The Scumbag de Rick Remender, Lewis LaRosa y Moreno Dinisio – La escoria nunca fue tan divertida

Siempre es una gran noticia en este blog cada vez que Rick Remender publica un nuevo cómic, ya que se trata de uno de esos autores que siempre mantiene un nivel de calidad muy alto, sabe rodearse de los mejores compañeros de profesión, y ademas suele ofrecernos historias que brillan por su originalidad. Y todo eso nos lo encontramos en The Scumbag, donde Remender y Moreno Dinisio nos presentan a uno de los personajes mas asquerosos, repugnantes y despreciables que haya visto en mucho tiempo, pero en cuyas sucias y temblorosas manos de yonki descansa el destino del mundo. Así que vamos a ver como es que un personaje tan abyecto ha terminado convirtiéndose en la ultima esperanza de la humanidad y lo bien que parecen estar pasándoselo Remender y Dinisio con el.

Que el fin del mundo nos pille confesados

Ernie Ray Clementine es escoria, no hay otra forma de definirlo. Una reliquia de lo peor del pasado, un motero borracho, drogadicto, semianalfabeto que sin duda representa lo peor de la humanidad y que va por el mundo convencido de ser un tipo encantador, amigo de todo el mundo y casi un campeón de los oprimidos, cosas de estar todo el día drogado. Pero lo que nadie esperaba, y mucho menos el propio Ernie Ray, es que un día sus múltiples adicciones y un azar muy caprichoso y puñetero le convertirían en la ultima esperanza de la humanidad. Unas circunstancias que Ernie Ray piensa explotar en su beneficio todo lo que pueda, ya que si por una vez en su vida va a ser necesario para algo piensa pegarse la gran vida mientras lo hace…

Ernie Ray ha encontrado la gallina de los huevos de oro y piensa explotarla al maximo

Rick Remender no es ajeno a tener protagonistas desagradables o antipáticos en sus cómics, sin ir mas lejos ahí tenemos a Heath Huston en Fear Agent o a Grant McKay en Black Science, pero aquí ha llevado eso unos cuantos (muchos) pasos mas allá, para darnos a alguien como Ernie Ray Clementine que es autentica escoria en todos los sentidos. Pensemos en cualquier defecto que pueda tener un ser humano y sin duda Ernie Ray lo tiene, es la clase de persona que queremos tener lo mas alejada posible de nosotros, que ni nos cruzásemos con alguien así por la calle correríamos en dirección contraria. Pero al mismo tiempo es tan tremendamente lamentable que uno no puede evitar cierta lastima por el, una lastima que suele durar hasta que abre la boca.

Definitivamente no es alguien a quien queramos tener cerca

Pero es lo que dice Remender en la introducción del cómic, que en el fondo nos encantan las historias protagonizadas por personajes despreciables, personajes con los que es difícil o directamente imposible empatizar, pero que consiguen que disfrutemos viéndoles ser escoria. Quizás sea que los aficionados a la ficción tenemos un punto sádico o que nos gusta sentirnos mejor con nosotros mismos al ver que existe gente muchísimo peor aunque no sean de verdad. Pero sean cuales sean los motivos de ello, The Scumbag cumple con su objetivo de que nos lo pasemos de miedo siguiendo las peculiares andanzas de Ernie Ray en ese extraño y fascinante mundo en el que ha caído por accidente y que le va a dar la oportunidad de ser algo que no ha sido jamas y para lo que probablemente no este capacitado, un “héroe”.

Y nada es lo bastante bajo para el

Ante esa tarea de hacer que nos lo pasemos bien siguiendo a esta escoria con patas, también nos encontramos con el espectacular trabajo de Lewis LaRosa, otro de esos dibujantes cuyo trabajo conocía poco o nada por haber trabajado sobre todo en Valiant (lo se, un día tengo que ponerme con esa editorial) y que aquí me ha dejado con la boca abierta. Solo por como es capaz de dibujar a Ernie Ray y transmitirnos ese asco que provoca el personaje ya seria suficiente para alabarle, pero es que no hay mas que ver esos bajos fondos por los que se mueve el personaje y esos pequeños atisbos de ese otro mundo que le espera con la nariz tapada para tener claro que estamos ante un cómic que va a ser todo un portento visual.

Esto no va a ser el comienzo de ninguna gran amistad

Un grandísimo trabajo realzado aquí por el color de Moreno Dinisio, quien ya había trabajado con Remender en Black Science coloreando allí a Matteo Scalera, y que aquí se esta superando a si mismo aportándole al cómic un toque casi psicodelico como si lo estuviésemos viendo a través de los ojos de alguien que se ha metido de todo en las venas.

Pero por mucho asco que de Ernie Ray, el comic es todo un placer para la vista

Y pese a que nos encontramos tan solo ante el primer numero, e incluso con mi optimismo habitual últimamente prefiero ser algo cauto (no demasiado), con la larga trayectoria de Remender en sus proyectos propios, y el altísimo nivel que ha mantenido en todos ellos, no me cabe duda de que estamos ante uno de esos cómics que darán que hablar para bien y que nos lo vamos a pasar de miedo siguiendo las aventuras de este particular “héroe” que parece tener mas peligro que los villanos a los que tendrá que enfrentarse.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

9 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Diógenes Pantarújez
Admin
19/11/2020 11:16

HUMOR Y CALIDAD A RAUDALES!!

CACODEMONIO
CACODEMONIO
19/11/2020 11:58

Pues a mi solo por lo del concierto de Judas Priest ya me cae bien el tipo. Parece uno de los protagonistas del ROAD RASH de la PSX original. Peacho juego hoygan, Y no es por nada, pero el mundo lo dirigen actualmente gente peor que él. De hecho hemos llegado a un punto , que en la mayoría de países si se presentase Palpatine sacaba mayoría absoluta. Además que narices, el tipo bajó la delincuencia y el paro en Alderaan a CERO. Palpatine for president! Vader de vice y BOBA FETT de ministro de interior Mi voto ya lo… Leer más »

CACODEMONIO
CACODEMONIO
19/11/2020 12:01

Lo dicho el prota, es como los protas de ROAD RASH

CACODEMONIO
CACODEMONIO
19/11/2020 12:01

comment image

Zatannasay
Zatannasay
19/11/2020 12:24

Lo que me queda claro, es que la unión dibujo color es espectacular. Combinan ambos de fábula. Sobre el tema de los personajes que son pura escoria. Hay gente así, son enternecedores, hasta que los ves actuando. Y entonces solo quieres matarlos o apartarte lo más lejos posible. Muchos de ellos son así, porque sienten atracción por la sordidez y la buscan. No tienen una vida sana, no porque no puedan, si no porque si la tuviesen les daría un ataque de ansiedad, rehuyen todo lo que sea salubre. Así con la tontería me acuerdo del anual de X-Men con… Leer más »

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
19/11/2020 19:08
Responde a  Zatannasay

Es que en la parte del color, la imagen de Scalped fue sentada por Lee Loughridge (hizo el color en los primeros números) que es uno de los mejores coloristas que hay cuando toca hacerte sentir un ambiente, poniendo la historia siempre primero y consiguiendo resaltar lo distintivo del arte (otro ejemplo además de Scalped; Deadly Class). A mi me pasa con cómics con color; los de Frank D’Armata, que me distrae horriblemente de la historia en el Capitán América de Brubaker o el Iron Man de Matt Fraction. Me encantaría tener una versión en blanco y negro de esas… Leer más »

Zatannasay
Zatannasay
20/11/2020 14:54

Pues sí. Es que son cosas como que están en un garito todo oscuro y con tonos azules, abren una puerta, salen fuera y todo en colores ocres del desierto que transmiten calor y sequedad axfisiante.
O los colores de la piel. Que se contrastan de forma exagerada para marcar razas.

En fin. Que me los compraré pero no me leeré la historia por ellos. Para eso tengo la otra edición.