A estas alturas nadie puede negar que 2000 A.D. se ha convertido en sinónimo de cómic Británico. Todo aficionado al cómic conoce, aunque sea de oídas a esta mítica cabecera de cómic que en sus mas de cuarenta años de historia ha sido hogar de personajes y autores legendarios. Pero no todo el mundo conoce lo que hubo detrás, lo difícil que resultó sacar adelante un proyecto así en una época en la que los propios dueños de la revista no solo no confiaban en su éxito, sino que parecían decididos a encontrar una excusa para cancelarla, los problemas que de forma intermitente y tanto desde fuera como desde dentro amenazaron su existencia y numerosas anécdotas que ayudan a entender mejor lo que supuso esa revista para el cómic a lo largo de todos estos años. Y todo ello contado por alguien que estuvo allí desde el primer día y al que tantísimo le debe el mundo del cómic, Pat Mills, quien combina en este libro la autobiografía con la historia para traernos un relato apasionante sobre lo mejor y lo peor de una revista que tantos buenos ratos ha hecho pasar a tantísima gente.

Pat Mills se quiere mucho a si mismo, pero aun así el libro vale mucho la pena

Antes de continuar conviene aclarar algo que el propio Pat Mills aclara al comienzo del libro (que toma prestado su titulo del Nemesis de Mills y Kevin O’Neill), que básicamente todo esto es la historia de 2000 A.D. vista a través de sus ojos, tal y como el la recuerda. Una visión que el mismo pudo comprobar que no coincidía del todo con la que tenían algunos de sus compañeros con los que habló durante la preparación de este libro, algo comprensible teniendo en cuenta las cuatro décadas transcurridas desde aquellos primeros días. A eso hay que sumarle como en algún momento que otro del libro parece que estemos mas ante una autobiografía suya que ante un libro sobre la historia de 2000 A.D., pero sin que ello le reste interés al libro. Así que pese a todo ello, y teniendo en cuenta que hablamos del fundador de la revista y que ha estado trabajando allí de forma intermitente hasta el día de hoy, creo que, contradicciones, lagunas, reinterpretaciones de la memoria y el quererse mucho a uno mismo a un lado, lo que tenga que contar va a ser tremendamente interesante y vaya que si lo ha sido.

Con la carrera que ha tenido y todo lo que nos ha dado, podemos perdonarle que a veces prefiera centrarse en si mismo

Así vamos descubriendo todo lo que sucedió desde aquellos primeros días. en los que Kelvin Gosnell, un editor en IPC Magazines, leyó que la ciencia ficción se iba a poner de moda y decidió confiar en el talento de Pat Mills, un escritor freelance que ya había creado para ellos las revistas Battle Picture Weekly y la polémica Action, para desarrollar una nueva cabecera dedicada a la ciencia ficción. Una cabecera esta ultima de corta duración pero tremendamente influyente en lo que acabo siendo 2000 A.D. especialmente en en el contenido social y político de sus historias y el contenido violento de las mismas. Pero otro curioso elemento tremendamente influyente en lo que fue la “personalidad” de la revista fueron los cómics para chicas, un genero en el que Pat Mills era todo un experto y del que tomo prestado el utilizar a personajes mas y mejor desarrollados y tramas mas complejas de las que se solían utilizar en los cómics para chicos de la época.

Unos precedentes curiosos pero que dieron lugar a una leyenda

Mills continua repasando aquellos primeros tiempos de la revista, los problemas con la autocensura por parte de IPC,  la génesis detrás de personajes tan populares como el Juez Dredd, la idea de que a diferencia de otros comics los “heroes” (con todas las comillas del mundo) debían reflejar a la clase trabajadora y no a las élites o los tristes problemas que conllevaba la política de derechos de autor británica que a día de hoy siguen sufriendo los autores. Un tema este ultimo en el que 2000 A.D. destaca por ser una de las primeras (quizás la primera)  publicaciones británicas en acreditar a los autores de sus historias y todo porque Kevin O’Neill , sin consultarlo con nadie, decidió un buen dia empezar a incluirlos, cambiando, tal y como dice el propio Mills, la industria del cómic británico para siempre. Una acreditación que no siempre ha venido acompañada del pago de royalties y que según Mills ha dependido mucho de quien fuese el propietario de la revista en ese momento, siendo la situación actual en manos de Rebellion bastante mejor de lo que había sido en las ultimas décadas.

Un pequeño paso para los autores del que la industria acabo arrepintiéndose

Un repaso que continua con tristeza a medida que el tremendo éxito que tuvo la revista en sus comienzos se va diluyendo a base de una serie continuada de malas decisiones que a lo largo de toda la década de los ochenta hasta llegar a su punto mas bajo en la de los noventa (como no) estuvieron a punto de provocar el cierre de la revista. Decisiones que alejaban a los grandes autores o que les cerraban las puertas (autores como Simon Bisley o Glenn Farbry tuvieron problemas para ser aceptados) o que provocaron que el delicado equilibrio que siempre había existido entre los lectores que solo buscaban un divertimento sin pretensiones y los que buscaban serie de contenido mas profundo y complejo se fue al traste cuando desde las altas esferas decidieron apostar por estos ultimos ya que eso les daba mejores criticas y famas aunque no ventas. Una época a la que Mills se refiere como “The Dark Age” en la que la calidad de las historias llegaron a resentirse y en la que los de arriba estuvieron planteándose incluso el resetearlo todo y comenzar de nuevo a sus personajes mas populares como forma de revitalizar las ventas. (De que me sonara a mi eso)

Demos gracias de que nunca tuvimos un New52 made in UK

Pero como decía mas arriba, Be Pure! Be Vigilant! Behave! es tanto un libro de historia sobre 2000 A.D. como una semi-autobiografia de Pat Mills, y en ocasiones este se desvía un tanto (a veces mucho) del pretendido contenido del libro y se va por otros derroteros. Y de esa forma nos enteramos de anécdotas muy personales que le han influido a lo largo de toda su carrera o de sus andanzas fuera de sus fronteras. Etapas de su carrera como cuando llegó incluso a trabajar para Marvel (a pesar de su publico y manifiesto desprecio por los superhéroes) en series como Ravage 2099 y Punisher 2099, series en las que Mills confiesa haberse esforzado lo mínimo posible. Y también su carrera en el mercado francés, con series como Requiem Vampire Knight, donde se ha sentido muchísimo mas cómodo y mejor tratado que en Estados Unidos o en su Gran Bretaña natal.

Mills no guarda un buen recuerdo de esta parte de su carrera

Igualmente personales e indignantes son las revelaciones sobre dos series por las que Mills siente bastante cariño, Third World War (publicada en la revista Crisis) y su spin-off Finn (publicado en 2000 A.D.) Dos series en las que Mills se volcó a la hora de tratar temas candentes y peliagudos (y que tristemente siguen de actualidad) como las grandes potencias utilizando a los países pobres como escenarios de sus guerras, el trauma de los soldados al regresar de estas o los crímenes ecológicos que se cometen día tras día en todo el mundo. Series que provocaron cierta polémica en su día tanto por su contenido como pro la absurda mojigateria de sus jefes (les sentaba mal que uno de sus personajes estuviese basado en Tony Skinner, colaborador de Mills y co-autor de Finn y autoproclamado hechicero). Una incomodidad que según Mills es lo que se encuentra detrás de que ninguna de estas series se haya reeditado a día de hoy ni existan planes para ello.

Crucemos los dedos para que todo esto se acabe reeditando

Todo esto y muchísimo mas es lo que nos ofrece Be Pure! Be Vigilant! Behave!, una mirada intima, directa y en ocasiones algo parcial sobre la que ha sido, a pesar de todos los que quisieron acabar con ella, una de las mejores revistas de cómics de la historia. Así que tanto si uno ya conoce 2000 A.D. y sus personajes como si quiere acercarse a ellos o simplemente conocer un poco mejor la historia de parte de esa industria que geográficamente tenemos tan cerca pero que aquí es tan desconocida, mas allá de algunos personajes clave, Be Pure! Be Vigilant! Behave! resultara un libro de lo mas interesante, aunque de momento solo para aquellos que dominen el Ingles ya que hasta donde yo se el libro no se ha traducido aun.

Anuncios