Geostorm es una película que no he visto y que de momento no creo que vea, y viene protagonizada por Gerald Butler, el tipo que lleva más de diez años siendo el Leónidas de 300 a pesar de haber hecho otras películas. Tengo que reconocer que sí que sé algo de Geostorm, porque en la tele han puesto el trailer y no le he hecho el mayor caso porque estaba haciendo la cena o estaba haciendo zaping o yo que sé. Que según el trailer creo que va de señores con corbata que tienen un satélite y que alguien esta manejando el clima por joder. Lo que viene a ser el cambio climático generado por una conspiración judeomasónica, y no por algo tan simple como que toda la mierda que le echamos encima a la atmósfera nos viene de vuelta con creces.

Como meto las imágenes después de escribir el texto, no me había dado cuenta de que salen Ed Harris y Andy García.

Que alguno me dirá “pero Diógenes tío, que hay explosiones y gente gritando” y yo me acordaré de aquella película de Roland Emmerich -que vete a saber, lo mismo es el director de Geostorm- llamada El Día del Mañana, en la que salía El Príncipe de Persia escapando de una glaciación provocada por la manía de la gente con tener iphones y contaminar. Creo que a la película no le fue del todo bien, básicamente porque a lo largo de todo el metraje sólo veías al Príncipe de Persia saltar y correr y no había ningún malvado visir con el que poder pegarse, con lo que la película se quedaba un poco coja. Pero Geostorm parece que tiene esto arreglado, porque Leonidas fijo que le pega berridos al viento, puñetazos a las nubes y se mea en la lluvia, por no hablar de que si de verdad hay una plataforma atmosférica asesina controlada por malvados terroristas reptilianos liándola parda, Gerald va a poder entrar con los espartanos que hagan falta a partirles la cara. Sí, esta película puede ser realmente alucinante.

¡Hala la que has liado Gerald Butler!

Yo ya me estoy imaginando la película, con Gerald trabajando de chupatintas y haciendo ciencia de esa de la sosa sin rayos láser, pero de repente descubre algo terrible sobre los huracanes y esas cosas. Y va el tío y se lo dice a su jefe calvo gordo y seguramente pederasta, pero como es calvo gordo y pederasta no le hace el menor caso y Gerald se cabrea y sale dando un portazo mientras su jefe gordo calvo y pederasta hace una llamada al misterioso señor del mal tiempo y le avisa de que Gerald Butler lo sabe, y el malo le dice algo del tipo “elimínalo”. Y al día siguiente está Gerald Butler podando los geranios -o haciendo ejercicios anaeróbicos en bata japonesa, a lo Steven Seagal- cuando le atacan con un micro huracán que se mete por el aire acondicionado y lo estampa contra la pared, matándole a él y a su ayudante Jeremías, del cual no os había hablado hasta ahora porque sólo salía en un plano haciendo un chiste y poniendo cara de “nadie hablará de nosotros cuando hayamos muerto”.

“¿Dónde están los huracanes y los tifones esos que yo los vea Manuela Carmena? ¿Dónde?”

Y entonces el asesino que le ha metido el huracán por el aire acondicionado está a punto de largarse cuando aparece Gerald Butler -que en realidad estaba vivo- y le dice “¿quién te envía, hijo de puta?” y el otro muerde una pastilla de cianuro que tenía en la muela y se muere echando sangre espumosa por la boca, pero da igual porque Gerald Butler mira en el movil del asesino y resulta que el siguiente objetivo es su ex mujer Amanda y su hija Hope Anastasia. Gerald Butler llama a su ex mujer Amanda y ella le dice que que le jodan, que es un puerco borracho y que ni custodia compartida ni mierdas, pero Gerald Butler le grita que se calle porque eso de la asertividad es algo que no entiende y que salga de la puta casa con la niña, y entonces Amanda oye un run run que viene de las tuberías y se le mete un tornado por la taza del WC, con lo que sale corriendo a buscar a la niña, la niña grita mucho y se encierra en la nevera para protegerse del tornado y el tornado echa a volar la nevera y la mata, porque la niña no es Indiana Jones y Gerald Butler llega para encontrarse a Amanda llorando con los restos de la niña, y entonces aparece un helicóptero apache y les tira misiles, pero Gerald Butler tiene un mini tifón que le ha cogido al asesino y se lo tira al helicóptero Apache y coge de la mano a Amanda y sale corriendo a avisarle a su jefe calvo gordo y pederasta de que alguien está jodiendo el tiempo y lo quiere matar.

En el borrador original la mala era Manuela Carmena, que lo hacía todo para obligar al personal a andar en bici. ¡Que requetemalísima es!

Cuando Gerald Butler llega con Amanda cogida del brazo y habla con su jefe calvo gordo y pederasta, su jefe le dice que se tranquilice, que no pasa nada y que las autoridades están avisadas y tomarán cartas en el asunto, pero entonces Amanda grita “¡Cuidado Gerald Butler!” y resulta que el calvo gordo y pederasta estaba a punto de inyectarle una galerna en el cuello, con lo que Gerald Butler le pega una paliza al calvo gordo y pederasta que es idiota y se muere por su propia galerna, diciendo que no piensa decirles nada y que larga vida a T.O.R.M.E.N.T.A.Z.O. Y entonces Amanda, que es editora de la Wikipedia, le dice a Gerald Butler que existe una sociedad secreta zapoteca llamada Tontainas Organizados para Romper la Meteorología y el Entorno Natural a Tormentas y demás Anomalías por parte de Zapotecas Ostiables, que supuestamente habían muerto en 1946 cuando Indiana Jones exterminó a los nazis pero que ahora habían vuelto. Así que Gerald Butler coge las llaves del helicóptero de su jefe gordo calvo y pederasta para irse a la isla secreta de los zapotecas cabrones que en realidad no son zapotecas porque son nazis, pero tanto da porque llega allí y le tirán el niño, la niña, tres huracanes y hasta una glaciación, pero Gerald Butler salta con Amanda agarrada de la mano y los dos se infiltran en la base del malo, que está sacrificando a un hurón a sus dioses primigenios.

Ésta iba a ser la ex mujer de Gerald Butler, Amanda. Pero cuando iban a rodar se descubrió que Lucy Lawless es de Greenpeace y la cambiaron por otra señora que no sé quien es.

Y entonces ya llega el final de la película en el que Gerald Butler descubre que el malo malísimo era Jeremías, que Amanda siempre le ha querido y que su hija era en realidad de Jeremías y no suya, pero que no pasa nada que a partir de ahora haran una hija que sea suya y no se meta en las neveras. Pero Jeremías se cabrea y le tira un tifón encima y un tornado y una tormenta perfecta, así que Gerald Butler le dice a Amanda que se sujete fuerte de su mano y con la otra le pega un puñetazo al mal tiempo y mata a Jeremías. La película acaba con unos animalitos muy monos saltando por los charcos que reflejan la luz del amanecer y el cielo azul, Gerald Butler paseando de la mano con su ex mujer Amanda y ella preguntándole que es lo que van a hacer ahora, a lo que Gerald Butler contesta que seguir construyendo el mañana. Y la tierra se ha salvado y ya se puede volver a contaminar a saco y fumar en las consultas de pediatría porque no no hay hijos de puta jodiendo el tiempo.

En la secuela Jake Gyllenhaal se enfrentará a tormentas de arena en el desierto, para resarcirse por El dia de mañana y Prince of Persia, que falta le hace al pobre.

Geostorm es la mejor película de la historia y el que diga lo contrario no tiene ni puñetera idea o debe de haberla visto, lo cual seguramente sea peor todavía. Y con esto acabo mi participación en esta semana de la ignorancia, mañana tendréis un post mucho más aburrido porque M’Rabo seguro que no va a hablar de Geostorm o no se la va a imaginar tan buena, que seguro que mete a Jack Bauer para compensar y le queda muy forzado.

Anuncios