no pasa de contar el primer número del primer volumen.

Hay que ser muy muy retorcido para encajar esta escena en la serie y que todo parezca coherente. Y no, no es coherente, no tiene ni pies ni cabeza.

Y así es como tenemos una temporada entera de padres peleados con sus hijos y hermanos con hermanos sin que uno acabe de entender qué es lo que hace que estén todos tan enfurruñados, y las motivaciones de todos los personajes quedan completamente desdibujadas gracias a ello. Imagino que todo esto se irá contando en temporadas posteriores, pero conociendo la estrategia de Netflix… Yo veo difícil que esta serie llegue a contar la serie entera, porque Netflix siempre renueva automáticamente la segunda temporada pero luego te lo pone más difícil con la tercera e imposible con la cuarta -tienes que tener un éxito a lo Stranger Things o algo parecido para justificar una cuarta o quinta- y al ritmo que va la serie me da la sensación de que va a necesitar la tercera para terminar de contar el primer volumen y la cuarta y quinta para el segundo, a la espera de que aparezca el tercer volumen el mes que viene y nos enteremos de que van a necesitar siete u ocho.

Eso sí, a «no soy Thanos/Darkseid/Mongul» le dan espacio de sobra, muchísimo más que en el cómic que salía en cuatro viñetas y ya.

Que ojo, que lo sé, que las series de TV tienen su ritmo y su forma de hacer, de acuerdo. Y los personajes están más detallados, y alguno diría que hasta son más robustos, pero aun con todo eso me sigue dando la sensación de que los personajes se pegan porque sí, que los planes maquiavélicos del malo son exagerados y que aunque te tragues la pastilla de que todo es un rencor acumulado durante cien años y que en realidad siempre quiso ser requetemalísimo, pues como que no, que no te lo crees. Prefiero la excusa del cómic de haber visto el colapso de 1929 y el ver venir otro hace que a alguno se le vaya la mano, aunque aún así la versión de Millar tampoco me funciona mucho.

 

Yo es que me quedo con el cómic por cosas como esta, vaya.

Y poco más que decir, sigo teniendo muchas de las dudas que tuve cuando leí el cómic -que espero que Millar piense solucionar en Jupiter’s Requiem, porque la serie hace bastante hincapié en los designios misteriores del «alienígena» benefactor- y solo me queda deciros a todos los morbosos que sí, que The Boys está mucho mejor. Que como «supergañanada» -entendiendo supergañanada al subgénero de superhéroes en el que las tortas arrancan brazos y destripan- sigue siendo peor que The Boys; pero claro, aquella serie tenía a Garth Ennis y las comparaciones pues lo dicho…

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

33 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
M'Rabo Mhulargo
Admin
10/05/2021 10:45

Lo que pones es el primer comentario porque ves que a nadie le ha interesado tu articulo!

M'Rabo Mhulargo
Admin
10/05/2021 13:24

Sera en twitter, donde importa la opinion de la gente que escribe allí! Aquí en cambio es un desierto!!

M'Rabo Mhulargo
Admin
10/05/2021 13:44

Eso ya no interesa! el publico quiere diversificación!

ToxOgt
ToxOgt
12/05/2021 06:42
Responde a  M'Rabo Mhulargo

la diversificacion esta bien pero por desgracia no hay ya comics de propuestas de arte grafico o de historias cayendo a un King in black que no llevo a nada en sus tie-in o una hellfire gala que deja viñetas dispersadas asfixiando buenas historias como en Sword o un Frontier que parece no llevar a ningun lado como su universo cinematografico a lo mucho la serie de Invencible

Simonix
Simonix
11/05/2021 12:38
Responde a  M'Rabo Mhulargo

No es que no interese, es que no tengo Netflix y para esta serie no me lo voy a poner. Los cómics los he releeido y son un conjunto de ideas interesantes que en la mayoría de los casos ya estaban mejor contadas por otro lado, pero como pastiche no le quedó mal. La falta de definición de Millar para algunas cosas ya se ha dicho por aquí muchas veces. Sin embargo aquí se estiró un poco más y juntando Jupiters circle y Jupiters Legacy te quedaba una historia bien aparente. Eso si, es Millar ahorrando esfuerzos, así que para… Leer más »

ToxOgt
ToxOgt
12/05/2021 06:38

si cambia mucho pero también el inicio es muy flojo en el comic tratando de hacer un no se que The Authority y New Xmen y Quatlely se mazapanea con los excesos de supergente y revisaos que si bien solo son un grupo a lo Skull island en los comics posteriores son miles y todos son sus hijos, parientes y algunos son lesbianas y gays entonces de donde salen tanto ejercito de super que en si la serie es medianona y es como el comic si te lo das en una sola entada no notas las inconsistencias

ToxOgt
ToxOgt
15/05/2021 14:00

y he ahi el problema de la serie lo mejor es llegar a kong island que alarga mucho la serie de echo son tres capitulos inncesarios y esa madre del codigo CARAJO podemos decir Disney + 2 Netflix 1 en series de superheroes mal concebidas

Winter
Winter
10/05/2021 13:44

Gracias por el consejo.. Recuerdo que leí el primero volumen hace un tiempo pero muy memorable no debió ser, no recuerdo mayor cosa..

Shy Guy
Shy Guy
10/05/2021 17:44

La verdad que a Millar le perdí la pista hace rato. Ni leí el cómic ni vi la serie.
En realidad, vine esperando que hablaran de The Bad Batch (?)

Last edited 1 mes han pasado desde que se escribió esto by Shy Guy
Shy Guy
Shy Guy
10/05/2021 19:38

Pensé que M’Rabo podría currarse un artículo en cinco partes solo con un teaser (?)

M'Rabo Mhulargo
Admin
10/05/2021 20:03

JA!

M'Rabo Mhulargo
Admin
10/05/2021 20:14

Hay que darle al publico lo que quiere!

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
10/05/2021 19:20

Yo es que no he visto la serie (ni siquiera sabía que era live-action) y sobre el cómic no tengo nada que agregar. Es Frank Quitely elevando la cosa un montón y Millar sabiendo elegir los momentos que le provee una idea más que desarrollandola propiamnente pero eso ya está dicho (es esencialmente la carrera de Mark Millar).

Without Name
Without Name
11/05/2021 21:15

Yo me sorprendo que la gente (el público general) no esté saturada ya de tantas «deconstrucciones» de super héroes.

Siento que Deadpool le abrió la puerta a la adaptación de The Boys. Pensé que la adaptación de The Boys iba a ser suficiente pero no, no han parado.

En realidad la sorpresa me es grata, así conservo la esperanza de que adapten The Authority (o hasta Next Wave, quien sabe).

Without Name
Without Name
12/05/2021 00:24

Que raro, creía que eso ya debería estar bien pasado de moda a esta alturas. A mí eso de ser tan edgy se me hace bastante de los años 2000.

Simonix
Simonix
12/05/2021 05:38
Responde a  Without Name

Lo de la Saturación es muy relativo y creo que tardará aún bastante. Las estadísticas de las cadenas debe ser más misterioso que el algoritmo de google, pero lo cierto es que pasa como con el post. Las personas que leen comics se saturaron de tanto material hace tiempo y la repetición de esquemas venía ya de atrás. Pero somos el colectivo que más se queja, sin embargo la fiesta va por barrios. El Millarverso era una idea complicada de levantar porque no deja de reciclar tramas y arquetipos, Además siempre ha dado la impresión de que su guerra era… Leer más »

Roger
Roger
12/05/2021 08:21

Teniendo en cuenta que el cómic de The Boys me dio un asco indescriptible, que me digáis que esto es peor no me anima nada a verlo.

simonix
simonix
12/05/2021 12:48
Responde a  Roger

Son obras bastante distintas. Las dos son revisiones de los estereotipos superheróicos pero con intenciones muy diferentes. Ennis estaba haciendo una sátira del mundillo super-heróico y escupiendo todo el asco que le tenía al género y a cómo tapaba los problemas reales. El objetivo de Ennis es que no quieras leer un comic de supers nunca más. Los supers son un engendro empresarial más para engañarnos y explotarnos. Por medio hay muchísimo gamberreo, personajes tratados con más cariño del que parece y una subtrama criticando la industria militar y las puertas giratorias estupenda. Jupiter… (lo que sea) es un intento… Leer más »

Roger
Roger
12/05/2021 15:22
Responde a  simonix

Pues lo que consiguió Ennis fue que no quisiera leer nada más suyo. Más que hacer una sátira, vierte su bilis. Y es mucha bilis para mí. Que ojo, me han gustado mucho otras historias suyas que también tratan mal a los superhéroes (como Hitman), pero es que aquí ya es demasiado.

cavc94
cavc94
12/05/2021 19:57

El primer volumen del cómic lo leí hace mucho. Recuerdo poco. Sólo que estaba muy descomprimido y tenía algunas ideas interesantes. Cuándo salió el segundo volumen ya había olvidado el primero y no me animé a leerlo. En cuanto a la serie, los avances no me convencieron. Creo que una adaptación animada le habría venido mejor (estéticamente por lo menos).