De Cuarentena con el “virus” de la Democracia: El Juez Dredd de John Wagner y Alan Grant

Solo hay que echar un vistazo a las noticias (si a uno le quedan fuerzas para ello) para darse cuenta de que hay demasiada gente en el mundo, sobre todo en el poder o con aspiraciones a estarlo, que se comporta como si la democracia fuese un peligroso virus que hay que erradicar y cuya única vacuna es el autoritarismo y la violencia. Por eso nada mejor que hablar hoy de un cómic que desde sus inicios se dedicó, mediante una sátira en ocasiones mal entendida por algunos de sus lectores, a avisarnos de los peligros de esas actitudes. Un cómic que en ocasiones parece que algunos han tomado como modelo a imitar, el Juez Dredd. Y para ilustrar todo esto nada mejor que un par de historias escritas por sus mejores y mas prolíficos escritores, John Wagner y Alan Grant.

En las leyes de Mega-City One no hay cabida para la democracia

Democracia, una palabra maldita en boca de los Jueces de Mega-City One. Un recordatorio de una época en la que reinaba el caos y que desemboco en la gran guerra atómica de cuyas cenizas nació el orden de la Ley. Pero décadas del férreo control de los Jueces sobre sus ciudadanos ha creado un anhelo de libertad en estos, el deseo de dejar de vivir con miedo de ese omnipresente, despiadado y brutal Departamento de Justicia y de poder gobernarse a si mismos. Pero ese deseo de sus ciudadanos es una amenaza al status quo que los Jueces no piensan consentir y harán todo lo que este en su casi ilimitado poder para aplastar ese ansia de libertad antes de que sea demasiado tarde para ellos…

Hay cosas que hay que tomarlas por la fuerza

Letter from a Democrat” la historia que apareció en el “prog” 460 de 2000 A.D. (1986) surgió del miedo que sentían John Wagner y Alan Grant el encontrarse con que había un sector de sus lectores que no solo no captaban el mensaje nada disimulado de sus historias, sino que consideraban al Juez Dredd un modelo a seguir (un día habría que hablar de lo fácilmente que muchos confunden protagonista con héroe). Una historia que como suele suceder con el personaje de Dredd no fue mas que un pequeño primer paso de algo cuyas repercusiones siguieron sintiéndose en las décadas posteriores, tanto a cargo de Wagner y Grant como de otros autores y de las que hoy quiero incluir también “Revolution” publicada en los “progs” 531-532-533 un año mas tarde. Un par de historias que suman apenas treinta paginas y en las que Grant y Wagner junto con John Higgins, quisieron dejar claro de una vez y sin ambigüedades lo que representaban realmente Dredd y el Departamento de Justicia.

Había que dejar claras las cosas de una vez

La primera de estas historias es tremendamente simple pero al mismo tiempo planta unas semillas demoledoras. Paralelamente al asalto de un estudio de televisión por parte de un grupo pro-democracia podemos leer la carta que una de sus miembros ha escrito a su familia para explicar sus acciones. El miedo a seguir viviendo con miedo es lo que les impulsa, miedo a que una existencia bajo el yugo de los Jueces sea lo único que ellos y sus hijos conozcan, sin saber nunca lo que es la autentica libertad y conociendo solo la paranoia constante de saber que cualquier pequeña infracción puede acabar convertida en una larga sentencia en los iso-cubos. Una acción que es rápida y brutalmente aplastada por la implacable actuación del mismísimo Dredd, pero que es solo el comienzo de algo mas grande.

Vivir con miedo no es vivir

Pero es en la segunda historia donde Wagner, Grant y Higgins quisieron despejar de una vez por todas cualquier duda que pudiesen tener los lectores sobre lo que realmente representaban Dredd y el resto de Jueces. El movimiento pro-democracia no había hecho mas que crecer, y a regañadientes el Juez Jefe Silver había autorizado una marcha pacifica para que los simpatizantes demócratas pudiesen reclamar su petición. Una actitud de cara a la galería que nada tenia que ver con sus autenticas intenciones, ya que al mismo tiempo ordenó a Dredd hacer todo lo que estuviese en su mano para deslegitimar el movimiento por democrático y de pronto fue menos importante defender la ley que mantener el orden establecido a cualquier precio.

Como sucede demasiado a menudo la ley no es inquebrantable para todos

Y aquí es donde ya no quedó ninguna duda de que los Jueces eran una panda de matones fascistas con unos métodos que rayaban en lo criminal. La desacreditación de los lideres del movimiento difundiendo falsos rumores, encarcelándoles por crímenes inventados o chantajeándoles para que renegasen públicamente de su ideología. La infiltración de Jueces de incógnito en la marcha para exaltar los ánimos de los auténticos manifestantes y provocar disturbios que diesen la excusa al Departamento de Justicia para disolver la marcha, ahora violenta, con toda la fuerza a su disposición y utilizando mas tarde esa violencia, instigada por ellos mismos, como prueba de que la democracia no tenia cabida en Mega-City One.

Todo esto es demasiado familiar

Unos métodos que tristemente han tenido y siguen teniendo un fiel reflejo en la realidad (no hay mas que ver las noticias de estos días) y que sin duda cuando fueron publicadas en su día durante pleno Thatcherismo Wagner, Grant y Higgins tenían material de sobra procedente de la vida real con el que inspirarse para crear estas historias. Unos cómics que sin duda sirvieron para despejar de una vez las dudas de los lectores mas despistados (aunque tristemente mas de uno debió ponerse de forma ardiente de parte de los Jueces, que de todo hay) y dejar claro que el gobierno de Mega-City One y el propio Dredd eran fascistas, que por algo Ezquerra incluyó el águila franquista en el diseño del personaje.

Tanto por su «padre» británico como por el español, Dredd tenía inspiración de sobra

Por desgracia todas estas historias no son simplemente eso, historias, ficción con la que pasar el rato. Son un fiel reflejo de una realidad que tristemente no ha cambiado demasiado en estas décadas y que en estos momentos esta de máxima actualidad. Un triste reflejo del que espero que al menos muchos aprendan lo que Wagner y Grant pretendían, que no hay que dejar que se pisoteen los derechos y que todos estos fascismos y autoritarismos son algo que hay que repudiar y hacer desaparecer si no queremos acabar viviendo en un cómic británico de los ochenta

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

30 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Zatannasay
Zatannasay
03/06/2020 11:08

Pues sí. Yo conocí a más de uno que leyeron historias del Juez Dred sin entender que eran una parodia del autoritarismo policial. A uno que se flipó con Starship Troopers y consideraba que su sistema político debía extrapolarse a la realidad ¡En serio! No entendía que la película era una coña de arriba a abajo. Puedo entender que se pierdan niveles de lectura en segun que obras. Pero Judge Dred es sal gruesa. Si no te enteras de que el personaje y toda la sociedad que muestran están desquiciados el problema es tuyo. Y mi miedo, es que precisamente… Leer más »

Diógenes Pantarújez
Admin
03/06/2020 11:38
Responde a  Zatannasay

El problema de muchos es que identifican al protagonista con «el bueno». Y claro, para ellos Humbert Humbert es «el bueno» según Nabokov y por eso Lolita es un libro pederasta y por la misma regla de tres la serie de Hannibal animaba al personal al canibalismo; ¿que la gente es un pelín corta de miras? Pues sí, supongo que sí, pero intento pensar que esa cortedad de miras que tienen para algunas cosas les hace mucho mejores a la hora de yo que sé, curar de cáncer o algo.

Roger
Roger
03/06/2020 21:25
Responde a  M'Rabo Mhulargo

En serio no lo pillan? ¿»El ejército ha hecho de mi el hombre que soy»?

FanSiFón
FanSiFón
03/06/2020 20:30
Responde a  Zatannasay

Wagner se marcó un «Juez Dredd: América» fabuloso, como siempre las alegorías bien claras, lo que pasa es que como su chusquero no acaba derrotado ni se retuerce el bigote la presentación puede parecer enfática. De hecho, el cinismo y la justificación del fascismo que aparecen en esas páginas pueden convencer a algunos. En ese sentido Wagner siempre me ha parecido alguien con el punto suficiente de lucidez o desencanto como para retratar a los opresores desde una óptica que explica por qué han ganado. Las imágenes de este tebeo en concreto no pueden ser más claras y el discurso… Leer más »

Roger
Roger
03/06/2020 21:34
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Aquí la oposición debería preguntar: Y cuando sea un juez quien te patee el cuello… ¿Quién va a defenderte, sino la democracia?

Zatannasay
Zatannasay
06/06/2020 00:38
Responde a  FanSiFón

Lo de Las Malvinas fue la cúpula militar argentina queriendo crear un enemigo exterior para tapar el desastre que era Argentina. Y esos botarates van y le hacen un órdago a Inglaterra; sin entender que le daban a Margaret Tatcher el enemigo exterior que necesitaba para ganar unas elecciones que ya tenía perdidas. Lo único positivo es que supuso el fin de la dictadura Argentina. El especial de Hellblazer de Talbot, retrato de una época. Un buen político busca crear soluciones para problemas reales; un mal político busca crear problemas ficticios para tapar problemas reales, y crea enemigos a los… Leer más »

Roger
Roger
03/06/2020 21:29
Responde a  Zatannasay

Bueno, mi madre aun me dice a veces que no hable de política en público…
 
Dredd es algo así como un SS. Pero no todos los autores lo ven así. Yo que estoy leyendo historias suyas gracias a Brainstomping me sorprenden algunas en que es más bien una especie de Robocop. Se alía con ciudadanos para detener hordas, demuestra cierta flexibilidad, etc. El otro día vi una en que apaleaba a un tipo por no cruzar la calle por un paso de peatones y pensé: ese SÍ es Dredd. Un fascista de mierda.

Zatannasay
Zatannasay
06/06/2020 00:48
Responde a  Roger

Algo iba a decir, pero M’Rabo ya te contesto mucho mejor. Además, confieso que el cómic inglés no es mi fuerte. No he leído todo Dredd como para poder analizar la evolución del personaje.
Pero eso sí. Dredd es un facha de tomo y lomo, pero no es mala persona y es un tío íntegro. Son cosas distintas.

Roger
Roger
03/06/2020 12:11

Cuando hicieron la segunda temporada de la serie de Punisher, un departamento de policía de USA pidió permiso para cambiar su insignia para que fuera la calavera del Castigador (para mi siempre se llamará así, leñe). Preguntaron al mismo creador del personaje que opinaba y dijo que Frank Castle no es ningún héroe. Y que nunca lo creo para que lo fuera. Que encontraba alarmante que la gente lo viera así.
 
Lo mismo pasa con juez Dredd.

Diógenes Pantarújez
Admin
03/06/2020 12:24
Responde a  Roger

Mira que Conway lleva años diciéndolo y algunos hasta le han avisado a Marvel de que tiene que proteger su marca registrada o se arriesga a perderla, pero noooo, vamos a seguir usando la calavera de un psicópata. En fin, creo que Rosenberg lo dejó claro en esta viñeta que está compartiéndose mucho últimamente:
comment image

Roger
Roger
03/06/2020 22:19

El Castigador es básicamente un villano. Por eso siempre me toca la moral verlo haciendo team up con Spiderman y similar…

Diógenes Pantarújez
Admin
03/06/2020 22:25
Responde a  Roger

Llevan «relativizándolo» desde antes de Civil War, ahora que apechuguen con las consecuencias.

Manolin
Manolin
03/06/2020 13:38

Salvando las distancias , algo parecido decia una vez en una entrevista Santiago Segura sobre su personaje Torrente , que le sorprendia que un personaje que el habia creado como un ejemplo no a seguir, sino a evitar, fuera admirado por algunos , y que cuando se caracterizaba como él para algun estreno se encontrara a pibes muy jovenes gritando : «¡¡¡ Torrente , eres el puto amo!!! » o repitiendo chorradas como lo de que habia que lavarse las manos antes de ir a mear. Facha, inculto, lerdo, violento con los debiles y cobarde ante los fuertes , abusón… Leer más »

Diógenes Pantarújez
Admin
03/06/2020 19:55
Responde a  Manolin

Creo que fue Stephen Colbert el que decía que lo de jugar a ser facha y hacer humor con ello es la mar de divertido y tiene su gracia… Hasta que te encuentras que hay gente que se lo cree y les anima a ser más gañanes, entonces pierde ya toda su gracia. Algo parecido le ha pasado a Santiago, solo que él directamente tampoco tenía la suficiente cintura como para enfrentarse a esa realidad y ahora prefiere dedicarse al cine familiar. Y bien que hace.

Ziggy
03/06/2020 20:53
Responde a  Manolin

Creo que de alguna forma es una forma de liberación. Si tu «heroe» es alguien tan bajo, tu no tienes que esforzarte por ser mejor, solo dejarte caer en los vicios. No se si fue M’Rabo o Diogenes quien mejor lo explico cuando hablamos de como habia idiotas que idolizaban a Rick Sanchez y me respondian que esta es gente que de partida ya es nociva y que encuentran en estos personajes una justificación a sus comportamientos. Y claro, en el relato tradicional quien tiene esos vicios es el villano, pero cuando haces a un tipo asi el heroe, de… Leer más »

Roger
Roger
04/06/2020 07:06
Responde a  Manolin

Alan Moore cuenta algo parecido con Rorscharch de Watchmen. Se le acercaba gente y le decían que ellos eran como Rorschach. A lo cual el barbudo les respondía «pues necesitas una ducha».
Torrete más que una parodia de justiciero siempre me ha parecido una parodia del machismo tóxico.

Roger
Roger
03/06/2020 21:25

No sabia que Ezquerra había usado la gallina negra de Franco para el juez Dredd! Muy oportuno!
 
 

Roger
Roger
04/06/2020 07:09
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Oye y si el próximo post de pandemias es sobre los Cabecicubos de Superlopez? Va que ni bordado!

Diógenes Pantarújez
Admin
04/06/2020 08:45
Responde a  Roger

Con lo retorcido que es el atontao este, seguro que ni se le había pasado por la cabeza!

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
07/06/2020 18:40

Los autores británicos (aunque casi diría muchos de los autores de fuera de EEUU) en su gran mayoría siempre han sido más «capaces» a la hora de poner un mensaje político detrás de sus historias porque por lo general tienen un mejor entendimiento de que tan sistemático es el problema y como señalarlo a través de la sátira (principalmente). Mientras tanto los escritores de cómics estadounidenses suelen caer en ciertas trampas o problemas no en la intención sino en la ejecución (y a veces hasta en la intención; Punisher). Y aún así hay gente que no lo entiende. No he… Leer más »