Hace tres años y medio dio comienzo un apasionante viaje por el espacio, el tiempo y los sentimientos en el que Dan Slott y Mike y Laura Allred llevaron a Silver Surfer por caminos que nunca había recorrido. Un viaje a ratos agridulce y que mantuvo un altísimo nivel de calidad hasta su final, publicado la semana pasada. Así que ahora es el momento perfecto para recordar de nuevo esta etapa que, aunque no ha sido del gusto de todos en parte por inspirarse quizás mas de la cuenta en otro personaje, tendrá siempre un lugar de honor dentro de las mejores historias protagonizadas por la genial creación de Jack Kirby.

Este momento tenia que llegar, pero no pensemos como en un adiós, pensemos mas bien que es un “leamoslo otra vez desde el principio”

Cuando se anuncio esta serie recuerdo que me pareció bastante peculiar la composición del equipo creativo. Es cierto que a Mike Allred este proyecto le venia como anillo al dedo, ya que no es solo un admirador de los pies a la cabeza de la obra de Kirby, sino también uno de los autores de cómics que mejor han sabido continuar con el “espíritu creativo” del Rey tanto visualmente como narrativamente (No hay mas que leer sus FF en Marvel o su Forager para DC para darse cuenta de ello). Pero la elección de Dan Slott como co-guionista de la serie me provocaba mas dudas. Y es que pese a que me encanta su Spiderman, todo lo que he leído escrito por el fuera de este personaje, aunque no me ha parecido malo si que me ha dejado un poco indiferente, a lo que había que sumar que Silver Surfer era un personaje con una personalidad y un transfondo y escenarios muy diferentes a lo que solía escribir. Pero al final Dan Slott demostró saber hacerse con las riendas del personaje… haciendo algo de trampa.

No se le puede negar a Allred su habilidad de conseguir que hasta lo mas absurdo funcione

En su despedida en el ultimo numero de la serie, Dan Slott afirmaba que este cómic incluía todo lo que adoraba, incluyendo lo que el definía como “Guiños” a Doctor Who, y esta probablemente sea la mentira mas gorda que ha contado Slott alguna vez, porque si algo ha sido esta etapa de Silver Surfer es una declaración de amor en mayúsculas y en toda regla hacia la famosa serie británica. Y esa es la trampa que ha hecho Slott para “hacerse” con el personaje, prácticamente convertirle en una nueva encarnación del Doctor y embarcarle en el mismo tipo de aventuras que este corre. Algo que aunque no traiciona demasiado la esencia del personaje, es lo que ha provocado que no a todo el mundo le guste esta etapa

Tampoco se puede negar que Dan Slott debe ser uno de los mayores fans de Doctor Who que tenemos en la industria del comic

Así Silver Surfer conoció, por azares del destino (mas o menos), a una humana metida a su pesar en un conflicto cósmico y se convirtió en su “companion”, su tabla adquirió prácticamente vida y voluntad para ser mas como la Tardis, y los tres juntos se embarcaron en un largo viaje a través del espacio y el tiempo que parece deberle mucho a aquella frase del 11º Doctor que decía aquello de “Anywhere you want. Any time you want. One condition: it has to be amazing.” y a la que Slott y Allred no solo han seguido al pie de la letra como un mantra, sino a la que hicieron una referencia bastante poco sutil con el “Anywhere and everywhere – hang on!” que adornó muchas de las portadas de su etapa.

Y efectivamente su viaje les llevo a todas partes

Pero pese a todos esos constantes guiños y homenajes, cuando no directamente un “robo” de a esencia de la serie británica., Silver Surfer nunca ha dejado de ser el mismo, y casi se ha notado mas la mano de Allred en la caracterización, haciendo que a ratos Surfer pareciese un primo lejano de Madman, que del propio Doctor. Pero es en sus aventuras donde si que se ha notado mas la influencia de la serie británica. Esa exploración de mundos y conceptos imposibles, paradojas temporales y amigos y enemigos casi surrealistas le deben muchísimo a aquella serie, pero curiosamente (o no tanto) y al mismo tiempo, con ese ir siempre un poco mas allá y atreverse con todo, también han sido unas aventuras 100% Kirby.

Que en esta etapa también ha habido tiempo para visitar a muchos viejos conocidos

Unas aventuras que debiéndole tantísimo al Doctor no han podido por menos que tener un final digno de esa serie, agridulce, tierno y sobre todo triste al darnos cuenta de que muchos de los personajes y conceptos aquí presentados probablemente no volvamos a verlos nunca. Pero ahora que ha terminado es el momento perfecto para releerlo y darnos cuenta de lo perfectamente planificado que estuvo todo desde el comienzo y de la ingente cantidad de pistas que sus autores fueron dejando a lo largo de todo el recorrido. Pero también es el momento perfecto para engancharse todos aquellos que no le dieron una oportunidad en su momento, y a quienes les recomiendo que estén atentos a cada pequeño detalle por insignificante que parezca, porque en este cómic nada se ha dejado al azar y todo tiene su razón de ser.

Y ahora somos libres, libres para releerlo todo desde el principio y disfrutar de nuevo

Pero aunque duela tener que decirle adiós a este cómic yo espero que esto no haya sido mas que el comienzo de una larga y fructífera relación entre Slott y los Allred y en el futuro podamos disfrutar de mas trabajos suyos juntos, porque lo que han sido capaces de hacer aquí es digno de admiración. Y eso por no hablar de lo asombroso que resulta que , en los tiempos que corren, que en toda la etapa no haya habido un solo dibujante de reemplazo y todos y cada uno de los números haya tenido por delante el inmenso talento de Mike y Laura Allred. Y es que aunque las despedidas suelen ser tristes, lo son menos cuando lo que nos ha llevado a ella ha sido tan grande.

Anuncios