Los 4 Fantásticos de Slott y Pichelli: Ahora les vienen las prisas

Sí, yo pensaba escribir esto mucho más tarde, cuando la primera historia de la nueva serie estuviera completa, cuando hubiera suficiente chicha para cortar. Eso suele conseguirse con unos cuatro o seis números de la serie, pero en el caso de los 4F de Slott y Pichelli estamos teniendo tantos retrasos que a este paso tocaría hacer este post el año que viene. Y no me da la gana, porque por fin los 4 Fantásticos parecen haber vuelto. Con demasiadas prisas y de forma muy chapucera, pero han vuelto. Y debería estar contento, y no lo estoy.

Claro que con semejantes portadas como para estarlo, ¡y eso que no he puesto la de Ribic!

Probablemente me esté haciendo una paja mental de las mías, pero me da la sensación de que una de las primeras órdenes de CB Cebulski como nuevo Editor In Chief de Marvel fue la de traer de vuelta a los 4 Fantásticos. Que el barbecho lamentable en el que estaban ya no tenía ni pies ni cabeza, que estaba cantado que Disney iba a comprarse la Fox y que esta tontería tenía que acabar a la de ya, porque el -triste- trabajo de Marvel Comics es el de crear y mantener relevantes sus licencias y en el caso de los 4 Fantásticos estaban haciendo todo lo contrario. Asi que se buscó un equipo creativo a toda prisa y empezaron a trabajar en la nueva serie para que cuadraran fechas con el 57 aniversario de la creación del grupo -que ya podían haber intentado que cuadrara con el centenario de su creador Jack Kirby, pero que os voy a contar que no hayamos hablado ya- y se empezó a trabajar en ello a toda prisa. Y en los resultados se ha visto.
Las líneas se ven muy apresuradas, tanto que estoy convencido de que este no es el aspecto definitivo que buscaba Pichelli para su Antorcha Humana.

Porque el número uno de la nueva serie es chapucero tanto en el guión como en el dibujo, con un aspecto visual francamente inestable y en el que se nota que Pichelli va sobre la marcha, sin saber muy bien como va a querer que sea el aspecto definitivo de los personajes, por no hablar del apresuradísimo entintado y un guión que… En fin, creo que a todos nos dejó con una lamentable impresión de escasez, de no darte el regreso de los 4 Fantásticos -y la propia Marvel lo admite mediante una tira de Skottie Young- y de haberte dejado como estabas. Aunque en realidad no, porque antes de leerlo podrías tener más o menos ilusión y lo que acababas teniendo es una auténtica desilusión. Los más optimistas estarían deseosos de leer el segundo número, ése en el que -esta vez sí- Reed y Sue volvieran a asomar, que nos contaran qué es lo que habían estado haciendo. Que la espera merecería la pena y…
Si será popupiano y todo lo que quieras, pero cuando tiene razón tiene razón.

Y llegó el segundo número. Con un lápiz más cuidado y unas tintas más relajadas que daban la impresión de haberse tomado su tiempo, pero la historia era tan insultantemente decepcionante, tan triste… Quiero decir, esto son los 4 Fantásticos, una serie que se hizo famosa por sorprender al lector a cada página. En romperte todos los esquemas, y lo mínimo que podíamos esperar de Dan Slott después de Silver Surfer es que te contara algo distinto a lo que esperabas que hubieran estado haciendo Reed y Sue. Y te pones a leer el cómic y… Han estado haciendo precisamente lo que dijeron que iban a estar haciendo, crear universos y explorarlos. Lo que es peor, a Slott no se le ha ocurrido nada mejor que hacer que Franklin y Val -cuyo tratamiento como dos niños era lo mejor de la herencia de Hickman, todo hay que dejarlo- han crecido. Y Franklin ya es un adolescente, y Val anda por ahi cerca, y… Joder, acabas de quitarle toda la gracia a los dos de un plumazo. Y sí, no me olvido, se ha sacado un nuevo villano de la manga y ha reventado una burrada de universos como si esto fuera Spiderverse o algo parecido, es como si Slott condensara lo peor de su carrera como guionista y nos lo metiera aquí concentrado, y entonces quiero cagarme en todo y romper todo y…
En el segundo número se ven unos acabados mucho mejores, con lo que se agradece que Marvel haya decidido retrasar la salida del tercer número, aunque de rabia.

Y me acuerdo de que esto son los 4 Fantásticos, y en la siguiente página, en el siguiente número, puede que todo cambie. Pero claro, el tercer número se retrasa después de su apresuradísimo lanzamiento, y no sale hasta noviembre y para entonces la gente parece estar más interesada en la boda entre Alicia y Ben que otra cosa, y yo… Yo prefiero seguir leyendo Marvel Two In One y esperar a que Fantastic Four sea mensual, al TPB o a lo que sea, porque lo que he visto hasta ahora lo único que ha hecho es que se me caiga el alma a los pies. No puede ser que cada vez que le hables a alguien de los 4F te venga con la mamarrachada de que no le interesa una comedia familiar de superhéroes y que autor tras autor veas que siguen incidiendo en eso, en la comedia familiar de superhéroes. No tan comedia, más historia de aventuras, pero si ni Alan Moore consiguió hacer funcionar la idea con su Tom Strong y si Fantastic Four lo petó cuando lo petó no siendo una familia, igual ya es hora de dejarse de fundaciones fantasticas y familias y esas mierdas, decirle a Tom Brevoort que ya se retiró de editar los 4F hace cuatro años -¿quién le pidió que volviera?- y ya que estamos, invocar yo a Mefisto para que arregle esto. Con un MEFISTAZO, ¡sí! ¡Así de desesperado me tienen!

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

79 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios