Garth Ennis se caga y se mea en los tabús de twitter: Jimmy's Bastards

No recuerdo si hemos hablado de algún cómic de Aftershock, la editorial independiente fundada en 2015 por dos veteranos de Marvel y DC, Joe Pruett y Mike Marts. Tengo que reconocer que no me esperaba gran cosa de ellos en un principio, porque olía un tanto a Avatar Comics, en el sentido que reunía algunos guionistas famosos -Warren Ellis, Paul Jenkins- y los mezclaba con dibujantes de bastante menos nivel, aunque sin llegar en la mayor parte de los casos a esas catástrofes visuales que destrozaban los guiones de gente como Alan Moore. La cuestión es que después de tres años, Aftershock ha conseguido llamar mi atención con una serie que me ha gustado, Jimmy’s Bastards.

Por si no queda lo bastante claro que clase de personaje es Jimmy Regent, la portada te lo deja bien claro.

Jimmy’s Bastards es un cómic de Garth Ennis y Russ Braun, dos autores veteranos que ya llevan tiempo trabajando juntos la mar de bien y se lucieron creando el mejor crossover/spinoff de aquel saco de horrores que fue Secret Wars, «Where monsters dwell». En Jimmy’s Bastards se repite la misma temática de comedia cafre, pero en vez de hablarnos de gente de los años treinta perdida en una isla llena de dinosaurios, nos presentan a un talludito James Bond -Jimmy Regent- totalmente salido de madre y que se enfrenta a los villanos más estrafalarios que pueden pasar por la cabeza de Ennis -y cualquiera que haya leído Predicador o The Boys sabe que por la cabeza de Ennis pueden pasar cosas muy retorcidas. Regent, acostumbrado al lujo, las orgías y a salvar el mundo y la corona británico un par de veces por semana, recibe una nueva compañera en sus misiones que le avisa desde un primer momento que no piensa acostarse con el, porque lo considera un cerdo machista y esas cosas.
Pero ojo, Jimmy es consciente de la estupidez ajena y le parece altamente reprobable.

Ella se llama Nancy McEwan, y no tiene muy buena opinión del mayor héroe de la Commonwealth; a lo largo de todo lo que se lleva publicado hasta ahora discutirán sobre machismo, temas de justicia social y demás, encontrándose que por mucho que sus acciones y su ostentación de privilegios digan lo contrario, Jimmy está completamente a favor de la igualdad a todos los niveles. Y llegados a este punto, me veo en la obligación de soltar un spoiler del final del primer número (de momento han salido seis) porque al final no deja de ser el principal villano de un cómic que recomiendo a la gente a la que le guste el humor cafre de Ennis y les recomiendo evitar a todos los que no lo soportasen. Vamos con ello.
¿Machismo? ¿Dónde?

Resulta que al final del primer cómic se descubre que la organización terrorista rollo Spectra que quiere acabar con Jimmy Regent y conquistar el mundo está formada nada más y nada menos que por todos los hijos bastardos que ha ido haciendo y abandonando a su suerte durante todos estos años. Los bastardos de Jimmy, encabronados con su progenitor, se pasan toda la serie cayendo encima de el cual kamikazes y son masacrados sin que el propio Jimmy sea consciente de que está matando a sus propios hijos. La cosa se pone peor cuando a la altura del número cinco le revelan la verdad y Jimmy tiene una reacción… Peculiar. Pero no voy a llegar a contarla, que prefiero que cada uno lo descubra por su cuenta.
Y sí, fin de spoilers.

Jimmy’s Bastards de momento no es lo mejor de Ennis, y creo que ni siquiera está a la altura de Where Monsters Dwell; aun así, creo que es pronto para juzgarla, porque al fin y al cabo The Boys funcionó realmente en el largo recorrido y terminó siendo algo bastante decente. Ennis trata sin ningún complejo temas como lo políticamente correcto y la evolución de dicho concepto con el tiempo -que ojo, ya lo trató en su día en Predicador- y coloca a los personajes cuestionándose otros derivados más modernos como el «mansplaining» y otras falacias ad hominem que parecen tan de moda hoy en día en las guerras entre tontolculos y tontolapollas, si me perdonáis la expresión.
Yep, el concepto ha evolucionado bastante desde los tiempos de Predicador.

Sin embargo, conocemos a Ennis y el cabrón no da puntada sin hilo. Volviendo al ejemplo claro de The Boys, creo que con ese cómic aprendimos que la mayor parte del trabajo de personajes de Ennis nunca se queda en la superficie, y la percepción inicial que podríamos tener de Jimmy Regent puede que cambie mucho a lo largo de un cómic que, lo dicho, no tiene ningún complejo a la hora de enfrentarse a muchos tabús de los últimos años, con lo que para mi es muy bienvenido y muy necesario en los tiempos que corren.
Y mientras discutimos sobre si la izquierda se autosabotea o las desigualdades entre sexos, tenemos a personajes como Bobo. Puro Ennis.

No me gustaría terminar este post sin recordarle al personal que Garth Ennis es uno de los mejores escritores de diálogos del cómic anglosajón, y que es un auténtico placer volverse loco entre el monton de acentos, jergas y distintas variedades de habla que tienen sus cómics. Que nos bombardean con cómics en los que todos los personajes hablan con la misma voz y sus intenciones son transparentes -en algunos hasta llegan a cortar la pared, vaya-, con lo que podemos felicitarnos por seguir teniendo tebeos de Ennis. Y si ya podemos contar un un dibujante como Russ Braun, que se atreve con todo lo que le echa encima Ennis y mantiene el tipo allí donde sólo nombres como Dillon, Parlov o Robertson han estado a la altura, mejor que mejor. Porque no hay nada que me cabrée más que un guión destrozado por un mal dibujante…
 

Deja una respuesta:

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscribirse  
Notifícame de
Garrak
Invitado
Garrak

Pues echando un ojo por twitter a la gente se la ha sudado un poco. La crítica mas negativa que he encontrado de momento ha sido una acusación a Ennis de estar saltando el tiburón

kliku
Invitado
kliku

Mmmm… esto ya lo hicieron Lobo y Giffen hace tiempo… No?

Stravinkay Modelarus
Invitado

Ennis es jodidamente genial escribiendo a sus personajes «el resto del mundo es una mierda y solo sirve a mis propósitos; por lo que no soy ni racista, ni político, ni mujer, ni hombre; solo un persona a la que no le importas», de la forma que solo una mente desquiciada puede serlo (a su obra me remito). Lo malo es lo de siempre, que el hombre se repite porque nada ha cambiado (cansado de oír «a pesar de los años su obra aún se mantiene vigente»). Y por lo tanto Preacher, Hellblazer y Hitman se mantienen como sus mejores… Leer más »

Save
Invitado
Save

Preacher es irregular de narices y ni de broma es lo mejor de Ennis.
Y Tulip es una puta mierda de personaje, que no se os olvide.

drfabius
Invitado

Me encanta Ennis, lo único que no me gusta es ese odio por Lobezno y Spiderman (y a los supers en general), tanto que hace que Punisher aplaste con una apisonadora al primero y hace que el Ruso le de una paliza al segundo. Fue cojer a los personajes mas populares de ese momento y degradarlas y humillarlos gratuitamente por su odio personal al cómic de superheroes.

Save
Invitado
Save

Para que no se quede todo muy desajustado con las respuestas comento varias cosas aquí. De comics bélicos a mí me impresiona lo bien que han aguantado el tiempo los de Harvey Kurtzman (pero claro, hablamos de un dios olímpico de esto). Búscalo Stravinkay que no es el clásico más importante de EC porque sí. Sobre Ennis y su habilidad para el cómic bélico, no hay que olvidar que unos de sus principales referentes (yo diría que el principal) es Pat Mills, que escribió Charley’s War. Sobre su aversión al género superheroico, a todo lo dicho por Diógenes yo añadiría… Leer más »

Stravinkay Modelarus
Invitado

Anotados Harvey Kurtzman y Pat Mills.
Para mi el que el género superhéroico haya sido tan dominante en el mercado desde al menos los ’60 a esta parte hace que todo lo que se haga sin ellos o retorciendo sus «convenciones» sea considerado que es por «aversión» en vez de simple agotamiento o de querer demostrar (no imponer) un punto de vista distinto.
Y sobre DKR siendo el punto de entrada para nuevos lectores (y futuros autores); Zack Snyder dice que comenzó con Watchmen tomándolo como el estándar del género (de ahí el DCEU).

Garrak
Invitado

Bueno yo aunque parezca que me meto con Garth Ennis, en realidad aprecio mucho su existencia, porque cuando acierta me toca en esa tecla que ni sabía que existía, y trata sus temas con una inteligencia y motivos de fondo que siempre es interesante de investigar en una relectura. Aprecio siempre que haya guionistas sin pelos en la lengua, sino qué aburrimiento sería el mundillo

zatannasay
Invitado
zatannasay

Me duele pensar, que hemos llegado a un punto donde no se lea a Ennis por no estar de moda. Es terrorífico que solo se considere a Ennis como el tío que hace burradas del estilo de dejar sin cara a Lobezno o sacar a Caraculo. El fuerte de Ennis son las historias de largo recorrido que suponen una maduración de los personajes. Jesse, Tulip y Cassidy, como Hitman o los personajes de The Boys no son los mismos cuando terminan que cuando acaban. Y las Historias de Ennis parece que van por un lado, para transformarse en otra cosa.… Leer más »

Lord_Pengallan
Invitado

Igual es un tema de portadas o que es un tema inglés porque no creo que más gente lea a Chaykin y con él si se montó. Bien es cierto que la editorial es Image.