Desde que le descubrí como guionista de cómic gracias a su Dial H me moría de ganas por saber de lo que era capaz China Mieville en su terreno natural de la novela, una curiosidad que he podido satisfacer esta semana tras la lectura de La Ciudad y la Ciudad. Y me ha dejado mas que satisfecho, porque si hasta ahora tenia en muy alta estima a Mieville, tras la lectura de este libro mi opinión sobre el no ha hecho mas que elevarse. Pero vamos a entrar sin mas dilación en este libro en si que escapa de toda clasificación y al que quizás la etiqueta que mas le encaje sea la de “es de esos que hay que leer”.

De los libros que mas me han fascinado en los últimos años

Cuando el cadáver de una joven sin identificar apareció brutalmente asesinado en las calles de Besźel, el Inspector Tyador Borlú creía que era otro triste y rutinario caso y no tenia ni idea de lo muchísimo que iba a complicarse este caso o de los quebraderos de cabeza que le traería. Un caso nada ordinario que va a obligar a Borlú a llevar su investigación hasta la vecina ciudad de Ul Qoma, unos vecinos con los que Besźel mantienen una larga y complejísima relación que se vera amenazada por todo lo que un caso aparentemente sencillo como este va a sacar a la luz…

Libro que también ha sido llevado a los escenarios

Como decía al comienzo de este articulo la opinión que tenia sobre China Mieville no ha hecho mas que agrandarse tras la lectura de este libro. Un libro que me ha enganchado desde el principio y que no he podido soltar hasta devorarlo y al que me cuesta mucho clasificar. Pero es que esto es algo de lo que el propio Mieville huye, ya que no hay ninguna categoría en la que este encaje del todo mas allá de ser un misterio policíaco extraño. Pero esto no es de extrañar de un autor del que buena parte de su obra se encuadra dentro de lo que se ha dado en llamar “Weird fiction” (Basicamente lo que hacian gente como Poe y Lovecraft) y que se declara admirador de creadores tan dispares como Buñuel, Kafka o Raymond Chandler. (Y aunque no le llegue a citar explícitamente es difícil no ver también un poco de Philip K Dick)

No me cansare de repetirlo, estamos ante un autor cuya obra hay que conocer

Estos dos últimos son según el propio Mieville dos de las propias influencias detrás de esta novela, que nos ofrece a un protagonista que parece surgido de una de las novelas policíacas de Chandler, un Inspector Borlú que nos acompaña a través de toda la historia como narrador, pero que se encuentra atrapado en un mundo Kafkiano al que en un principio cuesta un poco acceder. Y es que sin querer desvelar demasiado de este libro, cuya historia merece mucho la pena ir descubriendo poco a poco con su lectura, las dos ciudades y todo lo que se encuentra entre y en torno a ellas, son casi un personaje mas de la historia, un complejo personaje que a lo largo de todo el libro nos deja dudando sobre si estamos ante una fantasía sobrenatural, una pesadilla burocrática o una mezcla de ambas, una duda que ni el propio Mieville quiere resolver dejando la respuesta a criterio del lector.

Uno puede quedarse así al tratar de no perderse en lo que esta leyendo

Sobra decir que tras la lectura de La Ciudad y la Ciudad admiro mas que nunca a China Mieville y que no tardare mucho en lanzarme a por el resto de su bibliografía, que si esto es una buena muestra de lo que es capaz de hacer, me esperan unas lecturas de lo mas interesantes. Y por si alguien tras la lectura de este libro se ha quedado con ganas de mas o prefiere darle una oportunidad a esta historia en otro formato, la BBC se ha encargado de realizar una adaptación de la misma en formato de miniserie de cuatro episodios que se estrenara en la primavera de este año. Una adaptación que protagonizara el actor David Morrissey como Inspector Borlú y que ahora mismo no soy capaz de imaginar como se trasladara a la imagen real sin perder la complejidad de la novela original, pero como poco valdrá la pena ver como sale el intento.

Me sigue costando muchísimo imaginar como podrán adaptar esto y que les quede bien

Anuncios